Todo para Bebe: ¿Si en el cole no obligaran a ir sin pañal, les dejaríais llevarlo?‏: la pregunta de la semana


¿Si en el cole no obligaran a ir sin pañal, les dejaríais llevarlo?‏: la pregunta de la semana

Posted: 16 Aug 2011 09:00 PM PDT

Respuestas-BYM

Como cada miércoles hoy vamos a hablar de la pregunta de la semana, proponiendo una pregunta para que nos deis vuestras respuestas y echando un vistazo a la que os hicimos el miércoles pasado, valorando cuáles son vuestras respuestas.

Para esta semana hemos pensado que podría ser interesante hablar del control de esfínteres, ya que muchas familias están felices porque sus hijos ya han controlado el pipí y la caca este verano, pero muchas otras están preocupadas porque llega septiembre, empieza el colegio y sus hijos aún no acaban de controlar el tema.

Dado que la urgencia no es madurativa, sino que viene dada por la inflexibilidad de los colegios, en los que no se quiere asumir que algunos niños puedan ir con pañales, la pregunta que os quiero hacer hoy es sobre cuál sería nuestra actuación si en el colegio dijeran que no pasa nada si el niño no controla los esfínteres y ha de llevar pañal: ¿Si en el cole no obligaran a ir sin pañal, les dejaríais llevarlo?

A partir de hoy tenéis una semana para ir respondiendo a dicha pregunta en la sección de Respuestas (si respondéis aquí en esta entrada el mensaje no será tenido en cuenta) y el miércoles que viene comentaremos las intervenciones más votadas o más interesantes.

La pregunta de la semana pasada

La semana pasada os preguntamos: ¿Cuál es vuestro “kit básico” para ir a la playa? para ver con cuántas cosas cargamos cuando tenemos hijos, en comparación a nuestra época de “solteros”, cuando un bañador y una toalla era suficiente.

La respuesta con mayor puntuación en los votos ha sido la de monica84, que nos ha comentado lo siguiente:

Toallas, protección solar, una minineverita con bebidas y algo para picar, un par de libros y un cubo de estos que llevan dentro juguetitos. Alguna vez llevamos sombrilla pero es raro. La verdad es que ahora que la niña tiene ya casi tres años volvemos a llevar las mismas cosas que cuando íbamos solos a excepción del cubo con juguetes.

El siguiente comentario más votado ha sigo el de Esther Carro, que ha dicho esto:

Quitavientos, agua, galletas y algo mas para picar. Crema solar, juguetes de agua y arena, pañuelo para la cabeza, toalla, y cuando me acuerdo, un pareo, que sirve para todo (jugar, secar, tapar durante la siesta,...). Y esto, siempre que solo sea un rato, porque si vamos a pasar el dia, hay que sumar, comida, merienda, silla, ...

Y podría ser buena idea la que añade Jesús León, que añade a todo lo comentado lo siguiente:

Una pequeña toalla de manos, ideal para quitar la arena de la cara o manos.

Ahora la nueva pregunta para esta semana ya está disponible y recordad que tenéis una semana para responderla. Hacedlo por favor en la sección de “Respuestas” y no respondiendo a esta entrada. Ya sé que me repito, pero es que si respondéis aquí no las podremos tener en cuenta para la semana que viene.

En Bebés y más | La pregunta de la semana




Nace un bebé de 7 kg de peso

Posted: 16 Aug 2011 07:00 PM PDT

jamichael_brown.jpg

De vez en cuando nace en el mundo uno de esos niños que, si fuera mujer, me acobardaría de tener que dar a luz. Son bebés cuyo peso es muy alto en comparación con la media, tanto que llegan a pesar lo mismo que podría pesar un niño de unos 6 meses (o más).

Esto es lo que sucedió hace escasas semanas en Texas, donde nació un bebé que pesó 7,540 kilos. Lo más curioso del asunto es que, aunque sabían que sería grande, nadie imaginó que lo sería tanto.

La madre del niño, de 39 años de edad, padeció diabetes gestacional, que fue la causa de que el bebé aumentara tanto de peso dentro de la barriga. Pese a que le fueron haciendo los controles de rigor, los médicos pronosticaban que el bebé nacería con 5,4 kilos de peso.

Con semejante peso decidieron que lo ideal era que el niño naciera por cesárea y, al sacarlo, el bebé decidió sorprender a todos pesando 2 kilos más de lo previsto.

La madre, cuyo nombre es Janet Johnson, se sorprendió de que el nacimiento de su bebé tuviera tanta repercusión mediática, aunque explicó que “Todo el mundo estaba asombrado de que fuera tan grande" y luego añadió que "No creo que mucha gente conozca algún caso de nacimiento de un bebé de 16 libras (7,54 kilos)”.

Este bebé, de nombre Ja Michael Brown, ha batido un récord dentro del hospital en el que ha nacido (Centro Médico Good Shepherd) y, aunque se pudiera pensar que estaría cerca de batir un récord Guiness, la verdad es que le faltó bastante, puesto que el bebé más grande que ha nacido nunca (o al menos, que está documentado), pesó en su día 10,480 kilos.

Por cierto, como última información, puede ser interesante saber que el padre del bebé mide dos metros de estatura (sin la diabetes gestacional de la madre, podría ser un niño ya un poco grandecito, dependiendo siempre, lógicamente, del tamaño de la madre) y saber que el bebé está bien de salud, pues aunque estuvo en la UCI neonatal, pronto lo pasaron a la planta de pediatría.

Sorprende que nazcan bebés de este tamaño porque no estamos acostumbrados, la verdad, pero sorprende también darnos cuenta de lo poco concreta que puede llegar a ser la previsión del peso de un bebé a través de una ecografía: el error fue de 2,140 kilos.

Vía | Uno más en la familia
Foto | Starcasm
En Bebés y más | Nació Arancha, una bebé de ¡siete kilos!, Un bebé de 6,7 kilos de peso al nacer, Nació bebé gigante de 8,7 kilos en Indonesia, Un bebé de más de 6 kilos y 65 cm al nacer




Blogs de papás y mamás (LXXIX)

Posted: 16 Aug 2011 03:00 PM PDT

blog-de-mamas-y-papas-19.jpg

Hoy, como cada semana, hacemos un repaso a lo más interesante que se ha podido leer en algunos de los blogs de papás y mamás que podemos encontrar en la red.

Empezamos con Vivencias de una mamá, donde Laky nos explica que sus vacaciones se acabaron antes porque su hija se puso malita y de pediatra en pediatra le empezaron a tratar intentando matar un mosquito con un cañón (vamos, que se encontró con esos pediatras que o justo tienen un mal día o da miedito hacerles caso): De vacaciones frustradas, bebés malitos y médicos.

En Una mami en la red, Bel nos cuenta el primer cumpleaños de Joel y nos muestra algunas fotos de la fiesta, de los regalos y del original pastel coronado por Pocoyó: Feliz Cumpleaños Joel (1 añito).

Como al parecer Agosto es un mes de muchos cumpleaños, os traemos también la celebración del segundo cumpleaños del hijo de Tricius, del blog Trastadas de mamá. En esta entrada esta mamá hace balance de los dos años que han pasado juntos y de cómo han cambiado tanto ella como su hijo.

En Pasito a paso, Huro nos cuenta que está a puntito de dar a luz y nos explica que ya llegó... su sobrina, porque en plena espera la que llegó a casa a jugar y revolotear fue su sobrina y no su hija. Seguiremos esperando unos días más a que esta futura madre soltera nos de la noticia.

En Me gusta ser mamá, mamareciente nos explica sus aventuras y desventuras con las sillas de paseo. Su hija lleva una silla heredada de su hermano mayor, con la que va fenomenal, pero que a sus padres les parece un auténtico armatoste nada manejable y poco plegable.

En La maternidad, toda una aventura…, esta madre nos explica por qué eligió China hace seis años para adoptar a su hija y por qué vuelve a elegir ese país para su próxima adopción. Interesante leerlo tanto si quieres adoptar como si no, para entender un poco las elecciones que deben tomar los padres que desean adoptar.

En Construyendo una familia, Suu nos explica que ya está de vacaciones. Pero no es que se vaya a ningún sitio, sino que son las vacaciones que vienen después de la baja maternal y los días que ha podido arreglarse, y son las vacaciones que tiene antes del mes que se coge sin sueldo para poder dar el pecho a su hijo, de manera exclusiva, durante 6 meses, que es lo que se recomienda en todas partes (menos a la hora de estimar cuántas semanas tiene que estar una mujer de baja por tener un hijo).

En Cómo no ser una drama mamá, volvemos a reírnos (yo me he reído lo mío) con esta hija y futura madre (eso dice), que explica lo que le sucedió al comprar unos muebles que a ella le parecían preciosos, pero que a su madre, que no se calla una, no se lo parecían tanto: si es que no aprendes.

Aprovecho para recordaros que si tenéis algún blog en el que habléis de vuestros hijos o de cosas relacionadas con la maternidad y los bebés, podéis decírnoslo en los comentarios para que los leamos y comentemos.

Foto | Flickr – Inferis




Tics nerviosos en los niños

Posted: 16 Aug 2011 05:00 AM PDT

niña-tics

Los tics nerviosos son contracciones involuntarias que involcuran grupos de músculos. Es posible que notéis en vuestro hijo este tipo de movimientos en algún momento de su infancia. Aproximadamente el diez por ciento de los niños tienen tics nerviosos, pero la mayoría de las veces son transitorios y se resuelven por sí solos.

Los tics nerviosos en los niños suelen aparecer generalmente a partir de los cinco años. Movimientos involuntarios, irregulares y repetitivos como arquear las cejas, parapadeos constantes, fruncir la nariz, chasquear la lengua, girar el cuello o encoger los hombros se convierten, aunque a veces se vea como una manía o una mala costumbre, en una forma de liberar tensiones.

Si bien el factor genético puede influir, la mayoría de los tics se achacan a factores ambientales y de aprendizaje. Son reacciones ante situaciones que producen ansiedad o irritabilidad en el niño, aumentan con el estrés y disminuyen al realizar actividades relajantes y durante el sueño.

Los tics ocurren muchas veces al día, usualmente en brotes y presentan constantes variaciones. Mejoran cuando el niño está tranquilo y empeoran cuando está estresado, cansado o ansioso.

Se suele decir que los tics “van y vienen”. Afectan más a los niños que a las niñas y suelen ser más intensos en niños cohibidos y tímidos. En algunos casos, pueden estar relacionados con trastornos como déficit de atención e hiperactividad y obsesivo-compulsivo.

Tipos de tics

  • Tics motores simples: son los más frecuentes. Dentro de este grupo, encontramos el parpadeo o el guiño de los ojos, las sacudidas de cabeza y movimiento de hombros, brazos o piernas. Son transitorios. Tienen una duración variable de uno a doce meses.
  • Tics motores complejos: son bastante poco frecuentes. Por ejemplo, golpearse a sí mismo, saltar, pisotear.
  • Tics vocales simples: aclararse la garganta, gruñir, sorber por la nariz, resoplar…
  • Tics vocales complejos: cuando el niño padece tics del tipo ecolalia (repite las palabras que le dirigen), alilalia (repite sus propias palabras) o coprolalia (emite palabras obscenas). Son tics crónicos, que duran más de un año, período en el cual no hay más de tres meses consecutivos sin tics. Hay que prestar especial atención a estos síntomas, ya si que se puede sospechar que sufre el Síndrome de Tourette, un desorden neurológico.

niño-tics

Aspectos psicológicos

Los tics son manifestaciones de deseos no satisfechos, conflictos que el niño no puede resolver por sí mismo, dolores y frustraciones acumuladas que expresa mediante estas descargas de tensión.

El niño con tics nerviosos suele sufrir mucho por no poder controlar los movimientos bruscos e involuntarios, haciéndole sentir vergüenza y en ocasiones dificultando las relaciones con otros niños. Ya sabéis que los niños son muy directos y pueden llegar a herir su susceptiblidad.

Esto provoca aún más ansiedad que se manifiesta en más movimientos, es por eso que la comprensión de la gente que le rodea es primordial para que pueda superar el trastorno.

¿Qué hacer si mi hijo tiene tics nerviosos?

El niño no lo hace a propósito ni para enfadar a los padres. Los tics nerviosos son movimientos involuntarios e inconscientes. Corregirle a cada rato para que deje de hacerlo y estar encima del niño no es recomendable. Los padres deben mantener la calma, tener paciencia, comprenderles y esperar a ver cómo evoluciona el trastorno. Lo esperable es que desaparezcan si no se les presta demasiada atención.

Estudios sobre el tema han comprobado que cuando los padres consideran los tics de sus hijos como algo normal y pasajero sin prestarles especial atención, la evolución es satisfactoria y desaparecen sin dejar secuelas en pocos meses, o a lo sumo un año. Por el contrario, cuando presionan a los hijos o les riñen, los tics se vuelven más frecuentes e intensos.

Hay que evitar las situaciones que les provocan una tensión interna y fatiga tanto física como psíquica, así como evitar sobrecargarlos de actividades u obligaciones. En cambio, favorecer momentos de esparcimiento y distracción, y realizar con ellos actividades que les resulten placenteras.

Los tratamientos farmacológicos no están indicados en casos leves. Si el tic persiste durante más de un año, se vuelve más intenso o frecuente, e interfiere en sus actividades cotidianas es recomendable acudir a un especialista.

Más información | Aeped (pdf), Mi cerebro
Foto | flash.pro y sergis blog en Flickr
En Bebés y más | El niño tiene un "tic" transitorio




Puzzles de pared para la habitación infantil

Posted: 16 Aug 2011 03:00 AM PDT

puzzle-pared

Os hemos presentado algunas variantes para decorar las paredes del cuarto de los niños, desde vinilos autoadhesivos, pinturas de pizarra, hasta espejos con formas. Hoy os traemos una alternativa decorativa a la vez que lúdica: puzzles de pared para la habitación infantil.

Loz puzzles o rompezabezas son un buen juego para los niños, ya que contribuyen en el desarrollo de la memoria, y en la organización de formas y colores.

A Modern Eden, firma dedicada al diseño de piezas para niños, ha creado estos bonitos puzzles de pared que podéis ver en la imagen de arriba con escenas de animales de granja, de la selva, del polo, de la sabana y también, las letras del abecedario para que los niños se vayan familiarizando.

Están dirigidos a niños mayores de tres años y tienen formas sencillas, con nueve piezas grandes para que los pequeños puedan montar el puzzle directamente sobre la pared. Cada puzzle está compuesto por nueve piezas removibles y cada pack incorpora cuatro puzzles diferentes.

puzzle-pared

Me parece una idea preciosa para decorar las paredes de la habitación infantil. ¿A vosotros?

Vía | Decoesfera
Más información | A Modern Eden




Crónica del primer curso escolar (II)

Posted: 16 Aug 2011 01:00 AM PDT

clase-de-colegio.jpg

Hace unos días os contaba cómo había sido el primer curso escolar de mi hija mayor, la entrada al colegio, el periodo de adaptación, todo lo aprendido, sus nuevos amiguitos… Ha habido a lo largo del curso algunas fechas señaladas, con fiestas en el colegio o actividades extraescolares que ha disfrutado mucho.

Además, los papás hemos intentado involucrarnos en la medida de lo posible en las “tareas” del colegio, y aunque somos un desastre en esto de las citas y alguna reunión de la AMPA se nos pasó, no así las reuniones con la profesora (bien convocadas por ella, bien reclamadas por nosotros, una vez al trimestre) y hemos hecho nuestras “actuaciones” para toda la clase.

Fiestas en el colegio

El curso ha sido jalonado por fechas importantes en el calendario a nivel de actividades especiales en el colegio. Seguro que se me olvida alguna…

  • El Dia de le Comunitat Valenciana tuvieron fiesta con disfraces de moros y cristianos y aprendieron una canción y un baile.
  • Halloween fue una fiesta de disfraces de terror.
  • En otoño tuvo lugar también el Día de la castañera, en el que se ataviaron cuales vendedores de castañas y tuvieron fiesta.
  • En Navidad hubo función con la clase vestida de Papá Noel.
  • Para el Día del padre y de la madre hizo manualidades que guardó con más o menos secreto (y algunas se hicieron esperar).
  • Para Carnaval hubo varios días de actividades, con complementos del tema "animales" y finalmente fiesta de disfraces.
  • Para fin de curso, actuaciones, fiesta del agua y función fin de curso, en días distintos (la verdad es que ya había mucho cansancio a estas alturas…).

Algunas de estas citas se hicieron algo pesadas, especialmente la semana de Carnaval, en la que cada día había una actividad diferente. Buscar disfraces o complementos a última hora tampoco me gusta demasiado, tenemos que ser más previsores, ya lo sabemos para el año que viene.

Muchos de los complementos los hicimos en casa como manualidades con mi hija, lo cual es trabajoso (desde luego, más difícil que comprarlos), pero el resultado es genial. Compartíamos en casa la realización de los “trabajitos” que Mar llevaba a menudo, relacionados con los temas vistos en clase.

Mar cole

Excursiones y actividades

En cuanto a las excursiones, ha habido una por trimestre, y les han servido para aprender mucho, para comer fuera de casa por primera vez con emoción, para estrenar mochila, ver animales en una granja… entre otras cosas.

El primer trimestre hubo una excursión a un parque de ocio. Uno de sus primeros viajes en autobús. En el segundo trimestre fueron a una granja en la que, por ejemplo, aprendieron a hacer pan. Al final de curso visitaron un castillo. ¡Lo que me hubiera gustado poder ver lo que hicieron en estos sitios! Antes algunos padres podían acompañar en las excursiones, pero parece ser que se ha decidido que lo mejor es que acompañen monitores.

La visita al castillo estaba relacionada con el proyecto del último trimestre, que trataba de la Edad Media y los castillos. Para cada trimestre se trataba un tema, y los peques y nosotros podíamos hacer todo tipo de trabajos, propuestas, actividades, recopilar fotos, llevar libros, colorear dibujos, hacer manualidades…

Han sido actividades muy divertidas que, como digo, hemos realizado con mi hija, incluso los papás hemos visitado el colegio en un par de ocasiones para llevar a cabo alguna actividad en clase para todos los niños (hemos dramatizado un cuento y tocado música en una representación). También hemos grabado un vídeo en casa (precisamente un baile medieval) que han podido ver los peques en clase.

La verdad es que la disposición y los ánimos que la maestra nos daba a los padres para que participáramos en las actividades del cole ha sido una de las cosas que más me han gustado de ella y una de las principales razones por las que os apena su marcha.

Ya os conté que la maestra no vuelve el año que viene, así que la echaremos de menos, pero seguro que habrá oportunidad para conocer una nueva o un nuevo profe y que el curso que viene sea igual de apasionante y estimulante que el pasado.

Foto | Steve & Jemma Copley en Flickr
En Bebés y más | El periodo de adaptación al cole, Consejos para hacer la vuelta al cole más llevadera, Cómo ayudar a tu hijo en la adaptación al colegio, ¡Cuántas horas en el colegio!, Crónica del primer curso escolar




Verano con niños: consejos sobre las altas temperaturas

Posted: 15 Aug 2011 11:00 PM PDT

calor y deshidratación

He estado dando algunos consejos sobre seguridad infantil en verano que espero que sirvan para que podamos evitar accidentes y problemas graves que aumentan durante la temporada estival.

Sin embargo, no quiero cerrar este tema sin dedicarme a cuestiones muy específicas relacionadas con el calor y la hidratación, que, aunque generalmente tienen consecuencias menos graves, puede llegar a serlo.

Evitar golpes de calor

El cuerpo humano está preparado para regular la temperatura corporal con medios propios, manteniéndola aproximadamente a 37 grados como media, aunque puede haber variaciones individuales y cambiar normalmente a lo largo del día.

Cuando hace mucho calor sudamos, aumenta el ritmo cardíaco y los capilares se dilatan, consiguiendo refrescar el cuerpo. Pero en verano, y especialmente en niños y ancianos, la termoregulación natural, en altas temperaturas y no habiendo suficiente hidratación, puede fallar y tener como consecuencia un problema muy grave que puede llevar incluso a la muerte: el golpe de calor.

Los síntomas del golpe de calor son un colapso. El pulso se acelera mucho, hay mareos y nauseas. La temperatura del cuerpo asciende y, si supera los 39 grados, es indispensable acudir a buscar ayuda médica. Otros síntomas son la piel seca y enrojecida y la confusión mental. En los casos más graves puede llegar a perderse la conciencia.

Los niños pequeños, los enfermos, los bebés y los ancianos son más propensos a sufrir este problema. No son conscientes de la dureza de las condiciones, olvidan beber o no tienen sensación de sed y pueden tener fallos en su sistema de regulación de temperatura, algo que en los bebés más pequeños es incluso normal, pues este mecanismo puede no estar todavía bien desarrollado. Con ellos hay que extremar las precauciones.

El golpe de calor puede prevenirse facilmente. Fundamentalmente hay que evitar una exposición sin protección a altas temperaturas y garantizar una hidratación correcta.

Debemos proteger a los niños con gorros y ropa fresca, transpirable y de colores claros, evitando que realicen ejercio físico intenso en las horas de más calor.

Para prevenir el golpe de calor en los niños es indispensable tener en cuenta algunas medidas sencillas. Hay que evitar el sol directo sobre la cabeza, usando una gorra. No se debe permanecer en el exterior en las horas de más calor y menos todavía hacer ejercicio físico intenso. En casa hay que permanecer con las persianas bajadas y procurar refrescarse con ventiladores, aire acondicionado a temperatura suave y duchas. En la calle, buscar la sombra, fuentes o lugares más frescos.

La alimentación y la hidratación tienen un importante papel, también, como protectores. Debemos ofrecer abundante agua a los niños e incluir en su alimentación muchas frutas, verduras, zumos y refrescos, evitando comidas copiosas o muy grasientas en las horas de más calor.

Si nuestro hijo ha sufrido un golpe de calor es importante llamar a los servicios médicos y se deben tomar medidas mientras llegan. Estas pasan por mantenerlo en un lugar fresco y humedecer su cuerpo con compresas frescas, no heladas, para tratar de bajas o, al menos, contener, su temperatura corporal.

La rehidratación es importante, con agua que no esté demasiado fría o bebidas isotónicas en los más mayores, pero solamente debemos dárselas si el niño está consciente y es capaz de beber normalmente, pues si está inconsciente es muy peligroso y puede haber riesgo de ahogamiento.

Prevenir la deshidratación

Paralelamente al golpe de calor y como medida que lo previene, debemos hablar de la deshidratación, reconocerla y prevenirla.

Los bebés tienen un mayor porcentaje de agua en su organismo, de un 80% y son los más vulnerables a la deshidratación, sea por exceso de calor, por diarreas o por un aporte de agua limitado, pero igualmente debemos aumentar las preacauciones con los niños pues, cuando más pequeños sean, más delicado es su equilibrio y menos conscientes son de tener sed.

La prevención es sencilla. Debemos evitar la exposición al calor excesivo, vestir al niño con ropas frescas, darle alimentos ricos en agua y ofrecerle líquidos.

Con los lactantes, como decía, hay que ser especialmente cuidadoso. Un bebé que toma el pecho a demanda obtiene de la lactancia materna todo el líquido que precisa, pero debo recalcar que debe realizarse una lactancia a libre disposición, no con horas marcadas, sino dejándole al bebé acceso al pecho para que pueda dar un “chupito” cuando quiera. La leche del comienzo es menos concentrada en grasas y, especialmente cuando hace calor, el bebé tomará un poco de pecho como fuente natural de líquido, incluso si ha “comido” hace un rato corto.

Si el bebé toma lactancia artificial debemos estar atentos a sus signos, nunca concentrar el polvo que se añade al biberón y, si fuera necesario, ofrecer agua si nos lo recomienda el pediatra, teniendo siempre en cuenta que la alimentación artificial carece del mecanismo natural de la lactancia materna para ofrecer a demanda líquidos pero que debe darse a demanda.

Si todo esto falla la deshidratación puede reconocerse por algunos síntomas: pérdida de un 5% del peso corporal, piel seca y pálida, hundimiento de las fontanelas en los bebés, escasez de la orina y deposiciones duras.

Aunque quizá la mejor manera de reconocer los síntomas de la deshidratación es estar atento a la actividad y el ánimo del niño pequeño, ofreciéndole líquido si percibimos algún problema y anticipándonos a ello.

No hemos terminado. Nos quedan más consejos sobre seguridad infantil en verano, y, en próximas entradas, hablaremos de los insectos, animales sueltos, espacios de juego al aire libre y seguridad en el hogar.

En Bebés y más | Golpes de calor: reconocerlos y actuar, ¿Qué es el golpe de calor?, Bebés y niños en verano: prevenir un golpe de calor, Consejos de seguridad en verano , Con el calor, mantener al bebé bien hidratado, ¿Cuándo empezar a ofrecer agua a los bebés y cuánta?