Todo para Bebe: La contaminación está afectando a la leche materna y a la calidad del semen del bebé


La contaminación está afectando a la leche materna y a la calidad del semen del bebé

Posted: 08 Jul 2011 09:00 AM PDT

bebe-al-pecho.jpg

Hace unos días hablamos de las recomendaciones relativas al mercurio que se concentra en los peces y hoy comentamos una noticia similar, porque de igual modo que ellos concentran mercurio nosotros vamos acumulando en nuestro cuerpo, a lo largo de nuestra vida, los tóxicos con los que convivimos.

Un estudio reciente realizado por el Instituto Marqués y el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) ha desvelado que la contaminación ambiental está provocando una mayor concentración de tóxicos en la leche materna que se transmite a los hijos y que puede provocar una baja concentración de espermatozoides en el esperma de los niños.

Dicho así da hasta miedo, sin embargo hay que tener en cuenta que lo que se observa en la leche es sólo un reflejo de la concentración de tóxicos que tenemos mujeres, hombres y que tendrán los niños (si no se mejora el medio ambiente) y que a pesar de esto la recomendación sigue siendo la misma: dar el pecho a los bebés de manera exclusiva hasta los seis meses y de manera complementada hasta los dos años, y a partir de ahí hasta que madre y/o hijo decidan.

Los tóxicos se acumulan en las grasas

Los tóxicos ambientales se acumulan en nuestras grasas corporales a medida que entramos en contacto con ellos a lo largo de los años. Esta concentración de tóxicos se transmite a los hijos durante la gestación y también durante la lactancia, pues es el tiempo en que algunos fluidos de la madre entran en contacto con el bebé (lo alimentan, de hecho).

Como muchas de las sustancias tóxicas se acumulan en las grasas es muy complicado medir el nivel de concentración de las mismas en sangre pero es muy fácil hacerlo en la leche materna, porque es un fluido rico en grasas. Por esta razón si quieres conocer el nivel de exposición de una población a una sustancia tóxica consigues leche materna de las mujeres que viven en el lugar, la analizas y así sabrás cuál es la concentración de tóxicos de todos ellos.

Para llevar a cabo el estudio, publicado en la Revista Internacional de Andrología se han medido las concentraciones de 38 sustancias químicas en 68 muestras de leche materna de 34 mujeres catalanas y 34 gallegas.

Resultados del estudio

En el estudio se observa que las mujeres catalanas tienen un nivel de tóxicos en la leche cuatro veces superior que las gallegas.

Según comentan los autores del estudio esta diferencia se explica de la siguiente manera:

En el estudio se aprecia una diferencia clara entre estas dos poblaciones, que relacionamos con la mayor industrialización en Cataluña y con ciertos hábitos de vida como la ingesta de alimentos envasados.

Sustancias que afectan a la calidad del semen

El problema de dicha concentración de elementos tóxicos en nuestros cuerpos es que algunos de ellos actúan como hormonas femeninas (tienen propiedades disruptoras endocrinas) y esto puede hacer que haya concentraciones bajas de espermatozoides en el semen, malformaciones genitales y daño testicular.

A pesar de ello, hay que seguir dando el pecho

Como he dicho, leyendo que algunas de estas sustancias (las más representativas son los bifenilos policlorados, contaminante ya prohibido pero que aún permanece en el ambiente, pesticidas organoclorados y retardantes de llama, prohibidos también hace 30 años) están en nuestro cuerpo y que pasan de madres a hijos podría parecer que una recomendación sería dejar de dar el pecho para evitarlo, sin embargo no es lo deseable.

Los mismos autores del estudio han comentado que "sigue siendo recomendable dar el pecho porque aporta defensas inmunológicas” lo cual es perfectamente lógico porque, como hemos dicho, el análisis de la leche no se hace para saber si es la culpable de los niveles de tóxicos de los bebés, sino para saber cómo está de contaminada toda una población.

Si los bebés de las madres catalanas tienen las mismas costumbres que sus madres, a su edad tendrán una concentración muy parecida de tóxicos en el cuerpo y por eso no tiene mucho sentido dejar de amamantar si luego va a recibir esos mismos tóxicos del agua, la comida y el medio ambiente.

En todo caso lo ideal es tratar de conseguir un medio ambiente más sano para todos y cuidar un poco más nuestra dieta, si es que no lo hacemos lo suficiente.

Vía | ABC
Foto | Raphael Goetter
En Bebés y más | Los químicos en la leche materna, Nuestros hijos nos acusarán: la infancia expuesta a tóxicos




Trastornos del habla: teorías sobre la tartamudez

Posted: 08 Jul 2011 07:00 AM PDT

Disfemia II

Desde siempre existen distintas teorías sobre la tartamudez, las cuales nos aportan distintas formas de ver y entender el problema.

No obstante, no se ha podido llegar a una explicación global y demostrable de la tartamudez. Actualmente, hay una clara tendencia a explicarlo como un trastorno del habla multicausal.

Hoy veremos las diferentes teorías que nos podemos encontrar dependiendo del campo que la explique.

Área neurofisiológica

  • Genética: el suponer que existe una base hereditaria en las alteraciones de la fluidez del habla se ve respaldada por una alta incidencia familiar. Así mismo, este trastorno es más predominante en niños que en niñas. Por otro lado, no se puede concluir que el trastorno sea hereditario, pero parece que hay un factor de predisposición a padecer tartamudez.
  • Dominancia cerebral: se ha pensado también que este trastorno del habla podría darse por una dominancia cerebral mal establecida. Esto se justificaba porque se han encontrado entre tartamudos una mayor proporción de zurdos y ambidiestros, que usan preferentemente el hemisferio derecho del cerebro, y no el izquierdo como se hace habitualmente.
  • También se ha visto que los tartamudos muestran dificultades en la planificación y ejecución de los movimientos del habla. Esto podría ser un condicionante para que los niños adquieran la fluidez más lentamente y aumenten las repeticiones y bloqueos durante el habla.

Factores psicosociales

La influencia del ambiente en el niño, las personas que interactúan con él, junto con su forma de ser, las reacciones ante la falta de fluidez del niño por parte de los padres…, todo ello son características que pueden ayudar a establecer una relación del aprendizaje con la aparición del trastorno del habla.

La actitud negativa de los padres es un factor determinante en el mantenimiento y afianzamiento del tartamudeo. La atención a los errores que comete el niño puede poner trabas a la adquisición de la fluidez.

Por otro lado, las correcciones pueden generar ansiedad y temor hacia el habla y alterar el proceso de aprendizaje de las habilidades comunicativas de nuestro hijo.

Factores lingüísticos

El que el tartamudeo se inicie durante la etapa de amplio desarrollo lingüístico se puede relacionar con diferentes trastornos del lenguaje, como por ejemplo el retraso del lenguaje.

Conclusión

La tartamudez es un trastorno del habla bastante complejo en el que puede haber a la vez distintos subgrupos de trastorno con causas diversas.

Existen varias teorías sobre la tartamudez que apuntan a diversos factores causales, tales como genéticos, familiares, de aprendizaje o lingüísticos.

Foto |b0jangles en Flickr
En Bebés y más |Trastornos del habla: tartamudez




Viajar con niños: alojamiento en camping y casas rurales

Posted: 08 Jul 2011 01:00 AM PDT

Acampada bebé

¿Ya estáis planificando las vacaciones? ¿Vuestro destino es de playa o naturaleza? El alojamiento en camping y casas rurales con niños es una opción cada vez con más oferta en estos destinos, aunque los primeros aún no estén muy extendidos para las familias con bebés, que suelen optar por los hoteles y apartamentos.

Aunque muchos campings están perfectamente acondicionados para acoger a las familias con niños pequeños, las casas rurales suelen ofrecer más intimidad y comodidades. No obstante, hay muchos campamentos que tienen cabañas o casitas que poco tienen que envidiar a las casas rurales, con baño propio, cocina…

Generalmente con bebés pequeños la opción clásica de la tienda de campaña no sea la más adecuada, bien por la incomodidad del saco de dormir, bien por la del colchón o colchoneta que empleemos, bien por las estrecheces. Una cuna de viaje sólo cabrá en las tiendas amplias.

Por ellos, en camping con un bebé suele ser más habitual escoger cabañas, con colchones mejores y con baño propio en el que asear al bebé cómodamente. Aquí también contamos con ventaja de la cocina propia, que como vemos era un punto a favor de los apartamentos, muy cómodos para familias. De este modo podemos preparar la comida a los niños a su gusto y con horarios flexibles.

En realidad, la frontera entre un campamento con cabañas o casas rurales en un complejo está bastante difusa y acaban siendo muy parecidos estos tipos de alojamientos: casitas individuales en un recinto que comparte instalaciones comunes (piscina, bar, tienda…). Las casas rurales conjuntas es una opción cada vez más extendida.

Caso aparte es la acampada libre, en la que se hace más complicado atender a un bebé, a no ser que estemos (y esté) acostumbrados a este tipo de estancias, o se trate de muy poco tiempo.

En cualquier caso, bien en campamentos bien en casas rurales en conjunto, existe la ventaja de que se conoce gente y probablemente haya más familias con niños.

El entorno natural es la gran baza de muchos campings y de las casas rurales: los paseos en plena naturaleza, siempre cuidando la protección solar, el calzado adecuado, la protección contra insectos y las reservas de agua y comida, son una estupenda opción.

Bebé en el campo

Escoger el alojamiento adecuado

Partiendo de nuestro presupuesto, como en el caso de los hoteles y apartamentos, podremos escoger entre distintas categorías. Por regla general, el campamento es más económico que la casa rural, aunque hemos de considerar que existen casas de tamaños variados y que se pueden compartir con otras familias, si viajamos en grupo, para que salgan más económicas.

Es recomendable informarse bien de qué servicios y comodidades vamos a encontrar en el camping y en la casa rural, si hay piscina para niños, si hay tiendas, bares o restaurantes cerca, si hay microondas, lavadora, si cuentan con cuna, si limpian la casa…

Para ello lo mejor es consultar por Internet las características de los alojamientos, contactar con los propietarios directamente o indicar a las agencia de viajes que nos den la información que necesitamos y nos orienten sobre las casas o campamentos adecuados a nuestras necesidades.

Una cuestión que no siempre queda clara es lo que pagan bebés y niños en el la casa rural o camping, a partir de qué edad pagan o cuál es el descuento aplicado. Es importante asegurarnos de este tema para no encontrarnos con gastos adicionales inesperados.

También es conveniente que nos informemos del entorno al que vamos, otras opciones para realizar en familia: parques temáticos, pueblos cercanos, ríos, lagos, visitas a parques naturales, zoos, rutas de senderismo…

Así pasaremos una estancia agradable con los niños en camping y casas rurales, aprovechando todas las posibilidades. Pronto volveremos con más consejos para disfrutar de las vacaciones en familia en nuestro Especial Viajar con niños.

Especial Viajar con niños

Fotos | Graham and Sheila y traaf en Flickr




Homeopatía para bebés: si no funciona, ¿por qué se venden medicamentos homeopáticos?

Posted: 07 Jul 2011 11:00 PM PDT

medicamentos-homeopaticos.jpg

Después de varios días hablando de homeopatía para bebés y adultos tratando diversos temas relacionados creo quedaba hablar de uno de los temas más serios: el por qué se venden preparados homeopáticos o medicamentos homeopáticos si no hacen nada.

Los medicamentos homeopáticos están regulados por el REAL DECRETO 1344/2007, de 11 de octubre, por el que se regula la farmacovigilancia de medicamentos de uso humano. A continuación os comento qué dice este Real Decreto y lo que pienso de ello.

Según puede leerse en el artículo 55 los medicamentos homeopáticos pueden ser con indicación terapéutica aprobada o sin ella. Vamos a verlos:

Medicamentos homeopáticos con indicación terapéutica aprobada

Son los medicamentos homeopáticos industriales, destinados a curar una enfermedad determinada. Estos medicamentos, si seguimos los tratados de Hahnemann, no deberían considerarse homeopáticos porque lo normal en homeopatía es hacer un preparado para una persona concreta, en base a los síntomas que padece sin tener en cuenta para nada la enfermedad. Es decir, que este Real Decreto permite llamar “medicamentos homeopáticos” a medicamentos que realmente no lo son (aunque el problema no es del legislador, sino del consumidor que se está llevando gato por liebre).

Estos medicamentos, para ser aprobados, deben pasar por los mismos supuestos que los medicamentos de la medicina científica. Estos supuestos pueden leerse aquí y es fácil ver que algunos de ellos difícilmente pueden ser cumplidos por la homeopatía.

Por ejemplo, deberían indicar la composición y cantidad de los componentes que hay en el medicamento y en la homeopatía no hay principio activo en muchas ocasiones, sino que la memoria de éste se ha transferido al disolvente (esto para el que se lo crea, claro) o, si se trata de pastillas, al azúcar y la lactosa que componen la pastilla. Es decir, si las etiquetas de las bolitas homeopáticas dicen la verdad, que suelen hacerlo, lo más habitual es leer “85% sacarosa, 15% lactosa” (no hace falta ser matemático para saber que no queda porcentaje para nada más).

También tienen que presentarse los resultados de las pruebas clínicas y en definitiva de los estudios realizados que demuestran que el medicamento funciona. Como sabemos que no hay estudios que demuestren que la homeopatía funciona, no pueden cumplir tampoco este requisito.

Medicamentos homeopáticos sin indicación terapéutica aprobada

Los medicamentos homeopáticos sin indicación terapéutica son los que sí seguirían los postulados homeopáticos, porque son aquellos medicamentos que no curan una enfermedad, sino que pueden ser utilizados para tratar los síntomas.

En el etiquetado no puede haber ninguna indicación ("esto cura la gripe", "para el dolor de cabeza", "para los cólicos del lactante") y la administración debe ser oral o externa.

El grado de dilución mínimo tiene que ser 2 CH, que equivale a una parte de tintura madre por 10.000 de disolvente, concentración que se conoce en el Real Decreto como "grado de dilución que garantice la inocuidad del medicamento", que en cristiano, para mí, viene a decir "que no haga nada". Además, en caso de que lleve algún principio activo de los que pueden encontrarse en la medicina científica (medicamento de farmacia de toda la vida) no podrá llevar más de una centésima parte de la dosis más baja que se puede encontrar en un medicamento que debe comprarse con receta.

Es decir, que si por un casual a un laboratorio le da por poner amoxicilina (antibiótico) en una de estas disoluciones tendrá que poner la centésima parte del medicamento que contiene menos amoxicilina del mercado. Esto, en cristiano, viene a decir de nuevo "que se trate de un medicamento que no haga nada".

Entonces, ¿por qué se comercializan medicamentos homeopáticos?

Mi respuesta más lógica a esta pregunta es: es un misterio.
Según el Real Decreto comentado, los medicamentos con especificidad terapéutica serán verificados "en el plazo de diez días naturales desde la presentación de la solicitud". Entonces se "verificará que reúne los requisitos previstos, y se notificará al solicitante su admisión a trámite con indicación del procedimiento aplicable y la identificación del expediente, así como del plazo para la notificación de la resolución".

En caso de que no reúna los requisitos "se requerirá al solicitante que subsane las deficiencias en el plazo máximo de diez días naturales, con indicación de que si así no lo hiciera se archivará su solicitud", no pudiéndose vender dicho medicamento.

Los medicamentos sin especificidad terapéutica en cambio tienen un plazo máximo de resolución de 6 meses. Si en ese tiempo no se acepta una solicitud se entenderá como desestimada.

Entonces, si para unos son 10 días y para los otros son 6 meses, ¿cómo puede ser que los medicamentos homeopáticos de Boiron lleven 16 años comercializándose, pendientes de resolución?

Parece que me esté inventando algo, ¿verdad? Pues no. En la misma página de Boiron, empresa multinacional que se está haciendo de oro (como las farmacéuticas de verdad) a costa de engañar a la gente con homeopatía, cuya sección en España crece de año en año (en diez años ha pasado de tener 76 trabajadores fabricando ilusiones a tener 168, en el 2009), puede leerse lo siguiente:

Los medicamentos homeopáticos que comercializamos actualmente se presentaron a registro en 1995 como contemplaba el RD 2208/1994. Al día de hoy todos ellos están pendientes de la evaluación por parte de la Agencia Española del Medicamento, y por tanto sin registro definitivo.

Quítate tú, que me pongo yo

Hay quien dice que la homeopatía no interesa porque lucha con las grandes multinacionales farmacéuticas, como si los remedios homeopáticos se fabricaran clandestinamente y se regalaran para sanar al mundo entero, lejos de esos fármacos que tanto daño hacen al cuerpo.

Pues bien, la multinacional Boiron, que tiene más de 4.000 trabajadores en todo el mundo y representación en muchísimos países está creciendo a un ritmo de un 10-15% anual.

Según las cifras presentadas por la misma multinacional (ver aquí) en el año 2009 facturó 526 millones de euros. Para comparar un poco Esteve facturó el mismo año 944 millones de euros, Almirall 925 millones, Ferrer 681 y la gran Sanofi Aventis facturó 29.306 millones de euros. Vamos, que si consideramos que son datos de 2009 podríamos decir que ahora, probablemente, ya esté facturando igual o más que alguna de las farmacéuticas comentadas, de las que venden medicamentos con efectos secundarios (y primarios).

El día que alguien quiera regularizar esto…

Pues eso, no lo entiendo. Lo que sí creo es que el día que alguien abra una carpeta y lea “medicamentos homeopáticos” se va a liar, porque cuando el inspector vea que ahí dentro no hay nada con pies ni cabeza, se acabó el chollo (a menos que el mencionado inspector decida invertir en algo que da mucho dinero y hacer la vista gorda, que al parecer es lo que se está haciendo actualmente).

Continuará

El lunes hablaré de los medicamentos homeopáticos que de homeopáticos no tienen nada. Es decir, de los que tienen especificidad terapéutica, funcionan igual que los de la medicina normal y llevan ingredientes con diluciones muy bajas, tanto, que funcionan como la fitoterapia (léase Colikind, Stodal, ExpectoDHU,...).

Foto | Richard Craig en Flickr
En Bebés y más | Homeopatía para bebés, ¿estamos seguros?, Homeopatía para bebés: por qué no funciona incluso cuando "a mi hijo le funciona" (I) y (II), Homeopatía para bebés: por qué no funciona, ¿Confías en la homeopatía para las dolencias de tus hijos?