Todo para Bebe: La última trastada de mis hijos: Aran y la crema del culito decorativa

jueves, 24 de febrero de 2011 |

Todo para Bebe: La última trastada de mis hijos: Aran y la crema del culito decorativa


La última trastada de mis hijos: Aran y la crema del culito decorativa

Posted: 24 Feb 2011 04:00 PM PST

aran-y-la-crema-del-culito-1.jpg

Sé que lo echabais de menos, sé que hacía tiempo que no os hablaba de Aran y sus experimentos, quizás porque la última, la del portátil volador, fue tan grande que decidió esperar un tiempo hasta hacer la siguiente.

En esta ocasión Aran decidió, hace unos días, que la crema del culito podría funcionar como material para expresar sentimientos, emociones y en definitiva su arte en armarios, paredes y en su propia ropa, cara y pelo.

Cuando ese día llegué a casa estaba todo limpio, pero Miriam, mi mujer, decidió documentar la trastada previamente para poder explicarme (una imagen vale más que mil palabras) lo sucedido.

Como veis, la pasta al agua deja un rastro bastante característico, ya que ofrece una densidad agradable al tacto y con muchas posibilidades a la hora de esparcirla. Es tremendamente pegajosa (o densa, sería la palabra). La pones, la repones, le das cuatro vueltas más y cuando crees que es imposible que tengas crema en el dedo te das cuenta de que aún queda.

Quizás por esta razón Aran escogió esta crema: magnífica durabilidad, se engancha a la madera y a la ropa de maravilla, se puede pintar con poco esfuerzo y no hace falta mojar el dedo demasiadas veces para conseguir un resultado extenso.

En fin, nada que no arregle un buen ratito de agua frotando superficies y una lavadora (bueno, dos, que con la primera aún se veía la sudadera negra con efecto tinte blanco…).

Os dejo con algunas fotos más del decorador de ambientes y os recuerdo que si queréis enviar alguna trastada de vuestros hijos podéis hacerlo enviando un mail a historiasdepadres@bebesymas.com, explicando la trastada y adjuntando alguna imagen de la misma, con un ancho mínimo de 650 px.

aran-y-la-crema-del-culito-2.jpg

aran-y-la-crema-del-culito-3.jpg

Y esta vez, para acabar de documentar el caso, tenemos incluso un vídeo:

En Bebés y más | La última trastada de mis hijos: Aran y el portátil volador, Mira las últimas trastadas de tus hijos




Mis recetas de helado con leche materna

Posted: 24 Feb 2011 10:42 AM PST

niño con helado

Cuando mi hijo fue creciendo y llegó el verano, hacia los diez meses, me encontré con que podía hacer un uso nuevo para mi de leche materna. Me sobraba incluso entonces y me puse ha investigar como poder ofrecerle un helado más sano que el comercial y, de paso, usar este excedente que me sacaba en el trabajo y que luego él no quería tomarse en vaso. Y comencé a darle helados de leche materna caseros.

La leche materna se puede conservar congelada sin que pierda la mayoría de sus propiedades. Si la calentamos en exceso o si la metemos en el micro, muchas de las substancias protectoras vivas pierden su poder, por lo que, si congelamos la leche hay que tener eso en cuenta al descongelarla.

Sin embargo, con helados hechos al momento la leche conserva sus cualidades nutricionales y con mis recetas caseras de helado de leche materna no tenemos más que mezclarla con los ingredientes que deseemos.

En cuanto a los helados, debemos tener en cuenta que hay algunas leches que, al descongelarlas, cambian de sabor pero los niños no suelen rechazarla ni eso significa que esté estropeada. Además, como os digo, no es lo habitual. Sin embargo, si ya habéis congelado leche para guardarla seguramente estaréis habituadas a su aspecto y posible olor. De todos modos yo siempre los hice con leche recién sacada, conservada en frío y metida en el congelador en el momento para enfriarla mucho y mezclarla así con los alimentos, pero podríamos hacerlos con leche congelada usada en el momento de sacarla.

Por supuesto, nunca hay que volver a congelar la leche o el helado hecho con ella, y además, hay que seguir todas las recomendaciones sobre su extracción y conservación.

Cuando hagamos helado hay que recordar ir batiéndola suavemente a medida que se va congelando, para romper los cristales, pero, al ser poca cantidad, no se hace con la batidora sino a mano, con un tenedor muy limpio. Simplemente de ese modo, para los más pequeños, que no toman todavía azúcar ya es suficiente, pero podemos mezclarla con frutas que ya estén introducidas en su dieta, como el plátano o la pera muy madura, que aumenta el dulzor y le encantaba de este modo. No quedan, por supuesto, como los helados comerciales pero eso a los niños no les importa.

También se la he dado mezclada con un poco de tapioca cocinada con agua, muy densa, y le gustaba mucho fresquita, además de calmarle cuando hacía mucho calor o le dolían los dientes.

Para los más mayorcitos, a partir del año, no tenemos que temer añadir otros alimentos que ya estén en su dieta, como una pizca de azúcar, galleta batida con la leche y congelada o incluso, si ya se la hemos dado en otras preparaciones, un pelín de nata o las frutas nuevas que vayamos incorporando a su alimentación habitual. Al ir incluyendo ingredientes podemos conseguir un producto muy cremoso y suave, que les encantará. Lo que no debemos incluir es huevo, aunque ya lo coma, pues en el helado se usaría en crudo, y eso es peligroso.

Con los helados de leche materna ofrecemos al niño una nueva experiencia gustativa, segura, sin aditivos ni conservantes, incluyendo sabores delicados y usando, además, nuestros excedentes. Si hacéis alguna receta, ya me diréis si a los pequeños les gusta.

En Bebés y más | Un chef de Nueva York hace queso con la leche materna de su mujer, Prohíben servir comidas preparadas con leche materna en un restaurante suizo, ¿Helados de leche materna?




Baby Gaga, un helado de leche materna

Posted: 24 Feb 2011 10:00 AM PST

helado de leche materna

Hemos visto en otras ocasiones ideas como la que hoy os presento: productos comerciales de alimentación basados en la leche materna. Hoy os cuento que en Ingaleterra ha salido a la venta Baby Gaga, un helado realizado con leche de mujer.

La idea, de una madre muy concienciada sobre los beneficios de la leche materna, ha sido acogida por una empresa de helados, que la prepara mezclándola con vainilla y limón, para venderla como un producto refrescante.

Ya son 15 mujeres las que se han propuesto para donar su leche, que se paga a unos 50 euros el litro y se vende en helados a unos 15 euros por porción.

Los empresarios cuentan que hay quien siente asco al pensar en que el producto se hace con leche de mujer, pero, bien pensado, si se garantizan las condiciones higiénicas y sanitarias del producto, no es diferente a los que tomamos hecho con leche de animales. Yo, de todos modos, aunque le hacía helados con leche que tenía guardada a mi hijo, no creo que comprase nunca los hechos con la leche de otra persona.

Una vez garantizada la salubridad del producto, realmente, no habría problemas en consumirlo y el rechazo que podamos sentir tiene mucho más que ver con condicionamientos culturales que con la realidad.

Sin embargo, y aunque seguramente esto no pase de la anécdota, siempre queda la duda de si es ético comerciar con partes del cuerpo humano o con sus productos, sean órganos, sangre o leche, aunque no nos asombramos tanto cuando hablamos de vender pelo o incluso, como es legal en otros países, de que una mujer preste su cuerpo para gestar el hijo de otros a cambio de una remuneración. ¿Qué os parece a vosotros que se vendan helados u otros alimentos hechos con leche materna?

Via | Metro.com.uk
En Bebés y más | Un chef de Nueva York hace queso con la leche materna de su mujer, Prohíben servir comidas preparadas con leche materna en un restaurante suizo, ¿Helados de leche materna?




La foto de tu bebé: Guillem feliz con Pocoyó

Posted: 24 Feb 2011 08:00 AM PST

Guillem y Pocoyo

Hoy, como cada jueves, os traemos una imagen de vuestros hijos en la sección de la foto de tu bebé. En esta ocasión nos alegra presentaros a este precioso niño con uno de los personajes infantiles más populares: es Guillem en Nochebuena con su mejor regalo, Pocoyó.

Guillem acaba de cumplir tres años y es muy expresivo y cariñoso, además de un poco cabezota según nos cuenta su madre. El muñeco de “Pocoyó pirata” lo había pedido expresamente, así que se puso contentísimo cuando Papá Noel se lo dejó como regalo.

Me ha encantado la sonrisa feliz del pequeño Guillem que nos muestra la inmensa ilusión que a nuestros hijos les hacen estos regalos.

Agradecemos a su mamá Inés que haya querido compartir esta bonita imagen con todos los lectores de Bebés y más. A los demás padres, si queréis ver la foto de vuestros hijos en el blog, podéis subirla a nuestro grupo Flickr.

Foto | juaji en Flickr
En Bebés y más | La foto de tu bebé




Nacen gemelos prematuros de 26 semanas de gestación

Posted: 24 Feb 2011 06:22 AM PST

gemelos-prematuros

A menudo os traemos noticias sobre bebés prematuros y cómo han conseguido salir adelante a pesar de faltarles muchas semanas para nacer. Ese ha sido el caso de unos gemelos británicos nacidos a las 26 semanas de gestación.

Willow y Stanley nacieron tan pequeños que según cuentan les cabía el brazo en el anillo de bodas del padre. Pesaron 900 gramos, pasaron grandes complicaciones repiratorias y sobrevivieron a duras penas, pero luego de permanecer 143 días en el hospital finalmente han podido irse a casa.

Cada vez son más los bebés que nacen extremadamente prematuros, hemos conocido bebés que con apenas 22 semanas han logrado sobrevivir. También son cada vez más los que gracias a los avances terapéuticos logran recuperarse, aunque muchos quedan con secuelas.

Según la Sociedad Española de Neonatología el procentaje de superviviencia de los nacidos con 26 semanas de gestación, como los gemelos británicos es de un 63 por ciento. Afortunadamente, han logrado ponerse en el lado bueno de las estadísticas.

Tienen cada vez menos riesgos y una mayor calidad de vida, pero lo cierto es que el aumento de los partos prematuros ha aumentando notablemente durante los últimos años. La edad avanzada de la madre y los embarazos múltiples están entre los motivos más frecuentes.

Desde luego es una gran noticia que los gemelos prematuros nacidos con apenas 26 semanas de gestación hayan logrado sobrevivir, pero lo triste es que hay muchos bebés que no tienen esa suerte, cuyos casos no salen a la luz.

Lo deseable es que a la par que los avances en el cuidado de los prematuros, se busquen nuevas soluciones para intentar prevenir los partos prematuros.

Vía | Daily Mail
Fotos | Iberpress
En Bebés y más | Nacer prematuro: supervivencia, dificultades y secuelas




La embarazada en la oficina: consejos posturales

Posted: 24 Feb 2011 04:27 AM PST

trabajo-embarazada

Es muy importante tener buenos hábitos de higiene postural para evitar, o al menos minimizar, las molestias más frecuentes en el embarazo. Lo cierto es que la futura mamá puede pasar varias horas al día en el trabajo, así que veremos algunos consejos posturales para la embarazada en la oficina.

Durante la gestación, el cuerpo de la mujer tiene unas exigencias diferentes. La circulación se hace más lenta, lo cual favorece la retención de líquidos, y a medida que la tripa va creciendo comprime los vasos sanguíneos dificultando el retorno de sangre al corazón, además de acrecentar los dolores de espalda, especialmente en la zona lumbar.

Es fundamental, entonces, prestar atención a las posturas que se adoptan a lo largo del día y muy especialmente en la oficina.

  • Al estar sentada, coloca el dorso erguido y la espalda recta. La pelivs debe estar bien apoyada en el respado de la silla, asegúrandote de que la curvatura lumbar de la columna vertebral quede apoyada. Algunas sillas incorporan un soporte lumbar, pero sino puedes colocar una almohada o un cojín en la parte baja de la espalda.
  • No cruces las piernas
  • Evita la presión del asiento en los muslos y en la parte de atrás de las rodillas. Para ello, consigue un taburete para elevar las rodillas a la misma altura o por encima de las caderas. Esto evitará que se produzca presión y facilitará el flujo sanguíneo.
  • Si trabajas con ordenador, el monitor debe estar a la altura de los ojos y el teclado lo más cerca posible de la silla, sin elevar los hombros al escribir.
  • Si sientes dolor o incomodidad en el trabajo, no dudes en pedir otra silla o lo que consideres necesario para prevenir lesiones.
  • Evita permanecer demasiado tiempo sentada. Levántate de tu escritorio y da un pequeño paseo de cinco minutos al menos cada dos horas. Así, se reactiva la circulación de las piernas.
  • Haz ejercicios: sentada en tu escritorio puedes aprovechar hacer algunos sencillos ejercicios mientras trabajas. Coloca la espalda recta y luego gira el tronco, primero hacia la izquierda y luego hacia la derecha. Repite varias veces. Puedes hacer tambien rotaciones de cabeza, estirando la parte alta de la columna y la musculatura de los hombros. Por supuesto, también puedes aprovechar para practicar los ejercicios de Kegel.
  • Haz respiraciones: las respiraciones profundas te ayudarán a relajarte y a mantener la columna vertebral y el abdomen en la mejor posición.

En Bebés y más | Embarazo y trabajo: funcionarias, autónomas y contratos temporales, Embarazo y trabajo: prevención de riesgos laborales




La habitación del bebé en colores vivos

Posted: 24 Feb 2011 02:00 AM PST

habitacion.roja
Estamos acostumbrados a ver en la decoración infantil que priman los colores suaves como los clásicos rosa y azul claritos, el beige o el amarillo pastel, pero una tendencia que rompe ese tópico y viene pisando fuerte es decorar la habitación del bebé en colores vivos.

Colores intensos, repletos de energía, que dan alegría al ambiente, pero que a la vez son agradables para el bebé. ¿Por qué no una habitación infantil en rojo (como la que véis en la foto), en naranja, en verde limón o en azul turquesa?

No hace falta ser demasiado atrevidos en la elección del mobiliario, ya que si os fijáis bien, el toque de color de la habitación está dado por la pintura en las paredes y los accesorios en rojo.

Los muebles, tanto la cuna como el mueble cambiador, la estantería y el armario son de Paidi y combinan el color wengué con paneles blancos. Son modernos y lo suficientemente neutros para combinarlos con el color que más nos guste. Por otro lado, son bastante versátiles como para colocarlos en la habitación juvenil cuando el bebé crezca.

Si estaís preparando la habitación del bebé por nacer o tenéis ganas de cambiar la actual os recomiendo innovar decorando la habitación del bebé en colores vivos. Es una buena idea y además va perfecto tanto para niña como para niño. ¿Os animáis?.

Vía | Decoesfera
Foto | Paidi




Guarderías en el trabajo

Posted: 24 Feb 2011 12:00 AM PST

guarderia1.jpg

La experiencia parece demostrar que casi todos los padres trabajadores valoran de una forma muy positiva la apertura de guarderías en los centros de trabajo, por la tranquilidad de saber que su hijo se encuentra cerca, y por el ahorro de tiempo que esto supone.

Yo cuando veo noticias de empresas que montan guarderías para sus trabajadores en su centro de trabajo me pregunto cómo podría afectar eso al número de bajas, de excedencias, de reducciones o de niños que van a la guardería.

Y lo que me queda más claro y así se desprende de las experiencias con guarderías en el trabajo es que los niños estarían menos horas sin sus padres y los padres, más tranquilos. Probablemente pasen a la historia cuadrantes imposibles para ver quién llega antes a la guardería a dejar al bebé y aún tiene tiempo de llegar al trabajo.

Si algunas empresas se han lanzado a abrir guarderías para los hijos de sus trabajadores, es porque para ellas también supone beneficios.

Aunque tal vez deberían plantearse si no les supondría mayores beneficios ofrecer flexibilidad de horarios (junto a otras medidas que ayuden a los trabajadores a conciliar vida laboral y familiar).

No me gusta que la opción sea: o lo llevas a la guardería y trabajas o lo cuidas tú y no trabajas. Creo que hay múltiples combinaciones, y que la guardería en la empresa puede ser una ayuda valiosa para aquellas madres y padres que deciden trabajar.

Yo voto por guarderías en el trabajo

No trabajo en una empresa sino en un centro educativo, pero en ocasiones los compañeros hemos comentado lo bien que nos vendría una “guardería” en el trabajo, especialmente los días de evaluaciones, reuniones, o en junio cuando el colegio ya ha acabado (no las actividades en el instituto).

De hecho, quien más quien menos lleva los niños al instituto y allí nos vamos turnando como se puede para estar con ellos. Yo desde luego hubiera agradecido muchas veces que en mi centro de trabajo hubiera una guardería, a pesar de que no hubiera supuesto una vuelta anterior al trabajo.

Por poner un ejemplo, este curso estoy a media jornada y a mi hija pequeña la cuidamos entre toda la familia por las mañanas. Pero si los abuelos se van de viaje, los lunes y viernes necesitamos ayuda. Esto supuso muchas vueltas y quebraderos de cabeza y traslados y llamadas telefónicas para conseguir un lugar adecuado para que la pequeña pudiera quedarse. Unas pocas horas, lunes y viernes. Y todo ello sabiendo de esta necesidad con antelación, con lo cual tuvimos tiempo para organizarnos.

Con una guardería en el trabajo, todo hubiera sido mucho más sencillo, de hecho creo que si la tuviera, mi hija vendría conmigo muchos días, los abuelos descansarían y yo podría estar con ella en mis horas libres o en el recreo.

guarderia en el trabajo

Guarderías en el trabajo, y mucho más

Desde luego, no se trata de una medida exclusiva para la conciliación, y hay muchas otras que reivindicamos como la flexibilidad horaria, permisos retribuidos para circunstancias personales urgentes, margen para el teletrabajo… La experiencia parece demostrar que, a mejores condiciones de conciliación, mejor rendimiento en el trabajo, y esto no sólo se consigue con una medida.

No tenemos que ser esclavos de nuestros trabajos, mendigar con lo que el sistema nos deja para que conciliemos, sino exigir más medidas que hagan posible y real que las mujeres, en igualdad con los hombres, podamos trabajar y hacernos cargo de nuestras familias de una manera aceptable.

Y para ello, evidentemente, la guardería no es una solución universal (pero sí mejor que nada, a mi parecer). Sí creo que significaría una ayuda muy valiosa para muchos padres y madres que han vuelto a trabajar, para que los niños estén más cerca y menos tiempo en la guardería.

No se trata de plantearse: guardería sí-guardería no, unido a trabajar sí-trabajar no. Una dualidad que, por cierto, sólo parece afectar a las mujeres, lo cual hace que, hasta que esto no cambie, ellas sigan siendo trabajadores “de segunda”.

¿Por qué no darle un vuelco y buscar una mejor calidad en las circunstancias? ¿Pensáis que las guarderías en el trabajo harían que más madres “dejaran de cuidar” a sus hijos y volvieran al trabajo? Si ellas desean o necesitan volver a trabajar, ¿no es bueno que cuenten con esta opción?

Fotos | PortableChurch y redjar en Flickr
En Bebés y más | Mercadona y la conciliación, Supermercados Masymas premiados por conciliar la vida personal y laboral, Trabajadoras de Zara con jornada reducida denuncian despidos irregulares




"Algunos discapacitados nos atrevemos a tener hijos", entrevista a la autora de "Maternidad adaptada"

Posted: 23 Feb 2011 10:00 PM PST

estrella-gil-y-armando-bastida.jpg

Hace unas semanas os presentamos el libro Maternidad adaptada, escrito por Estrella Gil, una mujer que padece una discapacidad del 90% que fue madre hace dos años.

Su caso nos pareció muy singular y su historia es un posible ejemplo para muchas madres discapacitadas e incluso para muchas madres que no lo están. Por esta razón decidimos realizarle una entrevista para conocer de primera mano su historia y su visión de la maternidad.

Hola Estrella, en primer lugar me gustaría que nos explicaras un poco la motivación de escribir este libro.

Pues se trata en cierto modo del diario de mi maternidad. El objetivo de este libro es contribuir en algo a cambiar la visión que se tiene del discapacitado físico y aportar el testimonio de una madre discapacitada, pues durante los primeros meses de embarazo busqué información sobre la maternidad en discapacitadas y realmente hallé muy poca.

Con respecto a la visión que se tiene de nosotros, parece que poco a poco estamos desterrando la idea del discapacitado dependiente de sus progenitores, incapaz de tener una relación adulta e independiente, una vida laboral y una vida familiar propia.

Sí, todo eso es más difícil de conseguir para los discapacitados que para el resto de las personas, pero no es imposible. Hoy en día, afortunadamente, es normal que una persona discapacitada consiga tener estudios. Su vida social se ha ampliado y algunos nos atrevemos incluso a tener hijos. No es cuestión de demostrar nada, es una decisión demasiado importante para que no provenga de un profundo deseo de ser madre o padre.

¿Siempre pensaste que serías madre?

Si, siempre que me imaginaba mi futuro había un niño en él. No concebía toda la vida sin tener hijos. Era un deseo muy fuerte. Después conocí a mi pareja y él también deseaba ser padre. Sabíamos que no iba a ser fácil pero no era imposible.

En la entrada en la que presentamos tu libro leímos que una enfermera “sugirió” en cierto modo que debías hacer algo con tu hijo, pues no parecía creer que tenerlo fuera una opción. ¿Has tenido que salvar más obstáculos como este a la hora de decidir ser madre?

Ese comentario de la enfermera dolió mucho, llegó en un momento sensible y hermoso y lo aplastó todo.

Pero he encontrado menos de los que temía, la verdad. Si me preguntas por ahora, sí, de vez en cuando me encuentro con caras de censura cuando me ven con mi hijo. Procuro darles la importancia que tienen: ninguna. Pero a veces no es fácil.

Cuando le planteé mi deseo de ser madre un par de años antes a un ginecólogo me dijo que sería viable con cesárea pero que tener un hijo no era solo parirlo… u otro que me informó amablemente de que tendría que tener relaciones sexuales. No sé por qué mucha gente relaciona una persona discapacitada con una persona inmadura e infantil.

Una discapacidad del 90% parece mucho. ¿Cómo te afecta en el día a día a la hora de cuidar de Miquel?

Una discapacidad del 90% parece mucho y lo es. Pero cuento con la ventaja que la tengo desde que nací. Con esto quiero decir que he aprendido a base de años a hacerme las cosas básicas de una manera diferente. Cuidar de mi hijo no es una excepción. Si para cambiarle el pañal lo hago en su cuna en vez de en el cambiador, ¿qué importa si así me es más fácil? A medida que el niño crece las cosas se facilitan pero en los primeros meses (de los que habla el libro) debía mover al niño de aquí para allá en su moisés con ruedas y sólo lo podía coger en brazos si estaba sentada.

maternidad-adaptada-libro.jpg

Entrando un poco más en vuestra intimidad, ¿cómo te las has apañado para cuidar hasta ahora de tu hijo? Tengo entendido que Jordi, el papá, pasa muchas horas fuera de casa por el trabajo.

Jordi trabaja muchas horas pero cuando llega a casa él se encarga de bañarlo, cambiarlo y jugar con él. Por la mañana cuento con la ayuda de mis padres. A medida que el niño ha crecido me han dejado más margen para atenderlo yo sola. Pero es una gran ayuda. En los primeros meses salía con mi padre en el carrito o conmigo en la mochila. Por las tardes, lo duermo yo para hacer la siesta y después de la teta me lo ponía en la mochila para salir de paseo.

De igual modo que tú te has ido adaptando a Miquel, tu hijo, supongo que Miquel se ha ido adaptando a ti también, ¿estoy en lo cierto?

Pues si y parece increíble. Pronto me di cuenta de que nunca me pedía brazos si no me veía sentada. Cuando empezó andar y se caía normalmente se quedaba en el sitio esperando a que lo cogieran pero si estábamos solos, gateaba hasta mí para que lo pudiera coger mejor. Y en la lactancia… No es que a mí me cueste mucho descubrirme el pecho, pero hace meses que no lo hago, ya lo hace él.

Desde luego que sí parece increíble cómo llegan a conocer nuestras virtudes y defectos. Hablando con otras personas sobre tu libro, muchas me hacían la misma pregunta: ¿Cómo crees que será vuestra relación en el futuro, cuando Miquel crezca y sea más consciente de tu discapacidad?

La verdad es que me preocupa cuando los demás niños le hagan notar que su mamá es diferente cuando vaya al cole. Pero confío que él ya lo sabe y sabrá asimilarlo.

Volviendo a tu libro, ¿qué va a encontrarse el lector cuando abra la tapa de “Maternidad adaptada”?

Ante todo un libro sincero, tan sincero que a veces me asusta de que esté a la venta… Encontrará un embarazo muy deseado vivido en primera persona con toda la información que yo he podido recopilar y considero útil para cualquier embarazada. Espero que también encuentre una visión nueva de la discapacidad que está presente en toda la historia como co-protagonista solamente, por que la protagonista es la voluntad de ser madre.

Pues esto es todo, Estrella. Gracias por tus palabras y tu ejemplo.

De nada. Gracias a vosotros.

Más información | Maternidad adaptada (blog de Estrella Gil), Editorial Club Universitario
En Bebés y más | “Maternidad adaptada”: una manera diferente (pero igual) de ser madre