Todo para Bebe: Los bebés son unos increíbles supervivientes

sábado, 19 de marzo de 2011 |

Todo para Bebe: Los bebés son unos increíbles supervivientes


Los bebés son unos increíbles supervivientes

Posted: 19 Mar 2011 05:00 PM PDT

bebe-japon-superviviente.jpg

Seguro que en más de una ocasión habéis oído decir a alguien que los niños son de goma o seguro que vosotras mismas lo habréis pensado en alguna ocasión al ver alguna de las caídas de vuestros hijos (esas en las que nosotros nos romperíamos una pierna o un brazo y ellos salen sanos y salvos).

Pues bien, además de resistir las caídas como nadie, son unos increíbles supervivientes y nos lo demuestran cuando ocurre algún desastre natural y tras varias horas o días aparecen vivos. En esos momentos te das cuenta de lo fuertes que pueden llegar a ser y dichas noticias suelen generar una inmensa alegría, pero a la vez una terrible pena, por lo mal que lo han debido pasar.

Esto es lo que ha ocurrido hace unos días en Japón, donde un padre recuperó hace unos días a su hija de 4 meses, tras estar nada menos que tres días entre los escombros derivados del maremoto. No es la primera vez que sucede algo así y seguro que recordáis algunos casos:

Algunos niños que fueron rescatados de entre los escombros

En Octubre de 2005, en Balakot, Pakistán, un bebé fue rescatado de entre los escombros tras un terremoto que dejó cerca de 40.000 muertos. El bebé estuvo una semana desaparecido.

En Agosto de 2007, en Pisco, Perú, encontraron a un bebé de 10 meses ileso en los escombros de la iglesia de San Clemente, siete horas después de que un fuerte terremoto la derribara. El hombre que lo encontró dijo: "Pensé que estaba muerto, lo levanté con cuidado y noté que su corazón latía. Lo limpié y ahí empezó a estornudar y llorar”.

En Febrero de 2008, en Castalian Springs, Tennessee, un bebé de once meses fue hallado por un bombero a más de cien metros de su casa, varias horas después de que unos terribles tornados dejaran un paisaje desolador. El bombero explicó que en principio lo consideró “un muñeco”, pero que rápidamente se dio cuenta de que movía la boca y en cuanto lo cogió el bebé rompió a llorar.

En Enero de 2010, en Haití, donde un terremoto sacudió la zona, fue rescatada una niña de tan solo 13 días de vida, tras ocho días entre los escombros de su casa, en el que es para mí el caso más sorprendente, tanto por la edad de la niña como por los días que pasaron.

En el mismo mes y también en Haití fue rescatada una niña de 18 meses de edad después de pasar 3 días entre los escombros. Sus llantos dieron la señal de alarma a las personas que estaban alrededor.

En Enero del 2011, en Nova Friburgo, Río de Janeiro, un bebé fue rescatado junto a su padre, al que estaba abrazado entre lodo y escombros, 15 horas después de que una inundación derribara su casa.

Una gran alegría, pero también una gran pena

Sin duda es una gran alegría encontrar a bebés desaparecidos con vida, más cuando sus padres, cuando están vivos, creen que sus hijos, a los que dieron vida días o meses atrás, no lo están. Sin embargo es una gran pena (menor que la alegría, claro), pensar en cómo habrán vivido estos bebés dichas vivencias.

Algunos han llegado a estar varias horas, otros incluso días, y no pocos, sino hasta ocho días. Días de hambre, de suciedad, de olores, de frío, de dolor, de sed, de llantos inconsolados, de sufrimiento, de hastío, de heridas no curadas, de soledad… Qué alegría, sí, pero qué pena, pobrecitos.

Nos emociona ver la imagen del padre con su niña en brazos (en la cabecera de la entrada) aunque la cara del padre sacude nuestras conciencias. No pudo apenas celebrar su encuentro, porque enseguida avisaron de que un nuevo tsunami podría hacer acto de presencia.

Por cierto, si queréis hacer una aportación para echar una mano al pueblo japonés, podéis hacerlo mediante la plataforma de Cruz Roja.

Vía | El mundo
En Bebés y más | La alimentación y la lactancia de los niños de Haití, Amamantando a los niños de Haití




Os voy a hablar de un sitio

Posted: 19 Mar 2011 03:11 PM PDT

un lugar llamado escuela

Hoy os voy a hablar de un sitio especial. Permitidme exagerar sus aspectos negativos para fomentar una reflexión crítica que permita mejorarlo, aunque, al hacerlo, no quiero negar que existen grandes personas que trabajan para mejorar ese lugar.

Se trata de un lugar que debería cambiar, que debería convertirse en un espacio de libertad, conocimiento, alegría por aprender y convivencia.

No todos los lugares son iguales, ni todos los que los dirigen los son, pero es demasiado frecuente que todas o algunas de estas características se presenten en ellos y creo sinceramente, que, para que funcionasen de verdad en valores democráticos y cumplieran sus función de ofrecer conocimientos y no adiestramiento, deben cambiar.

Obligatoriedad

Es un lugar donde muchos seres humanos están obligados a ir todos los días de su vida durante diez años, sin que nadie les deje decidir si es el mejor lugar para ellos. Eso es, en general, incuestionable.

Es un lugar donde siempre se entra y se sale a una hora obligatoria, sin más concesiones que las que obligue una enfermedad o una visita médica. No importa si tienes sueño, o ese día necesitarías desconectar, o si llegar o salir a otra hora os viniera mejor a la familia. El horario es incuestionable.

Es un lugar donde te llaman a tus obligaciones con una sirena o un altavoz, como en un fábrica o una cárcel.

Es un lugar donde desde que lo pisas por primera vez se te obliga a hacer filas para todo, como si no fueras capaz de organizar el acceso de otro modo más flexible. La fila es incuestionable.

Silencio si no te dan permiso para hablar

Es un lugar donde, la mayoría del tiempo, no puedes hablar sin antes pedir permiso, solo puedes hablar del tema que se te indique y no puedes hablar con la persona que tienes a tu lado si no quieres ser castigado. El silencio es incuestionable y solamente puedes hablar libremente en momentos acotados.

Normas y autoridad

En ese lugar hay normas, normas que no has decidido tu y nadie te ha preguntado si son las que elegirías. No las decides, pero estás obligado a obedecerlas. Si no cumples las normas, eres castigado.

En ese lugar hay unas autoridades y debes obedecerlas. Pero tu no has elegido esas autoridades ni nadie te ha preguntado si son las que elegirías, ni si las respetas, ni si te sientes respetado por ellas. Lo primero es obediencia y después, si la autoridad es injusta, puedes quejarte aunque rara vez se te tendrá en cuenta en igualdad de condiciones que la autoridad.

En ese lugar no se puede comer, beber ni hacer las necesidades fisiológicas cuando tengas deseo de hacerlo. Solamente puedes hacer esas cosas a las horas marcadas por otros y, si tienes una urgencia, debes pedir permiso para ello.

Asueto y sociabilidad

En ese lugar se dispones de media hora de asueto cuando te mandan, en un patio que normalmente es de cemento y donde, si hay plantas o césped, no se pueden pisar. El patio es pequeño y se usa comunalmente, saturado de personas, y son los más fuertes los que disponen de más espacio. La autoridad suele estar poco presente y puedes sufrir agresiones físicas o verbales que nadie detecte a primera vista.

En ese lugar es importante la relación con otras personas, sobre todo porque son muchas en espacios muy pequeños. Te relacionas con quien otros deciden que debes hacerlo. Te sientas al lado de quien otros deciden que debes hacerlo. Tu no eliges a tus compañeros, están determinados por tu año de nacimiento o tu apellido. La mayoría de tus relaciones se producen en momentos acotados y con temas determinados por la autoridad, sin que, usualmente, excepto en la media hora de asueto, puedas elegir libremente con quien deseas tener más relación.

En ese lugar a veces a algunos los insultan, vejan, humillan o pegan, pero si la cosa no es muy grave hay un código de silencio por el que se espera que lo minimicen. A veces tu única defensa es convertirte en agresor o responder violencia con violencia, y solamente, si es muy grave, se te escuchará tras muchas negaciones de lo que estás sintiendo. Quizá asumas que eso es lo normal.

Aprendizaje

En ese lugar se aprenden cosas, cosas que otros han decidido que son las que necesitas saber. Debes aprender lo que te mandan que debes aprender, cuando te manden que es necesario aprenderlas y del modo que otros deciden que debes aprenderlas. Aunque se respete cierta individualidad teórica, las normas mandan.

Lo que debes aprender es demasiado fijo y tienes que saber que seras calificado, etiquetado y evaluado en función de que seas capaz de aprender lo que te manden. Debes demostrarlo, generalmente memorísticamente y por escrito, si no lo logras, serás penalizado.

En ese lugar, aunque tu quieras aprender otra cosa, no podrás, pues primero siempre está lo obligatorio. Te califican, etiquetan y distinguen si sabes lo que te mandan que debes aprender y cuando te mandan que debes aprenderlo y debes demostrarlo del modo que otros deciden por ti.

En realidad, interesarte por cosas que tu decidas apenas importa a nadie y termina por no importarte a ti, porque, además, apenas tienes tiempo para investigar en lo que te fascina ni va a ser valorado académicamente. Lo que amas aprender apenas cuenta para nada, lo que más cuenta es lo que otros decidieron que debes aprender.

Diferencia

En ese lugar, si eres diferente tienes un problema. Tus compañeros pueden rechazarte si no te pareces a ellos. Si no sigues el ritmo, si te aburres, si necesitas estar moviendote, tienes un problema y es posible que se indique que se determine que necesitas una medicación o tratamiento para que estés tranquilo y no molestes a los que siguen las normas.

En ese lugar te valorarán según obedezcas las normas, no repliques y repitas lo que otros piensan que debes saber y pensar como debes pensar.

El sistema educativo es obsoleto

Ese lugar es anacrónico, se usan contenidos, organización y procesos que quedaron anticuados hace cien años, pero cuesta mucho que cambie y se adapte a las verdaderas necesidades de quienes acuden a él.

Ese lugar del que os hablo existe. No todos los lugares son iguales. Pero sin duda, si una sola de estas características se cumple, son lugares que deben cambiar, por el bien de nuestros hijos y de la sociedad.

Admito que este panorama que he presentado lo he hecho resaltando conscientemente sus aspectos más negativos, pero creo que solamente destacando lo negativo de la escuela podemos obligarnos a cambiarla entre todos. Seguro que hay muchas experiencias positivas y escuelas y maestros que se esfuerzan en el sentido correcto. El sistema educativo es obsoleto y debe cambiar ya. ¿Os animáis a contarnos la manera en la que funcionaría la escuela ideal?

En Bebés y más | “El sistema educativo es anacrónico”, documental de Eduard Punset, La escuela mata la creatividad, “Educar para fabricar ciudadanos”, documental de Eduardo Punset, ¿Qué escuela espera a nuestros hijos? (I), (II) , (III)




"La dedicación a la crianza de mi hijo me está ofreciendo mucho a nivel personal". Entrevista a Jose Ernesto Juan, fundador de la Asociación Besos y Brazos

Posted: 19 Mar 2011 01:51 PM PDT

Samuel, Alba y Ernesto

En el Día del Padre hemos querido, con una de las entrevistas de Bebés y más, acercarnos a un padre que nos ofreciera una visión personal y su experiencia en la crianza consciente y entrevistarlo para que nos dejara asomarnos un poco al alma masculina y a la paternidad.

Hemos elegido a un padre implicado profundamente en la crianza compartida y que, además, ha querido dedicar parte de su tiempo y energías fundando una Asociación de apoyo a la crianza y la lactancia, Besos y Brazos, para poder compartir con otras familias conocimientos y experiencias vitales: Jose Ernesto Juan.

Eres un padre muy implicado en la crianza. ¿Te sientes extraño en tu entorno?

La verdad es que no es lo normal ver padres que estén muy implicados y se hayan informado previamente, aunque desde que estoy en este mundo, cada vez voy encontrando más padres muy concienciados.

De hecho, en la Asociación Besos y Brazos un 20% aproximadamente de los socios son padres y eso me parece que es un buen comienzo.

¿Cómo y cuando nació vuestro hijo?

Nuestro hijo nació el 29 de Septiembre de 2009 en la Clínica La Milagrosa de Madrid, tras un
parto respetado. Nos acompañó la ginecóloga Gaia Zocchi y su equipo de Cum Aqua.

El nacimiento respetado de Samuel fue, sin duda, la mejor experiencia de mi vida.

¿Teníais información sobre el tipo de parto que queríais?

En el embarazo fue donde nos comenzamos a informar sobre lo que queríamos y de la situación existente en España. Contamos con una doula en la preparación al parto, que hicimos por vía privada, y ella nos enseñó la importancia de respetar las necesidades del bebé.

¿Fue, entonces, un nacimiento respetado como el que habíais planeado?

El nacimiento de Samuel fue respetado, casi estuvimos solos en las 12 horas que permanecimos en la habitación naranja de La Milagrosa. Gaia, la ginecóloga y Diego, el matrón, entraban para comprobar que estábamos bien y para que viésemos que no estabamos solos.

La verdad es que con las velas, la música, el baile, la bañera y sobre todo, con la libertad que tuvimos en ese proceso, fue mucho más sencillo acompañar a Samuel en su llegada.

¿Cómo accediste a la información?

Tuty, la doula que nos dió la preparación al parto y nos ayudó en el centro Khardaia en la preparación integral para el nacimiento, respondió a muchas de nuestras cuestiones y nos ofreció su experiencia en cerca de 70 partos.

Además, el destino nos acompañó para que varias amigas nos ofreciesen el “Bésame Mucho” de Carlos González, en vez de otro libro más famoso…

¿Qué sensaciones y vivencias recuerdas de ese momento?

Recuerdo que en el embarazo, dudé una vez de la capacidad de Alba para poder dar a luz sin epidural porque es algo miedosa. Pero solamente dudé una vez, y la noté muy segura de su fuerza como mujer una vez había encontrado el parto que ella quería ya que su miedo en esta etapa era precisamente el no sentir respeto hacia su figura como madre.

Con lo cual, recuerdo que me sentí seguro en todo momento, como una figura muy importante el parto, sabiendo acompañar a mi pareja y a mi hijo en esta maravillosa experiencia. Creo que permanecí totalmente sereno, sin perder en ningún momento mi papel de “doulo”.

Cuando vi por primera vez la cabeza de mi niño, recuerdo que todo comenzó a ser de colores, lo tenía tan cerca. Describí lo que veía a mi pareja para que fuese partícipe de mis ojos y para darle todas las fuerzas posibles.

Una vez Samuel estuvo con su madre, me retiré para poder llorar solo y descargar todas las sensaciones retenidas. Si, acompañar el nacimiento de mi hijo ha sido la mejor experiencia de mi vida.

¿Crees que el sistema sanitario y la sociedad favorecen el acceso a la información sobre un nacimiento respetado?

Me parece que necesitamos dar un avance más en este sentido y que todo el mundo sea capaz de ofrecer la misma información a las familias que desean tener un parto respetado.

No comprendo que todos los vehículos estén regidos por unas leyes determinadas pero que cada hospital sea una isla independiente. Es necesario que todos los sanitarios estén formados
en necesidades emocionales de las familias y que sean capaces de devolver el protagonismo a las familias. Y que no se tenga que pagar para poder tener la seguridad de tenerlo.

Supongo que leíste mucho antes de ser padre sobre embarazo, parto y lactancia, ¿verdad?

La verdad que estuvimos informándonos sobre estos temas aunque mucha gente nos comentaba que no es necesario leer nada para poder ser buen padre y yo no lo dudo, solo digo que es posible ser aún mejor si estás informado.

¿O es que no nos informamos del destino que elegimos cuando nos vamos de vacaciones? Ser padres es mucho más importante y, ese sentido, queda trabajo por hacer.

¿Y la lactancia materna?

Teníamos muy claro que queríamos dar lactancia materna, pensamos que es el mejor alimento que se puede ofrecer a un bebé, es lo natural y lo que no es necesario defender. Gracias a la lactancia materna el ser humano está en la Tierra.

Pero no vamos a ser nosotros los que critiquemos al biberón pues creemos que es una gran herramienta que puede salvar muchas vidas, pero debería ser utilizada para casos extremos. La leche artificial debe ser la que defienda sus bondades frente a lo natural.

¿Fue fácil la lactancia?

Nuestra lactancia fue lo que nos ha hecho estar aquí. Los primeros 15 días fueron los 15
días más terribles de nuestra vida. Nuestro hijo no conseguía una postura correcta y lo único que hacía era minar los pechos de Alba y nuestra moral de paso.

A los 15 días, un domingo a las 3 de la mañana, con grietas en el pecho, con una mastitis y con lágrimas en los ojos, decidimos darle biberón a Samuel para que consiguiese alimento y permitir, con ese descanso, que Alba se curase de las heridas. Pero no perdimos la esperanza de volver a darle lactancia.

La relactación fue en este proceso donde nos costó encontrar ayuda. No es fácil para las madres encontrar ayuda en este sentido. Es muy fácil recomendar la alimentación alternativa en estos casos y sobre todo, no se respetan los sentimientos de la madre porque poca gente puede entender esas emociones. Hay que recordar que nosotros somos la generación del biberón, y muy poca gente de 30 años ha visto dar el pecho alguna vez.

Sobre el vínculo entre madre y bebé que aporta la lactancia creo que huelga hablar, es demasiado evidente, solo hay que querer verlo.

Gracias al duro proceso de nuestra la lactancia nació la idea de fundar la Asociación Besos y Brazos, una asociación que aparece de una necesidad y que tiene como objetivo que ninguna familia se vea sola y criticada en su proceso más entrañable.

¿Cual es el papel del padre en el postparto y la lactancia en tu opinión?

El papel del padre en el postparto, cuando puede aparecer la depresión y para el que no existe una preparación gratuita en la Seguridad Social y en la lactancia es de apoyo, de sostén de la diada, de protector de la familia.

El padre es el escudo que necesitan madre e hijo cuando tan indefensos están cara al mundo. El padre es el que tiene que poner una “barrera” entre familia, amigos y conocidos para que el vínculo afectivo-emocional se establezca sin ninguna traba.

¿Qué fundamentos tiene vuestra manera de criar?

Solamente uno: el respeto por las necesidades afectivas y emocionales de nuestro hijo.

¿Dormís con vuestro hijo?

Practicamos el colecho tras conocer las necesidades que tiene un bebé, lo que, como he comentado, es nuestro pilar fundamental. Pensamos que un bebé recién nacido está totalmente indefenso y que necesita a su madre para poder sobrevivir.

La bipedestación de los humanos hace que el período de gestación sea muy corto y la vida extrauterina se puede alargar hasta los 2 años, con lo cual, intentamos ofrecer a nuestro hijo ese útero externo para que se desarrolle completamente y pensamos que el colecho forma parte de sus necesidades.

Además, mirándolo egoístamente, es mucho más fácil conseguir que no se despierte compartiendo la cama y, además, me encanta sentir a mi hijo durmiendo junto a mí, aunque
a veces reciba alguna patadita.

¿Es impedimento el colecho para una buena relación en la pareja?

El colecho necesita tener establecida una buena relación de pareja y debe ser algo querido por los dos, con lo cual, no debe ser ningún impedimento en la relación de pareja. Tan solo hay que hablar y poner las emociones en común.

¿Como ha evolucionado el sueño de vuestro hijo?

Nuestro bebé duerme “de libro”, pero del libro “Dormir sin lágrimas”. Quiero decir con ello que cada vez se despierta menos.

En la etapa del gateo, se despertaba varias veces e incluso se ponía a gatear, había que
ofrecerle la teta rápido para que no se despertase del todo. Ahora es capaz de plantarse en la cama medio dormido y ponerse a cantar, ya que hace poco que ha aprendido a tararear canciones a su modo.

No tenemos ningún problema con que coja el sueño porque no tiene hora para dormir. Cuando vemos que se toca los ojitos, lo ponemos en el portabebé y se duerme sin problemas. Sobre todo es importante conseguir que no esté muy cansado cuando vaya a dormir para evitar que esté demasiado inquieto.

¿Eres un hombre feliz?

A día de hoy, creo que es la etapa más feliz de mi vida. Estoy descubriendo mi personalidad, estoy intentando quitarme corazas que llevaba puestas desde pequeño.

La dedicación a la crianza de mi hijo me está ofreciendo mucho a nivel personal y creo también que a nivel de pareja.

Lo importante en la vida, para ser feliz, es entregarte en todo lo que hagas, y en mi caso, ahora mismo, lo más importante que tengo es mi hijo y mi familia.

¿Te comprende o, mejor, os comprende el entorno?

Sinceramente, no me considero presionado por el entorno. Tal vez sea porque tengo muy claro el camino que he elegido y ver la sonrisa de mi hijo, la luz que desprende cuando nos mira, eso hace que no reciba ningún tipo de presión.

Nuestro entorno se ha dado cuenta de nuestra seguridad y de la sonrisa de Samuel y ven que es un niño muy feliz.

¿Qué razones os llevaron a crear una asociación de crianza?

La razón principal fueron nuestros problemas con la lactancia. No queremos que nadie que quiera dar pecho lo abandone por falta de información o por mitos y frases hechas del estilo:
no tienes leche, tu leche está aguada, tu leche alimenta lo suficiente…

Además de las experiencias compartidas en la asociación, pretendemos facilitar el acceso de las familias a grupos de madres donde no se cuestionan ni critican las decisiones adoptadas por la familia. También ofrecemos charlas de profesionales que puedan informarles de modo “científico” de los beneficios que tiene el respeto a las necesidades del bebé y de lo importante que es conseguir ver la vida desde sus ojos infantiles.

Cuéntanos un poco como funciona la Asociación Besos y Brazos

En Besos y Brazos tenemos 3 pilares fundamentales: Grupos de madres, charlas y talleres prácticos. Es una asociación muy nueva, pues el primer acto que hemos hecho fue el 2 de Octubre pero ya cuenta con 27 socios a día de hoy, con lo cual, nos sentimos muy
orgullosos de lo que hemos logrado en tan poco tiempo.

El objetivo primordial es conseguir que las familias tengan un espacio donde poder estar con sus bebés sin sentirse criticadas, intentar conseguir una especie de tribu donde todos los integrantes tengan cosas que aportar.

Ahora estamos trabajando intensamente en un ciclo de conferencias titulado “Conociendo a nuestros hijos”, que tendrán lugar a partir de mayo en Navalcarnero, en las que contaremos con especialistas de la talla de Carlos González, Maria Jesus Blázquez, Rosa Jové y Yolanda González.

¿Qué tipo de educación queréis darle a vuestro hijo?

Queremos ofrecer a nuestro hijo una educación acorde con lo conseguido hasta ahora, coherente con el apego y la empatía en las que crece, algo que respete sus necesidades emocionales y que siga la línea que hemos estado llevando hasta ahora. Es algo que estamos pensando ahora y no descartamos nada. Tenemos claro que en el camino que hemos eprendido con una crianza respetuosa no hay marcha atrás posible.

¿El tipo de crianza y educación que demos a nuestros hijos cambiará el mundo?

Estamos completamente seguros que la crianza de nuestros hijos es un paso muy importante en conseguir cambiar el mundo, es lo más valioso que podemos hacer por nuestras generaciones futuras, aplicando el dicho “piensa en global, actúa en local”. Esperemos que nuestros hijos tengan un mundo un poco mejor de lo que tenemos ahora mismo.

Debo deciros que me ha encantado hacer esta entrevista. Hace ya unos cuantos años, junto con un amigo, otro padre muy concienciado y entregado, yo hice también este itinerario, crear una asociación que ayudara a otras familias, y además, aprendí mucho sobre el importante papel que puede tener un padre en la crianza. Espero que disfrutéis de ella y sirva como homenaje a todos esos hombres maravillosos que celebran hoy el Día del Padre y a los que felicitamos desde Bebés y más.

Más información | Besos y Brazos
En Bebés y más | “Deberemos cambiar totalmente nuestro sistema productivo”. Entrevista a Carlos González, “Los hechos que suceden en la etapa primal son los más importantes de la vida”. Entrevista a Enrique Blay (III), “Yo me hice ginecólogo con la clara idea de atender partos en casa”. Entrevista al doctor Emilio Santos (VI), “Algunos discapacitados nos atrevemos a tener hijos”, entrevista a la autora de “Maternidad adaptada”, "Es un mito decir que la mujer que amamanta no puede tomar medicamentos". Entrevista a José María Paricio (II)




¡Feliz día, papás!

Posted: 19 Mar 2011 03:33 AM PDT

padre-hijo

Desde Bebés y más queremos felicitar a todos los papás y desearles que pasen un día muy especial rodeados del cariño de sus hijos. ¡Feliz día, papás!

En nuestra sección Especial Día del Padre podrán encontrar información de utilidad que hemos publicado en los últimos días dirigida especialmente a los papás.

Hemos ofrecido un montón de cosas para agasajar a los padres. Desde poemas, unas divertidas camisetas, bodys para los peques y calendarios, hasta cuentos personalizados, joyas y más poemas.

Dicho esto, queremos rendir un cariñoso homenaje a los padres que participan activamente del embarazo, el nacimiento y la crianza de sus hijos. A los hombres implicados que crían con amor y respeto.

A quienes ya lo son o lo están por ser, les deseamos un muy feliz Día del Padre esperando que en nuestro blog encuentren un espacio ameno que contribuya a enriquecer la experiencia de la paternidad.

Foto | jondejong en Flickr
En Bebés y más | Días del padre en el mundo




Regalos de última hora para el Día del padre

Posted: 19 Mar 2011 01:00 AM PDT

Separadores Día del padre

Os habéis levantado hoy pensando que os faltaba algo… y ¡es que el el Día del Padre! No os preocupéis, para que papá tenga su regalito de última hora os presentamos algunas ideas sencillas y rápidas, aunque lo principal es que le deis mucho cariño.

  • Diplomas para papá. Los diplomas son una idea sencilla y original, en la que podemos reconocer todos sus méritos como el mejor padre. Existen modelos que podemos imprimir en casa y que os darán ideas para que lo elaboréis manualmente si lo deseáis.
  • Marcadores de libros para imprimir. En Correo Mágico tenemos tres bonitos modelos de separadores que podemos personalizar con el texto que deseemos. Se pueden imprimir en papel grueso o en folio y después pegarlo a una cartulina. Con un pequeño agujero en el extremo superior, ataremos un lazo.
  • Un desayuno especial. Si no llegamos al desayuno… una comida, una merienda o cena preparada con cariño en la que el hijo ponga su toque personal tendrá su encanto.
  • Una tarta con felicitación. Cualquier bizcocho o coca, que se elaboran de manera sencilla, puede decorarse con un “Feliz día papá” de chocolate o caramelo líquido…
  • Una felicitación electrónica. Nada más rápido que llegar a su destino. Si papá es de los que están conectados a Internet todo el día, le hará mucha ilusión recibir este mensaje.

Feliz Día del padre

  • Un vídeo para papá. Aún estamos a tiempo de hacer un pequeño vídeo de felicitación, por ejemplo, leyendo uno de los poemas anteriores.
  • Una corbata para papá. No, no hay que salir corriendo a algún centro comercial, podéis hacerla en casa como manualidad sencilla para la que tan sólo necesitáis cartón o cartulina, pinturas y cualquier material para decorar.
  • Si lo que nos falta es papel de envolver, también podemos recurrir a un detalle especial, dependiendo de las características del regalo, y utilizar el papel decorado por los hijos, con sus dibujos, con un beso o la huella de la manita o el pie impresas…

Esperamos que estas ideas de última hora para regalar el Día del padre os resulten de utilidad y que ningún papá se quede sin su detallito para este día tan especial. Lo importante, que lo paséis juntos y que disfrutéis en familia. ¡Feliz día del padre!

En Bebés y más | Día del Padre: felicitaciones electrónicas, Día del Padre: un poema para papá, Día del padre: regalos baratos para sorprender a papá, Regalos caseros de último momento para el Día del padre




Nace el primer bebé español libre de la mutación que predispone a padecer cáncer de mama

Posted: 18 Mar 2011 11:00 PM PDT

bebe-recien-nacido.jpg

A veces aparecen noticias que generan una extraña sensación de ambigüedad a los lectores, ya que por un lado se aprecian como un avance y como un paso más para la humanidad, pero por otro se observa en ellas un preocupante estilo diferenciador, controlado por las personas.

Con esto me refiero a una noticia que está en boca de mucha gente estos días: ha nacido el primer bebé español libre de la mutación genética que predispone a tener cáncer de mama.

Dicho así parece simplemente una buena noticia. El problema y la polémica se genera cuando se explica que no todas las parejas pueden conseguirlo, porque se trata de un bebé nacido mediante fecundación in vitro, y que la seguridad social está costeando estos tratamientos.

En teoría la Ley de Reproducción Asistida de 2006 dice que estos procedimientos sólo se pueden utilizar en caso de “enfermedades hereditarias graves, de aparición precoz y no susceptibles de tratamiento”. El cáncer de mama es de aparición precoz y ello hace que sea uno de los más graves, por tener más tiempo para desarrollarse, sin embargo se trata de un cáncer susceptible de ser tratado.

Esto hace que mucha gente haya levantado la voz ante este caso, porque además el bebé es un niño (el 99% de los cánceres de mama los padecen las mujeres) y las probabilidades de que él lo padeciera son ínfimas.

Sin embargo, hay que tener en cuenta que cinco mujeres de la misma familia han padecido ya la enfermedad, presentándose en forma de tumor maligno, por culpa de la mutación del gen BRCA1, que el niño ya no tiene y cuya descendencia tampoco tendrá.

Para llevar a cabo la técnica se realizó una intensa selección embrionaria, de la que se obtuvieron nueve embriones. De los nueve maduraron seis y de éstos tan solo dos estaban libres de la mutación. Estos dos embriones sanos fueron los transferidos a la paciente.
El coste del tratamiento es de 8.000 euros, el doble de lo que cuesta una fecundación in vitro, y ha sido costeado por la seguridad social.

Núria Terribas, directora del Instituto Borja de Bioética dice lo siguiente al respecto:

Se debe poner límites [...] Quizás para muchos estos tratamientos no tienen justificación. Pido a la gente que, por favor, se pongan en lugar de esta familia [...] Ya sé que son tiempos de crisis, aunque probablemente esa intervención le ha evitado a la sanidad pública un coste más elevado.

Visto así, tiene cierta lógica, pues los tratamientos de cáncer podrían ser más costosos, seguramente, que el tratamiento de selección de embriones para evitar que el cáncer hereditario pudiera seguir afectando a esa familia. Sin embargo hay que tener en cuenta también que la selección sólo afecta al cáncer de mama, pero no al resto de cánceres, por lo que tanto el niño como el resto de familiares descendientes podrían padecer la enfermedad en otros órganos del cuerpo.

Lo siento, pero no soy capaz de dar mi visión sobre este asunto (y me asusta imaginar lo que le habrá costado al Comité de Bioética responsable del caso llegar a una conclusión). Por una parte me parece una alegría absoluta que esta familia pueda respirar tranquila sabiendo que la mutación causante de varios casos de cáncer de mama maligno en la familia no seguirá pasando de hijo en hijo, pero por otro lado pienso en todas las parejas que tienen hijos por los medios tradicionales y que por ello no tienen ninguna posibilidad de seleccionar ningún gen y no puedo evitar acordarme, una vez más, de la película Gattaca, en la que se seleccionaban los genes para conseguir una raza de humanos libre de enfermedades.

Vía | ABC
Foto | Storyvillegirl en Flickr
En Bebés y más | Nacerá un bebé libre de un cáncer de mama hereditario, Nace el primer bebé libre de un cáncer de mama hereditario, Primer bebé nacido en España libre del mal de los huesos de cristal




Diploma para "El mejor papá del mundo mundial" de Kandoo

Posted: 18 Mar 2011 10:00 PM PDT

kandoo-dia-del-padre.jpg

Hoy es el Día del Padre (felicidades a todos los padres y felicidades a mí mismo…) y muchos niños regalan a sus padres cositas hechas por ellos mismos, tanto en casa como en el colegio.

Pero no todos van al colegio, no todos han tenido tiempo de hacer algo o no todos son capaces todavía de hacerlo (Aran, mi hijo de dos años, me ha hecho cuatro preciosos rallajos). Así que si quieres tener la oportunidad (mamá e hijos) de ofrecer a papá algo un poco más legible Kandoo nos ofrece en su página web un diploma para “El mejor papá del mundo”.

En el diploma podemos ver el siguiente texto:

Porque sólo tú eres capaz de seguir buscándome

cuando ya sabes dónde estoy escondido,
porque me encantan tus carreras para ver
quién acaba antes el plato de verdura,
porque no te importa que llegue a casa
con medio parque de arena en los zapatos.

¡Gracias por ser mi superpapá!

Si os interesa imprimirlo, o enviarlo vía Facebook al papá, podéis hacerlo accediendo a la página web de Kandoo.

Sitio web | Kandoo
En Bebés y más | Día del Padre: diplomas para imprimir, Un poema para el Día del Padre, Poemas para el Día del padre




La amniocentesis no cura

Posted: 18 Mar 2011 02:18 PM PDT

embarazADA

La madres españolas son instadas a realizar una amniocentesis rutinaria a partir de los 35 años o cuando otras pruebas previas o antecedentes familiares indican que es posible que el bebé tenga alguna alteración cromosómica.

Cuando una madre debe decidir si realizar o no la amniocentesis y me consulta, lo primero que le digo es que recuerde que la aminiocentesis no cura nada, no previene nada, simplemente nos dará datos bastante fiables sobre si el hijo esperado tiene problemas cromosómicos, nada más, pues tampoco detecta otro tipo de problemas que igualmente pueden causar retraso intelectual o problemas de salud.

Una aminiocentesis es una prueba enormemente invasiva, que consiste en pinchar la tripa de la mujer con una larga aguja para tomar una muestra de líquido aminiótico. Para minimizar el riesgo de pinchar al bebé se coordina con una ecografía. Sin embargo, hay errores y riesgos.

La aminiocentesis se realiza entre la semana 12 y la 16 normalmente y los resultados pueden tardar dos o tres semanas. Supone una enorme carga emocional, pues, además de la incertidumbre, la preocupación y la posible decisión de abortar hace que las madres sufran y se vean dificultadas para mantener la alegría y la confianza, especialmente en lo que se refiere a su conexión con el bebé.

Riesgos de la aminiocentesis

Los datos generales indican que hay riesgos en la amniocentesis: una posibilidad entre 200 de que la aminiocentesis termine desencadenando un aborto no deseado, por lo que, habría que valorar mucho las posibilidades de anomalías cromosómicas y la decisión que la madre tomará en caso de confirmarse.

Se suele hacer rutinariamente a partir de los 35 pues es cuando las posibilidades estadísticas de que el niño venga con alteraciones cromosómicas se igualan a la del aborto por causa de la prueba.

Pero ni previene ni cura, simplemente se usa para descubrir si el niño tiene Down u otras alteraciones, poniendo en la balanza que hay las mismas posibilidades de perderlo aunque no tenga nada.

Perder a un bebé por la amniocentesis

Perder un bebé deseado y sano por causa de la amniocentesis puede suponer un dolor enorme, que yo, la verdad, no afrontaría, claro que, en mi caso, no realizaría la prueba ya que no abortaría un bebé aunque viniera “mal”.

Preferiría dejarlo al destino, confiar, a jugarme perder a un hijo deseado por las mismas posibilidades de que no lo estuviera sano cromosómicamente. Pero creo que cada uno debe valorar mucho, con todos los datos, la decisión de hacer una prueba que conlleva peligros. Si las posibilidades de que muera el feto por la prueba son las mismas de que tenga Down no se si vale realmente la pena hacerla, es una cosa muy complicada de decidir.

Experiencias personales llenas de emoción

De todos modos, yo, si no nace sano por otros motivos, seas cuales sean, lo acogería y amaría igual, por lo que no pensé nunca en que valiera la pena saber si tenía alteraciones cromosómicas pues tampoco abortaría si se confirmasen.

Esa es la decisión que tomé cuando esperaba a mi hijo. Decidí no hacer la prueba, ya que estaba segura de no abortar aunque el niño tuviera Down u otras alteraciones. Decidido esto, menos todavía me valía la pena jugármela con la amniocentésis.

Leí mucho sobre como viven los padres que tienen un niño de estas características y decidí que mi trabajo sería, en ese caso, ocuparme de que tuviera los estímulos necesarios para alcanzar su máximo potencial y dedicarme a dejar todo lo más atado posible para que no le faltara ni lo material ni lo emocional cuando yo no estuviera.

Sin embargo, mi mejor amiga, se encontró con una situación real tiempo después. Las pruebas de sangre ya apuntaban a un alto riesgo de Down. Incluso buscamos otras pruebas complementarias que se realizaban en España, no invasivas, para acercarnos al diagnóstico.

Todo apuntaba a un bebé con Down y graves problemas en su corazón, una vez realizados los más complejos análisis ecográficos. Habían decidido no seguir adelante si la amniocentésis lo confirmaba, pero querían tener esa seguridad antes de tomar la decisión de un aborto. Una persona adulta de su familia sufría un grave retraso mental, y eso les había marcado. Estaba destrozada, seguía hablando con su hijo aunque no quería que naciera si su vida, estaba convencida, sería de sufrimiento. Yo respeté su decisión y entendí que era, en su manera de ver las cosas, algo valiente y lleno de dolor.

La verdad, pensar en un bebé que para sobrevivir tiene que sufrir muchas operaciones me aterra, sobre todo si es un niño que se supone que no tendrá una posibilidad de tener una vida normal. Pero, por otro lado, conocía a madres que han tenido niños con Down no esperado, niños que han superado operaciones de corazón y que siguen creciendo felices en sus familias y logran grandes logros, son amados y son felices, aunque no podemos saber lo que les depara el destino. Y es que el destino es algo que ninguno podemos conocer.

Aquel pequeño no llegó a nacer. No por un diagnóstico con la amniocentesis, ni por la decisión de sus padres, sino por causas naturales, ya que su corazón dejó de latir. Tiene un nombre y un lugar en la familia y hoy su madre sigue queriéndolo aunque quizá hubiera decidido que no naciera. Y su padre, que ha fallecido, seguramente lo cuida, al menos, yo lo siento así.

Recuerdo otra madre, a la que no conozco personalmente, pero a la que llevo años leyendo en su blog Paideia en familia y aprendiendo de ella. Ella decidió que su hijo naciera, y lo acompañó los pocos días que estuvo en el mundo. También me pareció muy valiente su decisión y me emociono al pensar que aquella vida tan breve pudo llenar de amor a su familia y recibir tanto amor. Os invito a leer su experiencia porque no puede dejar a nadie impávido algo tan lleno de emociones hermosas y tristes.

El miedo a tener un hijo con problemas

La mayor preocupación que suelen explicarme las madres y los padres no es que su hijo no esté sano o no tenga una inteligencia normal, ni que duden en que lo amarían, lo cuidarían y darían todo lo posible para que tuviera una vida lo más feliz y autónoma posible, sino el miedo por lo que el hijo con un retraso viviría cuando ellos faltaran y ya no pudieran cuidarlo bien.

Huérfanos de amor

Esta preocupación es todavía mayor en quienes han crecido con un familiar afectado de algún síndrome, personas adultas que están internadas en centros por no poder valerse por si mismas y enormemente huérfanas de amor cuando faltan sus progenitores. Suele ser la razón fundamental por la que los padres deciden hacer la amniocentésis y realizar un aborto si se confirma el diagnóstico. Lo viven con enorme dolor y, en esos casos, mi acompañamiento en el duelo, aunque no comparta intelectualmente la decisión, lo ofrezco de corazón.

Lo entiendo. Pensar en que un hijo que no puede cuidar de su vida se quedará solo sin nosotros es algo terrible. No se si esas personas cambiarían su vida, minimizarían el amor que recibieron de niños, preferirían no haber existido. No lo se, pero entiendo el dolor de unos padres que prevean para su hijo ese desampar y quieran evitar ese sufrimiento si no tienen creencias religiosas que les impidan un aborto.

Sin embargo, cuando hablamos de un hijo o hermano que sufriera una enfermedad o accidente incapacitante suelen replanteárselo todo. Y es que en asuntos tan delicados y que tanto tienen que ver con el amor, nada es blanco ni negro, nada es seguro, no podemos juzgar, y solamente tenemos la guía del corazón para tomar una decisión.

La amniocentesis no cura

Pero es que se trata de una decisión personal muy delicada, tanto la de realizar la prueba como la de no seguir adelante con un embarazo, por lo que, como os explicaba, simplemente les recuerdo a las madres que la amniocentésis no cura y que supone una ruleta en la ponemos en manos de la ciencia las mismas posibilidades de perder a un bebé sin problemas que las de tener uno con ellos.

En Bebés y más | Los riesgos de la amniocentesis, Pruebas prenatales II: Amniocentesis, El 90% de las anomalías del bebé se detectan sin amniocentesis, El fin de la amniocentesis, cada vez más cercano