Todo para Bebe: Blogs de papás y mamás (LXXI)

martes, 21 de junio de 2011 |

Todo para Bebe: Blogs de papás y mamás (LXXI)


Blogs de papás y mamás (LXXI)

Posted: 21 Jun 2011 03:00 PM PDT

blog-de-mamas-y-papas-19.jpg

Hoy, como cada semana, hacemos un repaso a lo más interesante que se ha podido leer en algunos de los blogs de papás y mamás que podemos encontrar en la red.

Empezamos con uno de mis blogs preferidos, Tenemos Tetas, en el que Ileana nos invita de nuevo a reflexionar sobre algo evidente en lo que pocas personas caemos: las mujeres que nos mandan. En esta entrada habla de las mujeres que llegan a tener altos cargos políticos y de cómo se aprecia la falta de cambios sociales a pesar de ello (con la revolución que ello debería suponer).

En Creciendo con David, Ana nos ha explicado cómo serán las vacaciones familiares desde la mirada de su hijo. Una entrada muy graciosa en la que la Isla de Formentera se convierte en una Isla donde viven piratas, donde barcos piratas navegan cerca de las costas y donde no existen los pañales (ya sabéis, allanando el camino para tratar de quitar el pañal…).

En Treintañera con hijo hemos visto qué sucede cuando la ginecóloga le dice a una madre que descanse y haga reposo para que el embarazo siga bien y la mujer ya es madre de un niño. Hay ocasiones en que todos los astros se alinean para que todo vaya mal y, en efecto, su hijo amanece con fiebre y necesitando a mamá cuando mamá más necesita descansar.

En Alejandradas hemos podido leer, de mano de Alejandra, una entrada relacionada con el caso social más conocido del momento, el de Habiba y su hija Alma. Esta mamá pregunta y responde unos cuántos por qué relacionados con el caso, con mucho sentido común y diciendo unas cuantas verdades que hoy en día parecen haberse olvidado.

En De mi maternidad y otros demonios, Myriam nos ha explicado por qué funcionan los métodos que se utilizan con los niños y, lo que es aún más interesante, por qué los padres de hoy en día necesitan tantas guías, tantos métodos y tantas instrucciones para hacer algo que en condiciones normales debería salir de dentro.

En Mamá (contra) corriente, esta madre nos ha resumido el pan nuestro de cada día cuando toca ir con un niño al médico. Uno que va adelantado, el otro que va atrasado, uno que te habla mal, el otro que tal: Otorrino y psiquiatra en el Niño Jesús.

En Una mami en la red, Bel nos ha explicado que esta semana ha empezado a trabajar después de más de dos años sin hacerlo y que está, diríamos, reventada. Bueno, más… reventada es poco.

En otro de mis blogs favoritos, Me crecen los enanos, Madre reciente nos ha contado una estrategia comunicativa para usar con los niños basada en el "dame" o "te lo cambio" para que los usen sustituyendo el "mío, mío" (aunque como he dicho en otras ocasiones, si es "mío" y no quiero dejarlo, ¿por qué hacerlo?).

Finalmente en ¡Anda, si es mamá!, Sandra nos ha explicado el primer desplante de su hijo cuando sin despedirse de ella ni de su hermana se fue con un amiguito corriendo a la clase, dejando a ambas "compuestas y sin novio".

Aprovecho para recordaros que si tenéis algún blog en el que habléis de vuestros hijos o de cosas relacionadas con la maternidad y los bebés, podéis decírnoslo en los comentarios para que los leamos y comentemos.

Foto | Flickr – Inferis




21 de junio, Fiesta de la Música

Posted: 21 Jun 2011 12:00 PM PDT

musica fiesta

La Fiesta de la Música es una celebración internacional que se realiza el 21 de junio, el primer día del verano del hemisferio norte. Hace ya 30 años que se conmemora este día, con actividades múltiples en todo el mundo.

Su objetivo es promocionar la música de dos maneras: la primera que los músicos aficionados voluntariamente salgan a tocar a la calle. La segunda es con la organización de conciertos gratuitos, en los que el público tenga la oportunidad de presenciar sus artistas preferidos.

Hoy mi hija de tres años ha traído sus cuadernillos del colegio, y he comprobado cómo ya dan sus primeros pasos musicales, no sólo en la práctica cantarina y danzante, sino en cuanto a los instrumentos musicales o audiciones.

Para celebrar esta fecha os invito a repasar algunos temas de los que hemos hablado en Bebés y más para que os animéis a escuchar y vivir la música con vuestros hijos.

Como veis, hay muchas ideas para escuchar o crear música con los peques, y seguiremos ofreciendo nuevas perspectivas acerca de la música para bebés y niños, desde las canciones infantiles favoritas a consejos para que aprecien este arte.

Esperamos que disfrutéis con vuestros hijos de la Fiesta de la Música este 21 de junio pero también cualquier otro día del calendario, pues vale la pena, desde que son bien pequeños, estimular sus sentidos con melodías

Foto | photosteve101 en Flickr
Más información | RTVE
En Bebés y más | Música para bebés




Trastornos del habla: disartria

Posted: 21 Jun 2011 09:00 AM PDT

Disartria

Volvemos a retomar nuestro repaso por los problemas más comunes en logopedia en edad preescolar. Y hoy le toca el turno a la disartria.

Debemos recordar que las dificultades del habla afectan al control motor de los órganos que intervienen en este proceso. En ocasiones, pueden darse casos de disglosia.

No obstante, en la mayoría de los casos es más frecuente encontrar problemas en la ejecución de los planes motores o en la planificación y preparación de los movimientos, en lo que hablaremos de disartria y dispraxia respectivamente.

La disartria es el trastorno de la expresión verbal debido a una alteración en el control muscular de los mecanismos del habla, incluyendo respiración, fonación, resonancia, articulación y prosodia (entonación).

El acto del habla, recordemos, es una secuencia coordinada de varias partes de nuestro cuerpo, como son la laringe, la lengua, los labios… Y estas estructuras se encuentras inervadas por diferentes nervios importantes de nuestro organismo.

Al hablar, el aire debe expulsarse en secuencias regulares y con el suficiente tiempo, de modo que permitan la emisión del mensaje que queremos transmitir. La actividad de los músculos implicados en el habla son los encargados de regular la corriente de aire que se espira y así emitir los distintos sonidos.

La producción de estos sonidos es misión de la laringe; así mismo, el tono de la voz depende de lo tensas que se encuentren las cuerdas vocales. Al vibrar, los sonidos se modifican al pasar por la faringe, la nariz y por la boca, actuando como resonadores.

Por otro lado, la articulación consiste en contracciones de distintos órganos del cuerpo humano, que interrumpen y alteran los sonidos.

Las disartrias se consideran un trastorno tanto del movimiento voluntario como involuntario. Cualquier movimiento oral está afectado y los síntomas presentes durante la conversación aparecen también en aquellas emisiones más automáticas (contar, recitar…)

En próximas entregas, hablaremos sobre los distintos tipos de disartrias, así como el tipo de tratamiento que se lleva a cabo.

Foto | deltaMike en Flickr
En Bebés y más Trastornos del habla: dislalia (III)




Originales muñecos de El hombre sapo

Posted: 21 Jun 2011 07:00 AM PDT

El hombre sapo

Hace unos días vi en televisión unos curiosos muñecos que llamaron mi atención. He encontrado que se trata de muñecos de El hombre sapo, una firma que crea también camisetas y otros artículos con su diseño particular, incluso podemos personalizarlos.

Los muñecos de trapo son geniales, los hay de todas las especies y tienen un toque “monstruoso” y muy colorido, con una estética de collage que me encanta. Son muñecos únicos e irrepetibles, por ello se va renovando el catálogo con frecuencia.

Hay camisetas para las distintas profesiones (“abogato”, “medicodrilo”, “cochinero”...) y los amuletos y talismanes vienen con sus “instrucciones de uso” para que surtan su efecto de buena suerte y protección.

Los muñecos de El hombre de sapo miden entre 30 y 40 centímetros según los distintos modelos, y les podemos dar un toque personalizado si lo deseamos, indicándolo en el encargo. Cuestan 30 euros más gastos de envío.

Sitio Oficial | El hombre sapo
En Bebés y más | Muñeca de trapo que amamanta, Eloole, muñecos personalizados




Difrax ofrece libros para descargar gratis para niños y sobre niños

Posted: 21 Jun 2011 05:23 AM PDT

Difrax-libros

Difrax, la marca de puericultura holandesa que descubrimos años atrás en una feria de bebés, ha lanzado una bonita colección de libros para descargar gratis para niños y sobre niños.

Han sido elaborados por expertos del mundo del bebé como pediatras, odontólogos infantiles, psicólogos, fisioterapeutas, logopedas y expertos en lactancia para dar consejo a los padres sobre el cuidado del bebé, pero también para hacer libros infantiles que les ayudan en su proceso de crecimiento.

Para padres, podemos encontrar un interesante manual de Consultas para bebés, un libro de 124 páginas muy recomendable en el que los médicos comparten su experiencia profesional, mientras que especialmente para mamás, hay un libro sobre colocar, sacar la leche, alimentar con consejos y dichos para futuras mamás que lo quieren saber todo sobre la lactancia materna.

Para niños también hay libros muy divertidos, repletos de colores y muy didácticos para ayudarles en procesos como dejar el pañal, aprender a lavarse los dientes, dejar el chupete o comer de forma sana.

Los títulos son: ‘El libro para dejar el chupete’, ‘El libro de los pantalones secos’, ‘Toma un bocado traga listo’ y ‘El Libro de los dientes limpios’. Algunos de ellos incluyen pegatinas (que también podéis imprimir en casa) y calendarios para ir haciendo pegando las pegatinas según vayan pasando los días.

Los libros se pueden descargar gratis para mirarlos en el ordenador, o imprimirlos y tenerlos en casa, o también se pueden comprar a través del sitio de Difrax.

Más información | Difrax
En Bebés y más | Programa de 15 días para dejar el chupete




Outlet de Imaginarium con grandes descuentos

Posted: 21 Jun 2011 04:38 AM PDT

imaginarium-outlet

De cara a las próximas vacaciones o si tenéis que hacer algún regalo, tal vez os interesa saber que Imaginarium ha estrenado outlet on line con grandes descuentos, sólo por dos semanas y hasta agotar existencias.

Pone a la venta una selección de artículos con rebajas de hasta el 60 por ciento. Según nos cuentan nuestros compañeros de Ahorro Diario, especialistas en hacernos ahorrar algunos eurillos, hay un stock de 20 unidades por artículo y una vez se agoten, el artículo se quitará del outlet y tendremos que comprarlo al precio normal.

Podemos encontrar un sillón multiposición acolchado rosa rebajado de 99,90 a 39,90 euros, toda una oportunidad para renovar la decoración de la habitación infantil, o un correpasillo evolutivo Beep-Beep que es también balancín, andador y paseador rebajado de 159 a 79,90 euros, entre otros artículos.

En la web encontraréis más productos a buenos precios. Si os interesa algo, daros prisa que quedan pocos días.

Vía | Ahorro Diario
Más información | Imaginarium




Moviendo el carrito de la compra como si fuera el bebé

Posted: 21 Jun 2011 01:00 AM PDT

carrito compra bebé

Ya lo decíamos hace unos días: cuando salimos sin niños, nos falta algo. Me hicieron mucha gracia algunos comentarios porque me identifiqué con ellos, viéndome a mí misma moviendo el carrito del súper como si fuera en él el bebé, como si lo que realmente tuviera entre manos fuera el cochechito del bebé.

La costumbre, sí. Que digo yo que a los bebés les gusta el vaivén del cochecito, pero no recuerdo que mis hijas lloraran si no estaban en movimiento. El mecanismo era más bien al contrario: si lloraban y en ese momento no podía cogerlas, empezaba a mover el cochecito.

Pero creo que al final se nos queda el “tic” y nos gusta ir moviendo el carrito adelante y atrás cuando estamos parados. A mí, si no me lo llega a decir el carnicero en una ocasión (que movía el carro de la compra) no me doy ni cuenta. Me dijo: “Os pasa a todas, cuando venís sin el bebé”.

A partir de entonces sí me percato de que lo hago, y lo veo también en otros padres y madres sobre todo (no por nada, sino porque en general son ellas las que van a hacer la compra más a menudo). Del mismo modo que vemos más embarazadas cuando estamos embarazadas, nos da por ver a más personas moviendo el carrito si somos conscientes de que nosotros también lo hacemos.

Aquí estamos moviendo a esos “bebés fantasma” (siguiendo con la terminología de los “miembros fantasma” que se notan tras una amputación) que permanecen junto a nosotros, cuando en realidad no nos han acompañado a hacer la compra.

Con lo que ellos disfrutan de los movimientos del cochecito y de la explosión de nuevos objetos y de colores en el súper… la próxima vez que tenga tiempo, me acompañan y muevo al bebé de carne y hueso.

Mover el carrito de la compra en el súper como si fuera un bebé se ha convertido en un “movimiento reflejo” que nos pasa desapercibido (como lo es casi siempre mover el verdadero cochecito con el bebé). ¿Sabéis si también os sucede?

Foto | edenpictures en Flickr
En Bebés y más | Cuando tener un hijo destapa la caja de los truenos, Enamorados y con hijos, ¿es posible?, Vacaciones, ¿con hijos o sin hijos?, ¿Alguna vez no tuvimos hijos?




Qué es la sobreprotección (y qué no lo es)‏

Posted: 20 Jun 2011 11:00 PM PDT

familia-feliz.jpg

Estos días Iván nos ha ofrecido unas más que interesantes entradas acerca de la sobreprotección de los padres y madres hacia sus hijos que me han gustado por dos motivos: uno, porque es un tema que me parece interesante, ya que lo más habitual es hablar de padres que deberían hacer más por sus hijos o que “pasan” bastante de ellos y no de padres que están demasiado encima de sus hijos, y dos, porque al leerlas me he dado cuenta de lo difícil que es ponerse de acuerdo (la población en general) cuando se habla de niños, ya que algunas de las cosas que explicó yo las veo de una manera algo diferente.

Es cierto que la sobreprotección puede llegar a ser negativa para nuestros hijos, tanto a nivel del lenguaje, que es en lo que Iván se ha centrado más, como a nivel de desarrollo general, a nivel de autonomía y a nivel de socialización.

Hasta aquí creo que estamos todos de acuerdo. El problema viene cuando alguien dice: “vale, ahora dame ejemplos de cosas que hacen los padres sobreprotectores” porque hay gente que habla, por ejemplo, de sobreprotección cuando a un niño se le habla con tranquilidad y dulzura cuando eso no es sobreproteger. Digamos que sería interesante definir qué es ser un padre sobreprotector y qué no lo es y esta entrada viene a ser un intento de ello.

Qué no es ser un padre sobreprotector

En la primera entrada de Iván pudimos leer un ejemplo de sobreprotección que a alguna lectora y a mí mismo nos creó algunas dudas, pues no veíamos claro que fuera oportuno el no “sobreproteger” (entrecomillo, precisamente, porque no estaba del todo de acuerdo en que el modo de actuar debiera tratarse con dicho término):

Nuestro hijo o hija está jugando tranquilamente en el parque con su juguete favorito. Está inmersa en su fantasía cuando, de pronto, un niño que también estaba jugando por ahí se acerca a ella y sin decirle nada le quita el juguete, además de empujarle y haciéndole llorar. Nosotros hemos presenciado este acto de "vandalismo" infantil e indignados nos levantamos en dirección al niño, le quitamos el juguete y se lo devolvemos a nuestro pequeño.

Conclusión: hemos resuelto satisfactoriamente el problema, pero ¿qué ocurre con nuestro hijo o hija? Simplemente se ha limitado a observar, y cuando vuelva a ocurrir una situación similar en la que no estemos presentes, muy probablemente no sabrá cómo resolver el conflicto.

Leyéndolo nos imaginamos a una niña de unos 2-3 años y, si realmente es una niña de esta edad, no creo que estemos sobreprotegiéndola si actuamos. Si con esa edad vienen un niño (un bruto), le quita el juguete, le hace llorar y yo como padre no digo nada no creo que realmente esté enseñando a mi hija a valerse por sí misma. En todo caso creo que lo que consigo es enseñar al otro niño que puede usar la ley del más fuerte en su beneficio y a mi hija dos cosas: que a su padre le importa poco que le hagan daño físico y/o emocional y que me parece normal que alguien le quite sus cosas.

En una situación así lo que yo haría, sin considerarme sobreprotector, sería esperar a que el padre de ese niño actuara inmediatamente para devolver el juguete y, de no ser así, cogería a mi hija llorando y juntos iríamos a recuperarlo. El día de mañana quiero que mi hijos sepan que si alguien que se cree más fuerte va robando por ahí lo de los demás, no hay que quedarse impasibles (o cómo mínimo que sepan que eso no está bien, que es en cierto modo el mensaje que ofrezco si no hago nada ante el “robo”).

Ahora bien, si el ejemplo se refiriera a una niña de 5-6 años las cosas serían diferentes. El mensaje que como padres deberíamos ofrecer es el mismo: no está bien quitar los juguetes de los demás y menos si con ello produces tristeza, enfado o llanto, pero el modo de actuar sería probablemente diferente. Si mi hija tuviera 5 años intentaría decirle que ella misma explicara que a) no me gusta que me quiten mis juguetes, devuévemelo y b) la próxima vez, si lo quieres, me lo pides y ya veremos…

Los niños de 2 y 3 años están empezando a sentar las bases del mundo emocional y muchos aún no han empezado a relacionarse con otros niños ni para jugar. Si aún no han compartido juego con otros niños, es decir, buenos momentos, es imposible que sean capaces de compartir malos momentos. Por eso, si otro niño (con malicia o sin ella) le arrebata un juguete, lo único que le queda a nuestra hija es llorar. Si hacemos algo recuperaremos el juguete para ella. Si no hacemos nada, ella seguirá disgustada y aprenderá las cosas tan negativas que hemos mostrado antes (la ley del más fuerte, papá pasa de mis problemas, mis cosas no son importantes pues cualquiera se las puede quedar,...).

Los niños de 5 y 6 años, en cambio, tienen más control de las emociones y del lenguaje, son más autónomos y son más capaces de explicar lo que les gusta y lo que no les gusta. Además saben lo que es suyo y lo que no es suyo y son capaces de defenderlo si les hemos enseñado a ello (defendiéndolo nosotros cuando ellos no eran capaces). De igual modo son también más capaces de compartir y, si quieren, pueden tolerar que otros niños jueguen con sus cosas (si son niños conocidos, claro).

Qué es ser un padre sobreprotector

En la otra cara de la moneda se sitúan otros ejemplos, de los que también habló Iván y con los que sí estoy plenamente de acuerdo. Niños de 5-6 años con biberón, que no saben ponerse un vaso de agua, que ni lo intentan, que no saben vestirse y ni lo intentan porque sus padres se lo hacen todo, que no saben elegir cuando les preguntas porque siempre han decidido sus padres, que cuando encuentran un problema siempre acuden a sus padres antes siquiera de intentarlo porque sus padres han estado tan encima que no les han dejado ni errar. Eso es sobreprotección porque no se les deja crecer ni desarrollar su autonomía.

Sobreprotección entonces es:

  • No dejar que coman solos para evitar que se manchen, porque luego llegan a los 2 ó 3 años y aún no saben ni pinchar ni utilizar la cuchara.
  • Vestirles nosotros siempre porque vamos más rápido (aunque esto lo hacemos muchos, confieso).
  • Lavarles nosotros las manos, enjabonarles completamente, lavarles los dientes,... sin darles opción de intentarlo ellos.
  • No dejarles fregar el suelo con la fregona porque nos lo dejan todo perdido, cuando están intentando imitarnos y aprender de nosotros.
  • Decirles continuamente lo que tienen que hacer y tomar decisiones que ellos son capaces de tomar: con 4 o 5 años son capaces de decidir qué comer y qué no comer, pueden elegir algunas prendas para vestirse y pueden tomar otras decisiones que muchos padres no dejan porque consideran que ellos saben mejor lo que quieren/necesitan.
  • Interceder siempre cuando hay una discusión con otro niño en favor del hijo propio, aún cuando es el culpable de lo sucedido.

¿Mimar?

No, mimar a un niño, que es lo que yo defino como dar muchos besos, abrazos y caricias, no es sobreproteger. Eso es amar. Hablar mucho, querer comprenderle, querer escuchar sus problemas, querer buscar soluciones conjuntamente, dialogar en vez de reñir, hablar calmadamente en vez de gritar, explicar por qué no debería haber hecho algo en vez de castigar, eso no es sobreproteger, eso es educar tratando de transmitir valores.

Foto | Frédéric de Villamil en Flickr
En Bebés y más | Los peligros de la sobreprotección a nuestros hijos, Las consecuencias de la sobreprotección en el lenguaje infantil, La sobreprotección afecta al desarrollo infantil




Recomendaciones y buenas prácticas para viajar con bebés y niños

Posted: 20 Jun 2011 09:26 PM PDT

niños viajeros

Hoy seguimos con nuestro especial Viajar con niños y vamos a acercarnos a las recomendaciones y buenas prácticas para viajar con bebés y niños.

Organizar un viaje es indispensable cuando vamos a hacerlo con niños. No basta meter unas cuantas prendas, el DNI y lanzase a la aventura. Con los niños tenemos que pensar en sus necesidades, los imprevistos, la salud, las características del destino, que el alojamiento sea adecuado para ellos y, por supuesto, el trasporte.

Viajar con los niños puede ser una experiencia estimulante, divertida y enriquecedora, en la que los pequeños pueden disfrutar y aprender muchísimo, pero también puede convertirse en una pesadilla. No es fácil viajar con niños pero la diferencia está, casi siempre, en haber sido capaces de hacer una buena organización previa y en saber disfrutar de los cambios en la rutina.

El placer de organizar el viaje y sus ventajas

La organización es la clave de un viaje feliz con los niños. Con ellos, especialmente, hay que recuperar la idea de que parte del placer de viajar es preparar el viaje, anticipándonos y planificando, conociendo todo lo que va a suceder, y además, para los intrépidos que no quieren renunciar a la sorpresa y la aventura hay algo cierto: con los niños siempre habrá cosas inesperadas.

Importante es tener en cuenta que todos los miembros de la familia tienen que poder disfrutar del viaje y que los niños tienen que tener sus necesidades de alimentación, descanso, juego y actividades atendidas.

Una mala experiencia en un viaje puede ser desastrosa. Lo que a algunos les encanta para otras personas es un infierno. Los niños, como los adultos, son diferentes, pero siguen siendo niños y el juego, la comodidad, los espacios adecuados y el poder asegurar un descanso y una alimentación adecuada son claves. Es decir, que nuestro viaje sea un éxito dependerá menos de la suerte si hemos pensado bien y organizado todo lo necesario.

La maleta no es un pozo sin fondo

Yo antes preparaba los viajes pensando en toda la ropa que podía apetecer ponerme, según la temperatura o las actividades. Volvía a casa, al final, con un montón de bonitos vestidos y zapatos de tacón incólumes y las botas de montaña destrozadas. Pero la maleta no es un pozo sin fondo.

Cuando empiezas a hacer la maleta parece que es un pozo sin fondo, donde puedes ir metiendo todo lo imaginable, hasta el fatídico momento de cerrarla. Empieza el horror de no poder cerrarla y tener que sacarlo todo de nuevo para ir seleccionando. Siempre sabes que algo que dejes fuera te hará falta.

Pero con los niños, y dependiendo del destino, los errores se pagan. Llegar al hotel por la noche y darte cuenta de que has olvidado la crema para las rozaduras del pañal o las zapatillas de la piscina es un verdadero fastidio, porque con los niños, irte a buscar la tienda adecuada en las vacaciones es bastante molesto. Pero tampoco podemos meterlo todo, claro está.

Más adelante veremos todas las cosas que pueden hacernos falta en un viaje con niños, sin embargo, en líneas generales, el consejo es este: no metas nada que no uses habitualmente y piensa que seguro, seguro, vas a tener que cambiarlo de ropa más de lo que haces en casa pero sin tener la lavadora a mano.

La buena maleta tiene que tener el tamaño apropiado, ser manejable, ser resistente y tener unos cuantos bolsillos exteriores para poder poner ahí las cosas que puedas necesitar rápidamente para acceder a ellas sin tener que desarmar toda la arquitectura interna de las prendas dobladas.

Nada de estrenar zapatos. Preferentemente mete dos pares, si hay charcos el niño se caerá en uno.

La ropa debe ser cómoda, fácil de poner, que no necesite plancha y que tenga colores "sufridos" para poder seguir usándola si tiene una gran mancha de puré limpiándola con una toallita. Aunque vayas a Almería en pleno Agosto, mete siempre una rebeca. La necesitarás si no la tienes.

Lista de objetos y prendas indispensables

Una buena manera de tener las cosas bien pensadas es hacer una lista antes del viaje, algo como una base sobre la que luego añadir lo variable, pero donde tengamos incluido tolo que nos resulta indispensable: medicamentos, prendas o documentos. Una vez hemos guardado eso sin lo que no podremos pasar, ya se puede rellenar el resto del espacio disponible con la tranquilidad de no dejarnos algo olvidado. La lista del kit básico, por escrito, y con anticipación.

Presupuesto

Hacer un buen presupuesto es la forma de controlar mejor nuestros gastos. Por supuesto, habrá imprevistos, y más con niños. Pero precisamente por eso haber manejado un presupuesto realista y bien estructurado nos ayudará a no tener que estar pagando por habernos pasado.
En el presupuesto deberíamos incluir los gastos básicos e inevitables: transporte para llegar al destino, coste aproximado de los traslados una vez allí, alojamiento, comidas, seguro médico si nos hace falta, visitas, ocio y regalos si vamos a hacerlos.

Además, si muchas de estas cosas las pagamos anticipadamente, nos aseguraremos de saber ya lo que gastaremos además de ayudarnos a asegurarnos la plaza. En agencias de viajes y en Internet hay muchas ofertas que podemos estudiar y combinar, para lograr un presupuesto lo más ajustado posible.

Seguro de viajes

Incluso si tenemos todo muy bien planificado siempre hay que contar con un fondo para imprevistos del que vayamos a poder disponer sin grandes quebrantos económicos.

Yo trabajé durante años en una empresa que ofrecía servicios a los viajeros y me he dado cuenta de lo importante que es tener un buen seguro médico y de viaje que nos ayude si sucede algo malo y que se haga cargo de gastos médicos y organización de traslados y repatriaciones.

Romperte una pierna o tener un cólico nefrítico, que el niño tenga fiebre y queramos que venga a verlo un médico que hable nuestro idioma o al menos inglés, que nos pierdan las maletas o nos roben los documentos, que un familiar se ponga enfermo y debamos regresar, son cosas que no queremos pensar pero que suceden. Un seguro de viaje que contemple las posibilidades más comunes nos ayudará a viajar más tranquilos y a no tener que desembolsar mucho dinero si hay que cambiar los planes.

Estas son algunas recomendaciones y buenas prácticas para viajar con niños que esperamos que os hayan sido útiles. Próximamente analizaremos otros aspectos, especialmente la elección del destino adecuado.

En Bebés y más | Viajar con niños en avión y en crucero, Viajar con niños en coche y en tren