Todo para Bebe: Resumen de la semana del 8 al 14 de junio en Peques y Más

miércoles, 15 de junio de 2011 |

Todo para Bebe: Resumen de la semana del 8 al 14 de junio en Peques y Más


Resumen de la semana del 8 al 14 de junio en Peques y Más

Posted: 15 Jun 2011 01:00 PM PDT

http://www.bowlingchamartin.com

Volvemos una semana más repletos de recursos para todos aquellos que queráis seguir aprendiendo sobre esos maravillosos niños de 5 a 12 años que tanto nos alegran la vida, desde nuestro rincón de la red de Peques y más en nuestro resumen semanal.

Esta semana tenemos que hablaros de todas esas cosas que nos hacen sentirnos cerca de nuestros pequeños. ¿Hay algo más bonito que abrazar a nuestros hijos mientras duermen? ¿o de emocionarnos al verles cantar? nosotros en Peques y más creemos que pocas cosas lo superan y es por este motivo lo hemos compartido en nuestro blog.

Aunque por desgracia, hay madres que piensan que regalar a sus pequeñas una operación de pecho para su cumpleaños, es un buen regalo. Nosotros preferimos alternativas mucho más sanas y naturales como ir a jugar a la bolera. Porque debemos dejar a los niños, ser niños. La infancia es un regalo en sí mismo y no tenemos ningún derecho a estropearlo.

También durante estos últimos siete días hemos compartido ideas para hacer con nuestos hijos: riquísimos helados de albaricoques o divertidos y sencillos peinados para nuestras niñas (porque una ayudita en ideas para compartir, nunca nos viene mal).

Para terminar y pensando en temas de una seriedad relevante, esta semana queremos hablar de prevención en familia del fracaso escolar y de seguridad en piscinas y playas. Además de dar algún que otro consejo para no condicionar su autoestima al utilizar un determinado tipo de lenguaje con los más pequeños.

Como podéis comprobar, un poquito de todo en un blog que intenta ayudarnos día a día, en esta fantástica pero tan difícil labor de ser padres y madres.

Os esperamos de aquí a unos días para seguir hablando de todos temas y muchos más. Mientras no dudéis en seguir disfrutando de la labor más gratificante y desafiante que podamos vivir: ser padres.

Imagen| Marcos López




Cuento para reflexionar

Posted: 15 Jun 2011 11:00 AM PDT

Cuento para reflexionar

Es bien sabido que, para los niños, los cuentos suponen una fuente de información donde aprenden infinidad de cosas y se entretienen; para los padres son una gran ayuda para conseguir que los niños comprendan mejor los valores, las obligaciones, las tristezas y las alegrías. Por ello, hoy voy a ejercer de cuentacuentos y enseñaros un cuento para reflexionar sobre un tema del que vengo hablando desde hace varios días.

El cuento del que os hablo es de Emily Pearl Kinsgley. Probablemente no os suene de nada. Pero si os hablo de Barrio Sésamo, tal vez os ayude un poco. Emily es guionista del famoso programa de televisión, y es madre de un niño con Síndrome de Down.

En muchas ocasiones le pedían que describiera cómo era la experiencia de criar y educar a un niño con necesidades especiales. Para ello, escribió un cuento y, de esta forma, ayudar a la gente que no ha pasado por una experiencia tan especial a comprenderlo e imaginarse como es.

Cuando estás esperando un niño, es como planificar un maravilloso viaje de vacaciones a Italia. Te compras un montón de guías de viaje y haces planes maravillosos: el Coliseo, el David de Miguel Angel, las góndolas de Venecia… Incluso aprendes algunas frases útiles en italiano. Todo es muy emocionante.

Después de meses esperando con ilusión, llega por fin el día. Haces tus maletas y sales de viaje. Algunas horas más tarde, el avión aterriza. La azafata viene y te dice:

  • Bienvenido a Holanda
  • ¿Holanda?- dices-. ¿Qué quiere usted decir con Holanda? ¡Yo contraté un viaje a Italia! ¡Tendría que estar en Italia! ¡Toda mi vida he soñado con ir a Italia!

Pero ha habido un cambio en el plan de viaje. Han aterrizado en Holanda y tienes que quedarte allí. Lo más importante es que no te han llevado a un sitio horrible, asqueroso, llenos de malos olores, hambre y enfermedades. Simplemente, es un sitio diferente.

Por lo tanto, tienes que salir y comprarte nuevas guías de viaje. Y debes aprender un idioma completamente nuevo. Y conocerás a gente totalmente nueva, que no hubieras conocido nunca. Es simplemente un lugar distinto. Es más tranquilo que Italia, menos excitante que Italia. Pero después de haber pasado un cierto tiempo allí y de recobrar tu aliento, miras a tu alrededor y empiezas a darte cuenta de que Holanda tiene molinos de viento, Holanda tiene tulipanes. Holanda tiene incluso Rembrandts.

Al mismo tiempo, toda la gente que conoces a tu alrededor está muy ocupada yendo y viniendo de Italia, y están todos presumiendo de lo bien que se lo han pasado allí. Y durante el resto de tu vida, te dirás a ti mismo:

  • Sí, allí es donde yo debería haber ido. Eso es lo que había planeado

Y el dolor nunca, nunca desaparecerá del todo, porque la pérdida de ese sueño es una pérdida muysignificativa.

Pero si te pasas la vida lamentándote por el hecho de no haber podido visitar Italia, es posible que nunca te sientas lo suficientemente libre como para disfrutar de las cosas tan especiales y tan encantadoras que tiene Holanda.

Emily explica (siguiendo en todo momento con la metáfora del cuento) que ya lleva más de una década en Holanda y que se ha convertido en su hogar. Ha tenido tiempo para recobrar el aliento, para establecerse y acomodarse, y para aceptar algo diferente a lo que había planificado.

Reflexiona sobre los años recién llegada a Holanda: el golpe emocional, el temor, la ira, el dolor y la incertidumbre. Durante esos primeros años, trató de regresar a Italia, tal como lo había planeado, pero fue en Holanda donde debía permanecer.

El recorrido por aquel lugar nuevo le supuso trabajar duro, comprar nuevas guías de viaje, aprender un nuevo idioma y lentamente encontrar su camino en esa nueva tierra.

Conoció a distintas personas cuyos planes iniciales cambiaron, al igual que los suyos, y con los que podía compartir experiencias apoyándose mutuamente y llegando a convertirse en amigos muy especiales.

Algunos de estos compañeros de viaje llevaban más tiempo que ella en Holanda y resultaron ser guías veteranos que la ayudaron en todo momento a lo largo del camino. Lo más importante es que le han visto ver que Holanda no era tan mala.

A lo largo de los años, se he preguntado cómo hubiera sido su vida si hubiera aterrizado en Italia, tal y como lo había planificado. ¿Hubiera sido más fácil? ¿Hubiera sido tan enriquecedora? ¿Hubiera aprendido algunas de las lecciones tan importantes que ha llegado a asimilar?

Es verdad que este viaje ha sido más retador y a veces ha pataleado y ha exclamado en protesta y por frustración (e incluso puede que aún lo haga). Holanda va a paso más lento y es menos llamativa que Italia.

Pero gracias a ello ha aprendido a aminorar la marcha y a mirar más de cerca las cosas, ganando una nueva apreciación de las bellezas notables de Holanda, con sus tulipanes, molinos de viento y obras de Rembrandt.

Emily, al igual que muchas familias, se ha convertido en un viajero del mundo y ha descubierto que

no importa donde se aterrice, ya que lo más importante es lo que se logre hacer del viaje

Yo no puedo añadir nada más a este cuento tan especial y que contempla, de la forma más preciosa que uno puede imaginar, los sentimientos de tantas familias que han pasado por una situación similar.

Foto | cyanocorax en Flickr
En Bebés y más | Mi hermano tiene discapacidad I y II




¿Van vuestros hijos a la escuela de verano? ¿Por qué?: la pregunta de la semana

Posted: 15 Jun 2011 08:30 AM PDT

Respuestas-logo

Regresamos un miércoles más con la pregunta de la semana, que esta semana dedicamos a un tema veraniego, el de las escuelas de verano. Las escuelas de verano son una opción que muchos centros de educación infantil, guarderías o colegios, llevan a cabo cuando acaba el curso escolar.

Se trata fundamentalmente de una opción a la que recurren los padres que no pueden hacerse cargo de sus hijos en estas fechas, pues no coinciden sus vacaciones. Aunque también hay quien prefiere que sus hijos sigan en el cole en esas fechas y están dispuestos a pagar por ello.

Esta semana nos gustaría saber, ¿van vuestros hijos a la escuela de verano? ¿Por qué?

Aunque las situaciones pueden ser muy diversas, ya nos contaréis en vuestros comentarios lo que os parecen estos colegios de verano y si vuestros hijos acuden a ellos, si consideráis que las fechas son adecuadas o se habrían de ampliar, los precios que hay que pagar…

La pregunta de la semana pasada

La semana pasada os preguntábamos cómo anunciasteis a la familia la noticia del embarazo, y hemos recibido respuestas variadas que hablan de este momento emocionante, tan especial.

Hemos recibidos muchas respuestas interesantes, y la más votada ha sido la de vickitoria, que nos comenta lo siguiente:

En el primer embarazo a la familia más cercana primero… y al resto, con bombos y platillos el día de nuestra boda.
Yo estaba convencida de que tardaría mucho en quedar embarazada, así que decidimos empezar antes… y al primer intento, ¡test positivo!

Para la boda estaba de 11 semanas, y costó un poco disimularlo (no, la barriga…pero sí el escote, jajaja), pero al final del festejo, mi marido hizo un brindis "para agradecer a todos los que nos acompañan, a los que están con nosotros…que son más de los que se ven". La gente entre la alegría de la boda, el embarazo y el alcohol lloraba a moco tendido!!! Fue un momentazo.

Con el segundo embarazo, lo vamos diciendo de a poco (estoy de 9 semanas) y las caras de sorpresas son aún más (se llevarán menos de 2 años). Unos días antes de enterarnos, habíamos quedado en irnos al Caribe con mi familia para fin de año, que es la época que nacerá el bebé, así que cuando nos enteramos, les dijimos que teníamos ya reservado un all-inclusive, con atención personalizada y desayuno en la habitación. ¡Cuando les dijimos el nombre de la clínica se morían de emoción!

Espero que repaséis el resto de respuestas, como la de Karen Lanza, que también ha sido calificada de brillante. Un repasito por momentos muy emocionantes de nuestras vidas…

Os agradecemos vuestra participación y os invitamos a responder la pregunta de esta semana en nuestra sección Respuestas. Os pedimos que durante esta semana que tenéis para responderla contestéis en nuestra sección y no en los comentarios de este post, para que podamos tenerla en cuenta para la semana que viene.




Cinco peinados rápidos para niñas con pelo largo

Posted: 15 Jun 2011 06:30 AM PDT

Ve el video en el sitio original.

Nuestros compañeros de Peques y más nos enseñan un vídeo que como madre de tres niñas no puedo dejar de compartir con otras mamás de niñas. Nos muestra cómo hacer cinco peinados rápidos para niñas con pelo largo, cinco sencillas ideas para peinar a vuestras peques que estoy segura que os servirá de inspiración.

Podéis pasar un rato divertido jugando a la pelquería y practicar los diferentes estilos. Los peinados son: la clásica coleta con todo el pelo, dos coletas, dos trenzas, un peinado con dos tipos de diademas y uno con pinzas sobre un costado, que quedan muy graciosas y llenan la cabeza de color.

Todos son muy frescos de cara al verano y sobre todo, rápidos y fáciles de hacer para quienes no tienen demasiado paciencia o para cuando no hay apenas tiempo.

El pelo largo da muchas posibilidades, así que a coger cepillo, peine, gomas de colores, horquillas y pinzas y a dejar guapísimas a vuestras niñas.

Vía | Crecer TV




Un bebé nace dos años después de morir su madre

Posted: 15 Jun 2011 05:30 AM PDT

mano-bebé

Suena insólito oir noticias como éstas, pero la legislación de algunos países lo permite. Es el primer caso de implantación de embriones de una mujer fallecida en un vientre de alquiler, lo que permitió el nacimiento de un bebé dos años después de morir su madre.

Sucedió en Israel, donde tras una larga batalla jurídica, la fiscalía general permitió a un hombre utilizar dos de los embriones congelados años antes de que su mujer, Keren, muriera debido a un cáncer.

Habían intentado sin éxito tener un bebé por inseminación artificial antes de que ella enfermara de un tumor cerebral. El cáncer la obligó a paralizar el tratamiento de fertilidad que había comenzado para tener hijos, pero era su deseo traer un hijo al mundo, aunque falleciera.

Los embriones estaban conservados, por tanto el marido solicitó y consiguió hacer realidad el sueño de su mujer y hacer valer su derecho a ser padre, “ya que el 50 por ciento del material genético es suyo”.

El hecho es que hace pocos días nacía en los Estados Unidos, de una madre de alquiler, una niña con los genes de su madre biológica que no ha llegado a conocer.

No deja de impresionar que un bebé nazca dos años después de morir su madre, pero al conocer la historia no podemos dejar de emocionarnos al saber que se ha hecho realidad el sueño de una pareja y que ha venido al mundo un bebé deseado y amado.

Vía | La voz de Galicia
Foto | QuinnDombrowski en Flickr
En Bebés y más | Miguel Bosé, padre de gemelos por vientre de alquiler




Cama caravana para la habitación infantil

Posted: 15 Jun 2011 05:00 AM PDT

cama caravana azul

De vez en cuando nos gusta traeros camas que se salen de lo común para la habitación infantil. Hemos hablado de camas-coche, camas-carroza de princesa, y hasta una cama barco pirata en el que navegar viento en popa a toda vela. Hoy os traemos una estupenda cama caravana para la habitación infantil.

Me ha encantado el diseño, y sobre todo que se une a la moda de camas elevadas que permiten aprovechar el espacio inferior, lo cual en la mayoría de pisos actuales viene muy bien.

La parte de arriba es la cama y va protegida con barras para que los niños duerman seguros. En la parte de abajo tienen un pequeño sofá, cuya parte inferior pueden usar como juguetero y además un escritorio donde pueden hacer los deberes. Eso sí, aunque la caravana tiene bastantes ventanas, les hará falta una buena lámpara para iluminar este espacio.

Esta cama caravana está disponible tanto en rosa como en azul. ¿Para cuando un unisex en verde, rojo o amarillo? Sería estupendo. Eso sí, barata no es. La cama caravana para la habitación infantil cuesta unos 800 euros. Si no hay presupuesto, habrá que conformarse con otras opciones elevadas más económicas, al estilo tradicional.

Vía | Decoesfera
Más información | Trendy Products
En Bebés y más | Cama coche para tu pequeño Alonso, Dormir en su propio coche, La cama de la Bella Durmiente, Crea un castillo debajo de la cama de los niños




Viajar con niños: en coche y en tren

Posted: 15 Jun 2011 01:30 AM PDT

viajar-con-niños

Como comentábamos ayer, empezamos hoy con este post un Especial sobre Viajar con niños que os ayudará a planear y disfrutar de los viajes con vuestros hijos. En las próximas semanas hablaremos en detalle de todo lo que debéis tener en cuenta a la hora de viajar con bebés y niños.

En esta primera parte, nos dedicaremos a hablar de una de las cosas más complicadas de los viajes con bebés y niños: los desplazamientos. Pueden hacerse eternos, entre las esperas, las incomodidades y los inconvenientes que pueden presentarse. Pero el traslado no deja de ser parte del viaje, por lo tanto hay que intentar disfrutarlo desde el mismo momento en que salimos de casa.

Para que los desplazamientos con niños sean lo más ameno posible es importante tener en cuenta algunos consejos que mencionaremos a continuación para viajar con niños en coche, en tren, y en el próximo post, para viajar con niños en barco y en avión.

Viajar con niños en coche

Es el medio de transporte más utilizado para distancias relativamente cortas. Muchas familias prefieren utilizar el coche para desplazarse con niños por la comodidad de evitarse las esperas en los aeropuertos, las colas en los embarques y poder ir más a su aire.

Planificación

Una buena planificación es el primer paso si queremos que el viajar con niños sea una bonita experiencia y la repitamos en el futuro.

Una cosa es irse una pareja sola y otra muy diferente hacerlo con uno o más niños, sobretodo si hablamos de bebés. En este último supuesto planificar el viaje es muy necesario para proporcionarles el máximo confort y que así tanto ellos como los padres disfruten del viaje.

Por eso, hay que planificar la ruta antes de lanzarse a la carretera. Hoy en día se disponen de las herramientas necesarias para organizar el itinerario en coche, calcular el tiempo, la distancia y las paradas que se harán en el camino.

A propósito de las paradas, podéis hacer un pequeño estudio previo de las localidades por las que pasaréis y hacer coincidir alguna escala para hacer una visita a un parque o conocer una nueva ciudad.

Seguridad en el coche con niños

Hay que tener muy en cuenta algunas medidas de seguridad básicas para viajar en coche con niños. La más importante, sin duda, es elegir un sistema de retención infantil adecuado para el tamaño y el peso del niño, según la normativa vigente.

Todos los niños menores de 12 años tienen que utilizar un sistema de retención. Existen varios grupos de sistemas de retención dependiendo del peso del niño.

A parte, es fundamental utilizarlos adecuadamente. Asegurar bien la sillita con su sistema de anclaje correspondiente y controlar con frecuencia que los arneses estén bien abrochados.

Consejos para hacer el viaje en coche más ameno

Hay que tener en cuenta que los niños permanecen atados y prácticamente inmóviles durante todo el tiempo que dure el viaje en coche, que sabemos que es demasiado pedir para un niño, especialmente para los de alta demanda.

Está en vuestra mano hacerles el viaje lo más ameno posible siguiendo estas recomendaciones:

  • Vestirlos con ropa cómoda para viajar.
  • Equipar el coche para que el niño cuente con el mayor confort posible (silla de coche, parasol, almohada, etc)
  • Prever posibles mareos
  • Intentar mantenerlos entretenidos con juegos y actividades (adivinanzas, juegos de palabras, canciones, contar historias, etc,)
  • Detenerse cada dos o tres horas como máximo para estirar las piernas y que los niños se distraigan antes de reanudar el viaje.
  • Llevar todo lo que pueda llegar a necesitar durante las horas que dure el viaje: elementos de aseo, un cambio de ropa por si acaso, suficiente agua, comida, libros y juguetes.
  • Hacer a los niños partícipes del viaje, contarles cómo será el viaje, cuánto falta para llegar, cuál es el próximo destino…
  • Con los niños mayores las opciones de entretenimiento se amplían (entre ellas el socorrido DVD), pero con niños pequeños están más limitadas. Podéis recurrir a los objetos como espejitos, muñecos, sonajeros, mordillos y juguetes blanditos con sonidos y colores que llamen su atención.

Viajar en tren con niños

Viajar-con-niños

Para muchas familias, el tren es el medio de transporte más cómodo para viajar con niños. Tiene la ventaja de que es relativamente económico, el niño no tiene que ir casi inmovilizado como en el coche, y a la vez permite a los padres estar más pendientes de ellos.

Pueden desplazarse por el vagón, y si estáis sentados junto a una ventanilla se puede disfrutar de bonitas vistas panorámicas de los paisajes que atravesáis, lo cual es una buena forma de distraer a los más pequeños durante el viaje.

Muchos trenes ofrecen servicios de lo más completos, como restaurante, cafetería, donde podemos pedir calentarle la comida al bebé, y por supuesto aseos, algunos hasta con cambiador si necesitáis cambiarle el pañal.

Descuentos para viajar con niños en tren

Los niños menores de 4 años no pagan billete salvo que ocupen asiento. Tiene que ir encima de algún padre, salvo que prefiráis pagar para aseguraros el derecho al asiento.

Los niños de entre 4 y 11 años tienen un 40% de descuento en Renfe, que en caso de familia numerosa se amplía al 52% de descuento. En las líneas de Alta Velocidad se aplica un descuento del 40% para los niños de entre 4 y 13 años.

Los trenes con cabinas son ideales para viajes de largo recorrido con niños. Se puede realizar el viaje mientras los niños duermen y aprovechar los servicios que ofrece el tren que se asemejan a los de un hotel.

El tren es una buena opción para trasladarse si tenéis pensado viajar con niños a algunos parques temáticos como Isla Mágica, Terra mítica o Port Aventura, que hasta tiene estación de tren propia.

El equipaje al viajar en tren con niños

A diferencia del viaje en coche, no es necesario planear la ruta ni los descansos en el viaje para estirar las piernas. Pero una de las cosas que sí hay que tener en cuenta es el equipaje.

No hay restricciones de equipaje al viajar en tren, pero hay que acarrear con él y subirlo al coche, por lo que igualmente hay que intentar ser prudentes en cuanto al peso de las maletas llevando sólo lo necesario. Ya dedicaremos más adelante un post exclusivamente a qué llevar cuando viajamos con niños.

Se puede llegar con el carrito del bebé hasta las puertas de los vagones, lo cual es muy cómodo, pero suelen ser bastante angostas, por lo que es recomendable plegarlo antes de subir al tren y depositarlo en los extremos de los vagones junto con el equipaje general.

Volviendo a las maletas, existen especificaciones sobre las medidas permitidas para el equipaje al viajar en tren: 70 × 50 × 25 centímetros.

Los niños en el tren

Los trenes disponen de espacios ideales para familias que viajan con niños. Muchos cuentan con vagones donde hay cuatro asientos enfrentados y hasta una mesita, siendo un área con mayor amplitud para que los niños puedan moverse, jugar, leer o pintar.

Si viajáis por la noche, lo más recomendable es reservar una cabina con literas, que brinda intimidad a la familia y los niños se sentirán como en casa, además de disfrutar de la experiencia que les resultará muy entretenida.

Esperamos que estas recomendaciones para viajar con niños en coche y en tren os sirvan para planear el próximo viaje que haréis en familia. En el próximo post hablaremos de otros medios de transporte para viajar con niños: el barco y el avión.

Foto | jessicafm y edenpictures en Flickr
En Bebés y más | Viajar con bebés: en coche, Un viaje en coche con los niños, Viajar con bebés en tren




Los peligros de la sobreprotección a nuestros hijos

Posted: 14 Jun 2011 11:11 PM PDT

Sobreprotección

Como padres, obviamente nos preocupamos porque nuestros pequeños no tengan muchas complicaciones a lo largo de su vida, pero debemos prestar especial atención a los problemas de la sobreprotección en nuestros hijos, ya que ésta interfiere de una forma muy importante en el desarrollo infantil.

Pongámonos en situación: nuestro hijo o hija está jugando tranquilamente en el parque con su juguete favorito. Está inmersa en su fantasia cuando, de pronto, un niño que también estaba jugando por ahí se acerca a ella y sin decirle nada le quita el juguete, además de empujarle y haciéndole llorar. Nosotros hemos presenciado este acto de “vandalismo” infantil, e indignados nos levantamos en dirección al niño, le quitamos el juguete y se lo devolvemos a nuestro pequeño.

Conclusión: hemos resuelto satisfactoriamente el problema, pero ¿qué ocurre con nuestro hijo o hija? Simplemente se ha limitado a observar, y cuando vuelva a ocurrir una situación similar en la que no estemos presentes, muy problablemente no sabrá cómo resolver el conflicto.

Es verdad que los niños nacen muy indefensos y necesitan del amor de sus padres para desarrollarse como persona, pero crecer implica la consecución de diversos logros acordes a la edad, tales como conquistar su autonomía, desarrollar estrategias para resolver conflictos y dificultades, tolerar la frustración o tomar decisiones y aceptar sus consecuencias.

Aunque estas cuestiones parecen una obviedad, en ocasiones nos encontramos con niños de cinco y seis años que siguen tomando biberón o que sus madres les visten todas las mañanas para ir al cole. No hay que olvidar que se trata de niños de cinco años, no bebés de cinco años.

Algunas justificaciones que se dan cuando se pregunta por esa forma de actuar tan sobreprotectora son, entre otras muchas, que se hace por comodidad o que no se tiene tiempo. Pueden existir cientos de razones, pero la verdad es que a nuestro hijo o hija no le estamos haciendo ningún gran favor cuando actuamos de esta forma.

La protección en exceso hace que los niños se vuelvan extremadamente dependientes del adulto, poco seguros en sus actos, con dificultades para enfrentarse a situaciones complejas. A esto hay que sumarle que, de repente en la adolescencia se le exige que madure como por arte de magia, que se responsabilice de sus tareas, además de informale de sus derechos y obligaciones.

No podemos pretender que todo lo que no ha aprendido en sus primeros años de vida, lo aprenda ahora de repente; es un aprendizaje que se da desde el nacimiento y, aunque nuestros hijos no vienen con un manual de instrucciones bajo el brazo, la forma que tenemos los padres de ayudarles a superar los problemas es dejándoles que se enfrente a ellos desde pequeños.

Debemos hacerle sentir que creemos en él, que él puede hacer cosas cada vez más difíciles sin nuestra ayuda (subir a un tobogán más alto, comer el solo aunque se manche…). Y si se equivoca, ya sabeis lo que dicen: “se aprende más de las derrotas que de las victorias”. Hay que ayudar al niño a que asuma que no todo es cuándo y cómo él quiere.

La forma de ayudar a nuestro niño a desarrollarse es transmitirle cariño, confianza en sus posibilidades y comprensión ante las dificultades, así como plantear unos límites claros y lógicos. Le acompañaremos en su búsqueda de estrategias que le ayuden a solucionar las dificultades que pueda encontrarse. Así, de este modo, no le resolveremos ni le chivaremos la solución a los problemas; en su lugar, le preguntaremos qué es lo que puede hacer.

Por último, es importante saber que querer mucho a un hijo no implica evitarle todos los sufrimientos. Los excesos nunca han sido buenos. Por ello, hay que tener cuidado de no caer en la sobreprotección o en la sobreexigencia, ya que en ambos extremos nos encontramos siempre más consecuencias negativas que positivas.

Foto | M.Markus en Flickr
En Bebés y más | La sobreprotección afecta al desarrollo infantil




Carlos González habla acerca de una alimentación libre de papillas en el TEDx de Valencia

Posted: 14 Jun 2011 09:00 PM PDT

carlos-gonzalez-y-la-alimentacion-libre-de-papillas.jpg

TED es una organización sin ánimo de lucro cuya finalidad es difundir ideas y conocimientos considerados de interés. "TED" son las siglas de Tecnología, Entretenimiento y Diseño, que se consideran como los tres pilares sobre los que la sociedad está creciendo. En estos eventos los conferenciantes explican algo que consideran importante en su campo y que consideran que son "ideas que merecen la pena".

Estos eventos se organizan en muchas ciudades del mundo y hace poco se llevó a cabo en Valencia, donde Carlos González habló de una alimentación libre de papillas, algo que en Bebés y más hemos conocido como Baby led weaning (destete dirigido por el bebé), que viene a ser algo así como poner comida al alcance del bebé y que él vaya decidiendo qué comer.

En el vídeo de la conferencia, que podréis ver a continuación, el conocido pediatra explica su visión acerca de cómo debería ser la alimentación complementaria en base a dos supuestos que pocas personas tienen claras: uno, que la alimentación complementaria no se empieza a dar para nutrir y para cubrir unos requerimientos urgentes y dos, que la comida debe ser algo con lo que disfrutemos (y los niños disfruten).

A continuación voy a entrar en profundidad a explicar estos dos supuestos (el texto es mío y no de Carlos González, que en otras ocasiones ha habido confusión) y al final podréis ver el vídeo del pediatra en el TEDx de Valencia.

La comida es para disfrutarla

Seguro que más de una conocéis los batidos para preparar que venden en las farmacias que contienen decenas de ingredientes y que aportan muchas vitaminas, hierro, zinc, calorías determinadas, proteínas, grasas y muchas cosas más (tipo Meritene o Pediasure), que sirven para aquellos niños que, según los fabricantes, comen mal.

Siguiendo este modelo de producto y tal y como explica el Dr. González, todos podríamos vivir con un preparado especialmente diseñado para nosotros, con todos los nutrientes que nuestro cuerpo requiere en la proporción deseable y consiguiendo así una dieta perfecta.

Los bebés también podrían vivir así, pasando de la leche materna o artificial a los batidos o preparados y así tomar siempre una dieta equilibrada y adecuada a las necesidades de sus cuerpos.

Sin embargo en la actualidad es difícil que algo así funcione porque todavía, y espero que suceda por mucho tiempo, queremos disfrutar de la comida. Dicho de otro modo: nos arriesgamos a tomar una dieta desequilibrada, y de hecho muchos erramos al elegir los alimentos, precisamente porque queremos poder elegir. Queremos comer lo que nos gusta, lo que nos hace sentir bien, lo que nos apetece en cada momento. Queremos quedar con los amigos para cenar, invitar a la familia a comer y queremos poder llevar a los niños a un restaurante determinado porque sabemos que allí la comida les va a encantar.

¿Podríamos hacer lo mismo con un batido?

Pues probablemente no, porque quedar para comer y beberte un batido no es disfrutar de la comida, sino nutrirte y nada más. Se hace en un momento y no da tiempo ni para hablar. Nadie se echa para atrás porque está lleno y sigue viendo comida en la mesa, nadie se ríe de cuánto has operado el filete que te han puesto y nadie te roba del plato esas aceitunas que no te gustan.

Pues bien, los niños tienen todo el derecho del mundo de disfrutar de la comida y de disfrutar comiendo. Por eso parece que lo más lógico es dejarles probar, dejarles experimentar y dejarles comer lo que quieran y cuanto quieran para que ellos mismos aprendan a crear sus gustos (y sus "disgustos") y para que aprendan a conocer los alimentos y a elaborar sus preferencias.

Cuando les damos la fruta mezclada con una galleta no les estamos permitiendo conocer el sabor de la fruta. Cuando les damos un puré haciendo el avión con la tele encendida no les estamos dejando que conozcan qué es un puré, ni que elijan cuánto tomar, ni les estamos dejando disfrutar.

Por eso parece que lo más lógico es, simplemente, dejar la comida que queremos que empiecen a comer a su alcance y que sean ellos los que la toquen, manoseen y los que se la lleven a la boca cuando quieran y cuantas veces quieran.

Sorprendentemente, a la larga, los niños que eligen qué comer y cuánto comer acaban haciendo una dieta bastante equilibrada (sobretodo si la comida que les ofrecemos es sana, porque de no ser así podrían decantarse siempre por lo que está más bueno – y sí, estoy pensando en el chocolate) y tienen menos manías, porque nadie les ha obligado a comer nada ("oblígame y lo acabaré rechazando") y nadie les ha premiado ("dame un premio y perderé el interés por lo que me pides en favor del premio").

La alimentación complementaria no tiene como finalidad cubrir unos requerimientos urgentes

Se suele decir erróneamente que los bebés de 6 meses tienen que empezar a comer únicamente porque necesitan cubrir unos requerimientos que la leche por sí sola no cubre (a veces incluso se dice a los 4 meses, siendo aún más erróneo).

comiendo-solo.jpg

En el siglo pasado la mayoría de niños que no eran amantados (que eran normalmente más que los amamantados) necesitaban empezar a tomar más bien pronto otros alimentos que no fueran la leche que se les preparaba porque ésta tenía importantes carencias. Ahora, en cambio, las leches artificiales llevan aquello que los fabricantes quieren poner, hasta donde los conocimientos les ha permitido llegar (siguen investigando para mejorar las fórmulas), pero conteniendo los nutrientes y elementos que los bebés necesitan sin necesidad de añadir otros alimentos a la dieta.

A partir de los 6 meses, si necesitan más nutrientes podrían añadirse estos nutrientes a la leche artificial o, si ya los contiene, modificar las concentraciones para adaptarla a las nuevas necesidades. De ese modo llegaríamos hasta los ya comentados batidos con todo lo que un cuerpo humano necesita.

Sin embargo esto no se hace por lo dicho, queremos comer de todo. Y para comer de todo un bebé tiene que aprender a comer, conociendo texturas, olores, colores, temperaturas y sabores.

Esto no se hace de un día para otro, sino que, como todo, se aprende con la experiencia. Por eso cuando alguien dice "ya tiene seis meses, ahora que empiece a comer", no se está diciendo que tenga que comer fruta, un trozo de cada fruta, verdura con carne, un bol de 240 ml y cereales, unos 180 ml de papilla. Lo que se está diciendo (o lo que se debería decir) es que ahora que ya tiene seis meses, puede ir empezando a probar alimentos para que, poco a poco, la leche deje de ser el alimento principal y empiece a comer del modo en que comerá toda la vida.

Como acostumbrarse a algo es cuestión de tiempo y depende del aprendizaje de cada niño, lo lógico es que se le permita ir asumiendo conceptos e ir conociendo los alimentos por sí mismos: te pongo la comida delante y conócela. Si quieres, hasta pruébala.

Pero, ¿no le faltará…?

Lo único que le puede faltar a un bebé alimentado con leche materna si pasan los meses y nadie le da nada de comer es hierro (bueno y zinc, pero nadie tiene muy claro para qué deben tomar zinc los bebés). Con esto quiero decir que si a un médico o pediatra le interesara que un bebé no tuviera déficit de hierro lo podría solucionar dando gotitas de hierro. No tiene sentido que las madres entiendan la comida como si de un tratamiento se tratara: "tiene que tomar 30 gramos de pollo cada 24 horas", básicamente porque luego hay niños que se lo comen y otros que no lo hacen.

Por eso las recomendaciones tienen que ser eso, recomendaciones: "para que vaya tomando hierro ve ofreciéndole algo de carne cocinada así o asá y que coma lo que quiera" e incluso abrir la puerta a la tranquilidad: "y si ves que come poquita o nada y pasa el tiempo me lo dices y valoramos el darle unas gotitas de hierro mientras aprende a comer".

Pues igual que con la carne, sucede con la verdura y las frutas. Para qué hacerla en papilla y triturada, como si fuera algo necesario para vivir o crecer si hay tiempo para dejarles que vayan aprendiendo y aceptando la comida. Para qué darles la comida en papilla, si luego ningún adulto come triturados excepto cuando se hace un puré de higos a brevas. Para qué darles papillas de ocho cereales, con cebada y mijo, si luego en casa nadie come mijo, ni cebada.

La mayoría de los bebés, aunque no lo creamos, son muy capaces de comer alimentos semisólidos (blandos, hervidos,…) desde los 6 meses. Y aquellos que aún no lo son, lo serán en adelante a medida que vayan probando a comer solos con sus manitas y sus capacidades. Ahora bien, para permitir a un niño probar hay que quitarse muchos miedos de atragantamientos y estar dispuesto a limpiar un buen rato después de comer.

Os dejo con el vídeo de Carlos González, muy interesante:

Vídeo | Agnès Ortega y su vida
Fotos | thepinkpeppercorn en montaje con imagen de Carlos González, Sami Keinänenen en Flickr
En Bebés y más | Carlos González explica cómo se ha de iniciar la alimentación complementaria, Alimentación complementaria: cómo alimentar a un bebé mediante "Baby-led Weaning", Aprendiendo a comer: de las manos al tenedor