Todo para Bebe: Por fin disminuye el número de cesáreas innecesarias

miércoles, 13 de julio de 2011 |

Todo para Bebe: Por fin disminuye el número de cesáreas innecesarias


Por fin disminuye el número de cesáreas innecesarias

Posted: 13 Jul 2011 07:00 PM PDT

tras-parir.jpg

Hace años que se dice: "¿estáis seguros de que son necesarias tantas cesáreas?". El número de cesáreas llegó hace unos años a alcanzar porcentajes de hasta un 25% en la sanidad pública (de la privada ni hablo, porque es casi el doble), un número muy elevado si tenemos en cuenta que significaba que 1 de cada 4 mujeres no era capaz de parir por vía vaginal.

Con esos datos en la mano la OMS metía el dedo en la llaga diciendo que eran muchas, demasiadas, que lo esperable en un país desarrollado era que se produjeran complicaciones en un 5-10% de los partos, pero que podría llegar a considerar aceptables unas cifras cercanas a un 15%.

Desde hace un tiempo, gracias a la OMS, gracias a todas las madres que han luchado por un parto mejor y gracias a que muchos protocolos han cambiado, por fin, acogiéndose a la evidencia científica y a la lógica que dice que por norma general todas las mujeres son capaces de parir (mejor si es en la posición que ellas decidan), pero que por si acaso debe haber alguien vigilando, que no estorbando, el número de cesáreas ha disminuido en nuestro país y eso quiere decir que muchas de las cesáreas innecesarias ya no se hacen.

Las cesáreas, en números

Según los datos del Instituto Nacional de Estadística en 2007 suponían un 25% de los partos, mientras que en 2009 se registró un porcentaje mucho más bajo, un 18%.

Este descenso llegó a raíz de la puesta en marcha en 2007 de la Estrategia de Atención al Parto Normal (EAPN), para hacer del parto un proceso más fisiológico y menos intervenido.

tasas-cesareas.jpg

De este modo se consiguió reducir el número de cesáreas, algo positivo si tenemos en cuenta que una cesárea es una intervención quirúrgica (es la única operación que se realiza en un quirófano cuyo paciente sale teniendo que hacerse cargo de una criatura que le demanda las 24 horas del día), con todos los riesgos que ello conlleva tanto a nivel de infecciones como de hemorragia (cuatro veces más riesgo) o de riesgos en partos siguientes.

La recuperación, además, es más lenta y el coste a la seguridad social no es el mismo, ya que parir por cesárea cuesta casi el doble que un parto sin complicaciones (aunque cuando hablamos de salud, bien pagada está una cesárea si hace falta).

"Por si acaso luego no puede hacerse" y "por si las moscas"

Ahora que las cifras han descendido muchas personas se preguntan cuál era el motivo de que antes se hiciera un 8% más de cesáreas. La respuesta de los profesionales de la salud al respecto es que antes se hacían por si acaso después no se podía hacer, porque por falta de personal quizás se podía hacer en ese momento, pero horas después si la cosa se dificultaba no, y por si las moscas, porque cuando un médico era demandado por algún problema en un parto, si éste no había practicado una cesárea, tenía las de perder.

Enhorabuena y gracias

Para acabar quiero dar mi enhorabuena y las gracias a todos los profesionales que luchan cada día por dar una mejor atención a las madres y a sus bebés, por hacerles protagonistas y por dejarles hacer pero estar ahí expectantes, para actuar raudos y veloces en caso de que haya problemas.

Enhorabuena y gracias a todas las madres que no aceptaron un no, que se movieron con sus planes de parto redactados tras horas de discernimiento demostrando que sabían qué era eso de parir, que conocían los riesgos, que estaban informadas y que querían poder tomar decisiones.

Enhorabuena y gracias a todos los que durante estos años han (hemos) defendido el cambio, la humanización de los partos, el respeto por las personas y la adopción de nuevos protocolos menos intervencionistas.

Pero cuidado. Ahora conocemos la línea a seguir y sólo hace falta seguirla. Como ha dicho Marta Parra, presidenta de "El parto es nuestro": "Esperamos que el descenso no sea a costa de un mayor número de partos instrumentalizados o con fórceps", que sería una buena manera de disminuir las cifras de cesáreas pero estarían jugando, más o menos, a lo mismo.

Vía | El País, El parto es nuestro
Foto | Flickr – Raphael Goetter
En Bebés y más | Incremento de cesáreas por miedo de los médicos a posibles denuncias, Mapa con los porcentajes de cesáreas de los hospitales españoles, Un cinco por ciento de cesáreas innecesarias en España




Resumen de la semana del 6 al 12 de julio en Peques y Mas

Posted: 13 Jul 2011 07:00 AM PDT

Zoo Madrid Noche

Estamos en pleno mes de julio y muchos de vosotros ya os encontraréis disfrutando de unas gratificantes vacaciones junto a vuestras familias, el tiempo de ocio se vuelve especialmente importante para disfrutar junto a nuestros niños de planes, aventuras, visitas culturales, risas a la orilla del mar y recortables de sus personajes preferidos. En Peques y Más seguimos escribiendo sobre temas de actualidad y también os ofrecemos sugerencias en forma de recetas veraniegas, lecturas, aplicaciones para móviles o actividades para realizar todos juntos.

Nuestros pequeños quieren apurar al máximo las horas de sus días libres, pero también necesitan descansar mucho, pensar en sus cosas y quedar con sus amiguitos, no olvidéis tampoco que les gusta estar a vuestro lado, así que dedicadles mucho tiempo, descubrid el mundo a través de sus ojitos. Da igual si tenéis la suerte de conocer un nuevo país o si preparáis una cena en la terraza, los niños apreciarán vuestra compañía tanto si os lanzáis globos de agua como si les lleváis a observar las estrellas al Planetario.

Ahora os quiero presentar algunos de los artículos que desde Peques y Más se han publicado durante estos siete días. Sabemos que a los papás y las mamás os gusta buscar actividades culturales y divertidas para hacer con sus niños, así hemos presentado las actividades nocturnas en el Zoo de Madrid, los talleres semanales en la biblioteca pública Can Sales de Palma y las actividades en “La Concepción” jardín botánico e histórico de Málaga.

Pero, ¿qué sería de un verano sin agua?, las piscinas y las playas son los destinos favoritos para remojarse, jugar, cenar a la luz de la luna, siempre sin olvidar vigilar a los niños y proteger su piel. Una interesante recomendación de Marcos para que los niños progresen nadando ayudados por “un churro”, y un post sobre hinchables acuáticos nos han refrescado un poco ante los rigores del verano.

Hemos leído “La historia de Erika” un conmovedor relato de una superviviente del holocausto en forma de cuento para niños, y también hemos conocido la propuesta de la librería “El hada Trabalenguas” de Madrid, desde donde se promueve la lectura a través de sus sesiones de los sábados.

Ahora mismo podréis comprobar cómo no me he olvidado de la otra actividad preferida de las familias en verano (después del baño), nos encantan los helados y por eso os hemos traído los moldes de Imaginarium para hacerlos en casa, y una receta de rico helado de chocolate para convertir este postre refrescante en una opción muy sana.

Aunque se acabaron las clases hemos seleccionado algunos temas relacionados con la educación como el informe ENCIENDE de la Confederación de Sociedades Científicas, que reflexiona sobre el papel de las enseñanzas científicas en las escuelas, y los usos de Twitter en el entorno académico.

Recomendaciones como las de la campaña “Este verano quiérete mucho” de Cruz Roja Española, y también un artículo dedicado a la Prevención de Drogodependencias. Una mención especial a las nuevas tecnologías con el cuento “Apolina y León, la bruja de las Tullerías “ para dispositivos móviles y con la preocupación por la seguridad en Internet que trasciende hasta los profesionales de la pediatría.

Todo esto ha ido acompañado de algunas noticias que seguro habrán interesado a nuestros lectores: la llegada de niños saharauis para ser acogidos durante dos meses en familias valencianas, el nacimiento de la república de Sudán del Sur y la noticia de un innovador proyecto de Terapia Asistida con Animales para ayudar a chicos en riesto social.

Ya sabéis que si tenéis niños de entre cinco y 12 años podéis pasaros también por Peques y Más, intentamos ofreceros todos aquellos temas que os pueden interesar.

Imagen | Manolo Blanco




¿Utilizáis la homeopatía para curar las dolencias de vuestros hijos?: La pregunta de la semana

Posted: 13 Jul 2011 04:00 AM PDT

Respuestas-BYM

Cada miércoles lanzamos una pregunta para que los lectores puedan responderla en nuestra sección respuestas y éstas respuestas puedan ser votadas por el resto de la comunidad.

En los últimos días hemos hablado bastante acerca de un tema que ha desatado todo tipo de opiniones: la homeopatía en bebés y niños. Muchos padres la utilizan como una manera alternativa de curar las dolencias de sus hijos sin recurrir a los medicamentos tradicionales.

Queremos conocer vuestras experiencias con este método: ¿Utilizáis la homeopatía para curar las dolencias de vuestros hijos? ¿Os funciona?

La pregunta de la semana pasada

Cambiando completamente de tema, la semana pasada quisimos conocer vuestras preferencias a la hora de descansar en familia, así que os preguntamos ¿Dónde pasáis las vacaciones con niños?.

La respuesta más valorada ha sido la de victorika que se decanta por la playa. Sin duda, un estupendo plan. Ha respondido:

“Playa! Bañarnos en el mar, dormir la siesta debajo de la sombrilla, barbacoa y paellita, caminatas en el paseo marítimo…ohh….que llegue ya el 22 de julio!!!!!!!!!”

Ahora la nueva pregunta para esta semana ya está disponible. Os recordamos que tenéis una semana para responderla y que hay que hacerlo en la sección de "Respuestas" y no en los comentarios a esta entrada, pues aquí no las podremos tener en cuenta para la semana que viene.

En Bebés y más | La pregunta de la semana




Qué es la grafomotricidad y para qué sirve

Posted: 13 Jul 2011 01:17 AM PDT

garabatos

La grafomotricidad es un término referido al movimiento gráfico realizado con la mano al escribir (“grafo”, escritura, “motriz”, movimiento). El desarrollo grafomotriz del niño tiene como objetivo fundamental completar y potenciar el desarrollo psicomotor a través de diferentes actividades.

La grafomotricidad entraría dentro del desarrollo motor fino, esto es, aquel que aparece cuando el niño ha desarrollado cierta capacidad de controlar los movimientos, especialmente de manos y brazos. El niño mientras crece va aprendiendo a controlar cada vez más su cuerpo.

El objetivo de la grafomotricidad es que el niño adquiera las habilidades necesarias para que llegue a expresarse por medio de signos escritos, mediante ejercicios que permitan el mayor dominio del antebrazo, la muñeca, la mano y, sobre todo, los dedos.

En el aprendizaje y/o adquisición de las habilidades grafomotrices se empieza por el trazo prácticamente libre, que permite al niño dominar el espacio y adquirir soltura con los utensilios básicos, para ir introduciendo progresivamente pautas y trazos dirigidos.

En cuanto al manejo de útiles, primero se desarrollan y perfeccionan los movimientos de la mano, los dedos, y empieza la manipulación de esponjas, tizas, pinceles gruesos, ceras y los últimos son lo lápices, más finos.

También se aprende el desplazamiento correcto en el espacio gráfico: izquierda-derecha, arriba-abajo. Los movimientos de base pueden ser los trazos verticales, (de arriba abajo), horizontales (de izquierda a derecha), evolucionando a los oblicuos, bucles … hasta llegar a adquirir la imagen motriz más compleja de las letras, sílabas, palabras…

En nuestro repaso de las fichas de actividades para niños de tres, cuatro y cinco años os hemos puesto ejemplos de distintos niveles de prácticas para grafomotricidad, de las más simples a las más complejas.

Pronto volveremos con algunas estrategias para el desarrollo de la grafomotricidad, después de haber hecho esta introducción al concepto y conocer un poco más para qué sirve.

Foto | tillwe en Flickr-CC
En Bebés y más | Cómo se detectan los retrasos en el desarrollo psicomotor de los niños (I), Cómo se detectan retrasos en el desarrollo psicomotor de los niños (IX): signos de alerta, Desarrollo motor grueso y fino, Desarrollo motor de bebés y niños




Taller de ciencias: experimentos con huevos

Posted: 12 Jul 2011 11:00 PM PDT

Ve el video en el sitio original.

Ultimamente hemos hecho unos talleres en casa con amiguitos y lo han pasado genial, incluso cuando han venido los más pequeños, y os voy a proponer algunas de esas actividades para que podáis hacerlas con los niños a partir de cuatro años. Hoy os propongo una tarde de experimentos con huevos.

Estos talleres científicos, incluso cuando los niños todavía no asimilan las explicaciones teóricas, sirven para que comiencen a desarrollar el placer por el conocimiento, el disfrute del descubrimiento y el elaborar teorías. Además, si los hacemos con intención lúdica pueden permitirnos organizar actividades muy divertidas.

Para los experimentos de hoy necesitaremos huevos (crudos y cocidos), cerillas, una botella de boca ancha, vinagre y alcohol. Dado que estamos hablando de niños pequeños la manipulación la debemos hacer nosotros con las cosas más peligrosas pero siempre hay cosas en las que nos van a poder ayudar y os aseguro que van a disfrutarlo mucho. Eso si, debéis explicarles que no pueden hacerlos solos y que estos huevos ya no van a poder comérselos.

Huevos de goma

Para este experimento necesitamos un huevo crudo, vinagre y un recipiente. Al final obtenemos un huevo sin cáscara y con una consistencia como de goma, tanto que puede hasta botar un poco, aunque tenemos que tener cuidado de no hacerlo demasiado fuerte.

Este experimento tardará un par de días en estar terminado, pero desde el principio podremos ir observando el efecto que hace el vinagre que disuelve la cáscara al reaccionar el ácido con el carbonato cálcico. Poco a poco la cáscara de irá cubriendo de burbujitas, dejando una substancia viscosa flotante y al final, aumentando el huevo de tamaño. A los dos días, cambiando el vinagre un par de veces, observaremos como el huevo bota como si fuera una pelotita de goma.

Huevos fritos sin fuego

Ve el video en el sitio original.

Los huevos fritos son un plato que les encanta a los pequeños. Pronto comprenden que es el calor al que ponermos el aceite el que cambia la estructura de alimento, pero podemos hacer este curioso experimento en el que es el diferente PH el que consigue que friamos un huevo sin fuego. La explicación la debemos adaptar al nivel del niño, pero incluso con palabras sencillas pueden ir acostumbrándose a conceptos científicos pues la ciencia, precisamente, explica las experiencias con la materia que van a tener en su día a día.

Necesitamos un huevo crudo, un recipiente y una botella de alcohol del botiquín. Al cascar el huevo (eso seguro que los niños se animan a intentarlo) y añadirle alcohol veremos como el huevo se pone blanco y compacto, con el mismo aspecto que frito en aceite, pero, por supuesto, incomestible.

Huevos dentro de una botella

Ve el video en el sitio original.

¿Es posible meter un huevo cocido en una botella que tenga el cuello más estrecho que el huevo? Seguro que, si les dejáis, lo van a intentar. Apretando y hasta aplastando el huevo. No importa mancharse un poco, lo que cuenta es el trabajo intelectual que conlleva la comprensión de los tamaños.

Pero una vez desistan les podéis enseñar como se puede hacer, aunque, en este caso, deben ser espectadores ya que vamos a usar una botella de cristal y cerrillas. Encendemos las cerillas y las metemos dentro de la botella, tapando la entrada con el huevo cocido (sin cáscara).

El fuego consume el oxígeno creando un vacío dentro de la botella, vacío que produce una intensa atracción hacia el huevo cocido, que entrará, estrujándose, dentro del estrecho cuello atraído por la intensa presión.

Con este experimento podemos explicarles algo que ya seguramente saben, que el aire no es un vacio aunque no se pueda tocar, sino que tiene una materia gaseosa que también existe. El concepto de gas, vacio y presión, dentro de sus posibilidades, os ayudará a que entiendan lo que ha sucedido. Y desde luego les asombrará.

Huevos pelados sin manos

Ve el video en el sitio original.

Es muy divertido pelar un huevo sin las manos, aunque los niños no consigan soplar con tanta fuerza para conseguirlo al principio, les encantará ver como sale disparado el huevo con la potencia del chorro de aire de tu boca.

Espero que con estas ideas podáis preparar vuestro taller lúdico de ciencias y hacer vuestros primeros experimentos con huevos en vuestra propia casa, haciendo del aprendizaje un momento divertídisimo con los niños. Habrá más talleres de ciencias que os voy a ir proponiendo.

En Bebés y más | Educa-ciencia, talleres de astronomía para niños, Talleres de verano en el Museo de Ciencias de Madrid, Los viajes de la patata, taller del Museo de América, Mantequilla casera, nutrición y diversión




El biberón de ayuda para las madres

Posted: 12 Jul 2011 09:00 PM PDT

bebe-tomando-biberon.jpg

"Jo, Armando, qué cruel eres", me dijo una compañera de trabajo hace dos días. Y no, yo no creo que sea cruel, pero os voy a explicar por qué me lo dijo y vosotras decidiréis si hay que ir encendiendo la hoguera (para quemarme) o si me dais la libertad condicional.

Hace no mucho estuvimos hablando en Bebés y más de la hipogalactia, que es el nombre que recibe el fenómeno de no producir leche suficiente para un bebé. Muchas madres creen que la tienen porque sus hijos no están ganando suficiente peso, y realmente en estos casos hay que hacer algo, pero muchas madres lo creen porque sus hijos maman muy a menudo, y muchas veces el peso es de correcto a correctísimo y la falta de leche es una sensación de la madre o corresponde a la creencia de que su bebé tendría que estar más tiempo sin comer.

A estos dos grupos habría que añadir un tercero, en el que estarían aquellas madres que no tienen hipogalactia, pero que casi querrían tenerla para poder darle a su bebé un biberón (o varios), que le permitan pasar más tiempo sin el bebé enganchado al pecho. Es el que yo llamo el biberón de ayuda para las madres.

Hace más de una semana vino a la consulta de enfermería una mamá con su bebé de pocos días que, siendo amamantado, había ganado muy poco peso con respecto al peso que hizo el día que se fue de alta del hospital.

Preocupado le expliqué cómo darle de mamar y con qué frecuencia debía hacerlo (a demanda, sin dejar pasar más de dos horas por el día y sin dejar pasar más de tres horas por la noche), además de valorar otros aspectos como la posición al mamar, la succión del bebé, la posible presencia de frenillo sublingual, etc.

Cité a la madre dos días después para valorar el peso (no es que en dos días fuera a ganar muchísimo, pero si la cosa iba a ir mal, mejor darnos cuenta a los dos días que más adelante).

A los dos días llegó la madre con su bebé, que ganó cerca de 80 gramos (más o menos lo que suelen ganar los bebés en 3-4 días), estando "casi todo el día enganchado" y mi alegría fue evidente: respiré tranquilo y le dije que lo estaba haciendo bien y que siguiera así.

La mamá no se quedó demasiado conforme, parecía que se la hacía poco peso y recalcaba que había estado “dándole casi todo el día”, algo que entendí como lógico, pues era lo que yo le había recomendado.

Tras decirle que el peso era correcto, que la frecuencia al principio suele ser elevada y que si seguía así el peso iría aún mejor les cité de nuevo unos días después para ver que todo seguía bien.

Vino de nuevo y el peso se había incrementado aún más en proporción, mostrando que la lactancia iba como la seda. Sin embargo, pese a ello, volvió a decirme que pasaba mucho rato mamando y que creía que tenía que darle algún biberón, que ya había comprado leche pero que como hoy tenía visita había querido esperar a que yo le diera mi opinión.

Mi crueldad

Así que se la di. Yo no soy nadie para decir a las madres lo que tienen o no tienen que hacer. Un profesional sólo puede dar recomendaciones y argumentar cuáles son las ventajas e inconvenientes, así como las ventajas e inconvenientes de no seguirlas.

Así que por supuesto no le dije lo que tenía que hacer, pero sí le expliqué que el biberón (o los biberones) que quería darle a su hijo era innecesario, porque el bebé estaba ganando peso perfectamente y que, en todo caso, la que lo necesitaba era ella:

"Bueno, el niño va bien de peso. Ha cogido más de lo que se podría esperar y más de lo que se suele marcar como mínimo deseable, así que no le hace falta nada más. Sin embargo, si lo que quieres es que pase más rato sin mamar entonces sí tendrías que darle un biberón, pero no porque lo necesite él, sino porque lo necesitas tú para que tu bebé no esté tanto rato pidiendo teta".

Después le expliqué la consecuencia lógica de dar un biberón (o más de uno) a un bebé, que no es otra que la disminución progresiva del tiempo lactando hasta el punto en que el niño apenas quiere pecho (no pasa siempre, pero sí en la mayoría de ocasiones).

El tono y la intencionalidad

Soy consciente de que el tono con que lo dije (explicando las cosas con calma y naturalidad) no puede ser impreso en estas palabras, pero lo explico porque según cómo se digan estas cosas puedes pasar de simple informante a maleducado y entrometido.

Digamos que le quise dejar claro que si su hijo acababa tomando biberón era porque ella quería, pero no porque le hiciera falta ni porque yo se lo hubiera recomendado. No para que se sintiera mal ni como método de tortura, sino para que cuando explicara la lactancia de su hijo a otras madres dijera que fue un éxito y no un fracaso porque no tenía leche suficiente. Muchas madres, de tanto oír a otras madres decir que no tuvieron leche suficiente acaban por pensar que a ellas les va a pasar lo mismo y, por desgracia, ir predispuesta a un posible fracaso hace que las probabilidades de fracasar sean mayores.

¿Quizás debería haberme callado?

Foto | pfly en Flickr
En Bebés y más | El biberón también se da a demanda, ¿Reciben las madres que dan biberón apoyo e información?, Recomendaciones para preparar correctamente el biberón