Todo para Bebe: ¿En qué momento pierden los niños la capacidad de ser empáticos?‏

domingo, 17 de abril de 2011 |

Todo para Bebe: ¿En qué momento pierden los niños la capacidad de ser empáticos?‏


¿En qué momento pierden los niños la capacidad de ser empáticos?‏

Posted: 17 Apr 2011 09:00 PM PDT

nino-enfadado.jpg

Los niños pequeños son seres tremendamente empáticos, viven las emociones a flor de piel y son capaces de ver el sufrimiento o el malestar en los demás y llegar a sentirlo también.

Seguro que muchos recordáis un anuncio en el que un niño africano lloraba y lloraba a cámara lenta y un niño rubito se ponía de pie, se acercaba a la tele y trataba de ponerle un chupete. Seguro que muchos habéis visto a algún bebé llorar porque ven a otro bebé llorar y seguro que os habéis sorprendido viendo a vuestro hijo llorar tras veros llorar a vosotras y hacer lo posible para volver a veros sonreír. Aquí es donde un adulto se da cuenta de cuánto tiene que aprender de los niños, que viven las emociones de una manera más pura que nosotros y que harían cualquier cosa por llevar la alegría ahí donde no la hay.

Sin embargo algo debe suceder en algún momento, porque no es difícil ver, por ejemplo, a niños de 3 y 4 años que pegan a otros sin apenas motivo y sin inmutarse por el llanto del otro o por su malestar. Por eso pregunto: ¿en qué momento pierden los niños la capacidad de ser empáticos?

Quizás alguien no ha sido empático con ellos

A estas alturas de la película sabemos todos que los niños aprenden más por imitación que por atender a nuestras palabras y por todos es sabido que, por desgracia para los niños, la mayoría de los adultos se sienten superiores a los niños y les tratan con menos respeto del que merecen o del que otorgan a otros adultos.

Hay padres que pegan a sus hijos, hay padres que no hacen caso de sus lágrimas y les dicen que “¡no llores, no es para tanto!”, “¡no llores que pareces un bebé!” o que simplemente omiten hacer ningún comentario ni contacto visual, como si el niño hubiera desaparecido de la faz de la tierra. También hay padres que gritan a sus hijos o que les tratan como a simples mascotas: “¡Te he dicho que no te acerques, que te quedes ahí apoyado en la pared!”, “¡que te calles ya, que me estás poniendo la cabeza como…!”, y otras frases bastante típicas que podrían servir como ejemplo.

En casos así, algunos niños aprenden que lo normal es utilizar cachetes para mostrar tu enfado, que lo normal es que en el llanto y el malestar la persona no reciba atención y que lo normal es que se utilicen gritos y humillaciones para conseguir que el otro se comporte de uno u otro modo, o para conseguir que deje de hacer algo. Es decir, inmersos en esa espiral de (mal)trato, los niños acaban creyendo que lo que reciben es lo normal y que eso es lo que ellos deben hacer con los demás (antes o después, siendo aún niños o cuando sean adultos).

Quizás no todos los niños interioricen estas premisas, pero sí es muy probable que aquellos que aprendan este modo de ejercer la autoridad hagan uso del modelo para aquellos momentos en que quieran conseguir algo. Quizás este sea uno de los motivos de que pierdan la empatía por los demás.

Promoviendo la competitividad

La sociedad en la que vivimos es tremendamente competitiva, tanto que muchos padres (y el mismo entorno) traspasan esta competitividad a sus hijos. Pronto aprenden que para ser bien visto deben hacer las cosas tal y como los demás esperan y que cuanto mejor lo hacen, más reconocimiento reciben. Entonces empiezan a aparecer situaciones en las que si un niño gana, otro pierde (“a ver quién acaba antes de comer”, “a ver quién se viste antes”, “a ver cuál corre más”, “a ver quién saca mejores notas”,...) y muchos padres caen en la competitividad con los hijos (“mira lo que hace mi hijo”), valorando siempre al niño según sus capacidades y motivando a aquellos que no son los primeros a tratar de serlos.

Entonces, si para que un niño gane el otro tiene que perder, los niños dejan de empatizar con la derrota o el fracaso de los demás, porque ellos han conseguido ser los primeros y eso es algo que los adultos valoran.

Quizás alguien no les ha enseñado a canalizar las emociones negativas

Hay niños que a medida que crecen, ante la imposibilidad de utilizar la comunicación verbal para expresar emociones como la rabia, la ira o el enfado hacen uso de la comunicación no verbal, es decir, del cuerpo, para mostrar ese malestar. Con esto me refiero a arañar, morder, empujar o pegar.

gritando

Estas conductas son difíciles de extinguir porque de igual modo que no saben expresar con palabras lo que sienten, no acaban de entender nuestras palabras cuando les decimos que están haciendo daño y que eso no debe hacerse.

Sin embargo nuestro trabajo como padres debe ser continuo y constante. Por una parte debemos tratar de anticiparnos para que en el momento en que vaya a hacer daño podamos detenerle. Entonces debemos hablar sobre su emoción: “veo que estás enfadado”, mostrar que le entiendes: “es normal, porque este niño te ha quitado tu juguete” y hablar sobre la conducta que iba a llevar a cabo: “pero no por eso le tienes que pegar, porque le haces daño… dile que es tuyo y que no quieres que te lo quite”, y juntos se le dice al niño esto mientras se recupera el juguete (o se soluciona el problema si es que tiene solución).

Sin embargo esto es un trabajo, como digo, constante y que requiere una presencia muy activa en las primeras relaciones de los niños con otros niños, y muchos padres, porque no saben o porque no quieren, no lo llevan cabo, dejando los actos de los niños en manos del destino: “son cosas de niños, no te metas, que lo arreglen ellos”.

No es que les falte algo de razón, pues los niños tienen que conseguir negociar y arreglar sus problemas (básicamente porque están aprendiendo a vivir y la vida es un compendio constante de elecciones, decisiones y negociaciones), sin embargo todo tiene un momento y una edad y, de igual modo que no dejamos que un niño vaya solo por la calle con dos años (pese a que tiene que aprender, con el tiempo, a ir solo), no podemos dejar a dos niños poco capaces de expresar emociones y sentimientos con la palabra, que solucionen sus diferencias con las manos. No podemos, porque si nadie modifica estos comportamientos y los niños ven que con ellos consiguen cosas, los fijarán como un método válido para conseguir las cosas.

Resumiendo

En resumen, se me ocurren estos tres factores que pueden ayudar a los niños a perder la capacidad de empatizar con otros niños, aunque como es muy posible que hayan más, dejo la pregunta en el aire por si a vosotras y vosotros se os ocurren más factores.

Si os preguntáis cómo actuar, mi respuesta es clara: no dejando pasar ni una. Si recordáis el estupendo documental “Pensando en los demás“ (si no lo habéis visto ya estáis tardando), ante una muestra de intolerancia y burlas en su clase, el profesor Kanamori, detiene durante varios días las clases y el temario para tratar algo tan serio como es el insulto y la pérdida de respeto.

Nosotros los padres debemos hacer lo mismo, no dejar pasar ni una, hablándolo con nuestros hijos tanto como haga falta, tratando el tema cuantas veces sea necesario e intentando mostrar que los demás sufren cuando se les pega o se les hace daño, además de explicar el típico “trata a los demás como te gustaría ser tratado”.

Foto | GerryT, Mdanys en Flickr
En Bebés y más | ¿Les enseñamos a pegar sin darnos cuenta?, Criar sin azotes: Comunicación en positivo (I), Niños sin límites




Una mujer holandesa es madre a los 63 años

Posted: 17 Apr 2011 03:00 PM PDT

abuela-e-hija.jpg

No es la primera vez, ni probablemente será la última, que una mujer es madre cuando, por edad, podría ser abuela (y según dónde hasta bisabuela). Son muchos ya los casos que hemos comentado en Bebés y más y ahora conocemos uno nuevo, el de una mujer holandesa que ha sido madre a los 63 años.

El suceso ha sido posible gracias a la fecundación in vitro, conseguida con la donación tanto de óvulos como de esperma, es decir, sin que la niña que ha nacido herede ningún gen de su madre.

En Holanda existe un límite de edad para realizar tratamientos in vitro, superado por esta mamá hace ya 18 años (o sea, establecido en los 45 años), sin embargo nadie puede prohibir a una holandesa someterse a un tratamiento de fecundación en otro país y esto fue lo que hizo esta mujer, de nombre Tineke Geessink, que viajó a Italia, donde existe una clínica en la que trabaja un polémico ginecólogo italiano llamado Severino Antinori.

Digo polémico porque apareció en la televisión pública holandesa comparando a sus colegas holandeses con los “talibanes” por limitar la edad de fecundación y no permitir a mujeres de edad avanzada ser madres con estos tratamientos.

La mujer dio a luz por cesárea a una niña y declaró en la televisión de su país que todo respondía a su “profundo deseo de ser madre y que esperaba que tanto su hija como ella pudieran “disfrutar juntas durante mucho tiempo”.

Una vez más se crea un profundo dilema ético con un caso como este por diversas razones. Para empezar, tener un hijo o no es una decisión muy personal, eso está claro, sin embargo, es una decisión que no sólo afecta a la persona que da a luz, sino también a la persona que nace.

No es lo mismo tener un hijo con 25 años que con 45 y mucho menos es lo mismo tenerlo con 63 años. La esperanza de vida en Holanda es de 82 años. Esto quiere decir que es posible que su hija se quede sin madre (padre no tiene, pues la mujer es soltera) con 19 años (quizás antes o quizás después), debiendo ser conscientes de que las personas no están sanas y un buen día se van, sino que en los últimos años de nuestras vidas la calidad de vida tiende a descender fruto de la suma de diversas enfermedades crónicas que van apareciendo a medida que pasa el tiempo.

Sin embargo, por otro lado, es preciso pensar que en los años que ambas puedan compartir, quizás esta madre sea capaz de ofrecer a su hija lo mismo, o más, que cualquier otra madre del mundo, más si tenemos en cuenta que a los 65 años podría jubilarse y dedicar todo su tiempo a su hija, algo que no todas las madres pueden decir.

En fin, mientras sigan apareciendo médicos y ginecólogos capaces de luchar contra las leyes de la naturaleza seguirán dándose casos como éste, que esperemos que no acabe como el ya conocido de Carmen Bousada, la mujer que tuvo gemelos a los 67 y falleció dos años y medio después de ser madre.

Foto | Oksidor en Flickr
Vía | Uno más en la familia
En Bebés y más | Una británica es madre a los 63 años, Madre primeriza a los 70 años, Ser madre después de la menopausia: ¿madres o abuelas?




"Homo Baby Boom", documental sobre familias homoparentales

Posted: 17 Apr 2011 05:59 AM PDT

Ve el video en el sitio original.

Homo Baby boom es un documental sobre familias homoparentales con hijos. En él, seis familias homoparentales de Catalunya y Valencia (tres con madres lesbianas, tres con padres gays) explican cómo tuvieron a sus hijos e hijas.

Explican qué reacciones han encontrado, de su familia y su entorno, y cómo les han afectado los cambios legales de 2005, que permiten el matrimonio y la adopción por parte de parejas homosexuales y que ha facilitado que este tipo de familias sea cada vez más frecuente.

El documental comienza dando cuenta de cuál es la mayor preocupación de las familias homoparentales: la aceptación social. Y su mayor reto, la visibilidad. De ahí la importancia de este tipo de documentales, que nos muestran cómo estas familias son tan “normales” como cualquier otra. Y que se fundamentan en lo que todos sentimos: amor por nuestros hijos.

Y esto, también cuando no han sido engendrados por ellos: el “amor a primera vista” surge con los hijos adoptados de la misma manera, según nos explican varias familias.

Os recomiendo escuchar los testimonios de estas familias que nos muestran emotivas historias e imágenes que nos resultarán muy cotidianas, y nos dan una imagen de lo que las constituye mayoritariamente.

Las parejas de lesbianas optan mayoritariamente por la reproducción asistida para tener hijos, de ahí el alto porcentaje de hijos mellizos. La adopción internacional o la adopción nacional conjunta también son posibles. También hay muchos padres y madres homosexuales solos, aunque el documental se centra en las parejas.

La segunda parte se centra en los avances legales que en España han hecho posible la normalización de estas familias no convencionales, para contraer matrimonio o adoptar hijos, y las dificultades que anteriormente se encontraban para tener hijos. Llas Asociaciones de familias lasbianas y gays, los encuentros de familias o los testimonios de los propios hijos completan este interesante reportaje.

Homo Baby Boom, el documental sobre familias homoparentales, ha sido ganador de diversos premios, seleccionado en más de 40 festivales de todo el mundo, y emitido en diversas televisiones. En el vídeo lo vemos en versión original en catalán con subtítulos en castellano.

Sitio Oficial | Homo Baby Boom
En Bebés y más | "Hijos de colores", bonito libro ilustrado sobre adopción, La orientación sexual de los padres adoptivos no influye en el desarrollo emocional de los hijos, Las madres homosexuales y el desarrollo de los hijos




Los tatuajes más horribles de bebés

Posted: 17 Apr 2011 03:00 AM PDT

Tatuajes de bebés

Hacerse un tatuaje permanente tiene sus riesgos, pero si lo que queremos inmortalizar en nuestra piel es un rostro, hay dificultades añadidas para que quede bien o simplemente… no dé miedo. Por eso no resulta difícil encontrar ejemplos de horribles tatuajes de bebés.

Caras deformadas, bebés-gore, ecografías de ultratumba… son algunas de las muestras de estos horribles tatuajes de los que más de uno se habrá arrepentido.

Como vemos en las imágenes (abajo tenemos más muestras de los “experimentos”), no sólo es cuestión de que el artista que haya hecho el tatuaje no haya sabido plasmar demasiado bien la expresión del niño (es cierto que dibujar un rostro entraña una dificultad considerable). Para darle realismo, para que tengan el aspecto de relieve, muchas veces las sombras hacen estragos.

Además, tenemos el hecho de que en algunos casos la fotografía escogida como modelo para hacer el tatuaje no es demasiado afortunada.

Más tatuajes de bebés

Horribles tatuajes de bebés

Un consejo si estáis pensando tatuaros el rostro del bebé y no queréis correr riesgos: existen tatuajes temporales que, hechos a un nivel más superficial de la piel, se borran en unos años y resulta más o menos fácil acelerar el proceso de borrado, por si acaso los resultados no son los esperados. Además, podremos ir actualizando el aspecto del niño cada lustro, por ejemplo.

¿Os imagináis cuando algunos de estos bebés crezcan y pregunten qué es el “engendro” que llevan sus padres en la piel? Seguro que los bebés y niños son preciosos, pero probablemente más de un padre y madre hayan intentado borrarse estos horribles tatuajes de bebés. Sus hijos lo agradecerán en el futuro… y el resto también.

Vía | Cuerpo y arte
En Bebés y más | Tatuajes




Día de la madre: pequeños y tiernos libros de poemas

Posted: 16 Apr 2011 11:00 PM PDT

Libros regalo Día de la madre

Se acerca el Día de la madre, y hoy queremos presentaros un sencillo pero emotivo regalo que seguro les va a encantar, a las mamás y a los hijos. Estos pequeños y tiernos libros para regalar a mamá se titulan “Te quiero” y “Querida mamá”, y son de Helen Ford.

Son dos libritos para regalo (son de formato 12 × 12 cm.) en los que podemos escribir el nombre de mamá al comienzo, que dice “Este libro te lo regala con todo su amor…” y el espacio para poner el nombre de los hijos. En el titulado “Querida mamá”, a continuación, se completa la frase “que tiene la suerte de tener la mejor madre del mundo”.

Los libros cuentan con delicadas ilustraciones y las poesías que harán las delicias de mamá y de los peques. Las ilustraciones están protagonizadas por los famosísimos personajes de las tarjetas de regalo de Hallmark, los Country Companions: Ed Tejón, Tom Ratón, Sam Conejo y Bill Erizo.

Cada página la protagoniza un pequeño poema de cuatro versos (no es que sean prodigios de la creación poética, pero son sencillos y con rima, ideales para los niños) y al lado la ilustración correspondiente. Os dejamos un par de estrofas que encontramos en los libros de regalo para mamá:

Porque hoy quiero que sepas

todo lo que te quiero
en este libro te cuento
las cosas que por ti siento.

Eres única, especial,

una estrella, un tesoro,
la mejor madre del mundo.
En resumen: ¡que te adoro!

Como veis se trata de poemitas muy sencillos, sin retórica y más bien coloquiales, y la temática es la que corresponde a esta fecha dedicada a mamá: el amor, las madres, los abrazos, la amistad. El que se titula “Te quiero” trata casi por completo de la definición del amor y todos sus matices: “El amor es…”.

Estos pequeños y tiernos libros para regalar a mamá en el Día de la madre están publicados por Ediciones B, tienen 48 páginas, están encuadernados en tapa dura con sobrecubierta, y cuestan 5’95 euros cada uno.

Sitio Oficial | Ediciones B
En Bebés y más | Día de la madre: regalos para la futura mamá, Un cuento personalizado para mamá, Día de la madre: algunos libros




La casa de "Up" existe realmente‏

Posted: 16 Apr 2011 09:00 PM PDT

Seguro que muchos habéis visto la película “Up” y seguro que muchos habéis pensado “sí, pero eso es imposible”. Lógico, porque nuestra mente no es la de un niño, cuya fantasía le lleva a creer que es posible, sino la de un adulto que, con cierta experiencia y conocimientos es capaz de afirmar que una casa no puede volar con globos.

Pues bien, para llevarnos la contraria se emitió hace un tiempo en el canal National Geographic un reportaje en el que un grupo de personas quería demostrar que era posible hacer volar una casa, y lo consiguió.

Lo cierto es que los globos son bastante más grandes que los de la película, no van cogidos a la chimenea y la casa es bastante más ligera, pues se construyó para la ocasión. Sea como sea, apreciamos el gesto de mostrarnos una casa volando y sólo nos queda preguntarnos si llegó finalmente a las Cataratas Paraíso o si se quedó en el camino.

Vía | No puedo creer que lo hayan inventado
Vídeo | Youtube
En Bebés y más | Trailer y episodios de la nueva película de Pixar, “Up”, Disfraz de “Up”: con la casa a cuestas, Libros para colorear de la película “Up”