Todo para Bebe: Lo que nunca deberías decir a una mujer que ha sufrido un aborto‏

martes, 26 de abril de 2011 |

Todo para Bebe: Lo que nunca deberías decir a una mujer que ha sufrido un aborto‏


Lo que nunca deberías decir a una mujer que ha sufrido un aborto‏

Posted: 26 Apr 2011 09:00 PM PDT

lo-que-no-deberiamos-decir-tras-un-aborto1.jpg

El que una mujer sufra un aborto es algo relativamente frecuente. Muchas de las que leéis el blog habéis sufrido alguno en algún momento de vuestra vida y, si no ha sido así, seguro que conocéis a alguna amiga o conocida que lo ha vivido.

Esta alta frecuencia de abortos hace que muchas personas lleguen a banalizarlo (sin mala intención), hecho que, sumado a la falta de sintonía emocional que padecen muchas personas, hace que en muchas ocasiones se digan cosas que más que ayudar agravan la situación.

Cuando una mujer se queda embarazada es ella la que conecta con su cuerpo, con sus esperanzas, con sus alegrías y sus temores y es ella la que da conciencia y vida en su mente al bebé que se engendra en su interior. Los demás sólo podemos ver los cambios de su cuerpo y sus cambios emocionales, sin poder conectar con ese bebé que no podemos ver, ni sentir. Quizás es esa falta de conexión la que hace que “metamos la pata” al conocer la noticia de un aborto y por ello vamos a comentar hoy qué es lo que nunca deberías decir a una mujer que ha sufrido un aborto.

“Si no ha seguido adelante es porque no tenía que nacer”

Una de las frases más típicas que se le suele decir a una mujer que ha sufrido un aborto es la que expresa una realidad que ella misma conoce mejor que nadie: “Si no ha seguido adelante es porque no tenía que nacer”.

Está claro. Algo iba mal y por ello el embarazo no siguió adelante. La primera que lo sabe es la mujer que sufre el aborto, que en ningún momento decide tratar de seguir con el embarazo pese a que la cosa vaya mal (y que aunque lo decidiera poco podría hacer). Con esta frase parece que queremos convencer a la mujer de que el aborto es lo mejor en una situación así y, como digo, no es un enfoque correcto de la situación porque es algo que sucede sin decisión de por medio.

La mujer ya sabe que si ha sucedido es porque algo no iba bien, pero ella ha perdido a su futuro bebé, con el que había conectado a través de las mencionadas esperanzas, ilusiones y temores. Al producirse uno de ellos (uno de esos temores), debería ser la mujer la que trabajara la parte de las emociones positivas que había depositado en ese bebé ya que nosotros, al sentenciar con un “no tenía que nacer”, queremos eliminar rápidamente cualquier rastro negativo del suceso, y sin querer estamos tratando de eliminar también todo lo positivo que la mujer había creado.

“Tranquila, eres joven, ya tendrás más”

Vivimos en una sociedad muy pobre emocionalmente hablando. Tan pobre, que no sabemos (ni queremos) gestionar las pérdidas. Parejas que se separan y buscan rápidamente un sustituto. Niños cuya mascota se muere ven como al día siguiente tienen otra prácticamente igual, como si nada hubiera sucedido. Siguiendo con ellos, muchas veces son escondidos “para que no vean al abuelito muerto” (según la edad podría ser correcto, pero según la edad podría no serlo) y a muchos se les explica que “se ha ido a vivir a otro sitio” porque no quieren que sepan la verdad.

En definitiva, tratamos de esconder y enmascarar las emociones negativas, y ya no sólo las nuestras, sino también las de los demás. Por eso cuando una mujer explica que ha tenido un aborto recibe de muchas personas una frase (nada) tranquilizadora que dice: “tranquila, eres joven, ya tendrás más”, queriendo borrar rápidamente el recuerdo de lo que se ha ido para situar en su lugar la esperanza de lo que está por llegar.

Sin embargo, de nuevo estamos ofreciendo una obviedad que, lejos de ayudar, daña. La mujer que sufre un aborto es la primera que sabe que puede volver a intentar ser madre. Es la primera que sabe cuáles son sus inquietudes, cuál su edad, cuáles sus posibilidades y cuál la esperanza que pone en ello. Pero ya no sólo eso, sino que es ella la que ha perdido a un futuro hijo y es ella la que sabe que, cuando se quede embarazada de nuevo, si todo va bien, nacerá un bebé precioso al que amará con locura, pero que no es aquel que se quedó en el camino, sino otro.

“Mejor ahora que estás de pocas semanas que después de varios meses”

A la hora de tratar de dar un mensaje positivo a alguien cuando hay algún problema, siempre hay quien se acuerda de aquellos que lo pasaron peor, por aquello de “mal de muchos, consuelo de tontos” o por el “siempre podría ser peor” y va y le dice a la mujer que acaba de sufrir un aborto que “mejor ahora que estás de pocas semanas que después de varios meses. Imagínate si lo perdieras de siete u ocho meses, qué mal”. Y entonces te explican el caso de aquella hija de la vecina del quinto que perdió su bebé con siete meses de gestación, o peor, el de aquella que salió el otro día por la tele cuyo bebé murió a las pocas horas de nacer.

lo-que-no-deberiamos-decir-tras-un-aborto2.jpg

Pues de nuevo, la mujer es la primera que sabe que siempre puede ser peor, pero también es la primera que sabe que siempre puede ser mejor. Dando mensajes como éstos lo único que logramos es hacer sentir a la mujer que su aborto es menos importante que aquellos casos que les explicamos y, sin embargo, para ella, es el más importante de todos, porque era su futuro bebé y es su pérdida, la suya, la que ella tiene que gestionar y con la que ella tiene que vivir.

Y entonces, ¿qué decir a una mujer que acaba de sufrir un aborto?

Si acabamos de decir que las tres frases más típicas que recibe una embarazada ayudan más bien poco y que encima hacen sentir peor a la mujer, muchos se preguntarán qué decir entonces.

La respuesta es muy simple: nada. Si no sabes qué decir, no digas nada. No estamos obligados a hacerlo y en ocasiones así no hay nada que podamos decirle a esa mujer que le haga sentir mejor. Pese a ello siempre tratamos de solucionar los problemas de los demás intentando tranquilizar, calmar, aliviar o bloquear la pena de la persona ajena (“venga, ya está, ya ha pasado, ahora mira adelante,...”).

No hay nada mejor que una persona que sabe escuchar y que ofrece su hombro y una mirada comprensiva en los malos momentos. No hay nada mejor que una persona que se ofrece por si necesitas algo, de corazón y que no trata de ayudarte a saltar la fase de duelo por el bebé que no llegará a nacer ni trata de minimizar tu problema porque podría haber sido peor o como si fuera un producto defectuoso que olvidar para empezar a trabajar en el siguiente.

Sólo una mujer que ha sufrido un aborto sabe cuál es su pérdida y sólo ella sabe cuál es el momento de dejar de mirar atrás para empezar a mirar adelante. Hasta que llega ese momento, lo ideal es un “lo siento”, un abrazo y un poco de tiempo. No es una receta milagrosa, pero sí la mejor receta dadas las circunstancias.

Fotos | Helga Weber, Greg Hayter en Flickr
En Bebés y más | La depresión por la pérdida de un embarazo puede durar varios años, Abortos naturales: cuánto esperar para un nuevo embarazo, Un embarazo después de un aborto




Día de la Madre: ideas de regalos para mamás recientes

Posted: 26 Apr 2011 07:00 PM PDT

regalos-mamá

El próximo domingo se celebra en España el Día de la Madre. Ya hemos hecho algunas sugerencias de regalos para hacer a las embarazadas y ahora daremos algunas ideas de regalos para las mamás recientes.

Para las mujeres que celebran su primer Día de la Madre será una fecha muy especial, así que hemos pensado en algunos detalles para que el pequeño o la pequeña sorprendan a la reciente mamá.

No hay nada más tierno que recibir un regalo de nuestros hijos, pero sin duda lo más bonito es el cariño que nos dan cada día.

Veamos entonces las propuestas de regalos para mamás recientes. Espero que os sirvan de inspiración.

Bolso para el carro de diseño original

bolso-TeoyLeo

Uno bolso para el carro es un regalo muy práctico, pues se vuelve un accesorio imprescindible cuando una mujer se convierte en mamá. Si es grande y con muchos bolsillo, mejor para llevar todo lo necesario para el bebé.

En Teo y Leo se puede elegir la tela entre un catálogo de 60 diseños exclusivos para confeccionar el bolso personalizado. Se puede colgar del manillar del carro o bien llevar al hombro.

Si lo prefieres, puedes comprar la capota para el carro del bebé a juego con el bolso maternal. El precio del bolso es 89 euros

Set Mamá Tatoo

Mamá-tatoo

Un regalo diferente para las mamás recientes es el set Mamá Tatoo que nos ofrece la tienda Ni azulito ni rosita. Está compuesto por un body negro para los bebés más rockeros que tiene grabado el amor por mamá como si fuera un tatuaje.

También incluye el libro Los Secretos de la Madres Felices, una divertida guía para las mamás de hoy en el que la autora ofrece numerosos y prácticos consejos para disfrutar de la maternidad y no dejarse la piel en el intento.

Se completa con una tarjeta de felicitación personalizable con un mensaje especial para mamá. El precio del set, 34 euros.

Calendario Mi Primer Año

calendario

Es muy bonito guardar el recuerdo de todo lo que sucedió en el primer año del bebé. Para ello, podéis regalarle a mamá un Calendario Mi Primer Año que se puede personalizar con la foto y la huella del bebé.

Contiene 12 hojas, una para cada mes y pegatinas (en inglés) para destacar los eventos especiales como la salida del primer diente, el primer corte de pelo, la primera sonrisa, etc.

Su precio, 19,50 euros en Persobebé.

Un libro sobre crianza

Ni-rabietas-ni-conflictos

No podía faltar un buen libro sobre crianza en la lista. Todo los libros escritos por Rosa Jové merecen la pena ser leídos, pero el último titulado “Ni rabietas, ni conflictos”, una guía sobre el comportamiento de los niños de entre 0 y 12 años parece ser de lectura obligada.

Puede ser un poco pronto para hablar de rabietas a una mamá que acaba de tener un bebé, pero es importante tener claro cómo reaccionar ante los conflictos antes de que se presenten. Su precio, 18 euros.

Un delantal de lactancia

delantal

Hay mujeres muy podorosas a la hora de amamantar en público. Para ellas, un original regalo puede ser un delantal de lactancia. Es una especie de mantita que se coloca como un delantal y brinda intimidad al bebé y a la mamá en el momento de ser amamantado.

Tiene un escote rígido que permite la ventilación y tener contacto visual con el bebé, así como un bolsillo para tener a mano todo lo necesario como almohadillas de lactancia o toallitas para eructar.

Lo podéis conseguir en Queraboo por 34,99 euros.

Un lienzo con la foto del bebé

lienzo-foto

Regalar la foto de su bebé a una mamá reciente es un acierto seguro. En Novapop convierten una foto en un lienzo listo para colgar en un rincón especial de la casa.

Sólo hay que enviar una de sus fotos favoritas y a los pocos días recibirás el lienzo personalizado. El precio depende del tamaño del lienzo. Uno de 45 × 45 cm, por ejemplo, 50 euros.

Espero que os hayan gustado las ideas de regalos para hacer a las mamás recientes en el próximo Día de la Madre. Y a darse prisa que quedan pocos días.

En Bebés y más | Día de la Madre: ideas de regalos para la mamá reciente (2009), http://www.bebesymas.com/default/dia-de-la-madre-regalos-para-la-reciente-mama (2010)




El llanto excesivo en la infancia podría derivar en problemas de comportamiento

Posted: 26 Apr 2011 04:00 PM PDT

bebe-llorando.jpg

Los niños lloran. Es algo normal porque es el único modo que tienen de pedir lo que necesitan (hablo de bebés). Sin embargo, se dice que hasta un 20% de los niños lloran demasiado y que, además de ello, tienen problemas para dormir y para comer.

Un estudio reciente revela que este tipo de niños con mayores problemas de adaptación en el primer año de vida tienen mayor probabilidad de sufrir trastornos del comportamiento a lo largo de la infancia, con manifestaciones como ansiedad o hiperactividad.

Para el estudio, que se ha publicado en la revista Archives of Disease in Childhood, se han utilizado 22 trabajos previos consiguiendo una muestra de casi 17.000 niños, de los que 1.935 presentaban los mencionados problemas de sueño, llanto y alimentación.

Resultados del estudio

Observando a estos niños, en el que el tiempo de llanto supera los niveles considerados normales, haciendo que a menudo los padres lleguen a solicitar ayuda profesional, los autores del estudio concluyeron que tenían más posibilidades de acabar sufriendo alteraciones como conductas agresivas, rabietas o trastornos de tipo hiperactivo.

Además añadieron que cuanto más lloraban los niños, cuanto peor se adaptaban a las circunstancias, más probabilidades había de que los trastornos aparecieran a partir del primer año de vida.

Los investigadores sugirieron que sería beneficioso que las familias de estos niños, la mayoría con algún tipo de problema psicosocial o de relación, recibieran algún tipo de soporte o intervención para ayudar a prevenir los posibles efectos de este llanto excesivo en los niños.

¿El llanto es la causa o la consecuencia?

No he leído el estudio y opino en base a lo que ofrece el artículo original de El Mundo y lo que puede leerse en el abstract. Es cierto que los niños lloran y también es cierto que hay niños que lloran mucho, aún cuando sus padres hacen lo imposible por evitarlo.

En este estudio, sin embargo, parece ser que se han juntado los niños que peor se adaptan, pese a tener padres con relaciones estables y comprometidos con la crianza de los niños, con aquellos cuyas familias tienen “problemas psicosociales o de relación”.

Hablando de los segundos, parece obvio afirmar que las probabilidades de que los niños padezcan algún trastorno del comportamiento son mayores que aquellos cuyas familias mantienen relaciones más sólidas y tienen menos problemas en general. En estos casos da la impresión de que el llanto excesivo y los problemas de alimentación y sueño podrían ser una consecuencia más que una causa. Serían más un síntoma o un aviso de que algo no va bien que con el tiempo se evidencia en problemas mayores como la ansiedad o la hiperactividad que nos explican los autores del estudio.

Vía | El Mundo
Foto | Memekode en Flickr
En Bebés y más | El llanto del bebé, ¿Qué es el llanto?, ¿Qué efectos físicos tiene el llanto en los bebés?




Un poquito mas... (II)

Posted: 26 Apr 2011 02:00 PM PDT

un niño comiendo con placer

Cuchara en mano, el niño en la trona, sujetándole casi las manos para que no pueda apartar la comida que va a su boca por mucho que intente apartarla. Una imagen recurrente con una banda sonora que repite “un poquito más“.

Por mamá y por papá. Viene un avioncito. Abre la boca. Hay que comerse todo para poder crecer. Una lista interminable de mensajes que llegan al niño que sencillamente no quiere comer más.

Lo que de verdad necesita comer un niño pequeño

Finalmente yo acepté, tras leerme el mágnifico “Mi niño no me come“ de Carlos González, que las necesidades nutricionales de mi hijo, que crecía sano, feliz y activo, eran considerablemente menores y que él era capaz de saber perfectamente si quería o no “un poquito más“.

Y es que, además, con que se coman una cucharada o dos más no estaremos cubriendo una supuesta ingesta insuficiente de nutrientes. Un poquito más no hace la diferencia. Comer de todo ayuda, pero comer de todo significa comer alimentos con proteínas, hidratos, vitaminas, minerales y fibra suficiente.

Por eso, relajarnos y respetar los gustos del niño, ofreciéndole nuevos sabores sin presionar, es la manera más sencilla de conseguir que logre una alimentación equilibrada, aunque odie la pera, las lentejas y las espinacas, cosas que mi hijo, por ejemplo, repudiaba intensamente.

Por ejemplo, un niño sano, varón, de seis meses, necesitará entre 491 y 779, pero, otro niño, también sano, de dos años, estará perfectamente con una cantidad de calorías que fluctua entre las 729 calorías y las 1301, según explicábamos en un post que recogía las recomendaciones sobre las necesidades calóricas en niños que ya toman alimentación complementaria.

Igual que la cantidad es variable, hay otros factores que influyen poderosamente en el apetito de un niño. Su estado emocional, el estar incubando una enfermedad o tener un estirón tendrán reflejo en la cantidad de comida que aceptará si respetamos su apetito.

Respecto al tipo de alimentos, nos encontramos con la misma circunstancia. Para lograr una alimentación equilibrada la clave no es comer lentejas, espinacas o pera. La clave es tener un aporte de nutrientes adecuado y ese aporte se puede lograr de fuentes muy diversas, sin que, el tomar una determinada cantidad de alimentos diferentes sea imprescindible siempre que lo que coma logre un equilibrio.

Nutrición y chantaje

Creo que, esa costumbre de insistirles, grabada en nuestro inconsciente por nuestras vivencias y que reproducimos sin darnos cuenta, enlaza con aspectos psicológicos de la madre, temores de desnutrición o, más bien, una manera de reforzar la dependencia del hijo o el apego mal entendido.

La comida es amor, pero que el niño se vaya a comer todo lo que hay en el plato no significa que seamos mejores o peores madres, ni que él nos quiera más. La nutrición no debería ligarse al chantaje.

Insistir en que un niño sano se coma más de lo que le entra más bien puede ser contraproducente, pues terminaremos interfiriendo en el mecanismo natural de reconocimiento del apetito. Ya no será capaz de reconocer los signos de su cuerpo que indican que está saciado y eso conducirá a que pueda comer más de lo necesario en un futuro.

Pero voy más allá. No comer por necesidad y la cantidad que el cuerpo pide, añadiendo a eso chantajes y presiones de la madre, la persona de la que el pequeño depende para construir su propia imagen, puede producir un daño que conduzca a trastornos alimentarios, ya que el amor de la madre y su aceptación dependen de la relación del niño con la comida que ella le ofrece.

Y es que el “un poquito más” no se queda en esto. Va unido, en ocasiones, a chantajes, amenazas y las más rocambolescas premoniciones. “Si no te lo comes todo mamá no te querrá”, “si no te lo comes todo te vas a poner enfermo”, “eres malo y no me quieres si no te comes lo que te he preparado” son algunas de las frases más típicas y sencillas, pues además puede haber amenazas sobre monstruos o desgracias que pueden acaecer si el niño no se come ese “un poquito más“.

En Bebés y más | Te vas a caer…, Alimentación complementaria: ¿Cuánto tiene que comer mi hijo? (II), ¡Mi niño no me come!, Un 40% de los niños son "mal comedores", Un poquito más…




La voz en los niños

Posted: 26 Apr 2011 12:00 PM PDT

la voz en los niños

La voz en los niños es un aspecto a tener en cuenta en su desarrollo. No hay que olvidar que una de las características importantes que nos define es nuestra capacidad para comunicarnos mediante un sistema lingüístico; para ello usamos el aire como medio para transmitir los mensajes y la voz como el canal que lo traspasa.

Ya hacia los seis meses de embarazo, el feto ha desarrollado el sentido del oído, siendo capaz de distinguir con mayor intensidad la voz de la madre que otros sonidos de su entorno.

El bebé comienza la comunicación con el intercambio de miradas junto a diferentes vocalizaciones. El descubrimiento de la acción que tiene la voz sobre el otro es un avance que fija el valor comunicativo que poseen las producciones sonoras. Ya sea con el llanto, con balbuceos o con ronroneos, el bebé percibe que éstos son el desencadentante de una interacción con el adulto. Ese sonido que sale de su boca y que puede controlar es un activador de respuesta en el otro. El bebé descubre así el poder de la voz.

En los primeros meses de vida el bebé aprende a identificar los contenidos de la voz de sus padres y a cargar con mensajes sus primeras vocalizaciones. Así, los padres los interpretan y dotan de contenido, dándole al bebé un papel de hablante.

Con su uso, el bebé discrimina la carga comunicativa que lleva su voz, aún sin decir palabras como tal. Gracias al timbre y a la entonación, comprende las intenciones comunicativas de la persona con la que está y descubre distintos estados de ánimo. Así, aprende a usar esas marcas en su propia voz, por lo que la madre reconoce también en sus voalizaciones las intenciones y estados del bebé.

Hay que tener en cuenta que la voz es una herramienta de identidad. El niño toma conciencia de su voz antes que de su imagen. Tiempo después, el niño sabe que es diferenciado de otras personas por su voz, y ésta adquiere un valor único y personal.

El bebé descubre su voz y juega con ella; distingue pronto las voces de uno y otros (por ejemplo, la voz de un desconocido no sirve para calmar el hambre o el sueño, mientras que la voz de la madre es la cura para grandes males) La voz informa de quiénes somos y cómo somos.

La expresión oral es una de las características singulares de los humanos. Podemos representar, establecer contacto, expresar emociones y sentimientos… Una parte importante del mensaje expresivo está en la voz. El tono, intensidad, timbre o la melodía que lleva cada mensaje son contenidos en si mismos.

Hay voces que hacen sentir bien y otras que, por el contrario, hacen sentir nervios; la voz puede generar estados de ánimos en el oyente, sea adulto o bebé. Si el efecto es agradable facilita la relación interpersonal. Pero, si no lo es, puede generar rechazo y/o malestar. Por eso, la voz puede ser, en parte, origen de dificultades de relación.

La voz está presente desde antes del nacimiento, formándonos como seres que nos comunicamos y expresamos nuestros sentimientos y emociones. La voz nos configura, identifica, expresa y canaliza nuestros mensajes, crea estados de ánimo. Por todo esto, no debemos olvidar que la voz en los niños es algo más que aire que sale de ellos y que nos permite entender si si quieren comer o si han visto un perro.

Foto | bfhhoyt en Flickr
En Bebés y más | La voz de la madre es la mejor voz de alarma, La forma de comunicarse de los bebés




Blogs de papás y mamás (LXIII)

Posted: 26 Apr 2011 10:00 AM PDT

bebe-ordenador

Hoy, como cada semana, os traemos un repaso con algunos contenidos destacados que hemos podido leer esta semana en los blogs de mamás y papás, en un recorrido virtual por otras miradas y experiencias con bebés y niños, de quienes tienen hijos o desean tenerlos.

Estos días El blog alternativo nos descubre un interesante libro idóndeo para celebrar el Día de la madre y el amor al arte: “40 grandes artistas retratan a sus madres”. El libro combina historia del arte, anécdotas biográficas y psicología para mostrar las relaciones entre los pintores y pintoras y sus madres. Picasso, Rembrandt, Rossetti, Van Gogh o Frida Kahlo son algunos de esos 40 artistas que retrataron a sus progenitoras.

Loulou y Cía es el blog de Leyre, una mamá primeriza sin pelos en la lengua que comparte sus vivencias. Hace poco ha vuelto al trabajo y una niñera cuida a su pequeño: la conocemos un poco más en Dadá no es mamá.

En Blog de madre Eva Quevedo nos cuenta “pequeñas historietas sobre el agitado oficio de la maternidad y sus aledaños”, de manera muy desenfadada y con un toque de humor. En El disco rayado vamos a encontrar algunas técnicas para sobrevivir a las repeticiones de los peques cuando quieren algo y no atienden a razones: básicamente, rayarnos nosotros también.

La Mamá de Manuel nos sorprende con otra de sus Pequeñas cosas, la relación de su pequeño con su querida “muada”, la almohada a la que se abraza para dormir, como muchos otros niños a un muñeco, un trapito, una manta… Un amor que hace que esos pequeños objetos sean poco asiduos de la lavadora…

En Trocitos de mi, Magda, madre de tres niños, nos va dejando eso, trocitos de su vida, pequeñas reflexiones sobre sus vivencias diarias en un espacio para compartir el amor que siente por su familia. Me ha resultado interesante el recordatorio del pasado Día de la Tierra y 50 cosas a tener en cuenta para cuidar nuestro Planeta.

José María Lloreda es pediatra y en su blog escribe sobre Pediatría y todo lo relacionado con la infancia. En Mi reino por un caballo nos remite a un tema que está tristemente de actualidad por los últimos sucesos en Japón: los efectos de la radiación en desastres nucleares.

Albert Bau también es pediatra, y ha creado un blog de gastronomía para niños, Cocina para padres imperfectos. En él va dejando sus recetas especialmente pensadas (y ejecutadas para comprobar sus cualidades) para mantener el óptimo equilibrio entre nutrientes. Últimamente nos ha dejado un arroz con espárragos y tofu, y nos explica la razón de ser de su blog:

El correcto equilibrio alimentario conduce a un estado saludable que protege al individuo de la agresión externa, haciéndolo más resistente al medio. Éste es el motivo de procurar una alimentación equilibrada y feliz para todos los niños.

Este ha sido nuestro recorrido de esta semana por los blogs de papás y mamás. Esperamos seguir buceando en este interesante océano de experiencias y miradas distintas a la maternidad y paternidad, al embarazo y la infancia, para compartir y aprender con todos vosotros.

Foto | Dean Wissing en Flickr




Un poquito mas... (I)

Posted: 26 Apr 2011 08:04 AM PDT

una niña comiendo

Me acordaba ayer de la frase machacona del “te vas a caer“ y hoy os traigo otra, que sigo escuchando continuamente y que me costó conseguir que las abuelas de mi hijo abandonaran, por lo menos en mi presencia. Es el dichoso “un poquito mas“.

No niego que existan niños que comen poco, pero cuando eso realmente sucede, o hay un problema físico o psicológico que se manifiesta en la alimentación.

Normalmente me da más bien la impresión que, llevados por manuales generales de nutrición infantil o de las hojas que reparten en las consultas, nos creemos que los niños, si no comen la cantidad marcada se van a poner enfermos o no van a crecer.

Pautas sobre alimentación

Recuerdo las pautas que me dieron sobre las cantidades ingentes de papilla que se suponía que se tenía que comer mi hijo. Algo completamente exagerado para él. Nunca se comió más de 100 centímetros cúbicos de papilla, y desde luego, nunca se terminó esos platazos que le preparabamos al principio.

En realidad las papillas no le gustaban nada de nada. Los cereales industriales le daban arcadas, los preparase con la leche que fuera. Los purés podían tener un pase, siempre que tuviera de verdad mucha hambre y estuvieran sabrosos.

Pero lo que le gustaba de verdad eran los trocitos machados de alimentos no mezclados, la fruta aplastada, las galletas, los cuscurros de pan y la sopa de sémola. Pero incluso de este modo la cantidad que comía era poca comparada con las tablas que daban para su edad en cada caso.

Un poquito más

Cuando no quería más lo sabía dejar muy claro. Apartaba la cuchara con la mano, se enfadaba y, cuando se le insistía, que confieso que alguna vez lo hice, podía llegar a tener una arcada. Por lo que aprendí a respetar su estómago y su apetito y no andar molestándolo con que comiera un poquito más.

Además, mi hijo tomaba leche materna a demanda, y esta cubría buena parte de sus necesidades nutricionales, siendo la alimentación complementaria eso precisamente, el complemento que precisaba su organismo para añadir lo que la leche no podía darle.

De hecho, desde los tres meses, ha estado siempre en los mismos percentiles, el 25 de peso y el 50 de altura, creciendo de forma gradual y siendo un niño delgado, aunque con el tiempo ha ido aumentando la cantidad relativa de alimentos que ingiere y hoy come casi la misma cantidad que yo, que soy grandota (y comilona).

Por ejemplo, este último año he notado que necesita comer muchísimo, seis veces al día y además quema lo que sea, incluso alimentos muy calóricos, aunque físicamente no es un niño especialmente activo.

Nunca le he obligado a comer, pero admito que, conociendo a mi hijo, a veces me hace falta recordarle, cuando está jugando o estudiando, que quizá pueda tener hambre o sed, porque cuando está absorto en algo se olvida de que tiene cuerpo y si no le mete unas cuantas calorías luego se viene abajo. Pero si no quiere, no le obligo.

Tampoco le he obligado a comerse nunca todo lo que hay en el plato, aunque, con el tiempo, observo que cuando comemos en casa ajena trata de comerse todo. Pero basta una mirada para que me avise que no quiere más y sencillamente se para si está saciado.

Come de todo, o de casi todo, mucha verdura y fruta también, aunque siguen dándole arcadas la pera y las espinacas, aunque las lentejas son ahora uno de sus platos preferidos. Y sigue enfadándose si le insisten para que coma o se pone fatal si ve que a un bebé le obligan a comer.

Creo que me ha enseñado que el “un poquito más“ no sirve ni para alimentar mejor a un niño ni para educar su apetito. Es mucho más efectivo dejarles sentir su cuerpo y los mensajes que les manda, respetándolos, entendiéndolos y dejando que la regulación de un organismo sano guie su nutrición, siempre, por supuesto, desde la responsabilidad que tenemos los padres sobre la salud y la alimentación completa de nuestros hijos.

En Bebés y más | Te vas a caer…, Alimentación complementaria: ¿Cuánto tiene que comer mi hijo? (II), ¡Mi niño no me come!, Un 40% de los niños son "mal comedores"




Cómo hacer una escultura de tu tripa embarazada

Posted: 26 Apr 2011 05:00 AM PDT

esculturas-embarazo

Inmortalizar tu embarazo en una escultura puede ser un recuerdo muy bonito del momento que estás viviendo. Existen kits especiales como el Belly Art que incluye todo lo necesario para hacerlo, pero también puedes hacer una escultura de tu tripa embarazada de una forma muy sencilla y por menos dinero. Te enseñamos paso a paso cómo hacerlo.

Lo ideal sería contar con alguien que te ayude, pero también puedes hacerlo tú misma con una buena dosis de paciencia. Lo recomendable es hacerlo cuando la gestación esté bien avanzada para que la forma de la barriga sea más notoria, pero si lo prefieres puedes hacer una serie de esculturas a medida que la tripa vaya creciendo. También puedes elegir hacerla sólo de la tripa, del torso entero o como veís arriba, de la tripa, los pechos y un sólo hombro. Eso como más te guste.

Básicamente, hay dos técnicas que se pueden utilizar para hacer una escultura de tu tripa embarazada: en yeso o en papel maché.

Para hacer el molde en yeso

Necesitarás aceite de bebé, yeso y vendas de gasa. Con la piel bien limpia y seca, pasa abundante aceite de bebé por todos los sitios en los que luego colocarás el yeso. Así evitas que se pegue y el molde pueda retirarse con facilidad.

Una vez hecho esto, tienes que colocar una capa de yeso preparado, luego vendas y nuevamente yeso. Así dos o tres capas hasta conseguir el grosor deseado. Recuerda dejar bien libres los laterales para poder retirarla.

Sólo queda tener paciencia y esperar a que el molde esté bien seco para retirarlo. Luego hay que darle terminación a los laterales, recortando con tijera y usando una lija muy fina para arreglar los bordes. Y ya está listo para decorar.

Para hacer el molde en papel maché

El papel maché es una técnica oriental antigua muy extendida para trabajos manuales. Es fácil de hacer y tiene durabilidad.

Primero, tienes que preparar el papel maché: disolver cola en agua tibia y añadir trozos de papel de periódico cortado a mano.

Antes de empezar, tienes que envolverte el torso con papel film para que la pasta no se pegue y sea fácil de desmoldar. Luego tienes que ir colocando capas de la preparación, lo ideal es entre 3 y 5 capas. Una vez que esté seco, lo retiras.

Por último, hay que mejorar las terminaciones, recortándolas con tijera y pasando una lija fina.

Cualquiera sea la técnica que elijas, una vez hecho el molde puedes pintarlo, escribir un poema, hacer decoupage, o decorarlo de la manera que más te guste. Son dos formas muy sencillas y económicas de de hacer una escultura de tu tripa embarazada. Sólo hay que tener paciencia para hacerlo y esperar a que el molde seque.

El resultado es un molde hueco de la tripa que la embarazada podrá guardar para siempre como recuerdo de esos meses tan especiales.

Vía | BlogBricolaje
Foto | www-bellyoflove-com




Calientabiberones, la comida siempre a punto

Posted: 26 Apr 2011 01:46 AM PDT

calientabiberones

Con la lactancia materna, el padre, a la hora de colaborar (principalmente por las noches), tiene bastantes tareas donde hacerlo: acercar al bebé a la madre si no se colecha, cambiar al pequeño y echar una mano en todo lo posible para que la madre esté lo más descansada posible. Con los biberones la colaboración puede aumentar.

Si por uno u otro motivo necesitas darle biberones a tu pequeño, hay dispositivos que ayudan a padres y madres a la hora de su elaboración. Ya vimos con los “>esterilizadores cómo tener listos los envases para un primer uso. Ahora toca hablar de los calientabiberones, dispositivos que ayudan a que la temperatura del biberón sea siempre la que deseamos, tanto a la hora de elaborarlo como si queremos mantener el biberón en óptimas circunstancias durante un tiempo o incluso si tenemos que prepararlo fuera de casa o en el coche.

Con aspecto de cafetera moderna unidosis, el Bib’expresso de Beaba cumple a la perfección con la imagen de marca con productos llamativos y muy bien diseñados. Más aparatoso que otros modelos, este calientabiberones tiene alguna función más para aprovechar los casi 90 euros que cuesta.

Su tarea principal es la de hacer biberones. Para ello dispone de un depósito en la parte superior donde tendremos el agua precalentada a 37 grados centígrados. En el biberón pondremos la cantidad de leche adecuada y pulsando un solo botón (una ventaja es que podemos usarlo con una sola mano si nos damos maña) el sistema añadirá el agua con presión suficiente para que la mezcla se produzca sin nuestra intervención.

Las otras dos funciones son las de calentador “al baño maría” para “potitos” y esterilizador y almacén de biberones (capacidad para tres).

lcalienta-biberones-bib-expresso-beaba_1274446401.jpg

También con tres funciones (esterilizador, calientabiberones y cocina al baño maría) tenemos el Super 3 Deco de Miniland. En este caso se trata de un modelo de calientabiberones más compacto y económico (50 euros). Tiene capacidad para seis biberones.

lalimentacion-infantil-esterilizador-super-3-deco-miniland-miniland_1257769521.jpg

Si lo que queremos es un accesorio para uso esporádico, un modelo interesante es el Chicco Casa-Coche, que se puede encontrar en tiendas online por unos 60 euros. Tiene capacidad para un solo biberón, pero la ventaja de que es muy compacto y podemos usarlo en el coche. Cuenta con regulador de la temperatura y también sirve para “tarritos de comida”.

lcalientabiberon-ultrarapido-casa-auto-chicco-chicco_1296548307.jpg

Si lo que queremos es un modelo de calientabiberones que también permita enfriar, podemos escoger el de Mothercare, que sale por apenas 30 euros, siendo uno de los más sencillos de manejar, con termostato regulable y bien compacto.

a3774_1_aw08.jpg




Encuesta: ¿Habéis conservado las células madre del cordón umbilical del bebé?

Posted: 26 Apr 2011 01:29 AM PDT

células-madre-cordón

Muchas parejas que están esperando un bebé se plantean la posibilidad de congelar la sangre del cordón para utilizarla eventualmente en el futuro con fines terapéuticos. Es una decisión muy personal en la que hay que tener en cuenta una variedad de factores.

Hemos preparado una encuesta para conocer vuestra opinión sobre el tema. Nos gustaría saber si habéis conservado las células madre del cordón umbilical del bebé, si lo haríais o si os lo habéis planteado.

Es un tema muy debatido entre padres y madres. Hay quienes tienen opiniones formadas acerca de su utilidad, mientras que otros buscan información para poder tomar la decisión que crean correcta.

Lo cierto es que la conservación de células madre es un servicio relativamente nuevo, bastante caro y con escasas probabilidades de que se lleguen a utilizar (afortunadamente), pero aún así muchas parejas confían en sus beneficios.

Os invitamos a participar en nuestra encuesta. Sólo os llevará un minuto y los resultados nos servirán para hacernos una mejor idea sobre qué piensan los padres acerca de la conservación de células madre. Tenéis que hacer click en "Leer más" para responder.

Foto | Drcornelius en Flickr
En Bebés y más | ¿Vale la pena congelar células madre del cordón umbilical? (I) y (II), Lo que hay que saber antes de decidir conservar las células madre del cordón (I), y (II)




Diplomas para el Día de la Madre

Posted: 25 Apr 2011 11:00 PM PDT

Diplomas para Día Madre

Seguro que mamá va a quedar encantada con este genial reconocimiento de sus méritos. Para el Día de la Madre traemos estos diplomas para imprimir con el que los peques le declararán todo su amor.

En Pekegifs encontramos una interesante selección de diplomas para mamá, con 12 modelos diferentes para todos los gustos y estilos.

Dos de ellos llevan el texto ya escrito y sólo habremos de completarlo con el nombre de mamá y del hijo, hija o hijos (hay tres versiones), como vemos en este modelo. En ellos se califica a la mamá con un espléndido “Sobresaliente” y se le otorga el título de “la mejor madre del mundo”.

El resto, que a mí me parecen mejor idea, son diplomas en blanco (pero con bonitos marcos y condecoraciones de adorno) para añadir el texto con la felicitación que deseemos, como este otro modelo. Podemos completarlo con las huellas del bebé o niño, o de un beso, los dibujos del niño… y cómo no, la firma.

Os animamos a elaborar con vuestros hijos un diploma para el Día de la Madre, se va a sorprender y estará orgullosa de sentirse tan querida. ¡Pero no olvidéis que también ha de estarlo el resto del año!

Sitio Oficial | Pekegifs
En Bebés y más | Día de la Madre: ideas de regalos para la futura mamá, Día de la madre, Ideas de regalos caseros para mamá, Regalos Apli caseros para el día de la madre, Día de la madre: un toque de humor