Todo para Bebe: Baja a una enfermera por riesgo a la lactancia

sábado, 16 de abril de 2011 |

Bebesymas

Todo para Bebe: Baja a una enfermera por riesgo a la lactancia


Baja a una enfermera por riesgo a la lactancia

Posted: 16 Apr 2011 10:44 AM PDT

lactancia materna y derechos

Un juez ha dado la razón a una enfermera que había solicitado la baja laboral por riesgos para la salud de su hijo durante la lactancia, a pesar de que se le había negado por parte del INSS y de la Gerencia de Atención Especializada de la provincia del Hospital de León, donde ella trabaja. Se trata de una estupenda noticia para esta madre y también para todas las que quieran defender sus derechos legales para disfrutar de una baja si su trabajo pone en riesgo la lactancia.

La madre alegaba que en su puesto de trabajo estaba en contacto diario con productos químicos y biológicos, pues debía manipular fluidos orgánicos. Además, la obligatoriedad del trabajo a turnos interfería en la lactancia natural y los ritmos de su bebé.

Ambas circunstancias han sido decisivas para que el juez considere que realmente este puesto de trabajo la ponía en riesgo y podía perjudicar al bebé durante la lactancia, por lo que se le ha concedido la baja laboral durante el tiempo legalmente contemplado, es decir, hasta los nueve meses de su hija, condenando al INSS a reconocer su derecho y abonarle la prestación económica correspondiente.

Me parece lamentable que precisamente sean los organismos que deben proteger la salud quienes le hubieran negado a esta madre el derecho a tener una lactancia segura para ella y su hijo, ignorando que el derecho a la salud está por encima de las necesidades de organización laboral de un Hospital. Realmente esta actitud dice mucho de la posición real que toman las autoridades sanitarias al respecto de la importancia de la lactancia materna.

Cuando se producen estas noticias me encanta contárselas a nuestros lectores. Las madres lactantes tienen una serie de derechos reconocidos por la ley, pero a veces les resulta muy complicado ejercerlos, especialmente cuando consideran que su puesto de trabajo es un riesgo para su lactancia.

Y cuando un juez les da la razón, como en este caso en el que se ha dado la razón a una enfermera del Hospital de León por riesgo en su lactancia, creo que hay que aplaudirle a ella por valiente y al juez por coherente, y entender que otras madres podrán beneficiarse de la sentencia, esperando, por supuesto, que la próxima vez el derecho de la madre lactante sea reconocido sin necesidad de acudir a un juicio para que se respete.

Via | Diario de León
En Bebés y más | Sentencia que reconoce la baja laboral por riesgo en la lactancia, Una azafata gana un juicio para defender su lactancia, Una nueva sentencia a favor del derecho a la lactancia




TDHA: la hipótesis del granjero y el cazador

Posted: 16 Apr 2011 09:55 AM PDT

prehistorico

Leyendo cosas sobre antropología he encontrado una teoria, no completamente científica, pero que me ha fascinado y me he zambullido en los libros que la presentan. Se trata de la teoría del granjero y el cazador.

Esta teoría, desarrollada por un periodista americano Thom Hartmann, se enmarcaría en el concepto de neurodivesidad, que defiende que el modelo humano engloba a todos los individuos con sus diferencias, y que, con grandes controversias, se aplicaría a personas con condiciones que se concocen como trastornos de espectro autista, personas con TDHA y a los que tienen dislexia.

Voy a centrarme en explicar la hipótesis del granjero y el cazador, ya que la neurodiversidad, especialmente en lo referido al TDHA es algo que daría para muchas explicaciones a favor y sobre todo, en la mayoría de la comunidad científica, en contra.

Thom Hartmann, el divulgador de esta teoría, es autor de varios best-sellers de divulgación científica, mantiene que el TDAH tiene un fuerte componente genético y es un modelo de comportamiento que pervive desde nuestro pasado remoto, ya que sus características favorecían a los cazadores prehistóricos, por lo que se ha visto reforzado a lo largo de millones de años, siendo, por eso, una forma de reacción bastante extendida y dificilmente encuadrable como trastorno.

THDA o mente de cazador

La impulsividad, la rapidez de reacciones, la multifocalización de la atención, el temperamento enérgico, la necesidad fisiológica de movimiento, actividad y nuevas experiencias podría, según esta teoría, aportar grandes ventajas para la supervivencia en el medio que ha sido el natural de la especie humana el 99% del tiempo de nuestra vida en la Tierra como especie, la vida como cazadores.

Por ese motivo, también en opinión del autor, este tipo de comportamiento, es mucho más frecuente en el varón, pues eran los varones los que se enfrentaban a estos retos como cazadores mayoritariamente.

Obviamente, el mayor problema del TDHA se da en los centros escolares, pues, en la vida adulta, las personas que tienen este tipo de comportamiento o buscan estrategias para adaptarse a la sociedad o adaptan la sociedad a sus características, desarrollando profesiones que no exigan inmovilidad o atención centrada en un tema intelectual de forma única.

Sin duda, muchos genios que han dado a la Humanidad avances y descubrimientos, en otros tiempos, en la escuela normal, habrían podido ser clasificados como problemáticos.

El gen de Edison

Me viene a la mente Thomas Edison, a quien dediqué una entrada para ejemplicar como no siempre el modelo escolar se adapta a todos los niños y puede hasta dañar su capacidad de invención y sus necesidades.

Precisamente tomando como modelo a Edison, Hartmann ha escrito un libro que he disfrutado mucho leyendo, “The Edison Gene“. En esta obra el autor desarrolla su hipótesis, el TDHA no es para él un trastorno, ya que proporciona habilidades naturales en el entorno en el que nació la especie, la vida como cazadores. El niño con gran actividad física y una concentración rápida y corto plazo tendría evidentes ventajas para sobrevivir en esos entornos.

La escuela, el mayor problema para el niño con THDA

Sin embargo, en el modelo escolar, en el que se le exige silencio, estar sentado, escuchar sin hablar y siguiendo un hilo marcado, sin innovar ni saltar de una cuestión a otra, se encuentra constreñido, atado y amordazado, sin que eso suponga que, en la mayoría de los casos, el niño tiene un problema, sino que el sistema no está adaptado a sus necesidades naturales y lo encasilla como problemático y hasta como enfermo necesitado de medicación.

En la obra Hartmann ofrece a los padres una guia para entender mejor a sus hijos y respetar sus particularidades, ofreciéndoles un entorno adecuado para que puedan crecer, aprender y desarrollarse completamente, fomentando sus capacidades.

Una percepción diferente desde la hipótesis del cazador y el granjero

Otro de sus libros “Attention Deficit Disorder. A Different Perception“, en el que desarrollaba por primera vez esta teoría del cazador y el granjero, ofrece una visión positiva del TDHA, completamente alejada de la concepción de que está producida por un trastorno o un daño en el funcionamiento cerebral.

Defiende que esta condición, que clasifica y etiqueta a los niños, haciéndoles sentir como fracasos desde la infancia, condicionará una mala adaptación en la vida adulta si no somos capaces de verla como un modo de comportamiento dentro de la diversidad humana y que, se presenta, no como patología, sino como un rasgo que fue determinante para la supervivencia de la especie en los tiempos prehistóricos.

Considera que los niños etiquetados con TDHA no tienen ese trastorno, simplemente se aburren. Todo radicaría en una forma diferente de ser y ver el mundo, en su opinión, determinada por la adaptación biológica. ¿Qué os parece la hipótesis del cazador y el granjero?

En Bebés y más | Se recomienda el tratamiento de la hiperactividad leve sin fármacos, Signos de hiperactividad en los niños, Hiperactividad y déficit de atención, la patología neuropediátrica más habitual, ¿Hay un exceso de etiquetas psiquiátricas para los niños?




Maternidad slow en "40 días en la cama"

Posted: 16 Apr 2011 08:40 AM PDT

Ve el video en el sitio original.

Seguramente, los que tienen televisión habrán podido ver el anuncio de “40 días en la cama“, un programa en el que una pareja decide experimentar y contarnos su vivencia de un ritmo diferente en el existir como forma de acercarnos a un modo de vida más lento, pausado, reflexivo, la vida slow. Y, entre otras muchas cuestiones abordan el movimiento de la maternidad slow.

El programa, que puede ser seguido en directo, ha sido patrocinado por Flex, la marca de colchones que tanto nos dio que hablar con su anuncio de un parto en casa. Y, en mi opinión, han acertado de nuevo con esta campaña.

Camy e Iván, los protagonistas, cada día reciben visitas de diferentes personas que les hablan de la vivencia de la vida slow, y, el día número 16, acudieron para hablarles de maternidad slow Liliana Rivera, maestra de Yoga Dinámico y madre y Virginia Ruipérez, Miembro de la Sociedad Europea de Medicina Naturista Clásica y capacitada por la Facultad de Medicina, y madre.

Ambas invitadas explican las razones que las llevaron a elegir un parto en casa y las enormes ventajas del parto natural, exponiendo que, en los hospitales, se crean ambientes y rutinas que no ayudan para nada a un nacimiento respetuoso y consciente.

Una de las partes más interesantes es en la que Virginia, citando a Casilda Rodrígañez, explica como a lo largo de la historia del patriarcado, se ha intervenido los partos para romper ese momento de vínculo y amor que es el nacimiento, para programar personas sumisas o violentas.

También nos hablan sobre los problemas de fertilidad actuales, que son multicausales, tanto por los tóxicos ambientales como, sobre todo, por el stress en el que vivimos, que se convierte en un eficaz anticonceptivo natural al desequilibrar el sistema hormonal.

Merece la pena ver el documento de “40 días en la cama“, precioso y suave, que transmite una idea fundamental: el embarazo y la maternidad son procesos vitales en los que pararse, disfrutar, no vivir acelerados sino entregados a la experiencia. Una preciosa reivindicación de la maternidad slow. Os animo a verlo y a contarnos lo que os parece.

Sitio oficial | 40 días en la cama
En Bebés y más | Maternidad slow, Infancia slow, Sueño slow




Abortos naturales: ¿se pueden prevenir?

Posted: 16 Apr 2011 07:00 AM PDT

abortos

Después de conocer a fondo las causas y los tipos de aborto, hablaremos de la prevención de los abortos naturales. Cuando se sufre un aborto espontáneo una de las preguntas más recurrentes es, ¿se podría haber prevenido?

El aborto natural se produce por causas no intencionadas, por lo que es muy difícil de prevenir. No está en nuestra mano el evitarlo, pero sí intentar disminuir las probabilidades de tener un aborto espontáneo. Esto es, siguiendo las recomendaciones de un embarazo sano desde el principio de la gestación e incluso desde su planificación.

Hay factores de riesgo ligados al aborto espontáneo que hay que intentar minimizar. Es menos probable que se produzca un aborto si se recibe cuidado prenatal oportuno y si se evita la exposición a los peligros ambientales, como los rayos X, el alcohol, las drogas, etc.

De todas maneras, hay mujeres que toman todas las precauciones e igualmente sufren un aborto espontáneo en las primeras semanas, aunque no hayan hecho nada perjudicial. Nadie está exento de tenerlo, por eso es recomendable tener ciertas precauciones a la hora de buscar el embarazo y durante las primeras semanas de gestación.

Al hablar de prevención podemos hablar de dos momentos: la prevención previa al embarazo y la prevención una vez que ya se ha conseguido el embarazo y existe amenaza de aborto.

Prevención previa al embarazo

Anomalías congénitas del feto

Más de la mitad de los abortos se deben a causas fetales. La mayoría de las veces, por anomalías congénitas del feto. Es decir, fallos cromosómicos producidos en el momento de la fecundación o en la división del blastocito (las células del embrión antes de su implantación) que provocan que el embarazo se interrumpa en las primeras semanas de gestación. En estos casos, no es posible prevenir que suceda el aborto.

Enfermedades de la madre

El aborto natural también puede producirse por causas maternas como alteraciones uterinas, enfermedades inmunológicas, sistémicas, infecciosas, o agresiones externas.

En el caso de enfermedades sistémicas relacionadas con el aborto, la prevención está en tratar las enfermedades antes de buscar el embarazo y vigilar especialmente el estado de la madre durante la gestación. La obesidad, la hipertensión o la diabetes mal controladas podrían incrementar el riesgo de padecer un aborto espontáneo.

Por su parte, al comienzo del embarazo se realiza un análisis de sangre que revela si la madre ha padecido enfermedades infecciosas que podrían acabar con la vida del feto como la toxoplasmosis o la rubeola, entre otras. A partir de allí se toman las medidas oportunas para evitarlas si no las ha tenido.

Las mujeres que reciben una adecuada atención prenatal tienen mejores pronósticos en sus embarazos, para ellas mismas y para sus bebés.

Prevención ante una amenaza de aborto

Que exista amenaza de aborto no significa que el embarazo no seguirá adelante. Aproximadamente en la mitad de las amenazas de aborto el embarazo prospera, así que no hay que ponerse en lo peor.

Lo que sí, hay que seguir al pie de la letras las recomendaciones médicas. Si bien no hay suficientes pruebas de alta calidad que apoyen una política de reposo en cama para prevenir el aborto espontáneo, como medida de precaución los médicos habitualmente aconsejan el reposo absoluto y prohíben las relaciones sexuales.

Se cree que en los embarazos en los que ha habido un fallo genético el reposo no impide que se produzca la interrupción del embarazo, pero cuando se trata de un fallo en la implantación, puede contribuir a retener el embrión.

Junto con el reposo, algunos médicos prescriben progestágenos para prevenir el aborto espontáneo. Son medicamentos a base de progesterona, una hormona sexual femenina esencial para la implantación exitosa de un óvulo fertilizado.

Sin embargo, su uso como tratamiento preventivo contra el aborto espontáneo es bastante controvertido, ya que no hay pruebas que apoyen el uso rutinario de progestágeno para prevenir el aborto espontáneo en embarazos en el primer trimestre o en la primera mitad del segundo. Sí podría serlo en caso de abortos recurrentes.

Precauciones a tomar en el embarazo para disminuir el riesgo de aborto natural

  • Evitar el consumo de alcohol, tabaco o drogas
  • Seguir una alimentación adecuada rica en calcio y tomar ácido fólico
  • Realizar ejercicio moderado
  • Evitar consumir productos cárnicos y embutidos no elaborado
  • Lavar bien frutas y verduras antes de consumirlas
  • Ser muy cuidadoso si hay contacto con gatos
  • Evitar la charcutería y los quesos no curados
  • No tomar ningún medicamento que no sea prescrito por el médico
  • Evita la exposición a toxinas ambientales como pesticidas, sustancias tóxicas, etc.
  • Evitar la exposición a los Rayos X
  • Mantener un peso saludable
  • Acudir a todos los controles prenatales y exponer al médico cualquier duda o inquietud
  • Acudir inmediatamente al hospital si hay fiebre alta, pérdidas de sangre y/o espasmos abdominales

Foto | Greg Hayter en Flickr
En Bebés y más | Abortos naturales: causas y tipos de aborto, Aborto espontáneo o aborto natural, Tipos de aborto espontáneo




Kit familiar para primeros auxilios de Ikea

Posted: 16 Apr 2011 05:00 AM PDT

Botiquín Ikea

El botiquín en casa puede estar más o menos organizado, pero siempre hay que tener una serie de elementos dispuestos para actuar en los posibles accidentes. Con niños, la necesidad de este botiquín se hace más evidente, y este kit familiar para primeros auxilios de Ikea puede ser una buena opción.

Aparte de sus colores llamativos que lo alejan del típico botiquín blanco con la cruz roja, resulta interesante que permita tener en un espacio reducido los materiales básicos para primeras atenciones en caso de accidente.

El contenido del botiquín Patrull de Ikea es el siguiente: un apósito para quemaduras, una gasa para quemaduras, tres apósitos esterilizados, dos vendas elásticas, guantes desechables, un esparadrapo, una mascarilla, trece parches adhesivos, unas tijeras, cinco gasas desinfectantes, y siete tiritas de distintos tamaños.

Además, cuenta con un asa para su fácil transporte o para colgarlo cuando no se utiliza, por lo que también es cómodo para transportar en el coche, si hacemos alguna excursión…

Nunca pensamos en tener que usar estas atenciones de primeras curas, pero conforme nuestros hijos crecen nos damos cuenta de lo necesario que es contar con un botiquín en casa y de cuántas veces no basta con aquello de “cura, sana”...

Este kit familiar para primeros auxlios de Ikea puede ser una buena opción, y su precio es bastante económico, 11’50 euros.

Vía | Compradicción
Sitio Oficial | Ikea
En Bebés y más | Lo que no puede faltar en el botiquín, Botiquín mascota, para pequeñas curas, Reanimación cardiopulmonar a un bebé (I) y (II)




Decálogo de las frutas y verduras

Posted: 15 Apr 2011 11:00 PM PDT

fruta

Durante la infancia, en la vida adulta, para embarazadas y en definitiva para toda la familia, las frutas y verduras forman parte fundamental de una dieta sana.

Lo ideal sería que consumiéramos cinco raciones de fruta y verdura al día, así lo recomienda la OMS o la ONU, y esto junto a la actividad física y al resto de una alimentación equilibrada contribuirá a que llevemos una vida más saludable.

¿Por qué son tan buenas las frutas y las verduras? ¿Cómo lograr que se introduzcan en nuestro menú naturalmente? Veamos el decálogo de las frutas y verduras, los diez puntos fundamentales que los convierten en alimentos imprescindibles y apetecibles.

  • Las frutas nos ayudan a mantenernos bien hidratados. Por su alto contenido en agua facilitan la eliminación de toxinas de nuestro organismo y mantienen un buen nivel de hidratación, imprescindible para la salud del organismo.
  • Frutas y verduras son fuente casi exclusiva de vitamina C, por lo que se recomienda consumirlas a diario, procurando al menos que una de las frutas del día sea de las más ricas en vitamina C (cítricos, kiwi, melón, fresas, frutas tropicales…) y que una de las raciones sea una ensalada. Así evitaremos el déficit de vitamina C especialmente en bebés y niños.
  • Son fuente de antioxidantes: aliados de la salud. Tienen compuestos naturales como las vitaminas C, E y el beta-caroteno o pro-vitamina A que, aunque están presentes en cantidades muy pequeñas, influyen decisivamente en la aceptación y apetencia por estos alimentos y se sabe con certeza que nos protegen frente a ciertas enfermedades, entre ellas las degenerativas, las cardiovasculares y el cáncer.
  • Ricas en fibra, muy importante durante toda nuestra vida pero especialmente en la infancia. La fibra ayuda a regular nuestra función intestinal, a corregir el estreñimiento y posee efectos beneficiosos en la prevención y tratamiento de otros trastornos como hipercolesterolemia, diabetes, obesidad, etc. En cuanto a las frutas, hay que tener en cuenta que el contenido de fibra se reduce al pelarlas, y que la mayor concentración de sus vitaminas está justo bajo la piel, por lo que conviene realizar un pelado poco profundo.

comiendo

  • Nos ayudan a eliminar el exceso de líquidos. Contienen poco sodio y mucho potasio, lo que fuerza a nuestro cuerpo a eliminar el exceso de líquidos junto con las sustancias de desecho por la orina.
  • Apenas tienen grasa: la cantidad de grasa que presentan la mayoría de hortalizas y frutas es inapreciable, salvo para el aguacate y las olivas (ricos en ácido oleico, como el aceite de oliva) y el coco (con grasa mayoritariamente saturada).
  • Se pueden disfrutar en cualquier época del año, y merece la pena aprovecharse en cada momento de las propias de cada estación, ya que están en su mejor momento. Ahora tenemos las deliciosas frutas de primavera o de otoño, según desde donde nos leáis.
  • Las frutas son una dulce y sana golosina. Por su agradable sabor (contienen azúcares, fructosa, glucosa, sacarosa…) son magníficas para saborear al natural y sin necesidad de endulzarlas con azúcar u otros edulcorantes. Constituyen un buen tentempié a cualquier hora, y se pueden incluir en el menú para completar el desayuno, como parte del almuerzo y de la merienda, y tanto antes como después de las comidas…
  • Hortalizas y verduras con imaginación. No sólo puedes incluirlas en las principales comidas del día como guarnición o ensalada, también aportan un toque muy sabroso y jugoso a los bocadillos para tomar en cualquier momento (tomate, lechuga, pepino…).
  • Las frutas y verduras crudas y en cualquier receta. Estos alimentos lo admiten casi todo, así que podemos echarle imaginación a nuestros platos. Como mejor conservan sus propiedades tanto las frutas como las verduras es si se consumen crudas. Ya sea crudas y al natural, que cocidas, asadas o en brochetas, resultan deliciosas. Y siempre nos traerán sorpresas las combinaciones más originales de frutas y verduras entre sí y con todo tipo de alimentos.

Después de esto me apetece una macedonia de frutas… Este decálogo de las frutas y verduras nos recuerda por qué son tan sanos estos alimentos que, además, pueden ser divertidos en la mesa o a cualquier hora del día como parte fundamental de la dieta de toda la familia.

Vía | Consumer
Fotos | amboo who? y jessicafm en Flickr
En Bebés y más | Las frutas en la alimentación infantil, Alimentación complementaria: las verduras y hortalizas, Decálogo para una alimentación infantil sana




Cómo funciona la psicología inversa: no leas esta entrada (II)

Posted: 15 Apr 2011 09:00 PM PDT

psicologia-inversa-padre-e-hijo.jpg

Ayer os ofrecimos una entrada en la que explicamos qué es la psicología inversa y os mostramos algunos ejemplos de cómo funciona tanto con los adultos como con los niños. Hoy seguimos con dicha entrada mostrando algunos ejemplos más y explicando por qué es una técnica que debe utilizarse con cuidado.

Un ejemplo de cómo funciona la psicología inversa a la hora de vender algo

Cuando una empresa pone un artículo a la venta trata de tener stock para todos aquellos compradores que lo desean. Sin embargo, hay ocasiones en que mucha disponibilidad supone menos exclusividad. A las personas nos gusta que nos hagan sentir especiales o diferentes en algunos ámbitos y, a la hora de comprar algo, hay mucha gente que valora mucho tener cosas que los demás no tienen.

Hay empresas que, aún teniendo stock de sus productos, suelen limitarlo artificialmente durante un tiempo para que los consumidores crean que es difícil obtenerlo, que sólo está al alcance de unos pocos. Si además consiguen que el mensaje corra: “Uff, ¿quieres éste? Es difícil de conseguir”, las ganas de tenerlo son todavía mayores.

Digamos que es el sistema que se utiliza en las ediciones limitadas. Crean un artículo nuevo, le dan un aura de exclusivo, hacen una edición limitada, aunque tenga un valor elevado, y prácticamente se aseguran las ventas, porque al ser edición exclusiva, sólo al alcance de unos pocos, la gente trata de conseguir dicho artículo. En el fondo no deja de ser absurdo, pues el que quiere hacer negocio con sus productos suele tratar de vender cuanto más mejor, pero al crear un límite ofreces el mensaje de “sólo al alcance de unos pocos privilegiados, no creo que puedas conseguirlo” y, como ya hemos dicho, a la gente le gusta sentirse privilegiada y le gusta demostrar que sí es capaz de conseguir eso que se le niega.

Siguiendo con los ejemplos, seguro que esto que os explico a continuación os ha pasado en alguna ocasión: veis una prenda de ropa que os gusta y sólo queda una de tu talla. Hay otras prendas que también os gustan, así que seguís mirando. De repente observáis a otra persona mirando con atención esa prenda única que habéis dejado escapar. Finalmente, tras varias dudas, la vuelve a dejar… entonces corréis a por la prenda. Realmente nadie provoca la acción, sino que somos nosotros mismos quien nos aplicamos el cuento: “sólo queda una, no podré conseguirla… ¿Cómo que no? Me la compro antes de que me la quiten”.

Este tipo de psicología inversa la utilizaba mucho un hermano mío. Cada año hacíamos una especie de mercadillo en el que vendíamos aquellas cosas que no queríamos a nuestros hermanos (sí, vale, esto de vender cosas a tus hermanos es un poco raro, pero bueno, no es el tema hoy). El caso es que le decía: “me quedo con esto” y entonces lo cogía para dármelo y entonces se detenía y me decía “¿sabes?, me lo he pensado mejor y creo que no quiero vendértelo, es que me gusta a mí”. Entonces conseguía, poco a poco, y a golpe de tirar de la cuerda, que yo acabara pagando más por algo que en el fondo él no quería.

La psicología inversa a la hora de seducir a alguien

Hay muchas personas que se preguntan si se puede utilizar la psicología inversa para seducir a alguien. Lo cierto es que la pregunta hace milenios que está respondida: no es que se pueda utilizar, es que muchísima gente la utiliza.

Seguro que en más de una ocasión alguien os ha recomendado haceros “la estrecha” para ligar con alguien. Tú le muestras de alguna manera al chico que te gusta, que te atrae, que hay química. Una vez él lo sabe, optas por lo contrario, saludarle y poco más, sin seguirle el juego. De manera indirecta le estás diciendo que “ya no… ahora ya no te me acerques, que ya no quiero que estés conmigo”. El efecto que se consigue es exactamente el contrario, pues el chico, que se sabía deseado, observa que ahora ya no lo es. Lo que era un juego, y lo que quizás era un “no, no quiero salir contigo”, se convierte en reto porque la mujer deja de estar a su alcance y, como sabéis, las personas suelen querer conseguir aquello que no está a su alcance.

Siguiendo con este tema están los celos. Cuando una persona siente que su pareja está algo distante y nota que debe ir detrás de ella tiene dos opciones: intensificar la “persecución” o frenar de golpe. Intensificar suele producir el efecto contrario, pues el otro acaba agotado de “huir”, mientras que frenar de golpe y cesar en el empeño tiene el efecto contrario, pues la otra persona observa que se le lanza el mensaje “está bien, te dejo en paz, ya no quiero estar contigo como hasta ahora”. Ese cambio hace que el que se sentía presionado sienta una pérdida y quiera solventarla, siendo ahora él (o ella) quien se acerca a la otra persona.

La psicología invertida en la lactancia materna

Cuando una mujer quiere destetar a su hijo se le recomienda, para que el destete no sea algo traumático para el hijo, que no le ofrezca el pecho, que lo sustituya por otra cosa (tanto a nivel nutricional, como a nivel emocional) y que no se lo niegue. En resumen, que se anticipe a los momentos en que el niño suele mamar, ofreciéndole alternativas para que el niño pueda comer y alternativas donde madre e hijo puedan pasar tiempo juntos compartiendo emociones, sin que el amamantamiento esté presente, pero no negárselo si éste acaba pidiéndolo.

psicologia-inversa-lactancia.jpg

Este “no negar” corresponde a la necesidad de no ejercer la psicología inversa en el niño, ya que si se le niega y el niño se da cuenta de que la madre está intentando quitarle el pecho tratará de aferrarse aún más a su madre y mamará más a menudo que antes de iniciar el destete. Dicho de otro modo, si el niño entiende con la actitud de la madre “no quiero que mames más”, el niño hará lo contrario, mamar más.

La psicología invertida en la alimentación infantil

Mi madre era una experta de la psicología inversa involuntaria. Recuerdo que de vez en cuando compraba yogures nuevos y algunos me gustaban mucho. Entonces yo le decía “mamá, qué bueno este yogur” y mi madre actuaba en consecuencia y compraba de esos yogures durante meses. El mensaje que yo acababa recibiendo era “como te gustan tanto, te los compro, que se que te encantan y quiero que los comas siempre” y la consecuencia lógica por mi parte era la contraria “pues como quieres que me los coma, ya no los quiero”. No era un berrinche, era que acababa harto de tanto yogur repetido.

De esto se desprende que si algún niño tiene alguna obsesión con un alimento, lo ideal para conseguir solucionarla es promover que coma ese alimento, cuanto más mejor. Mis hijos se pasaron una temporada locos por el chocolate. Los veías devorar las tabletas y todo lo que llevara chocolate. Lo lógico en esa situación habría sido tratar de limitar la ingesta, comprando menos o repartiendo nosotros la cantidad a uno y a otro, día a día.

Sin embargo hicimos algo parecido que con la televisión y las consolas: comprar más chocolate. Dejamos al alcance más chocolate, más galletas con chocolate y más “guarradas” para que ellos las comieran y “se hartaran”. Como tampoco somos unos insensibles maleducadores, cada vez que cogían algo les decíamos que, si comían mucho, seguramente les dolería la barriga, pero les dejábamos comer si querían.

Ahora sigue habiendo chocolate y siguen habiendo galletas en casa, pero lo que antes duraba horas, ahora dura días. Incluso a veces les ofreces chocolate y te dicen: “no me apetece” o “no, que me dolerá la barriga”.

El método intensivo en este sentido sería “toma todo el chocolate que quieras”, para que el niño se harte y lo acabe en cierto modo aborreciendo.

Una muestra de psicología inversa en vídeo

Este vídeo me encanta porque muestra cómo funcionamos los humanos en general y cuán equivocados están aquellos que aconsejan limitar tal o cual comida para que el niño coma menos. Se trata de un extracto de un documental llamado “Toda la verdad sobre la comida” en el que podemos ver cómo a los niños se les ofrecen dos alimentos que les gusta por igual y que ellos se repartirían de manera más o menos equitativa.

Entonces entra en juego la psicología inversa y se les limita un alimento: “no podéis comer hasta que suene la alarma”, que en sus cabecitas significa “es un alimento exclusivo al alcance de pocos… no lo puedes comer”. El efecto ya lo sabéis. Los niños acaban queriendo comer pasas y solo pasas, pese a que previamente no existía una preferencia clara.

La conclusión por lo tanto es: si quieres que alguien coma algo, dile que no lo puede comer.

Pero… cuidado con la psicología inversa

Después de muchos ejemplos y de ideas que pueden utilizarse para manejar a nuestro antojo algunos aspectos de nuestros hijos es preciso comentar las posibles desventajas de la psicología inversa, que las hay.

Para empezar, es un método que no siempre funciona, aunque sí muchas veces. El problema es que es un recurso extraño y contrario a nuestros teóricos deseos. Es decir, el niño acaba haciendo lo que queremos que haga, pero él cree que está haciendo lo contrario a lo que queremos que haga. Si después de hacer lo contrario a lo que queremos que haga nos mostramos complacidos generamos confusión, porque lo lógico sería lo contrario, que nos molestara.

Esta confusión aumenta aún más si utilizando la psicología inversa acabamos dando mensajes absurdos o ilógicos como “come todo el chocolate que quieras” o “si quieres mira la televisión toda la tarde”. La consecuencia será la que esperamos, que dejen de hacerlo, pero los niños son capaces de grabar nuestras palabras en piedra y siempre recordarán que mamá y papá les aconsejaban de pequeños ver mucha tele y comer mucho chocolate, y quién sabe si cuando sean más mayores no empezarán a ver como bueno aquello que les decíamos antaño.

Concluyendo, se trata de una estrategia que yo sólo utilizaría como último recurso y siempre tratando de ofrecer un mensaje lógico y no repetirlo a menudo. Por ejemplo, ayer os comenté lo de “vale, hijo, no vayas al cole”... si este mensaje se lo doy muchas veces, varios días, mi hijo acabará por entender que lo que realmente quiero es que no vaya al colegio o que, simplemente, me da igual. A veces los niños son capaces de sacrificar sus deseos para satisfacer a los padres y quizás un día mi hijo me diría que “vale, papá, hoy no voy”.

En el ejemplo del chocolate, como os he comentado, voto por aumentar la oferta y la disponibilidad (como hacía mi madre, que compraba muchísimos yogures iguales), sin limitarlo, para que coman cuanto quieran pero sin alentarles (no decirles “come tanto como quieras”) y siempre ofreciendo nuestra visión (“si comes mucho, quizás te haga daño”), para aplicar la psicología inversa de manera un poco coherente.

Fotos | Mahalie, Viralbus en Flickr
En Bebés y más | Cómo funciona la psicología inversa: no leas esta entrada (I), La psicología inversa en la infancia