Todo para Bebe: Señales de alerta ante una posible deficiencia auditiva

viernes, 9 de septiembre de 2011 |

Todo para Bebe: Señales de alerta ante una posible deficiencia auditiva


Señales de alerta ante una posible deficiencia auditiva

Posted: 09 Sep 2011 07:00 AM PDT

Deficiencia auditiva

Gracias a los avances médicos, actualmente en el momento del nacimiento todos los bebés son sometidos a un cribado auditivo para descartar algún posible déficit auditivo. No obstante, puede ocurrir que el problema de audición aparezca después de esta prueba inicial, ya sea por infección, traumatismo u otro tipo de causa. Por ello, los padres debemos conocer las señales de alerta ante una posible deficiencia auditiva.

Es importante descartar que nuestro hijo tenga un problema en la audición ya que, en el caso de tenerla, sus consecuencias no se limitan al lenguaje y la comunicación, sino que se verán comprometidas de forma global en su proceso evolutivo el resto de áreas, tales como el área social, motora o cognitiva, en mayor o menor medida dependiendo de la gravedad del trastorno.

Una detección temprana de una alteración en cómo nuestro hijo percibe los sonidos de su alrededor puede ayudarle a que esas limitaciones se vean disminuidas, ya que cuanto antes se detecten, mejor será el pronóstico de cara a una intervención específica. Por ello, a continuación pasaremos a comentar lalgunas de as señales que nos pueden ayudar a comprobar si nuestro tiene o no algún problema de audición.

Signos de alarma

Generalmente, los bebés que tienen algún tipo de deficiencia auditiva se muestran, durante los primeros seis meses de vida, como bebés muy tranquilos, que no se alteran, sobresaltan o sorprenden ante cualquier tipo de sonido inesperado, que perdura en el tiempo o son de gran intensidad. Del mismo modo, no giran la cabeza o nos buscan con la mirada cuando les hablamos desde una posición lejos de su campo visual; sólo reacciona cuando estamos frente a él.

Entre los seis y los doce meses podemos notar que los balbuceos que podía emitir antes pasan a ser gritos. Si le llamamos, no responde a su nombre ni vocaliza para llamar la atención de las personas de su entorno. Sigue la ausencia de respuesta ante estímulos que estén fuera de su campo visual, a lo que además debemos añadir que le cuesta entender expresiones coloquiales sin un gesto de apoyo (por ejemplo, “adiós” o “no”).

Entre los doce y los dieciocho son un poco más evidentes las pérdidas de audición, ya que no dice palabras con sílabas redobladas (papá, mamá...), ni nombra personas u objetos familiares para él, como algunas comidas o sus juguetes.

Cuando el niño está llegando a los dos años, si hay algún problema de recepción de estímulos auditivos, no presta atención cuando le contamos un cuento. Durante el día a día, no comprende órdenes sencillas si no van acompañados de gestos y no realiza frases de dos palabras.

Cuando el niño se encuentra entre los dos y los tres años, todo lo anterior se va haciendo cada vez más evidente (no responde a órdenes sencillas, no responde ante su nombre, no presta mucha atención, no realiza frases de varias palabras, no contesta a preguntas, no repite frases que le decimos…)

Indicadores de alto riesgo en el recién nacido

Además de las signos de alarma, los cuales podemos comprobar desde nuestro hogar, existe una serie de indicadores de alto riesgo, los cuales se hacen mediante una serie de screenings sistemáticos en el hospital, al menos en la población de alto riesgo de padecer una deficiencia auditiva.

Estos indicadores son, entre otros:

  • Antecedentes de deficiencias auditivas en la familia
  • Infección de la madre durante la gestación por citomegalovirus, rubéola, sífilis, herpes o toxoplasmosis
  • Malformaciones craneofaciales del recién nacido
  • Peso al nacer inferior a 1.500 gr.
  • Hiperbilirubinemia grave

El pronóstico de los niños que padecen este déficit sensorial está determinado, en gran medida, por la rapidez con que se haga el diagnóstico y se instaure el tratamiento y la rehabilitación que más se adapte al niño. El diagnóstico precoz es muy importante ya que la capacidad de los seres humanos para adquirir el lenguaje es superior durante los primeros años de vida y poco a poco va disminuyendo con la edad.

Esto es debido a la gran plasticidad cerebral que hace posible la recuperación de lesiones en áreas cerebrales, en el caso de la deficiencia auditiva, responsables del lenguaje principalmente.

Teniendo en cuenta esta gran plasticidad inicial y la importancia del lenguaje para el desarrollo integral del niño, es fundamental todo esfuerzo que se haga por detectar cuanto antes estas señales de alerta ante una posible deficiencia auditiva.

Foto | matsuyuki en Flickr
En Bebés y más | Estudian el llanto del bebé para detectar sordera y asfixia, Detección precoz de la sordera neonatal, Deficiencia auditiva en los bebés




Deficiencia auditiva en los bebés

Posted: 09 Sep 2011 05:00 AM PDT

Deficiencia auditiva

La deficiencia auditiva en los bebés, al igual que la deficiencia visual o la motora, supone una disminución de la cantidad de información que pueda recibir, siendo de vital importancia, en especial, en las etapas tempranas del desarrollo.

Que el bebé tenga una audición limitada o carezca de ella supone una dificultad añadida para acceder a los estímulos auditivos, ya que es mediante la audición como se transmiten una buena parte de los conocimiento que va a ir adquiriendo a lo largo de su desarrollo. Por ello, si no se corrigen estas dificultades, consecuencia de una limitación de la audición, el bebé corre el riesgo de tener graves dificultades para lograr un óptimo desarrollo.

Hay que tener en cuenta que la deficiencia auditiva infantil no sólo afecta al lenguaje y la comunicación, sino que, al estar todas las áreas del desarrollo del bebé relacionadas entre sí, se ven afectadas también otras aspectos tan importantes como, por ejemplo, el social.

La deficiencia auditiva infantil es un problema sanitario importante de enorme repercusión sobre el desarrollo emocional, intelectual y social del pequeño, ya que puede dar lugar a un retraso o alteraciones en la adquisición de la comunicación oral y escrita, dificultad para expresar con claridad sus pensamientos o repercusiones a nivel social.

No obstante, la medicina está avanzando a pasos de gigante en este aspecto, y cada vez se implantan exámenes auditivos que ayudan a un diagnóstico precoz de una posible deficiencia auditiva, lo que ayudará al niño a conseguir una adecuada evolución ya que, si los problemas de audición se tratan en el menor tiempo posible, podemos evitar las graves consecuencias en el desarrollo del niño.

Durante los próximos días, veremos aspectos de este tipo de alteraciones sensoriales tales como diferencia entre sordera e hipoacusia, clasificación, posibles causas o señales de alerta ante una posible deficiencia auditiva en los bebés.

Foto | matsuyuki en Flickr
En Bebés y más | Células madre contra la sordera infantil, Detección precoz de la sordera neonatal




Día mundial del síndrome alcohólico fetal

Posted: 09 Sep 2011 04:00 AM PDT

SAF

Hoy, 9 de septiembre, se celebra el Día mundial del Síndrome Alcohólico Fetal (SAF), el cual afecta a bebés que han estado expuestos al alcohol durante el período prenatal.

Afecta al 1 por ciento de los recién nacidos en Europa y es la principal causa de retraso mental y malformaciones en el bebé, incluso la muerte fetal. También puede producir en menor o mayor medida alteraciones en el desarrollo del niño, como complicaciones físicas, psíquicas, conductuales y alteraciones en el aprendizaje.

Se lo define como Trastorno del Espectro Alcohólico Fetal, y describe los diferentes síntomas que aparecen de forma individual en aquellos niños cuyas madres han estado consumiendo bebidas alcohólicas durante el embarazo, desde rasgos faciales anormales hasta lesiones irreversibles físicas y mentales para el resto de su vida.

Lo cierto es que no se sabe a ciencia cierta en qué medida puede el alcohol consumido en el embarazo afectar al feto en gestación, pues en cada mujer puede tener un efecto distinto, por tanto al recomendación es la de no beber ni una sola gota de alcohol durante el embarazo.

Aún así, acaba de saberse que el 25 por ciento de las embarazadas españolas bebe alcohol, alrededor de un 35-50 por ciento en Holanda, e incluso más en Reino Unido e Irlanda.

Para seguir con las estadísticas, los niños que nacen con Síndrome Alcohólico Fetal sufren retraso mental en el 90% de los casos, fracaso escolar en el 60% y alteración de conducta, también en el 60%.

Es mucha la información de la que disponemos sobre los efectos del alcohol en el feto, y lo curioso es que es un mal cien por ciento prevenible eliminando por completo su consumo durante el embarazo.

Foto | Remko van Dokkum en Flickr
En Bebés y más | Síndrome Alcohólico Fetal, Los primeros estudios sobre el síndrome alcohólico fetal




El feto siente dolor a partir de la semana 35 de gestación, según estudio

Posted: 09 Sep 2011 03:00 AM PDT

feto-35-semanas

Se solía pensar que los bebés recién nacidos eran incapaces de percibir el dolor por nacer con un sistema neurológico aún inmaduro, pero esta teoría se ha descartado. Por su parte, hay teorías que afirman que los bebés prematuros sienten dolor, por eso se intentan reducir al máximo posible las intervenciones invasivas en sus cuidados, incluso se ha barajado la posibilidad de anestesiar al feto cuando se practique un aborto por si pudiera sentir algún dolor.

Conocemos ahora un nuevo estudio sobre el tema, llevado a cabo por científicos de la University College of London, el cual afirma que se produce un cambio en la actividad neuronal que les hace llegar a pensar que el feto siente dolor a partir de la semana 35 de gestación.

El hallazgo no confirma que los bebés de menos semanas no puedan sentir dolor, pero lo que plantea es que a partir de esa semana (entre la 35 y la 37) se registra una actividad neuronal en el cerebro que cambia gradualmente de un estado inmaduro a un estado más avanzado. Este cambio podría indicar que los circuitos neurales permiten a los bebés procesar el dolor.

Los bebés prematuros de menos de 35 semanas tienen respuestas similares al tacto y al dolor, comentan los expertos, lo que sugiere que a partir de la semana 35 son capaces de distinguir los estímulos provenientes del tacto de los estímulos dolorosos.

Para llegar a esa conclusión los científicos observaron la actividad cerebral de 46 bebés, de los cuales 21 habían nacido prematuramente. A través de una electroencefalografía, midieron la actividad eléctrica del cerebro del bebé mientras era sometido a una punción en el talón.

En los bebés prematuros, se registró una respuesta no específica, mientras que después de las 35-37 semanas la respuesta de los bebés cambió, mostrando actividad localizada en áreas específicas del cerebro, lo que indica que en ese momento los bebés perciben el estímulo doloroso de forma separada al tacto.

De todos modos, confirmar que el feto siente dolor a partir de la semana 35 de gestación y suponer que no lo siente antes sería una conclusión equivocada, ya que otras investigaciones han confirmado que lo que se creían reacciones reflejas en el feto de menos semanas podrían ser manifestaciones de dolor verdadero.

Incluso el autor del estudio aclara,

“En un primer momento los cerebros muy jóvenes reaccionan a los estímulos por “ráfagas” de actividad, pero en un momento crítico en el desarrollo de los bebés, sus cerebros comienzan a responder con una reacción específica según el tipo de estimulación. Por supuesto, los bebés no pueden decirnos cómo se sienten, por lo que no podemos afirmar que antes de este cambio en la actividad cerebral no sientan dolor”.

Vía | Europa Press
Más información | Current Biology
En Bebés y más | Los fetos ¿pueden o no sentir dolor?, Algunos bebés recién nacidos no demuestran su dolor




Vendimia infantil en La Rioja

Posted: 09 Sep 2011 01:00 AM PDT

vendimia infantil

"El Rioja y los 5 Sentidos" es un programa divulgativo de la cultura del vino que se celebra desde 1996 en La Rioja en el mes de septiembre, con motivo de la vendimia. Y aunque las actividades más centradas en el vino no sean aptas para los pequeños, sí existen iniciativas para disfrutar en familia de la vendimia en La Rioja.

El programa divulgativo, organizado por la Consejería de Agricultura, Ganadería y Medio Ambiente del Gobierno de La Rioja, potenciará de este modo las actividades para disfrutar en familia, contando con “El Bicipicnic”, un recorrido en bicicleta con un almuerzo posterior (el día 11 de septiembre desde las 12.30 h en el Paraje de La Grajera).

Si bien este recorrido en bicicleta es el segundo año que se realiza, la vendimia infantil es una novedad. Se celebrará también en el paraje de La Grajera, mañana día 10 a las 12.00 horas, y pueden asistir niños a partir de los tres años de edad acompañados de un adulto.

La verdad es que resulta interesante que los peques conozcan un trabajo tan duro como la vendimia, y aprendan un poco más de la naturaleza que nos rodea, a veces tan lejana. Los pequeños realizarán las tareas de la vendimia para, posteriormente, elaborar su propio mosto.

Además, en el Museo Würth, ya se llevó a cabo la actividad "El arte de catar en familia", en el que, evidentemente, se cata el mosto.

Aún estáis a tiempo de apuntaros a esta interesante actividad de vendimia infantil en La Rioja para este fin de semana, y también al “bicipícnic”, en contacto con la naturaleza, para que aprendan los secretos de la recolección de uno de los productos más típicos y reconocidos del país.

Sitio Oficial | El Rioja y los 5 sentidos
Más información | La Rioja Turismo
Foto | traaf en Flickr-CC
En Bebés y más | Libro para cuidar el medio ambiente: “A la Tierra le ha salido una gotera”, Huertos en las escuelasVisitas educativas al invernadero




El fin del verano

Posted: 08 Sep 2011 11:00 PM PDT

Verano

Poco a poco el pueblo donde hemos pasado el verano se va vaciando. Ya no quedan apenas veraneantes. La playa, incluso en la zona más concurrida, está sin gente. Los chiringuitos cierran. Los amigos van haciendo las maletas, parten en sus coches por la carretera. Vamos a hablar, dentro de nuestro Especial Verano con niños en Bebés y más, de este momento tan especial: el fin del verano, de lo que significa, de lo que nos hace sentir y os vamos a dar algunas ideas para celebrarlo.

Los niños se van, sus padres trabajan ya o tienen que preparar los libros o los uniformes para el colegio. Algunos empezaron ya las clases esta semana y otros lo harán el lunes. Los que tenían un apartamento alquilado se marcharon a fin de més, y los pocos que quedan, parece que están a punto de marcharse también.

Es momento de paseos por la playa. De aprovechar para tomar el sol sin bañador aunque no estés en una playa nudista. De construir chozas con las ramas que trae el mar. De recoger conchas y piedrecitas y guardarlas en un tarro para regalárselas al llegar a casa a alguna amiga a la que no has olvidado estos meses. De hacer fotos a las puestas de sol doradas y rosas, a los flamencos mayestáticos que vuelan sobre nosotros al atardecer, de recorrer los caminos despidiéndonos de los paisajes y los olores del campo, las salinas y el mar. Es el fin del verano

Los niños tienen la piel dorada, las mejillas sonrosadas, el pelo revuelto. Están guapos, sanos, fuertes, de tanto correr al aire libre y de tanto jugar. Sus miradas derraman vida y una cierta melancolía por la cercana despedida del verano.

Para los padres queda la preocupación por la vuelta a la rutina, al trabajo, a, quizá, problemas que habían dejado medio olvidados en el verano. No pasarán ya tanto tiempo con sus hijos y, aunque algunos sientan cierto alivio, todos saben que van a echar de menos esas mañanas de playa, las tardes de siesta, las noches paseando y durmiéndose tarde: el ver a los niños disfrutar de la vida llena nuestra propia vda de sentido.

el fin del verano

El significado del verano

Los veranos tienen un sabor de libertad en mi recuerdo infantil, una temporada en la que el tiempo pasaba de forma distinta, donde crecíamos mucho en el aspecto humano y aprendíamos mucho de la Naturaleza y las personas. Ahora los tiempos han cambiado y no todos los niños pueden pasarse tres meses en la playa o en el campo.

Supongo que, como todo, tendrá sus cosas positivas, o, simplemente, que ante la necesidad hay que buscar el lado bueno. Pero yo no cambiaría aquellos veranos eternos por nada y procuro proporcionarle a mi hijo esas vivencias. El verano significaba libertad, autoconocimiento y descubrimientos sin fin.

Durante el curso hay poco tiempo. Los niños, tras el colegio, tienen extraescolares y algunos, incluso en infantil, tareas sencillas. Hace frío, y ya no se sale a la calle tanto. Vayan o no los niños al cole, pocos tendrán 10 horas libres para jugar, explorar, discutir y soñar juntos.

Todo esto significa el verano: una época y una forma de vivir que creo que es indispensble para construir nuestras personalidades y para que nuestros hijos construyan las suyas, con su familia y con sus amiguitos. ¿Se nota que me gusta mucho el verano?

Y ahora empieza un nuevo curso escolar. Aunque para nosotros los cambios son menores, tambien los notamos. Echamos de menos el buen tiempo, los niños tienen muchas obligaciones, demasiadas quizá. Pero todavía deberíamos encontrar tiempo para mantener lo mejor del verano: el poder pasar mucho más tiempo juntos, acompañando a nuestros hijos en su crecimiento, educándolos a la vez que ellos nos educan a nosotros, y sobre todo, amándolos a diario y compartiendo momentos.

Ideas para el fin del verano

Todas las cosas hermosas de la vida, incluso cuando es para despedirnos de ellas, merecen una celebración. El fin del verano, también. Una fiesta de fin del verano.

Os propongo hacerlo, en casa o con amigos, cada uno a vuestra manera, pero no dejando pasar este momento para dar gracias a la vida por estos meses de luz, calor y vida desbordante, por la risa de los niños y las tardes de juego eterno. ¿Acaso no son cosas por las que sentirnos felices?

Y cuando celebramos algo, aunque la mayor fiesta sea en nuestro corazón, también es bueno exteriorizarlo y compartirlo, haciendo partícipes a los que amamos de nuestros sentimientos. Nosotros hacemos una fiesta cada año al final del verano. Los niños juegan en la calle y sacamos las mangueras para mojarnos. Hacemos una batalla de cubos de agua. Comemos helado hasta reventar. Y luego, al caer la noche, nos bañamos en el mar riendo tristes y alegres a la vez.

Otra cosa muy bella con la que despedir el verano es recopilar, en un álbum que podemos construir nosotros mismos con cartulinas perforadas y unidas con lazos, los mejores recuerdos: fotos, dibujos, la letra de una canción, un programa de fiestas, plantas e incluso, arena pegada. Cada recuerdo iría acompañado de una pequeña leyenda que explicara de lo que se trata y luego, a lo largo del año o en el futuro, podremos volver atrás y recuperar todas esas sensaciones y emociones.

Espero que mis reflexiones y propuestas sobre el fin del verano os lo hagan más llevadero. A mi, la verdad, me va a costar.

En Bebés y más | Diarios de verano en Educarpetas, Conciliación familiar en verano , ¿Van vuestros hijos a la escuela de verano? ¿Por qué?: la pregunta de la semana