Todo para Bebe: No cometas el error de no darle a tu hijo aquellos alimentos que a ti no te gustan

domingo, 2 de octubre de 2011 |

Todo para Bebe: No cometas el error de no darle a tu hijo aquellos alimentos que a ti no te gustan


No cometas el error de no darle a tu hijo aquellos alimentos que a ti no te gustan

Posted: 02 Oct 2011 07:00 PM PDT

bebe-comiendo-licencia-creative-commons.jpg

Hace unos días nuestros compañeros de Vitonica publicaron una entrada muy interesante por el tema que trataron, que es precisamente del que quiero hablar hoy aquí.

Uno de los errores que más cometemos los padres, cuando de alimentación se trata, es el de no dar a nuestros hijos aquellos alimentos que a nosotros no nos gustan. En realidad es algo lógico, porque normalmente nadie compra en un supermercado algo que no le gusta, así que, si un alimento no está en casa, difícilmente llegará nunca al plato de nuestros hijos.

Sin embargo, haciendo esto, lo único que conseguimos es limitar la oferta nutricional, limitar la dieta y a veces incluso hacer que carezca de algunos alimentos muy recomendables.

El ejemplo más claro es el del pescado, ese que pocos adultos comen porque la carne está más rica (a veces no es que no te guste, sino que se opta por la carne por ser más sabrosa) o porque directamente no les gusta. Pues bien, cuando a los padres no les gusta el pescado, las probabilidades de que un niño coma pescado son escasísimas. La consecuencia entonces es que nuestro hijo, que no ha comido apenas pescado que cuando crece, por simple desconocimiento, dice que "el pescado no le gusta", que es lo que decimos muchos de algunos alimentos que ya directamente no entran por nuestros ojos:

-No me gusta.
-¿Pero lo has probado?
-No, pero no me gusta.

Cambiando los hábitos de compra

Me hacen especial gracia aquellas madres que veo en la consulta de enfermería que me dicen "no, mi hijo la fruta ni la prueba". Yo les digo que, hombre, que al menos una pieza diaria sería recomendable, que busquen alguna que les guste (si pueden ser más, mejor, pero claro, si no toma nada de nada, nos conformaríamos con una) y las madres se giran para decir a sus hijos: "¿ves lo que dice? Que tienes que comer más fruta".

Entonces yo les pregunto a ellas si comen, o directamente si compran fruta. Pues bien, muchas me dicen que en casa no comen apenas fruta, por lo que lo raro sería que el niño comiera una pieza diaria de fruta, y muchas que no, que ellas casi ni la compran.

Entonces a mí se me queda cara de besugo, porque me pregunto que para qué le habrá dicho a su hijo que tiene que comer fruta si ellas ni la comen, ni la compran muchas veces.

Acostumbrando el paladar de los niños

Como hemos comentado en otras ocasiones, lo más habitual cuando un bebé o un niño come algo desconocido es que ponga mala cara y no quiera más. Pasa muchas veces, la mayoría. Sin embargo, si un alimento se le va ofreciendo a un niño de tanto en cuanto, el paladar se acaba acostumbrando a esos sabores y lo que estaba muy malo el primer día no está tan malo después (algunas cosas sí, claro, que todos tenemos algún alimento que ni por esas).

Se dice que son necesarias al menos 10 exposiciones a un alimento (que lo tome al menos diez veces) para decidir si al niño le gusta o no le gusta algo. Así que cuando les damos algo nuevo debemos tener paciencia y ver cómo reacciona la próxima vez. De igual modo, podría ser útil aplicarnos el cuento y probar aquellas cosas que no comemos porque en su día no las probamos lo suficiente o porque les tenemos manía vete tú a saber por qué. Quizás así consigamos una dieta más rica y variada y, como efecto secundario, consigamos que nuestros hijos tengan también una dieta con más alimentos disponibles.

Vía | Vitónica
Foto | Lars Plougmann
En Bebés y más | Neofobia, miedo a probar alimentos nuevos, Dar ejemplo a los niños con los hábitos alimentarios sanos, Alimentación complementaria: las preferencias de los bebés




Decálogo de derechos de los bebés prematuros

Posted: 02 Oct 2011 11:19 AM PDT

Semana del prematuro 2011

Os lo comentábamos hace unos días, esta semana se celebra la Semana del Prematuro 2011, que pretende sensibilizar a la sociedad sobre el bebé prematuro y sus necesidades.

Con ese objetivo, y en el marco de distintas publicaciones y actividades en Argentina y otros países, se ha elaborado el decálogo de los derechos de los bebés prematuros, cuya información está orientada hacia la comunicación, la comprensión y el dominio del entorno sobre algunos de los principales derechos que tienen los niños y adolescentes que han nacido prematuramente.

Estos son los derechos que los bebés prematuros tienen y deberían facilitar los entornos hospitalarios y en general toda la sociedad:

  • La prematurez se puede prevenir en muchos casos, por medio del control del embarazo al que tienen derecho todas las mujeres.
  • Los recién nacidos prematuros tienen derecho a nacer y a ser atendidos en lugares adecuados.
  • El recién nacido prematuro tiene derecho a recibir atención adecuada a sus necesidades, considerando sus semanas de gestación, su peso al nacer y sus características individuales. Cada paso en su tratamiento debe ser dado con visión de futuro.
  • Los recién nacidos de parto prematuro tienen derecho a recibir cuidados de enfermería de alta calidad, orientados a proteger su desarrollo y centrados en la familia.
  • Los bebés nacidos de parto prematuro tienen derecho a ser alimentados con leche materna. La leche humana es el mejor alimento para los bebés, incluidos los prematuros. Si un niño nace prematuro, lo mejor es que la madre permanezca junto a él y lo alimente con su leche.
  • Todo prematuro tiene derecho a la prevención de la ceguera por retinopatía del prematuro (ROP). Un niño prematuro necesita controles oftalmológicos desde las primeras semanas de vida.
  • Un niño que fue recién nacido prematuro de alto riesgo debe acceder, cuando sale del hospital, a programas especiales de seguimiento.
  • La familia de un recién nacido prematuro tiene pleno derecho a la información y a la participación en la toma de decisiones sobre su salud a lo largo de toda su atención neonatal y pediátrica.
  • El recién nacido prematuro tiene derecho a ser acompañado por su familia todo el tiempo. Para un bebé prematuro es muy importante sentir las caricias, la voz y el olor de sus padres. Para eso, debe estar junto a ellos el mayor tiempo posible.
  • Las personas que nacen de parto prematuro tienen el mismo derecho a la integración social que las que nacen a término.

Este año el foco de la campaña es el Derecho 9 de este Decálogo de derechos de los bebés prematuros, el que resalta el derecho del prematuro a ser acompañado por su familia todo el tiempo. Pronto volveremos sobre este punto para profundizar en él y seguir dedicándole un lugar destacado a esta Semana del Prematuro 2011.

Vía | Unicef
En Bebés y más | Decálogo de los Derechos del bebé prematuro, Humanizar el cuidado de los bebés prematuros, Nacer prematuro: supervivencia, dificultades y secuelas




El 40% de las mujeres cree que la calidad de la leche varía según la madre

Posted: 01 Oct 2011 10:00 PM PDT

bebe-mamando.jpg

Una de las razones principales que hace que muchas mujeres que tenían intención de dar el pecho acaben dando biberón es la falta de información. Hasta hace un tiempo se creía que informar a una madre era decirle "la leche materna es lo mejor", y aunque era un dato totalmente relevante, y lo sigue siendo, es insuficiente.

Que la leche materna es lo mejor para todos ya lo saben todas las madres, el problema es que muchas siguen creyendo cosas como que pueden quedarse sin leche de un día para otro, así como por obra y gracia del demonio, y otras, tantas como el 40% de las madres, creen que la calidad de la leche varía según la madre.

Esto hace que lleguen a las consultas de pediatría insistiendo en que su bebé se queda con hambre, quizás no por la cantidad "porque me sale bastante", sino por la calidad, que quizás "habría que analizarla", frase que suelen verbalizar los maridos (al menos en el centro de salud en el que yo trabajo).

Este dato ha sido detectado en una campaña del Colegio de Farmacéuticos de Sevilla, que fue iniciada en mayo del presente año, en la que tratan de favorecer que las madres que lo deseen puedan dar el pecho sin "errores ni tabúes".

Uno de esos errores es el comentado, la creencia de que hay leches aguadas, sin grasa, sin calorías suficientes o cosas similares. De hecho, una de las pruebas que se ha hecho durante mucho tiempo para saber si una leche era buena era la de poner una gota de leche en una uña. Si la gota resbalaba, la leche no era lo suficientemente buena. Si la gota se quedaba en la uña, la leche sí tenía propiedades suficientes como para alimentar a un bebé.

Ahora sabemos, por suerte, que la concentración de la leche es totalmente variable, por lo que si sacamos una gotita de un pecho al principio de una toma, probablemente salga tan líquida que resbale, y si la sacamos cuando el niño lleva un rato mamando, saldrá tan concentrada que no se moverá, por lo que dicha prueba no tiene sentido alguno en la actualidad, pese a que en sus días hizo que muchos bebés acabaran tomando biberón sin ser necesario realmente.

Concluyendo, no hay leche mala. El cuerpo de la mujer recién parida es tan sabio que cuando lacta le da prioridad al bebé, es decir, coge lo mejor y lo destina para él, así que si alguna vez pensaste que quizás no podrías darle el pecho a tu bebé porque quizás ibas a tener leche de baja calidad, quítatelo de la cabeza. Quizás no le puedas dar por otra razón, pero por ésta seguro que no.

Vía | Noticias médicas
Foto | Myllissa en Flickr
En Bebés y más | Mitos sobre la lactancia materna: "Durante los primeros tres o cuatro días no hay leche suficiente", El color de la leche materna: no siempre es blanca, ¿Las madres comen adecuadamente durante la lactancia?




Carlos González habla de la obsesión por la crianza de los niños de algunas madres

Posted: 01 Oct 2011 08:40 PM PDT

Como hemos hecho en otras ocasiones, hoy os traemos un vídeo de Carlos González en el que habla de un tema en concreto. En el vídeo de hoy podemos escuchar al pediatra dando su opinión acerca de la obsesión por la crianza de algunas madres y padres.

La pregunta que responde, en concreto, es la siguiente: "¿Crees que hay madres y padres que están obsesionados con la crianza de sus hijos?"

A lo que responde que sí, que haberlos haylos, porque los tiempos han cambiado mucho. Antaño nuestras madres, abuelas y bisabuelas tenían varios hijos y ni había tiempo para saber según qué cosas sobre los niños, ni había, hablando mal y pronto, tantas manías.

No es que tenerlas sea algo malo, a mí personalmente no me parece mal que una madre tenga inquietudes, aunque sí es cierto que la maternidad (o la paternidad) suele ser menos estresante cuando te la tomas con más calma y con menos estrés.

De hecho, ya lo dice el mismo Carlos González: tampoco es demasiado problemático porque con el tiempo "las madres se acaban curando".

¿Qué opináis? ¿Nos pasamos de obsesivos en lo que a crianza de nuestros hijos respecta?

Vía | Criatures
En Bebés y más | ¿Leer libros o seguir el instinto?, Carlos González habla acerca del peso de los recién nacidos‏‎, Carlos González: “La escuela infantil no es necesaria para los niños”