Todo para Bebe: Las consecuencias de la sobreprotección en el lenguaje infantil

viernes, 17 de junio de 2011 |

Todo para Bebe: Las consecuencias de la sobreprotección en el lenguaje infantil


Las consecuencias de la sobreprotección en el lenguaje infantil

Posted: 17 Jun 2011 08:42 AM PDT

Sobreprotección y lenguaje

Hemos visto los peligros de la sobreprotección a nuestros hijos, y hoy profundizaremos un poco más en el tema y descubriremos las consecuencias de la sobreprotección en el lenguaje infantil.

Los padres actuámos de forma sobreprotectora cuando limitamos la exploración del mundo por parte de nuestro hijo. ¿Por qué?. Puede ser porque tengamos miedo a que se hagan daño con algo de su entorno.

No significa necesariamente mimar a los hijos; consiste más en algo emocional que se presenta de forma intensa y excesiva, lo que conlleva la necesidad de controlar al hijo en todo momento.

Como consecuencia de esta necesidad, se llega a generar una dependencia hijo-padres y viceversa. Y aunque en un principio pueda parecer una relación sin ningún tipo de problema, nada más lejos de la realidad.

Un niño que ha crecido en un ambiente de excesiva atención, preocupación asfixiante o con los deseos de los padres convertidos en obligaciones o expectativas demasiado altas para la capacidad del hijo, puede encontrarse en su edad adulta con graves problemas.

Hay padres que pueden pensar que amar y querer a un hijo es hacerle el camino más fácil, cuando realmente lo que necesitan es:

  • reconocer quién es cada uno realmente
  • respetarse y ser tolerantes con sus ideas y sentimientos
  • dadle libertad para tomar decisiones
  • desarrollar las cualidades y aceptar sus limitaciones
  • potenciar la creatividad
  • tener oportunidad de compartir los sentimientos de pérdida, dolor o rabia

Los padres no vamos a estar presente siempre que a nuestro hijo le surja una complicación o un problema, y es importante saber que si siempre hay alguien que se los resuelve porque lo quiere mucho y quiere que sea feliz, llegará un momento en el que no sabrán enfrentarse solos a las cosas más sencillas de la vida.

¿Cómo influye la sobreprotección en la adquisición del lenguaje?

El lenguaje muchas veces se ve afectado por causa de la sobreprotección. Se debe tener en cuenta que el lugar donde se aprende de forma más natural es en el hogar mediante las continuas interacciones entre los padres y los hijos.

Los niños emplean el lenguaje como medio para relacionarse con los demás niños, así como para satisfacer sus necesidades, controlar el entorno, expresar su propia identidad y adquirir nuevos conocimientos.

El proceso de adquisición del lenguaje se favorece de los diversos intercambios comunicativos y lingüísticos con los padres o miembros más cercanos de la familia.

Estimular el desarrollo del lenguaje en nuestros hijos es esencial para conocer los sonidos que componen el lenguaje hablado y su correcta articulación, además de estar íntimamente relacionado con el desarrollo del pensamiento.

Debemos tener siempre presente que el niño es un ser social, por tanto el lenguaje no se puede enseñar aislado del contexto social. Es decir, no podemos separar el lenguaje de todas las circunstancias que lo rodean.

Si cada vez que quiere algo nuestro hijo, se lo damos antes de que pueda pedirlo verbalmente, estamos mermando su capacidad de desarrollo del lenguaje. Nuestro hijo aprenderá a solicitar las cosas con sólo mirar o señalar. No se verá en la necesidad de demandarlo verbalmente.

Al conseguir todo lo que quiere sin decir nada, su desarrollo de la pronunciación o de la construcción de frases se verá retrasada con respecto a la de los demás niños de su edad.

Así mismo, los adultos deben pronunciar de manera correcta las palabras y evitar hablar al niño de forma infantilizada, así como pronunciar correctamente y evitar corregirles de forma directa, tal y como hemos visto con anterioridad.

En algunas ocasiones, existen dificultades lingüísticas debidas al nerviosismo del niño ante la insistencia de sus padres para que aprenda nuevas palabras o bien para que diga cosas más o menos graciosas ante familiares o amigos. Ante estas situaciones el niño responde casi siempre con una oposición que puede dificultar su normal aprendizaje.

En conclusión, a la hora de criar a nuestro hijo debemos tener en cuenta las consecuencias de la sobreprotección en el lenguaje infantil, entre las que se encuentran el retraso en la adquisición del lenguaje y/o del habla, así como falta de necesidad de expresar verbalmente sus necesidades.

Foto | emerille en Flickr
En Bebés y más | Trastornos del lenguaje: Retraso del Lenguaje




Aprendamos a hacer lapbooks juntos

Posted: 17 Jun 2011 04:44 AM PDT

Ve el video en el sitio original.

Los lapbooks que vienen a ser un pequeño libro plegable de solapas, son una manera muy útil y atractiva para trabajar en proyectos y además, recopilar las actividades que realizan los niños manteniendo la información organizada de forma muy práctica. Vamos a aprender a hacer lapbooks juntos desde el principio.

Pero al principio puede parecernos complicado si no hemos hecho nunca uno. Podemos comprarlos ya con las plantillas y las propuestas de actividades o podemos diseñarlos nosotros con nuestros hijos, para hacerlos más personalizados. Y ayudando, podemos hacerlos con nuestros hijos pequeños a partir de los tres años, adaptándolos a su edad, con fotos y dibujos pero sin texto apenas.

El video de la presentación, podemos ver un precioso lapbook, muy completo, que ha ofrecido en el YouTube Meninheira, y que nos ofrece, sin palabras, muchas ideas para que podamos aprender juntos a hacer un lapbook.

Ve el video en el sitio original.

Este otro, aunque está en inglés, nos enseña un lapbook completísimo sobre las flores, pensado para niños pequeños. En él hay toda una variedad de elementos posibles que incluir en el interior y también propuestas de temas relacionados, detalles y actividades transversales que toman como hilo conductor las flores.

Vamos ahora a comenzar por el principio a aprender a hacer juntos un lapbook, y lo primero, son los materiales necesarios.

Preparando nuestro primer lapbook: los materiales

lapbook doblado

Vamos a necesitar una cartulina o una carpeta de archivar de cartón fino, de esa que ya vienen con un doblez interior. La doblaremos como se muestra en el video, doblando hacia dentro las alas externas, dejandolo cuatro veces menos ancho que al principio y luego desdoblando el pliegue central o directamente doblándola en tres, con la parte central el doble de ancha que las laterales. Esta será nuestra base para el lapbook.

Los materiales que vamos a necesitar son:

  • una cartulina DINA·3 o una carpeta de archivo.
  • Tijeras
  • Cartulinas o papeles de colores variados
  • Sobres pequeños
  • Celo
  • Pegamento
  • Lápices de colores, pinturas, bolígrafos y rotuladores de diferentes grosores
  • Fotos recortadas o impresas.
  • Preparando nuestro primer lapbook: la base

    lapbook1

    La idea es que en el pequeño libro plegable podamos incluir toda la información significativa para el niño que podamos y que a él le interese, de forma atractiva y divertida, sin un orden concreto, sino dejando que nos guie la imaginación y haciéndo, además, una obra atractiva visualmente y en la que el índice no exista, sino que todo aparezca ante nuestros ojos rápidamente.

    lapbook abierto

    Dentro de la carpeta pondremos bolsillos de cartulina, papeles doblados dentro de ellos, desplegables adicionales y colores llamativos, pequeños libritos hechos por los niños, sobres. pequeñitos.. cualquier elemento que nos permita guardar y mantener la información guardada y organizada.

    Las letras y los dibujos que pongamos deberían ser de colores llamativos y diferentes formatos, para ser más llamativas y hacer que podamos encontrar lo que buscamos facilmente.

    Por supuesto, si en los papeles adicionales incluimos esquemas, mapas mentales, mapas… adaptados a la edad del niño, pero siempre tratando de ofrecer la información de forma visual y clara.

    Para los niños más pequeños usaremos pocos elementos, quizá solo dibujos dentro de la carpeta. Me encanta la sencillez de este ejemplo que nos enseñan en Amigos Homeschoolers

    Preparando el tema de nuestro primer lapbook

    Ve el video en el sitio original.

    Seguimos ahora aprendiendo a hacer un lapbook. Antes de empezar, lógicamente, debemos tener elegido el tema que vamos a tratar en nuestro lapbook. Lo ideal es que el niño sea quien decida, al menos al principio, el tema, buscando algo que le fascine, del que ya sepa bastante o del que quiera ampliar sus investigaciones.

    También podemos comprar una guía como las que ofrece Educarpetas que sea también de algo que atraiga al niño e ir imprimiendo cada día algunas de las actividades que nos proponen. Para comenzar a hacer lapbooks los que vienen ya con plantillas y sugerencias de actividades son una opción estupenda, que fomenta la creatividad de los niños y nos ayuda a aprender a desarrollar también nuestra capacidad de proponer cosas para ellos.

    No hay que pensar en hacerlo todo de golpe, un lapbook es un proyecto que hacer con mimo y vamos a dedicarle una semana por lo menos. Si antes de empezar hemos hecho un esquema con las cosas que podemos incluir, podremos hacer un pequeño calendario, que , de paso, sirve al niño para planificar sus tareas en un futuro y saber organzar sus actividades.

    Para planificar el contenido podemos hacer un esquema vertical típico o un mapa mental, estructurando los contenidos ayudándonos de preguntas como ¿qué es?, ¿cuándo sucede o sucedió?, ¿cómo es?, ¿dónde lo encontramos?, ¿de qué partes está hecho?, ¿con qué cosas se relaciona? o ¿para qué se usa?

    Antes de empezar podemos inspirarnos buscando recursos en la biblioteca, internet, un museo o un lugar natural relacionado. También podemos ver una película o un documental, incluso unos dibujos animados si el niño es más pequeño. Charlar del tema y mirar los libros que tenemos en casa, recortar fotos o imprimirlas… todo eso nos ayudará a inspirarnos y organizarnos con todas las cosas que, seguro, se nos van ocurriendo para incluir.

    Os he ofrecido una primera lección para aprender a hacer un lapbook. Os iré mostrando más ejemplos y temas que desarrollar, con propuestas para vuestros pequeños este verano. Disfrutadlo.

    En Bebés y más | Lapbook sobre el arcoíris en Educarpetas, Lapbookin para niños pequeños




    Viajar con niños: en avión y en crucero

    Posted: 17 Jun 2011 01:42 AM PDT

    niño-avión

    Después de hablar en nuestro Especial Viajar con niños sobre viajar con niños en coche y en tren, nos centraremos ahora en las recomendaciones a tener en cuenta para viajar con niños en avión y en crucero.

    Si bien el medio de desplazamiento preferido por las familias para trayectos no demasiado largos suele ser el coche y aunque menos popular, en el tren los niños tienen mayor libertad de movimientos, el avión es elegido por su rapidez y el crucero porque nos permite conocer varios destinos en un mismo viaje.

    Como comentábamos con anterioridad, el viajar es una afición a la que los padres no tienen por qué renunciar cuando nace un bebé. Viajar con niños no es fácil, pero es una experiencia enriquecedora y positiva para todos los miembros de la familia.

    Viajar en avión con niños

    viajar-con-niños-avion

    Una de las primeras cuestiones que hay que tener en cuenta es a partir de qué edad puede viajar en avión un bebé.

    Si bien en caso de necesidad se puede volar con un bebé desde su segunda semana de vida, las compañías aéreas aconsejan el viaje de bebés a partir de los dos meses de edad. A esa altura, los paseos que hayáis hecho con él habrán servido para que el pequeño se vaya adaptando poco a poco a las salidas.

    Hay que respetar en todo momento sus necesidades, no olvidarse de que son bebés que necesitan un cuidado muy especial, sin embargo también es cierto que los niños son muy flexibles y cuánto más pequeños se acostumbran a comer, dormir y moverse en situaciones diversas mejor se adaptará a los cambios que se producen en los viajes.

    En cuanto al sitio en el avión, los mejores asientos para viajar con niños, de hecho los que se suelen asignar a las familias con niños, son los de la primera fila, que cuentan con más espacio para que los niños estén más cómodos. La desventaja: que en la mayoría de las aerolíneas en esta fila no se levantan los apoyabrazos, porque la bandeja en lugar de estar en el asiento de adelante (como no hay) está dentro del apoyabrazos.

    Entretener a los niños en el avión

    Viajar en avión implica las esperas en los aeropuertos y sobre todo, una de las cosas que más preocupa a los padres, el entretenimiento de los niños en el avión.

    Si es un viaje largo (digamos de más de 6 horas), lo más conveniente es viajar por la noche. Aunque no siempre es factible, que el viaje transcurra de noche asegura el descanso del niño, al menos durante algunas horas.

    En las horas que permanecen despiertos tendremos que recurrir a todo tipo de entretenimientos como libros, cuadernos para pintar, de pegatinas, puzzles, juegos como el ahorcado, tres en raya, DVD portátil, etc…

    También podéis recurrir a elementos que podemos encontrar en el avión como jugar a buscar la ciudad en la revista que dan en el avión (si el niño lee), jugar a encontrar las señales en el folleto de seguridad del avión (si el niño no lee) o jugar a encontrarle, por ejemplo, formas a las nubes.

    Está bastante extendida la idea de que los niños molestan en los aviones, pero los niños son niños y hacen lo que le gustaría hacer a cualquier adulto cuando nos obligan a estar sentados prácticamente inmóviles en un asiento durante varias horas.

    Aún así, hay padres que se plantean darles algún tipo de relajante para evitarse inconvenientes durante el viaje, pero desde luego no es una buena opción. Hay formas de entretener a los niños sin necesidad de recurrir a sedantes y los demás pasajeros tienen que comprender que se trata de niños.

    De todas formas, antes del viaje se debería hablar con el niño para explicarle cómo será el viaje y motivarlos a comportarse adecuadamente.

    Qué llevar en el avión

    Cuando viajamos con bebés o niños pequeños, el equipaje de mano va prácticamente destinado a todo lo que necesitarán durante el viaje.

    Necesitamos llevar su comida (potitos, purés, biberones de leche) agua para evitar la deshidratación, juguetes, un cambio de ropa, pañales, toallitas y una mantita por si acaso.

    Los niños menores de 2 años no pagan billete y por tanto no tienen derecho a asiento. Tienen que ir encima de los padres, con un cinturón de seguridad doble para papás y niños.

    Las compañías aéreas proporcionan unas cunas que se enganchan a la pared del avión (hay que pedirlas con anticipación al viaje) para bebés de menos de un año. Si va en su propio asiento, se puede llevar el cuquito o un adaptador que se colocan con el cinturón de seguridad.

    Medidas de seguridad al viajar con niños en avión

    Como sabéis, a partir de 2006 entró en vigor la nueva normativa de seguridad en los aeropuertos europeos que afecta al equipaje de mano, la cual establece nuevas medidas para viajar en avión con comida de bebé.

    La normativa no permite llevar líquidos en envases de más de 100 ml, pero la comida de bebé, junto con las medicinas y los alimentos dietéticos que se vayan a consumir en el viaje son la excepción.

    Eso sí, deberemos llevar los potitos, biberones y demás separadamente, fuera de la bolsa transparente para enseñarlos en el control de seguridad.

    En cuanto al biberón que se prepara con agua y leche de fórmula. La leche podemos pasarla sin problemas, pero el agua deberemos comprarla una vez que hayamos atravesado el control de seguridad.

    Así, una vez en el avión ya tendremos todo lo necesario para preparar la comida del bebé, que podremos pedir al personal de abordo que la calienten si es necesario.

    Viajar en crucero con niños

    crucero-niños

    Los cruceros una opción cada vez más elegida por las familias con niños para sus vacaciones. Son auténticos resorts flotantes con ofertas de ocio para todos los miembros de la familia. Las compañías navieras suelen tener un barco con todos los servicios necesarios para que las familias con niños pequeños tengan muchas ofertas a su disposición.

    Por tanto, hay que saber elegir muy bien la compañía y los servicios que ofrece para asegurarnos que el viaje será adecuado para los peques.

    Hay compañías que ofrecen descuentos muy convenientes para los niños, incluso se anuncia que en muchos los menores viajan gratis, pero hay que prestar especial atención a qué no incluye el "gratis".

    Muchas empresas ofrecen cruceros temáticos como el de Disney, Allure of the Seas (Royal Caribbean) para viajar con la animación de Shrek y Madagascar, y Norwegian Epic junto a Nickelodeon por el Mediterráneo.

    Yo nunca he hecho un viaje en crucero, ni con niños ni sola, pero Eva acaba de hacer el primero con dos niñas, así que os invito a que antes de decidiros echéis un vistazo a los pequeños inconvenientes que nadie te contó sobre un crucero.

    Acomodarse en un crucero

    Lo primero es preguntar a partir de qué edad pueden viajar los bebés en crucero. Cada compañía tiene sus propias restricciones de edad, así que es conveniente averiguarlo primero. La mayoría acepta niños a partir de 6 meses.

    También es importante conocer las edades a partir de las cuales pueden utilizar determinados servicios como el Club para niños, la discoteca o cualquier otro tipo de actividades para niños previstas en el barco.

    Hay que poner especial atención a los tipos de cabina. En algunos barcos hay cabinas de hasta cinco personas, mientras que otros disponen de cabinas que se comunican por medio de una puerta, una opción muy interesante para familias que viajan con niños.

    Como en cualquier hotel, se puede solicitar una cuna para el bebé, petición que habrá que hacer al momento de la reserva.

    Comidas y bebidas

    En algunos cruceros, no todo está incluido en la tarifa que hemos pagado. En algunos las gaseosas, la leche y la comida para bebé no está incluida, y no suele ser barata, por tanto es importante que lo averigüemos con anticipación si no queremos agotar el bolsillo.

    Lo que sí suelen tener la mayoría de las compañías son menús infantiles que cuentan con una variedad de comida especial para los más pequeños.

    Seguridad a bordo

    Los cruceros están preparados para que la seguridad de los más pequeños a bordo esté garantizada, sin embargo, en crucero es un gran hotel, y como en cualquier otro sitio hay que tener a los niños siempre controlados.

    Todos cuentan con servicio médico abordo. Los barcos están bien provistos de cobertura sanitaria, en algunos casos hasta con instalaciones médicas de gran complejidad. Sin embargo, y especialmente si viajamos con niños con enfermedades o bajo tratamiento, para vuestra tranquilidad es preferible consultarlo.

    Por último, recomendaros que en un crucero, sobretodo si viajamos en verano, hay muchas zonas al aire libre, y la superficie del mar multiplica el efecto espejo, por tanto es fundamental utilizar la protección solar adecuada, tanto en cremas como gorro y gafas de sol.

    Fotos | ewilman, hoyasmeg y pmarkham en Flickr
    En Bebés y más | Viajar con bebés: en avión , Mis consejos para viajar en avión con niños pequeños, Viajar con bebés: en crucero, Vacaciones con niños: cruceros para toda la familia




    "Azur y Asmar", una película de animación infantil maravillosa

    Posted: 16 Jun 2011 11:25 PM PDT

    Azur y Asmar

    Os recomendé ayer las dos películas que realizó Michel Ocelot sobre el pequeño Kirikú. Y al hacerlo, me ha venido a la memoria “Azur y Asmar”, una película de animación infantil maravillosa del mismo autos.

    Se trata de otra de sus creaciones también poco conocida por muchos padres españoles y que constituye una delicia delicada, de enorme belleza y sensibilidad, que nos transporta al mundo mágico de las Mil y Una Noches.

    La historia de dos niños criados en la Europa Medieval Cristiana por una nodriza árabe, uno su propio hijo y el otro, en hijo de un noble, y que son separados cuando son pequeños. Se vuelven a encontrar años después, primero como rivales y luego como hermanos de sangre y de leche, unidos por un fortísimo vínculo.

    Las aventuras de “Azur y Asmar” son un canto a la amistad, los derechos de los niños y el valor, todo en una aventura mágica, llena de riesgos y prodigios. La música y los dibujos son inolvidables, como la historia. Os lo recomiendo para niños mayores de tres años, aunque seguro que os encantará a todos los miembros de la familia.

    En Bebés y más | “Ya es Primavera” de Caillou, Dibujos animados en lenguaje de signos, David el gnomo cumple 25 años, Las películas de animación de Kirikú




    Estoy de parto: ¿Cada cuánto me tendrían que hacer un tacto vaginal?

    Posted: 16 Jun 2011 09:05 PM PDT

    atendiendo-a-la-embarazada.jpg

    Cuando un obstetra o matrona quiere saber cómo evoluciona un parto realiza a las mujeres un tacto vaginal. Se trata de una intervención en la que se introducen dos dedos en la vagina con el fin de utilizar el sentido del tacto del profesional para determinar cuánto ha dilatado la mujer.

    El problema es que no es una “prueba” que pueda hacerse muy a menudo, porque el tacto vaginal, además de ser molesto para muchas madres y además de generar ansiedad, puede aumentar el riesgo de infección y puede ayudar también a la madre a desconectar de su cuerpo y de su parto y (re)conectar con el mundo, distrayéndola.

    Por esta razón se recomienda hacer los mínimos tactos vaginales posibles y para determinar esos mínimos el Ministerio de Sanidad ha valorado la evidencia científica al respecto y ha explicado en la Guía de Práctica Clínica sobre la Atención al Parto Normal cuántos tactos serían deseables para una mujer que está de parto.

    Qué dice la evidencia científica

    En un estudio en el que se analizaron a 146 madres que dieron a luz en 1986 y que padecieron una infección al dar a luz, comparadas con el total de partos ese año (8428) en Nigeria, se observó que los factores que predisponían a padecer una infección puerperal eran la anemia en el embarazo (aumentaba el riesgo en un 69,2%), trabajo de parto prolongado, definido como un periodo superior a 12 horas (aumentando el riesgo un 65,7%), la realización de cinco o más tactos vaginales (aumentaba el riesgo en un 50,7%) y la ruptura artificial de membranas (aumentaba el riesgo en un 31,5%).

    Otros estudios comentan algo parecido, siendo especialmente relevante el número de tactos vaginales realizados a la hora de predecir una infección materna y/o neonatal. Es decir, hay una relación directa entre el número de tactos hechos a una mujer y el riesgo de padecer una infección tanto la madre como el bebé.

    Cuáles son las recomendaciones

    Sabiendo esto, el Ministerio de Sanidad recomienda:

    • Que en condiciones normales los tactos vaginales se realicen cada 4 horas.
    • Que se realizarán exploraciones vaginales antes de 4 horas en aquellas mujeres cuyo parto progrese lentamente, si hay presencia de complicaciones o si la mujer manifiesta sensación de querer pujar (en estos casos los profesionales pueden saltarse la norma de las 4 horas para hacer una valoración en ese momento concreto).

    Y antes de hacer un tacto vaginal se debe tener en cuenta lo siguiente:

    • Debe confirmarse que el tacto es realmente necesario y que la información obtenida será importante en el devenir del parto, pues permitirá tomar decisiones.
    • Que un tacto vaginal es una exploración que puede llegar a ser muy molesta, sobretodo si la mujer no se siente cómoda, y no hablo físicamente, sino psicológicamente, con dicha invasión. Con esto quiero decir que es imperativo que el profesional se presente, que comunique exactamente lo que va a hacer, que explique qué espera encontrar, que resuelva cualquier duda al respecto, que se realice con la máxima privacidad y, evidentemente, que lo haga con el consentimiento expreso de la madre y en un clima de máximo respeto.
    • Que los tactos vaginales se asocian a un mayor riesgo de infección
    • Que en caso de no hallar los resultados esperados, éstos se comuniquen con delicadeza, con empatía y mostrándose, el profesional, tan cercano a la mujer como ésta requiera (es decir, que resuelva todas las dudas de la madre y que se preste por si puede hacer algo por ella).

    No sé qué experiencias habéis tenido vosotras con los tactos vaginales, pero me he encontrado a mujeres que se lo han tomado como algo más en el parto, sin problema alguno, y otras que han visto como profesionales y estudiantes casi hacían cola para tocar su vagina para tener que acabar oyendo de boca del ginecólogo “no progresa… claro, se lo hemos tocado tanto que al final le hemos endurecido el cérvix”, acabando el parto, como imagináis, en cesárea.

    Más información | Guía de Práctica Clínica sobre la Atención al Parto Normal
    Foto | Eyeliam en Flickr
    En Bebés y más | El tacto vaginal, La línea púrpura: una alternativa a los tactos vaginales




    "El viaje de María": un corto animado sobre el autismo realizado por un papá

    Posted: 16 Jun 2011 09:00 PM PDT

    Autismo. Un trastorno más o menos grave del desarrollo general de los niños, que afecta a su socialización, a la comunicación, a la manera de expresar las emociones, al modo de sentir, de actuar, etc. que a muchos padres nos da bastante respeto por miedo a que alguno de nuestros hijos lo padezca.

    Los niños autistas son diferentes, muy diferentes a los demás y, en un mundo donde la diferencia está mal vista, estos niños son muchas veces poco aceptados y poco entendidos por la sociedad, siendo necesarias campañas de sensibilización y normalización para conocer la enfermedad y conocer cómo son estos niños.

    Esto es lo que está haciendo la Fundación Orange que, tratando de acercar el autismo a la población para que cada vez más personas conozcan cómo son las personas que padecen esta enfermedad, ha producido el corto “El viaje de María”, realizado por Miguel Gallardo, padre de una hija con autismo.

    El corto ha sido galardonado con el Premio Cibermax a la Cultura en la III edición de RSC a Escena y desde la Fundación Orange hablan del corto de la siguiente manera:

    Una pequeña excursión al mundo interior de una adolescente con autismo; un viaje lleno de color, amor, creatividad y originalidad, que nace en el recorrido de unos padres que ven cómo su hija se comporta de una manera especial, hasta confirmar el diagnóstico: autismo.

    Os recomiendo que lo veáis y que luego nos expliquéis vuestras reacciones. A mí me ha encantado. Es un cortometraje duro, porque te pones en la piel de los padres e imaginas la fuerza interior que deben sacar de donde sea para vivir con una hija autista, pero de la misma manera imaginas el amor que llegan a sentir por ella y la naturalidad con la que viven la situación, fruto de aceptar la situación y sobretodo de entender la singularidad de su hija, algo que se nota por cómo narran el viaje de María.

    Más información | Fundación Orange
    Vía | Famiped
    En Bebés y más | Las 10 preguntas aún no respondidas sobre el autismo, CuentAutismo, cuentos infantiles para concienciar sobre el autismo, “Mi hermano tiene autismo”, un cuento para que los niños entiendan este trastorno