Todo para Bebe: ¿Existe el pack Crianza Natural: parto natural, colecho, no vacunas, porteo y lactancia a demanda? (II)


¿Existe el pack Crianza Natural: parto natural, colecho, no vacunas, porteo y lactancia a demanda? (II)

Posted: 19 Apr 2011 09:00 PM PDT

pack-crianza-natural.jpg

Ayer iniciamos un tema relacionado con la llamada Crianza Natural o crianza con apego, centrándonos en aquellas personas que tienden a hablar de dicho estilo de crianza como si de un método se tratara y sintiéndose parte del grupo de personas que educan así a sus hijos más por cumplir una serie de requisitos que por la filosofía en general.

Comentamos que lo ideal es que realmente nadie se quede con la superficie de la Crianza Natural y que lo recomendable es ahondar un poco hasta entender los principios de la teoría del apego, que en el fondo es sólo uno: el respeto máximo por nuestros hijos.

Quedó en el aire explicar un poco por qué la mayoría de padres y madres que educamos según la teoría del apego tendemos a cumplir varios de los ítems que se muestran en la lista de la imagen y por qué algunos de estos ítems no tienen nada que ver con la Crianza Natural, pues alguien ha tratado de sumarlos a dicha corriente.

El respeto y el colecho van unidos a menudo

Si dejas a tu hijo en la cuna o el moisés y llora y en cambio al ponerlo contigo se calma y duerme tranquilo, tu hijo te está diciendo que necesita el contacto de sus padres, su calor y su presencia. Lo más respetuoso en este sentido es satisfacer la necesidad básica del niño, sin la cual dormirá cada noche asustado, atemorizado y despertándose a menudo solicitando unos brazos que le hagan sentir como merece.

Si en cambio tienes un bebé que duerme mal si está con los padres, que prefiere estar solo en el moisés y que sólo llama cuando quiere comer (o de vez en cuando cuando quiere afecto, claro), lo más respetuoso es que duerma solo, cerquita de los padres por si les necesita, pero solo, pues es lo que demanda. En este caso no se podría marcar “Colecho”, pero estarías respetando a tu hijo.

Como la mayoría de niños forman parte del primer grupo, es decir, de los que no se quieren quedar solos en el moisés, la mayoría de padres que creemos que debemos satisfacer esa necesidad de contacto y por eso la mayoría colechamos.

La lactancia materna es la mejor alimentación para los bebés

Si seguimos con la misma premisa de ofrecer a los niños aquello que necesitan y aquello que elegiríamos pensando en ellos, además de lo más natural y lógico, la alimentación de elección para los bebés es la lactancia materna.

mamando-y-grietas.jpg

Todos conocemos sus beneficios tanto para el bebé como para la madre, ya sea a nivel nutricional como a nivel inmunológico e incluso a nivel relacional, ya que el pecho lo puede dar sólo la madre, promoviendo que el bebé cree un vínculo sólido con ella. Por respeto hacia ellos y buscando, como dice la OMS, “el máximo nivel de salud para los bebés”, lo lógico es dar a los bebés su alimentación natural.

Sin embargo, hay mujeres que pese a querer dar el pecho, acaban por no conseguirlo (no entraremos ahora en las razones). Al no poder dar el pecho utilizan la mejor alternativa existente: las fórmulas infantiles. Una madre que haya querido dar el pecho y no lo haya conseguido no está dejando de respetar a su hijo (al menos no en este punto), porque ella ha tratado de dar lo mejor a su hijo, lo que él esperaba. Sin marcar la casilla “Leche materna”, podría considerarse una madre que cría con respeto, ¿por qué no?

El parto natural es el parto que conlleva menos riesgos y complicaciones

A priori, sobre el libro y con toda la evidencia en las manos hay que afirmar rotundamente que, hoy por hoy, el parto natural es el que conlleva menos riesgos y menos complicaciones (al que llamamos natural por inercia, pero que podríamos definir como “parto respetado”), así como menos efectos secundarios para el bebé, que nace más despierto, más activo y mejor que cuando la madre utiliza la epidural (con la que le suelen administrar también oxitocina sintética, generando contracciones que muchos bebés viven muy mal) o cuando nace por cesárea, con los pulmones llenos de líquido amniótico que les impide en algunas ocasiones mamar bien e incluso respirar tranquilamente (muchos se pasan 24 horas echando líquido por la boca… asustando a sus padres con cada tos y cada atragantamiento), por poner un ejemplo.

Pero una cosa es lo que una madre quiere o pretende y otra diferente la que acaba sucediendo. A menos que des a luz en casa y no haya complicaciones, el parto no es cosa de una, sino de varias personas, de la madre, del bebé y de los profesionales. Unas veces se consigue el parto natural, otras veces las madres acaban pidiendo anestesia y en otras ocasiones son los sanitarios los que deciden llevar el parto porque consideran que es mejor.

Hayas parido como hayas parido, si consideras (como consideran ahora la mayoría de profesionales sanitarios), que el parto natural es lo más respetuoso con el devenir de tu bebé estás respetando a tu hijo y estás respetando sus ritmos, incluso a la hora de nacer.

El porteo es muy beneficioso para el desarrollo de los bebés

“Cuando lo dejo, llora, cuando lo cojo, se calla” es una frase que la mayoría de madres podría decir. Los bebés no vienen al mundo para estar solos porque si así fuera no sobrevivirían. Vienen para estar acompañados y en contacto con sus cuidadores siempre que necesiten seguridad. Donde más seguros se sienten, donde más engordan, donde más queridos se saben y donde mejor se desarrollan es en contacto con los papás. Por eso ahora en las unidades neonatales se fomenta el método madre canguro tantas horas como se pueda y por eso se recomienda hacer masaje infantil a los niños, porque el tacto y las caricias nutren el cuerpo y la mente.

porteo.jpg

Si le preguntas a un bebé dónde quiere estar, normalmente responde que con mamá (su llanto así lo dice cuando se ven solos) o con papá, en contacto, oliendo la piel, oyendo el corazón, notando el calor… por respeto, lo más lógico es llevar a los niños pegaditos al cuerpo, a menos que de esa manera estén a disgusto y prefieran ir en un cochecito.

Si por la razón que sea tienes un hijo de los que no quieren ir pegadito al cuerpo porque prefieren ir tumbados en el carrito, lo ilógico sería tratar de llevarlo contigo sí o sí. Por eso una madre podría no marcar la casilla “Porteo” y estar respetando las necesidades de su hijo (aunque normalmente los niños suelen demandar contacto y no cochecito).

No vacunación y vegetarianismo

Para acabar con la lista del Pack, he dejado para el final estas dos opciones que mucha gente cree que los partidarios de la Crianza Natural defendemos, no siendo así.

Sin ir más lejos, en un diario catalán una madre habló hace unos días de las nuevas madres perfectas diciendo que son “madres que rechazan la epidural, que dan el pecho a demanda y hasta los dos años, que duermen con sus criaturas, que no las vacunan y que les dan comida ecológica. Son madres que predican su religión sin admitir que puedas desviarte de sus creencias”.

Lo siento, pero no. No entra todo en el mismo saco. Hay padres y madres que educan a sus hijos con respeto vegetarianos y hay otros que no lo son. De igual modo hay padres que vacunan a sus hijos y otros que no lo hacen, siempre en base a unas preferencias propias, pero no de un colectivo.

Cuando Carlos González publicó su libro “En defensa de las vacunas”, mucha gente se enfadó sobremanera porque no entendían que el pediatra defendiera la lactancia materna y defendiera también el uso de las vacunas, como si una cosa estuviera enfrentada a la otra, como si el respeto por los niños se midiera en base a lo natural que es un acto o deja de serlo.

Documentados sí, naturalistas no

Los padres y madres que podríamos formar parte de la crianza natural (los que estamos de acuerdo con sus principios), somos padres y madres, normalmente, muy documentados. Leemos, buscamos estudios, compramos libros y finalmente decidimos en base a lo que nos hace sentir mejor con un fin común: educar a nuestros hijos de la mejor manera que sabemos y podemos, porque hemos decidido “invertir” en ello. Porque nos gusta, porque nos motiva y quién sabe, porque quizás es una de las pocas cosas que podemos / sabemos hacer bien sin tener por qué soportar a nadie que nos diga que tenemos que hacerlo de otra manera.

Curiosamente, muchas de las cosas que leemos y aprendemos nos recomiendan volver en cierto modo a la esencia de la vida, volver un poco a nuestros orígenes para, a partir de ahí, construir de nuevo. Algo así como reconocer que la sociedad ha tomado, desde hace un tiempo, un camino peligroso hacia la desvalorización del ser humano, hacia la pérdida de respeto, hacia la superficialidad y hacia la sumisión a unas ideas que benefician sólo a unos pocos. Entonces decidir frenar, volver atrás y decir: “Ep!, esto antes funcionaba mejor, o al menos éramos todos más libres” y a partir de ahí, escribir nuestro propio camino.

Todo esto con un pilar fundamental: el respeto al ser humano. El respeto a los niños que son la próxima generación, los que dentro de unos años tendrán que trabajar y cuidar de nosotros (o no). Respeto, pero no naturalismo. Si coincide que lo que parece ser mejor para todos y para los bebés es escuchar al ser mamífero, lo haremos. Si en cambio parece que lo mejor es aprovechar la tecnología y los avances médicos (digamos vacunas, por ejemplo), por el bien de nuestros hijos y el bien común, lo utilizaremos. No se trata de volver a la época de las cavernas y criticar la era moderna, ni mucho menos. Se trata de poner en el centro de nuestras vidas a nuestros hijos y nuestro papel de padres y actuar en consecuencia. Quien se quiera subir al carro, cabemos todos. Quien no, que no lo haga, nadie se lo puede exigir, pero no siempre podrá decir que “lo hice por respeto a mis hijos”.

Fotos | Raphael Goetter, Christyscherrer en Flickr
En Bebés y más | ¿Existe el pack Crianza Natural: parto natural, colecho, no vacunas, porteo y lactancia a demanda? (I), La crianza natural, los consejos gratuitos y cómo evolucionan los padres que crían con apego (I) y (II), La crianza con apego (Attachment parenting), La teoría del apego de John Bowlby




Los niños se ríen unas 20 veces más que los adultos

Posted: 19 Apr 2011 03:00 PM PDT

la-risa-de-los-ninos.jpg

Cuando las personas crecen llegan a la edad adulta dejando atrás la infancia y la adolescencia. Esto hace que el ser niños sea sólo un recuerdo para muchos y que con la niñez se vaya también una buena dosis de alegría.

Seguramente esto sucede porque a medida que crecemos, los problemas crecen también con nosotros y allí donde apenas había preocupaciones y donde todo era juego y disfrute ahora hay poco tiempo para ello y demasiado para estar ocupados y preocupados.

Todo esto hace que haciendo cuentas se observe que los niños se ríen unas 20 veces más que los adultos. Ellos son capaces de reír hasta en 300 ocasiones a lo largo de un día y nosotros lo hacemos unas 15 veces.

Lo curioso del asunto es que ellos lo hacen porque así lo sienten, sin saber lo beneficiosa que es la risa para la salud y nosotros, que tenemos la teoría, que sabemos que la risa es casi una medicina y que conocemos la existencia de cursos y seminarios de risoterapia, la utilizamos mucho menos.

Entre los beneficios conocidos se sabe que la risa es un potente antidepresivo, pues genera un estado mental positivo, que ayuda a disminuir la tensión arterial y libera endorfinas que nos ayudan a sentirnos más plenos y satisfechos con nosotros mismos, que ayuda a disminuir la timidez y aporta confianza y objetividad a la hora de resolver problemas y que, en personas con enfermedades terminales la calidad de vida mejora hasta en un 40%.

Una vez más, debemos echar la vista atrás y recordar que también fuimos niños para tratar de recuperar parte de esa alegría que hemos ido dejando en el camino. Así quizás seamos personas más pacientes, menos refunfuñonas y más felices con nuestras vidas. Una vez más, los niños tienen algo que enseñarnos a nosotros, los adultos sabelotodo.

Vía | Vida efectiva
Foto | Ryan McCullah en Flickr
En Bebés y más | Altamente recomendable: sesiones de risoterapia con el bebé, La risa es salud, ríe con tus hijos, La risa aumenta los beneficios de la leche materna contra las alergias de la piel




La dieta de la embarazada altera el ADN del bebé predisponiéndolo a la obesidad

Posted: 19 Apr 2011 12:54 PM PDT

dieta-embarazada

Cada vez tenemos más información acerca de la influencia de la nutrición en el embarazo en la salud del bebé a lo largo de su vida. Un nuevo estudio acaba de revelar que la dieta de la embarazada puede alterar el ADN del bebé predisponiéndolo a un mayor riesgo de desarrollar problemas de obesidad varios años después.

El estudio internacional dirigido por la Universidad de Southampton es el primero que logra demostrar que la dieta de la madre durante el embarazo puede alterar el ADN del bebé a través de un proceso denominado cambio epigenético, que puede hacer que el niño desarrolle problemas de peso, independientemente del peso de la madre al quedar embarazada y del peso del niño al nacer.

En este mismo sentido, conocíamos un estudio previo basado en un experimento realizado con ratas, el cual señalaba que la preferencia de la madre por alimentos ricos en grasas produce cambios en el cerebro del bebé que estimulan el apetito elevando el riesgo de que padezca obesidad en los primeros años de vida.

Supone un gran avance en la investigación sobre las causas de la obesidad infantil, ya que es la única que apunta a un comportamiento de la madre que influye en el desarrollo fetal y no simplemente a la combinación genética y al estilo de vida a partir del nacimiento.

Para llegar a esta conclusión, los investigadores midieron los cambios epigenéticos en cerca de 300 niños en el nacimiento y demostraron que estos predecían la obesidad que alcanzaría el niño a los seis o nueve años de edad. Los cambios epigenéticos son aquellos que alteran la función del ADN sin modificar su secuencia heredada de la madre y el padre, pueden también influenciar cómo una persona responde a factores del estilo de vida, como la dieta o el ejercicio.

Se pueden sacar dos conclusiones interesantes del estudio. Por un lado, pone en evidencia la enorme importancia que tiene una nutrición saludable en el embarazo, mientras que por otro, apunta a que la prevención de la obesidad infantil podría empezar incluso antes de que se produzca el nacimiento. Las medidas deberían dirigirse a mejorar la nutrición de la madre durante la gestación para reducir el riesgo de padecerla en el futuro.

Vía | Europa Press
Foto | o5com en Flickr
En Bebés y más | El excesivo aumento de peso en embarazo eleva el riesgo de obesidad en los hijos,




Mamma bag: bolso solidario de Gucci para el Día de la Madre

Posted: 19 Apr 2011 05:57 AM PDT

mammabag

Si mamá es una fanática de los bolsos, una opción de regalo para el Día de la Madre es Mamma bag, un bolso solidario de la firma Gucci.

El bolso diseñado por la firma italiana en colaboración con Unicef es un producto solidario que busca financiar los packs Madre-Hijo en el África Subsahariana, uno de los proyectos que tiene en marcha la organización.

El 25 por ciento del valor del bolso irá destinado a suministrar a las madres infectadas con el VIH los fármacos antirretrovirales que servirán para reducir los niveles de transmisión del virus.

Mamma Bag está fabricado en tela Senna color crudo, con un ribete de cuero y la clásica banda verde, roja y verde característica de la marca. Está pensado en las mamás modernas que necesitan un bolso práctico y funcional en el que poder llevar de todo. Por eso incorpora un gran bolsillo con cierre de cremallera en la parte frontal y dos bolsillos abiertos a los lados.

Como era de esperar, el precio también es al estilo Gucci. La edición limitada del Mamma Bag estará disponible en edición limitada en las tiendas de la marca hasta el 15 de junio de 2011 a un precio de 790 euros.

Vía | Compradicción
Más información | Gucci




El ejercicio durante el embarazo mejora la salud cardíaca de los hijos

Posted: 19 Apr 2011 02:00 AM PDT

yoga-embarazadas

El ejercicio es muy recomendable en todas las etapas de la vida, y también durante el embarazo. Practicar ejercicio en el embarazo tiene grandes beneficios tanto para la madre como para el bebé, pues entre otras cosas mejora la salud cardíaca de los hijos.

Es conocida la relación entre el ejercicio materno y la prevención de la obesidad en el bebé y ahora conocemos que es muy saludable para el funcionamiento del corazón del pequeño desde que está dentro del útero materno.

Investigadores de la Universidad de Arkansas comprobaron que hacer ejercicio al menos media hora tres veces a la semana, tiene un impacto directo en la salud cardíaca del bebé en gestación. El ejercicio de la madre logra modelar el corazón del feto y transformarlo en un órgano más sano y resistente, un beneficio que además perdura más allá del nacimiento.

Se dividió a 61 futuras mamás en dos grupos: las que practicaban algún tipo de ejercicio como caminar o yoga y las que eran activas pero no practicaban ningún ejercicio específico.

Al estudiar el funcionamiento del corazón de los pequeños, encontraron que en aquellos bebés cuyas madres practicaban ejercicio de forma regular, su corazón tenían un ritmo cardíaco más lento, pero con mayor variabilidad entre latidos, lo que es reconocido como un indicador de buena respuesta de entrenamiento y considerada una evidencia de que el corazón de una persona es más fuerte y más eficiente.

Al mes después de nacer los bebés, los beneficios permanecían. Aunque sólo la madre fue la que practicó ejercicio el efecto beneficioso “se contagió” al bebé perdurando un ritmo cardíaco saludable incluso después del nacimiento.

Creen que este contagio se debe a que algunas hormonas que liberan las personas cuando hacen ejercicios cruzan la placenta, logrando potenciar la salud cardíaca del feto.

Es importante tomar consciencia de la importancia de la práctica de ejercicio durante el embarazo, pues además de aliviar las molestias del embarazo y contribuir al equilibrio físico y emocional de la futura mamá, los beneficios también repercuten en la salud de los hijos.

Vía | La tercera
Foto | lululemon athletica en Flickr
En Bebés y más | El ejercicio moderado tres veces por semana beneficia al feto, Ejercicio durante el embarazo: recomendaciones generales (I) y (II)




El bebé que está para comérselo... literalmente

Posted: 18 Apr 2011 11:30 PM PDT

Ve el video en el sitio original.

Si los bebés reborn me dan impresión, qué puedo decir de este bebé, cuyo molde rivaliza con el de esos muñecos casi reales. Cuando se levanta el paño, sobre la bandeja aparece un tierno bebé dormidito, muy realista. Un bebé para comérselo, literalmente, porque es un pastel.

Imagináos a dónde llega el realismo, que me ha resultado bastante inquietante (por no decir espeluznante) la segunda parte del vídeo, en el que se ve cómo el cuerpo del bebé ya está a medias y se procede a cortarle la cabecita. No me resisto a avisaros: puede herir la sensibilidad del espectador, pues parece que asistimos a una sección del cráneo para una clase de anatomía.

Si ya me resulta incómodo ver cómo se corta la foto de alguien en un pastel de esos en los que aparece la imagen del niño o niña, podéis imaginar lo que se siente viendo este pastel con forma de bebé.

¿Y de quién ha sido esta extraña idea de hacer una tarta con aspecto de bebé? Su autor nos dice que realizó esta torta para un compañero de trabajo. Yo creo que debieron de sentirse algo caníbales dando cuenta del dulce… y también da un poquito de miedo el silencio con el que aparecen junto a la tarta-bebé.

El bebé, en realidad, es un pastel de vainilla relleno de mermelada de bayas mixtas y cubierto con crema de malvavisco y fondant. Para comérselo, ¿o no?

Vídeo | Youtube
En Bebés y más | Reborn, Las tartas de Michelle Cake, Un bebé negro protagoniza un polémico anuncio de unos pastelitos




Nace en Francia el primer bebé gracias a un implante de tejido ovárico

Posted: 18 Apr 2011 11:00 PM PDT

piel con piel

Los avances médicos hacen posibles realidades que hace décadas eran imposibles para las personas con problemas de fertilidad. Leemos la noticia de que, por primera vez en Europa, un trasplante de tejidos ováricos ha permitido a una mujer estéril dar a luz a un bebé.

El nacimiento ha tenido lugar en Francia, en el Hospital de Parly II-Le Chesnay, en la región parisina, la niña se llama Victoria y pesó 2.850 kilos al nacer.

La madre, que sufre síndrome de Turner y tiene una hermana gemela, pudo concebir a una niña tras haberse sometido a un trasplante ovárico procedente de su hermana. Los trasplantes entre gemelas idénticas son más sencillos y exitosos porque no necesitan un tratamiento contra el rechazo.

La paciente francesa sufría de una menopausia precoz debido al síndrome de Turner, pero pocos meses después del trasplante recuperó su ciclo normal y después se quedó embarazada naturalmente, sin necesidad de recurrir a la fecundación in vitro.

También es la primera vez que se realiza una intervención de este tipo en Europa, aunque recientemente ya haya habido casos similares en Estados Unidos.

Me parece un milagro conseguir estos retos que dan la posibilidad de tener hijos a las personas para las que sería imposible hace unos años. Y se sigue investigando en este sentido, buscando nuevas técnicas y mejoras para los problemas de fertilidad y los procesos de fecundación artificial.

La noticia del primer bebé nacido gracias a un trasplante de tejido ovárico dará esperanza a muchas mujeres con problemas de fertilidad, aunque este caso sea muy concreto al tratarse de hermanas gemelas.

Vía | Informador
Foto | a4gpa en Flickr-CC
En Bebés y más | Ser madre o padre después del cáncer, Primera embarazada por reimplantación de tejido ovárico después de un cáncer




¿Existe el pack Crianza Natural: parto natural, colecho, no vacunas, porteo y lactancia a demanda? (I)

Posted: 18 Apr 2011 09:00 PM PDT

pack-crianza-natural.jpg

Tras algunas generaciones en las que la educación autoritaria se mostraba como el modelo imperante y después de algunos años en los que parece que ha reinado una educación rebote de la anterior, excesivamente permisiva, muchos padres, con ayuda de sus instintos y con el apoyo de literatura y de algunas evidencias científicas han decidido criar a sus hijos de un modo algo diferente al habitual que se conoce como crianza natural o crianza con apego.

La mayoría de los que seguimos esta corriente (me incluyo, porque creo que sigo sus principios) defendemos las mismas cosas: dormimos con nuestros hijos, nuestras mujeres amamantan de manera prolongada, preferimos llevar a los niños cerquita del cuerpo y no tanto en los cochecitos, defendemos el parto natural y tratamos de evitar cualquier tipo de castigo, ya sea físico o verbal, entre otras cosas.

Defendemos nuestro modo de criar como el mejor para los bebés, básicamente porque es el que utilizamos (sería absurdo decir que educamos a nuestros hijos, por elección, de la manera que creemos que no es la mejor), pero entendemos que maneras de criar a un niño hay cientos y que cada familia debe hacer su propia elección.

Se nos conoce por nuestros actos más que por nuestros principios y por este motivo escribo esta entrada, motivada por otras compañeras de otros blogs, que en su día se hicieron la misma pregunta: ¿existe un pack Crianza Natural: parto natural, colecho, no vacunas, porteo, lactancia a demanda, vegetarianismo, etc?

Sí, el pack existe…

Quiero que todas vosotras y vosotros nos ofrezcáis vuestra respuesta a la pregunta que planteo, pero como no puedo estarme callado, ofrezco mi respuesta para el debate y en otra entrada lo explicaré todo de manera más detallada.

Sí, el pack existe, o eso creo. En algunas ocasiones he leído en foros a madres diciendo “quiero practicar la crianza natural, pero no sé cómo”, “estoy intentando colechar, pero no nos sale”, “creo que no seré bien recibida, porque estoy dándole el biberón a mi hijo, ya que no pude darle el pecho como quería” y cosas similares que muestran que hay madres que piensan que criar con apego a su hijo significa marcar todas las casillas del listado que podéis ver arriba como imagen.

Yo no soy crianza-natural-practicante

Sabéis cuál es mi filosofía de crianza y mi modo de ver las cosas como padre y sabéis que podría marcar varias de las casillas del listado, sin embargo el concepto del pack es erróneo, a la vez que excluyente y en cierto modo pedante. Yo no soy crianza-natural-practicante en el sentido de la etiqueta. Es decir, sí sigo los principios por los que se rige este tipo de crianza, pero no es algo que yo vaya diciendo por ahí: “no, es que yo practico la crianza natural”, como si fuera un método, porque en el momento que se entiende como un método se transforma en algo que se hace para lograr un objetivo.

El que lleva a cabo un método está buscando un resultado y si a medida que se ejecuta se observa que los resultados no son favorables se duda del método o se cambia por otro, porque los métodos responden a unos objetivos y los objetivos, con el tiempo, deben ser evaluados.

miriam-y-los-ninos4.jpg

Por eso digo que yo no practico nada ni marco casillas en ningún sitio, por eso no le digo a la gente “oye, podrías hacer la crianza natural, que igual te va bien” ni “prueba a crianzanaturalizar, que tus hijos saldrán mejor” y por eso creo que la gente que habla de la crianza con apego como un pack, como un método, se equivoca. Las cosas hay que hacerlas porque crees que tienen que ser así, no para conseguir algo.

¿De verdad hay gente que habla de un “pack”?

Pues sí y algunas lectoras de este blog lo han comentado en algunas ocasiones explicando anécdotas de madres que les han dicho cosas como “¿Tú no colechas? Entonces no eres de las mías”, “Si das biberón no puedes decir que haces crianza natural” o “Si le pones las vacunas no estás respetando a tu hijo”.

Comentarios de este tipo ayudan muy poco a los que de verdad luchamos por ofrecer al mundo una visión de la crianza en la que el niño no es malvado, no es un tirano, no es un controlador ni un oponente de los padres sino una persona en formación que quiere y requiere el contacto y el cariño de los padres para aprender de ellos cómo es el mundo en el que vive. Repito: con ellos y no contra ellos.

Digo que ayudan poco por una razón simple, la crianza natural no son una serie de ítems que hay que marcar para formar parte, no son unos requisitos que uno debe cumplir para formar parte de un club. La crianza natural es cumplir una premisa, sólo una. Una sola lista formada por una sola línea compuesta de una sola palabra: Respeto.

La crianza natural es respeto y nada más

El eje de la crianza natural es el respeto, porque la crianza natural no es más que eso: respetar a los niños y a sus necesidades, sus libertades y las nuestras y acompañarles en el camino para que elijan cómo vivir, pero siempre enseñándoles a devolver al mundo el mismo respeto que se les ha tenido a ellos y mostrándoles que los demás tienen el mismo derecho a ser libres.

De la lista que veis al inicio de la entrada, sólo sería capaz de marcar tres o cuatro de las líneas en cuanto a cumplimiento (aunque sí marcaría más en cuanto a filosofía) y hay madres que respetan profundamente a sus hijos que se quedarían quizás en dos. Incluso hay madres autoritarias o nada respetuosas capaces de marcarlas todas y que yo no consideraría compañera de fatigas (o con un pensamiento común en cuanto a crianza).

Por eso no debería existir un pack que te diga lo que practicas o dejas de practicar sino una filosofía muy simple, basada en respetar a los niños y a los demás en general.

Mañana seguimos con esta entrada para ofrecer la visión de la crianza natural en cada uno de los puntos de la lista.

Foto | Armando Bastida
En Bebés y más | La crianza natural, los consejos gratuitos y cómo evolucionan los padres que crían con apego (I) y (II), La crianza con apego (Attachment parenting), La teoría del apego de John Bowlby