Todo para Bebe: El cuento de Caperucita Roja ha perdido parte de su significado para hacerse más infantil


El cuento de Caperucita Roja ha perdido parte de su significado para hacerse más infantil

Posted: 05 Jun 2011 07:00 PM PDT

caperucita-roja.jpg

Hemos hablado ya en Bebés y más de los cuentos de "La Bella Durmiente" y de "La Cenicienta" y os hemos explicado cómo han ido cambiando con el tiempo hasta nuestros días.

Otro de los cuentos que también ha cambiado bastante con el tiempo, hasta el punto de perder parte de su significado o de su intencionalidad, para hacerse más infantil y digerible, es el de Caperucita Roja, quizás el cuento más conocido que existe.

En las versiones más tempranas el objetivo del cuento era aleccionar a las chicas jóvenes para que tuvieran el máximo respeto (casi miedo) por la sexualidad, para que no se relacionaran con personas desconocidas y para que supieran cuáles eran las graves consecuencias si esto ocurría.

La primera versión escrita es de Perrault

Se dice que se trata de un cuento que existe desde la Edad Media que fue pasando de boca a boca hasta que Perrault lo plasmó en papel en 1697.

En esa versión Caperucita Roja y la abuela son devoradas. El lobo, tras haberse comido a la abuela, mantiene con la niña uno de los diálogos más conocidos dentro de un cuento, que no es otro que el "abuelita, qué orejas tan grandes tienes…" y al final, con el "para comerte mejor", simplemente se la come.

A partir de ese cuento aparecieron diferentes versiones, algunas aún más macabras y otras más suavecitas, como una que apareció en Reino Unido allá por 1840, en la que se introducía la figura del padre de la niña que, junto a otros leñadores y tras oír los gritos de Caperucita Roja, dan muerte al lobo.

En esa misma época, en Francia, una avispa aparece cuando el lobo está a punto de comerse a la niña y le pica en el hocico. El dolor le hace salir de la casa gritando, con tan mala suerte que aparece un cazador que lo mata al dispararle una flecha.

A finales del siglo XIX, también en Inglaterra, se puede leer la que probablemente es la versión más siniestra, ya que el lobo invita a Caperucita a comerse la carne y la sangre de su abuela.

caperucita-roja2.jpg

Los hermanos Grimm, por su parte, decidieron salvar no sólo a Caperucita sino también a la abuela. Por eso escribieron un final en el que el lobo, tras comerse a la abuela y a Caperucita Roja se queda dormido roncando. Sus ronquidos son tan fuertes que un cazador se acerca a la casa, donde enseguida se da cuenta de lo que ha pasado y le abre el abdomen al lobo, salvando a la niña y a la abuela.

El significado de Caperucita Roja

El significado real de Caperucita Roja es el siguiente (según se dice/se comenta y según yo lo interpreto):

Caperucita Roja es una niña que deja atrás la infancia para pasar a ser mujer con la llegada de su primera menstruación, representada por la caperuza roja de la niña.

La niña es alentada por su madre a ir a visitar a su abuela, especificándole que debe ir por un camino concreto, y nunca coger otro, pues allí podría encontrar personas desconocidas y malvadas. El camino concreto sería algo así como la manera de vivir que los padres consideran adecuada para sus hijos, la buena educación, siendo el camino incorrecto aquel en que una chica desobedece queriendo explorar lo desconocido, incluido el sexo, antes de estar preparada para ello.

En ese camino desconocido existen personas malvadas, como el lobo, que con diversas tretas intenta conseguir su objetivo. El lobo representa la figura del adulto pederasta que trata de convencer a las niñas aún vírgenes para que accedan a estar con él, o que directamente las engaña para conseguirlo.

La abuela no es más que un mero personaje secundario, que no está ahí más que para ser devorada (por eso moría en prácticamente todas las versiones hasta que a los Grimm les dio pena).

El lobo acaba por trazar su plan y Caperucita acaba cayendo en él, siendo finalmente comida (violada) por el lobo.

Moraleja: haz caso a tus padres, ya tendrás tiempo de conocer los caminos de la sexualidad y no te fíes de desconocidos que parecen venderte un mundo idílico cuando lo único que quieren es poseerte.

Pero en la actualidad

A todo el mundo le disgusta que el personaje muera… nadie quiere que Caperucita Roja lo pase mal, ni que la abuela, santa inocente, acabe en la barriga de un lobo. Por eso en la actualidad ya nadie cuenta la historia así. Ahora nadie muere. De hecho, ya no muere ni el lobo, que se asusta cuando ve al leñador (que aparece al oír gritos) y sale corriendo.

Las versiones actuales son más dulces y menos trágicas y por eso pueden ser contadas también a los niños. La moraleja no es la misma. Ya no hay sexo, no hay menstruación ni lugares prohibidos y ni siquiera pederastas. Ahora sólo queda un lobo desconocido, mentiroso y hambriento, que trata simplemente de comerse a la niña, porque a la abuela (carne ya pasada, supongo), la esconde en un armario.

Ahora el mensaje es, simplemente: no te fíes de los desconocidos, que no es poco, pero no es lo mismo.

Fotos | Mr-bigman, Brooklyn en Flickr
En Bebés y más | Cuentos infantiles: ¿educativos o demasiado crueles?, La versión original de “La Bella Durmiente” sería poco recomendable para los niños, El cuento original de “La cenicienta” tampoco sería demasiado adecuado para los niños




¿Tendré un embarazo de riesgo?

Posted: 05 Jun 2011 12:47 PM PDT

embarazo corazon

Todas deseamos un embarazo tranquilo y sin complicaciones, pero no son pocos los casos en los que este sueño se ve truncado. Un embarazo de riesgo supone que la futura madre ha de seguir unos cuidados y recomendaciones especiales, incluso algún tratamiento especial, pues corre peligro la salud del bebé o la suya propia.

Las mujeres pueden prevenir determinadas situaciones de riesgo, aunque otras se escapan a nuestro control. En principio, ninguna embarazada está exenta de pasar a formar parte del "alto riesgo", aunque ello no significa que debamos obsesionarnos con ello, sino simplemente llevar un modo de vida saludable.

Hay estudios acerca de cuidados alternativos antenatales en países desarrollados que muestran un porcentaje de cambio de criterio (de bajo a alto riesgo) durante el embarazo de un 20%, mientras que una cantidad similar de mujeres lo experimentan durante el parto.

Esto es, hay un grupo de mujeres que no presentaban complicaciones y que en un momento dado pasaron a considerarse con riesgos para el embarazo o parto.

Esto puede ser debido a causas diversas que tienen que ver fundamentalmente con cambios de salud de la madre debido al embarazo: hipertensión, preclampsia, diabetes…

También puede haber alteraciones previas de la madre, como las cardiopatías, tendencia a hipertensión… o exposición a agentes externos peligrosos como medicamentos o químicos tóxicos…

En multíparas, el índice de cambios es mucho menor que en madres primerizas. Durante el parto, puede suceder que se cambie “el diagnóstico” y se pase a considerar algún riesgo debido a situaciones diversas.

hipertension

Un parto de riesgo

Al hablar de lo que es un "parto normal", ya vimos que la OMS señalaba que dicha definición dependería enormemente de las valoraciones de riesgo y los criterios locales. Es decir, que al menos no todos los riesgos son los mismos para todas las mujeres ni en todos los contextos.

Por supuesto, con un criterio histórico se detecta un gran avance en la superación de antiguos riesgos que hoy quedan controlados mediante la observación prenatal o tratamientos médicos adecuados.

Si tenemos un embarazo de riesgo, habremos de llevar un control y cuidado adecuados, y tal vez el parto se vea condicionado por ese riesgo, aunque no tiene por qué ser así. Según la OMS, el parto y alumbramiento de muchas gestantes catalogadas como de alto riesgo tienen un curso normal, por lo que, en principio, no parece que adoptar medidas como la intervención de cesárea estén justificadas en todos los casos de riesgo.

Generalmente, entre un 70 a 80 % de todas las gestantes se pueden considerar como de "bajo riesgo" al comienzo del parto. Aunque también existe el caso contrario, y es que una gestante que se supone de bajo riesgo cuando comienza el parto puede en cualquier momento tener un parto complicado, de ahí la importancia de contar con la asistencia profesional adecuada.

Según la OMS, es fundamental que se pueda trasladar a la mujer a un nivel mayor de asistencia si surgen factores de riesgo o si aparecen complicaciones que justifiquen dicho traslado, algo que evidentemente no es posible en diversos contextos, como en muchos lugares de los países en desarrollo. Para el parto atendido en casa, uno de los criterios es precisamente la cercanía y la posibilidad de transporte rápido a un centro hospitalario.

Existen muchos tipos de riesgos en el embarazo y muchos grados de complicaciones. Incluso para el aborto espontáneo existen ciertas precauciones que podemos tomar. Muchas veces llevar unos hábitos saludables sin probar las bebidas alcohólicas, alejadas del humo del tabaco, realizando actividad física adecuada… disminuye las probabilidades de tener riesgos en el embarazo.

En definitiva, con un control prenatal y unos cuidados adecuados en la mayoría de casos el embarazo de riesgo puede llegar a buen fin, y el parto no verse afectado. Podemos consultar al médico si consideramos que tenemos predisposición a algún riesgo debido a alguna característica física especial.

Fotos | superbez y Avenue G en Flickr-CC
En Bebés y más | Abortos naturales: causas y tipos de aborto, Aborto espontáneo o aborto natural, Enfermedades leves de la madre pueden dañar al bebé, Riesgos en el embarazo si sufres una enfermedad cardiaca congénita




Cuando crezca quiero ser como mi hermano mayor

Posted: 04 Jun 2011 09:00 PM PDT

Hemranos mayores

¿Quién no ha querido en alguna ocasión, cuando éramos pequeños, ser igual que nuestros hermanos mayores cuando creciéramos?. Yo al menos si lo he pensado. De hecho, aún lo sigo queriendo. Y es que, en parte, soy lo que soy, por mi hermano mayor. Y quiero aprovechar esta ocasión para darle las gracias por todo lo que me ha enseñado.

Y es que, los hermanos mayores tienen un papel más importante de lo que se cree en el desarrollo de sus congéneres más pequeños. Ellos son un factor muy importante en el proceso de la personalidad, tal y como apuntan diversos estudios en los que se aprecia la influencia que tiene en la vida de los más pequeños la presencia de hermanos mayores.

Tanto la influencia de los padres como las de los hermanos son fundamentales en el desarrollo de los niños. Actualmente, se reconoce que una parte importante del desarrollo de la personalidad recae en el ambiente en el que nos movemos. Y es ahí donde entran los hermanos, ya que con ellos pasamos una parte importante de nuestra niñez, resultando ser uno de los factores determinantes de nuestro futuro.

Nuestros padres nos enseñan varios conocimientos (por ejemplo, cómo usar el lenguaje o cómo interactuar socialmente), pero los hermanos también son modelos en otros comportamientos igual de importantes (entre los que se encuentran, por ejemplo, los comportamientos informales, sirviendo aquí de mejor ejemplo que los propios padres).

A la colaboración de los hermanos en el desarrollo de los niños pequeños a veces no se les da la importancia que tienen. Así, nuestros hermanos mayores colaboran en el desarrollo de habilidades sociales en un contexto diferente al de los padres.

Otro aspecto en el que influyen los hermanos mayores, en igual o mayor medida que los padres, son los hábitos, ya sean positivos o negativos. Esto es debido a que hay más probabilidad que los pequeños imiten las conductas de sus hermanos mayores que los propios hábitos de sus padres. Por ejemplo, si los hermanos mayores tienen conductas inadecuadas de alimentación, fuman, beben alcohol, consumen drogas o tienen una conducta sexual promiscua o precoz, la probabilidad de que los hermanos menores imiten estas conductas son muy elevadas.

Los padres, por su parte, pueden ser mediadores que generen relaciones cordiales entre hermanos, caracterizadas por el respeto y la tolerancia, y así ser influenciados de forma adecuada. Obviamente, también son los padres los que deben intervenir ante malos hábitos de los hermanos mayores y así evitar que los menores los practiquen.

Algunos estudios afirman que los hijos únicos son menos competentes en relaciones interpersonales y en habilidades sociales. Generalmente, la ausencia de hermanos mayores se suple gracias a la relación con los primos o amigos mayores que de algún modo cumplan el papel que se le asigna a los hermanos mayores.

Si un niño se desarrolla en un contexto en el que sólo existen adultos, no se generarían algunas de las situaciones que se peoducen ante la presencia de un hermano mayor, por ejemplo las discusiones, la competitividad o el compartir dentro de el ámbito familiar.

Por otro lado, muchos hermanos pequeños deben esforzarse por alejarse de la influencia y la comparación con los hermanos mayores. Si el desarrollo es adecuado, la diferenciación se da en la elección de actividades que les permitan destacar en áreas distinta a sus hermanos mayores. Esto llega a ser sano e incluso deseable.

La influencia de los hermanos es vital para el aprendizaje del control de emociones. Para los niños pequeños puede ser tremendamente difícil e incluso frustrante el ser capaz de comunicar adecuadamente algo que está sintiendo. Aquí es donde entran los hermanos mayores, ya que cumplen una función aleccionadora importante para el desarrollo emocional de su hermano menor.

Esta relación fraternal colabora para que los niños logren comunicarse y desarrollarse mejor en sus interacciones con los adultos y otras personas. Es decir, los hermano mayores pueden ser reguladores de las emociones, debido a que pueden dar los modelos adecuados.

La orientación y la enseñanza de habilidades sociales específicas pueden tener un efecto positivo en la calidad de las relaciones entre hermanos. Aquí es donde entran los padres, ya que son ellos los que deben direccionar adecuadamente la relación entre hermanos.

En conclusión, los hermanos mayores pueden influir de forma positiva o negativa en sus hermanos pequeños en varios aspectos:

  • Aunque a veces los conflictos entre hermanos puede ser un dolor de cabeza para sus padres, proporciona una buena práctica para solucionar problemas.
  • Durante los conflictos entre hermanos y su forma de solucionarlos es donde los niños aprenden las técnicas de pacificación, negociación e incluso acusación, que emplearán de adultos.
  • También pueden ser una influencia negativa para la adquisición de malos hábitos.
  • Pueden ser un factor de motivación para ser diferente a lo que son los hermanos mayores. Los hermanos tratan de forjar su propia identidad dentro de una familia de modo que cada uno de los hermanos llegan a ser “especial” ante los padres.
  • Los hermanos constituyen la segunda mayor fuente de apoyo después de los padres.
  • Por todo ello, no debemos infravalorar la influencia de los hermanos en el desarrollo de los niños. Es importante que los padres aprendan a entender cómo se da la interacción, para de este modo, aprovechar mejor el impacto que tiene la presencia de hermanos.

    Foto | makelessnoise en Flickr
    En Bebés y más | Los hermanos pequeños son los más simpáticos, Los primogénitos son más inteligentes