Todo para Bebe: Hoax sobre niños perdidos o enfermos

sábado, 12 de febrero de 2011 |

Todo para Bebe: Hoax sobre niños perdidos o enfermos


Hoax sobre niños perdidos o enfermos

Posted: 12 Feb 2011 01:45 PM PST

hoax

Odio los hoax. Los que alertan sobre enfermedades, peligros, pseudociencia, efectos mortales de objetos cotidianos, misterios y delincuentes me enervan. Los de mensajitos amistosos mágicos que cumplen tus deseos si los mandas a unos cuantos amigos, me parecen infantiles. Me cargan los que te dicen que se va a cerrar el hotmail o que circula un virus informático malísimo. Pero los que odio profundamente son los hoax que hablan de niños perdidos o enfermos y es a estos a los que me voy a referir en Bebés y más.

Hoax sobre niños perdidos o enfermos

A todos los padres nos conmueve la historia de un pequeño en grave peligro y podemos vernos tentados a pasar la cadena, por si acaso es cierto lo que cuentan. No podemos evitar, ingenuos, pensar en lo horrible que sería que esto nos pasara a nosotros y eso puede hacer que no nos paremos a pensar lo que hacemos.

Pero suponen una molestia, un atentado contra la dignidad de esos niños desconocidos a los que se les ha robado la imagen y una burla monstruosa contra quienes, de verdad, se enfrentan al drama de la desaparición o la dolencia incurable de un hijo. Odio los hoax sobre niños perdidos y enfermos.

No a quienes lo transmiten, pero si creo que es necesario explicar que no debemos hacernos cómplices reenviando estas cadenas y ayudar a descubrirlas.

Reconocer los hoax sobre niños en peligro

Ya se que no siempre tenemos la cautela de verificarlos, pero es, en buena medida, nuestra obligación como usuarios de internet hacerlo. Es bastante sencillo. Normalmente, cuando nos llegan, si tecleamos el nombre del niño y la palabra hoax, vamos a encontrar muchos enlaces donde otros internautas nos avisan de sus pesquisas, que siempre revelan la cadena como un fraude.

Apelan a nuestra sensibilidad, nuestra solidaridad. Pero podemos reconocer los hoax. Las consecuencias de reenviarlos no son inexistentes. Primero, agotan la paciencia de los receptores. Hacen perder valor a los posibles mensajes reales, si es que existen. Congestionan los servidores, nos llenan de publicidad no deseada y demás basura. Hacen perder tiempo a quien lo manda y quien lo lee. Y le dan gusto al creador, que no se lo merece, sobre todo si es tan insensible de haber usado la historia de dolor de un niño, aunque ese niño nunca existiese.

Además, hay formas de adivinar que son un bulo. Normalmente no llevan datos verificables para confirmar la noticia, como un enlace a un medio de comunicación serio. Tampoco dan datos concretos sobre donde localizar a las autoridades encargadas de la búsqueda o la asistencia médica. Y sobre todo, vienen cargaditos de listas de direcciones de otras personas y la petición, en letras bien grandotas, de que se lo mandemos a todos nuestros contactos. Todos los signos del hoax.

Desapariciones y enfermedades graves

Hablan de raptos que acaban de suceder y llevan el mensaje desesperado de los padres, pero normalmente no habremos visto nada al respecto en las noticias.

Otros, horribles, se “adornan” con niños con enfermedades que han deformado su cuerpo o piden ayuda a donantes de sangre o a otras familias con esa rara enfermedad. A veces prometen que se donará dinero a los afectados cada vez que lo reenviemos.

Lo de las donaciones de sangre es especialmente sangrante, si me permitís el juego de palabras. Los hospitales tienen sus recursos para hacer llegar a la ciudadanía una posible necesidad de cierto grupo. Hay un niño en un hospital de Valencia, por ejemplo, que lleva años y años esperando sangre del grupo AB, aunque claro, a veces los datos van cambiando y sobre la misma foto se usan nombres y problemas diferentes.

Me da mucha rabia que se juegue así con la buena voluntad de los internautas y creo que es necesario dejar de hacernos cómplices de los que se burlan de la desgracia de los niños.

Romper las cadenas por respeto a los que sufren de verdad

Todo suele ser una gran mentira. Antes de reenviar ninguno de estos mensajes hay que verificar que son ciertos, si es que lo que he explicado deja alguna duda, con una búsqueda en internet. Se trata de una cuestión de seguridad de la red, pero también de respeto hacia los niños realmente en peligro y sus familiares. Lo solidario no es reenviar, sino verificar y romper la cadena.

Estos mensajes son, a veces, una burla cruel. Otras, una manera de conseguir direcciones a las que luego bombardear con spam. Y pueden, además, venir con el regalito oculto de un virus informático si te piden pinchar algún enlace sospechoso.

Pero sobre todo, los hoax sobre niños perdidos o enfermos me parecen un atentado contra los afectados realmente por algo tan terrible como un rapto o un diagnóstico mortal y contra el dolor de sus familias.

Sed solidarios con los que sufren, romped las cadenas de los hoax sobre niños perdidos y enfermos.

Más información | Rompecadenas




Grandes madres: Aurelia de los Cotta

Posted: 12 Feb 2011 12:54 PM PST

Dama romana

Siguiendo con la serie que me he propuesto compartir con los lectores sobre grandes madres y padres de la Historia, que fueron el canal necesario para que sus famosos hijos se desarrollaran plenamente, llego hoy a una mujer que siempre me ha resultado fascinante, aunque, por la lejanía, debamos observar las fuentes historiográficas con lógica cautela: Aurelia de los Cotta.

Aurelia, madre y educadora

La importancia de Aurelia en la formación del joven César será enorme, pues, hay que tener en cuenta, que su padre y otros miembros varones de la familia, permanecían poco en la ciudad dedicados a la guerra y la política. Su educación quedó en manos de Aurelia, de su tía Julia y de un preceptor privado llamado Grifón, galo pero con formación alejandrina, pero también a su espíritu autodidacta, convirtiéndose en uno de los hombres más cultos de su época.

Su importancia no solamente fue la de una madre entregada, conductora de la educación moral y académica de su hijo, también, como contaré en este relato, fue también la salvadora de la vida del joven Julio César.

La familia en la vida de Aurelia

Aurelia nació en Roma, en el 120 antes de Cristo. Su padre era el cónsul Lucio Aurelio Cotta y su madre, Rutilia, era hermana de un personaje tan impactante como Rutilio Rufo, uno de los pocos romanos que, exiliado, desestimó regresar a la ingrata ciudad y vivió en Oriente rodeado del cariño de los provinciales a los que había gobernado. Una familia de gran rectitud y enraizada en la ciudad y sus valores.

La madre de Aurelia, cuando quedó viuda, hizo algo no del todo aceptable para las costumbres de una matrona ejemplar, se casó de nuevo y además lo hizo con el hermano del difunto esposo, pero parece eso que no disminuiría su fama de honestidad ni se vio zaherida por ello por las malas lenguas romanas, que eran muy malas cuando el interés político lo hacía necesario.

foro romano

Aurelia se casó por debajo de sus posibilidades. Su familia no era de las más ricas de Roma, pero estaba mejor situada que los Julio César. Sin embargo, esa alianza matrimonial favorecería a la familia durante la época de Mario, ya que este estaba casado con una hermana de su esposo.

Aurelia tuvo tres hijos, siendo el menor un varón, quedando viuda cuando el muchacho tenía 16 años, encontrándose entonces en una posición vulnerable no solo por la viudez, sino también debido a que, el mayor enemigo de Mario, Sila, alcanzó el poder e lo hizo valer con dureza contra los que se le habían opuesto.

Tiempos peligrosos

En Roma la gente desaparecía, era asesinada y perdían sus propiedades. La guerra civil era muy violenta, y había llegado también dentro de los muros de la ciudad. Todos, todos, corrían peligro ante cualquier capricho del dictador o la avaricia de sus seguidores.

Pero los hermanos de Aurelia era silanos y eso supondría una tregua, además, una cosa era atacar a los enemigos políticos y otra a las familias famosas.

Las cosas podrían haber ido bien si el hijo de Aurelia hubiese sido más maleable. César no estaba dispuesto a ceder en algo que consideraba que menoscabaría su dignidad y esa circunstancia pronto se presentó. Sila quería algo de César y el adolescente se negó.

cesar

Su madre lo había educado con firmeza y cariño, quizá con poca ternura a nuestros ojos, pero si con una inquebrantable confianza en si mismo, su valía y su honor, virtudes que hacían de un romano un verdadero romano.

Un adolescente contra el hombre más poderoso del mundo

Quizá los valores aquellos no podamos transferirlos a nuestra vida completamente, pero si su esencia. César estaba casado con la hija Cornelio Cinna, uno de los compañeros de Mario. Y era, por ese motivo, peligroso. Sila estaba dispuesto a perdonarle la vida, pero la condición era clara, debía divorciarse de la muchacha inmediatamente a pesar de haberse contraído un matrimonio en la fórmula más sagrada entre los romanos patricios, el confarreatio.

Si César no se divorciaba de Cornelia, Sila, despiadado, cobraría una nueva víctima. Si Sila era desobedecido no solamente César, que se estaría así distinguiendo como enemigo, sino todos sus allegados, corrían peligro mortal. Sila no toleraba oposición alguna, ni mucho menos rebeldía. Ordenó que César fuera perseguido y muerto.

Aurelia salva a su hijo

Y entonces Aurelia, mujer pero valiente, formada en la tradición de las matronas romanas, acostumbradas a vivir a la sombra de sus padres, hermanos y maridos pero depositaria de la importantísima labor de educar a los hijos, tomó una decisión audaz. Si su hijo se negaba a ceder, ella lo apoyaría hasta el final.

Movilizó a toda la familia. A sus hermanos Cayo, Lucio y Marco Cotta. Al yerno de Sila, Mamerco. A las mismas vírgenes vestales, sagradas custodias del fuego del hogar de Roma. Y se presentaron ante el terrible dictador suplicantes, pidiendo el perdón para el muchacho rebelde.

Y Sila, no se sabe si complacido por el espectáculo o razonando, accedió al perdón aunque mandó al joven a seguir la carrera militar en Oriente, liberándolo, además, del cargo de Flamen Dialis, un sacerdocio que era incompatible con la profesión militar, necesaria para lograr la carrera política que ya ansiaba tener el muchacho.

César salvó la vida gracias a la acción valerosa e inteligente de su madre Aurelia Cotta, que, en contra de la lógica del momento, defendió lo que era casi un acto de traición al hombre más poderoso del mundo, pues su hijo era para ella intocable en su honor y decisiones. Confió en él y en lo que había hecho que fuera gracias a su educación durante los años precedentes, y gracias a ella Julio César pasó a la Historia.

No conservamos retratos de Aurelia, la joven matrona con la que ilustro el artículo no está identificada. César si es muy conocido y todo el Imperio se llenó de estatuas con su imagen.

El modelo de las grandes madres de la Historia

Si es cierta la anécdota que transmiten los autores romanos, con Aurelia Cotta, la confianza, la complicidad y el respeto de una gran madre hacia su hijo cambiaron una vez más la Historia. Me apasionan más estos modelos que los de las actrices y demás famosas que pasean su maternidad por las revistas, creo que tienen mucho que enseñarnos.

En Bebés y más | Grandes madres: Aurelia Cotta




Los famosos límites

Posted: 12 Feb 2011 10:16 AM PST

madre y bebé

Al hablar de límites, cuando queremos darles a nuestros hijos una crianza que respete sus necesidades, nos podemos encontrar con muchos dilemas. No queremos limitar su libertad de ser, ni el que sean capaces de confiar en nosotros, ni imponerles nuestras costumbres a costa de sus necesidades reales. Pero tampoco queremos confundirnos y criar salvajes sin respeto hacia los demás, ni empatía más que hacia si mismos, ni niños maleducados que no sepan comportarse.

Los límites, los famosos límites, se convierten, para muchos padres, en un problema. Marcar límites es algo que temen hacer, como si el guiar a sus hijos fuera equivalente a una crianza autoritaria. Desconocer la diferencia entre las necesidades reales y orgánicas y las secundarias es el gran dilema.

Es legítimo ese temor. Si sentimos que hemos crecido sin libertad y educados por el miedo y la amenaza, los límites asustan. Si no queremos eso para nuestros hijos podemos caer en el error de ignorar que los niños necesitan los límites para desarrollarse sanamente tanto como necesitan el respeto, la empatía y la libertad de ser niños y ser ellos mismos.

Límites orgánicos y límites culturales

Un bebé es pura necesidad instintiva. No hay que controlar su necesidad, ni verla como un intento de manipulación.

No ofrecerle la atención necesaria, no solamente en sus necesidades físicas de cuidado y alimentación, sino también las de contacto ilimitado, cariño, abrazos y caricias, puede dañarlos profundamente. Los bebés no piden nada que no necesiten, de hecho, lo que piden es estar pegados a nuestro cuerpo y recibir estímulos o reposo.

Para un bebé no hay límites, necesita brazos, pecho y entrega absoluta. Somos su hábitat y no es consciente de su existencia fuera de nosotros, como un ser con dos cuerpos, del que, al nacer, no se ha desgajado del todo psíquicamente. Todo en él es necesidad y expresión de necesidad.

Pero eso no quiere decir que vayamos a convertirnos en su reflejo, que cesemos toda actividad para estimularlos. No es bueno para el niño que sus padres la única experiencia que le ofrezcan sea pararse ante él y hacerle monerías. El bebé, colgado del cuerpo de la madre o del padre a veces, disfrutará también acompañándonos en la actividad diaria, el paseo, la organización del hogar y, como sucedía en otras culturas, en el trabajo.

Hoy, que los niños sigan a nuestro lado mientras trabajamos se ha hecho imposible en casi todas las actividades. Pero, más que eso, es preocupante el modelo de una sociedad hecha y pensada para el concepto de trabajo "masculino", con horarios larguísimos que impiden a los niños pasar la mayoría de su tiempo de vigilia con los padres y son atendidos por cuidadores en grupos, en vez de en forma individualizada.

Las necesidades del bebé no son limitables

Los organismos vivos poseen los impulsos necesarios para completarse y adquirir sus capacidades naturales, por eso, es muy importante dejar que los pequeños experimenten a través de sus actos. Pero para que el niño sea capaz de tomar las decisiones libres precisan de un entorno físico y conductual seguro, limitado, en el que ejercitarse, tanto en lo motor como en lo afectivo.

A medida que el bebé va creciendo descubrirá lo más importante que todos hemos descubierto en la vida, el yo. Y entonces empezará a mostrar nuevas aptitudes en su relación con el entorno y también nuevas necesidades más complejas que el contacto físico.

Empiezan entonces a aflorar, paralelamente a las necesidades básicas comunes a todos los seres vivos, necesidades substutivas y secundarias.

Límites y necesidad en los bebés

Veamos esto más claro con un ejemplo. El bebé que tiene hambre necesita imperiosamente ser alimentado. Retrasar la toma por motivos educativos o creencias incorrectas sobre el tiempo de digestión de la leche, solamente sirve para hacerle sufrir y puede distorsionar su manera de percibir incluso la manera en la que es contemplado.

Si su necesidad real, dolorosa, hambrienta, no se atiende, el bebé siente que su necesidad no es tan importante para la persona de la que depende para todo, su apetito se modifica, su confianza en el amor que tiene derecho a recibir disminuye y, digámoslo, ponemos además trabas para poder mantener la lactancia materna si es la forma de alimentación que les ofrecemos.

En la misma medida debemos plantearnos sus necesidades de compañía en el sueño o de ser tomado en brazos. No son cuestionables, no son, por supuesto, manipulaciones, son impulsos naturales que nacen de su interior puro e instintivo. Son buenas para ellos, les hacen crecer según la pauta que su propia naturaleza les marca.

Y mientras tenemos un bebé los límites son algo abstracto, tan culturalmente cuestionable, que no deberíamos planteárnoslos como algo que marcar, pues el mismo bebé conoce su cuerpo y su mente y está dotado de las herramientas para moverse en ellos. Ya habrá, además, muchas circunstancias imprevisibles, en las que limitaremos el cumplimiento inmediato deseable de esas necesidades sin tener que marcar pautas o tiempos a los brazos, el sueño o la leche.

Los famosos límites

Pero nuestro bebé crecerá, y nos encotraremos con la necesidad, la obligación como padres, de establecer límites, los famosos límites, construirlos de manera segura, explicarlos en cuanto sea accesible la información para la mente infantil, y más adelante, a medida que avanza la infancia, llegar a pactarlos para lograr dotar a nuestros hijos de la capacidad de construir una verdadera responsabilidad autónoma cuando se adentren en la adolescencia.

El bebé descubrirá que él no es su madre, tocará su cuerpo y el de ella, estableciendo los primeros límites con los que se enfrentará: su yo y el mundo. Y con esto, entraremos en una nueva fase en la que los límites irán cambiando. Veremos en el tema siguiente como descubrirlos junto a nuestros hijos y como comenzar a establecer externamente los límites necesarios aprendiendo a leer en el comportamiento de los pequeños.

En Bebés y más | Emociones, la asignatura pendiente, 10 cosas que yo le permito hacer a mi hijo, “Inocencia radical”, un libro de Elsa Punset, Diez cosas que queréis que aprendan vuestros hijos, Criar sin azotes: comunicación positiva VI, V, III, II, I, Niños sin límites (I), (II)




Messi se pone la camiseta contra el cáncer infantil

Posted: 12 Feb 2011 08:06 AM PST

messi contra el cáncer

Quedan pocos días para que se celebre el Día Internacional del Cáncer Infantil, el 15 de febrero, por ello os vamos a traer varias noticias referidas a esta enfermedad. Son muchas las asociaciones y las personas involucradas en que cada vez más niños sean tratados con éxito y superen el cáncer.

La Fundación Leo Messi, junto a la Organización Social Team de trabajo social, se han unido a la lucha contra el cáncer infantil que viene llevando a cabo la Fundación Natalí Dafne Flexer, organización creada por la madre de Natalí en recuerdo de su hija, joven fallecida por la enfermedad.

De esta forma, la imagen del propio Leo Messi con una camiseta blanca, con el logo de su Fundación y el signo en recordatorio del 15 de febrero, Día Internacional del Cáncer Infantil, apuntan a difundir el mensaje de lucha por el que se viene luchando en favor de los niños con cáncer.

La Fundación Flexer, de origen argentino, pide que este día vea a la mayor cantidad de personas en la calle, con su propia camiseta blanca puesta, en recordatorio no solo de los jóvenes que han fallecido por tan dura enfermedad, sino también por los que aun siguen luchando en contra de ésta.

Así que la Fundación, junto a Leo Messi, se ponen la camiseta contra el cáncer: el 15 de febrero invitan a todas las personas que deseen a salir a la calle con su camiseta blanca, de un tono blanco esperanza, como signo de acompañamiento por los niños que enfrentan la enfermedad.

Sitio Oficial | Fundación Leo Messi, Fundación Flexer
En Bebés y más | Hoy se celebra el Día mundial contra el cáncer, “Eat for Goals!”, los futbolistas enseñan una alimentación sana, El fútbol promueve la lactancia




La cirugía fetal reduce las complicaciones de espina bífida

Posted: 12 Feb 2011 06:02 AM PST

feto

La cirugía del bebé dentro del vientre materno ha experimentado grandes avances en los últimos años. Uno de los últimos hallazgos es que la cirugía fetal reduce las complicaciones de espina bífida.

La espina bífida es una malformación congéntia que se produce en los primeros estadios del embarazo caracterizada porque el tubo neural, que alberga el sistema nervioso central, no se fusiona correctamente y la columna vertebral no se cierra del todo. Puede ser un defecto muy leve que no causa problemas hasta una condición severa que provoca daños neurológicos, parálisis muscular e hidrocefalia.

Un estudio en el que participaron 200 embarazadas cuyos bebés habían sido diagnosticado de mielomeningocele, la forma más grave de espina bífida, asegura que la cirugía intrauterina se muestra como una solución eficaz para reducir las complicaciones de la espina bífida aumentando la probabilidad de que el niño pueda caminar sin ayuda y con un menor riesgo de desarrollar hidrocefalia.

De hecho, después el estudio se suspendió después del participante 183 debido a los buenos resultados obtenidos.

Sin embargo, la cirugía tiene contraindicaciones tanto para el bebé, pues eleva el riesgo de nacimiento prematuro, como para la madre que puede sufrir un desgarro en el útero por la incisión.

En España se han realizado tres cirugías fetales de espina bífida. La lesión no desaparece con la intervención pero sí puede llegar a reducir las secuelas y su intensidad, por lo que es una alternativa a tener en cuenta cuando existe este diagnóstico. Incluso, los expertos opinan que se consolida como una alternativa al aborto.

Vía | ABC
En Bebés y más | Nació el bebé operado de espina bífida dentro del útero, Más avances en cirugía fetal




El Gran libro de Bob Esponja con olores

Posted: 12 Feb 2011 01:00 AM PST

El Gran libro de Bob Esponja

¿A qué huelen la piña del fondo del mar, las “cangreburguers” o los campos de medusas? Algunos de estos misterios los desvela el Gran libro de Bob Esponja, que incluye páginas con olores del mundo submarino de Fondo de Bikini.

El libro presenta las situaciones más divertidas y alocadas propias de estos dibujos, con actividades de los personajes favoritos de los niños en 80 páginas.

Una esponja de mar que vive en una piña, tiene como mascota al caracol Gary y mejor amigo a la estrella Patricio, que trabaja de cocinero junto a un pulpo malhumorado y un cangrejo avaricioso es el surrealista planteamiento de esta insólita serie que se ha convertido en un éxito.

En el libro, como en cada capítulo de la serie, de la que me confieso seguidora, conocemos a los personajes y entendemos por qué Bob Esponja es tan adorable:

Es lo más optimista, formal y bien intencionado que puede llegar a ser una esponja de mar; pero, a pesar de su buena voluntad, es de los que se meten sin querer en grandes líos, arrastrando ge- neralmente también a los que le rodean. Cuanto más se esfuerza por arreglar las cosas, peor le salen… Es lo que llamamos un desastre. Sin embargo, Bob Esponja siempre mira el lado bueno de la vida, y esa manera tan positiva y entusiasta de verlo todo lo convierte en un personaje absolutamente adorable.

El Gran libro de Bob Esponja con olores está editado por Medialive en la colección Activa, encuadernado con tapas duras, tiene 80 páginas y cuesta 16 euros.

Sitio Oficial | Medialive
En Bebés y más | Libro con olores: “Carla, buenas noches”, Bob Esponja, todo un ídolo de masas (pequeñas), A la venta el CD con “Los Grandes Éxitos de Bob Esponja”




Los niños peor alimentados son menos inteligentes

Posted: 12 Feb 2011 12:00 AM PST

Obesidad en niños pequeños: síntomas y consecuencias que puede presentar.

La alimentación no sólo es básica para un buen nivel físico, la inteligencia también está vinculada en cierta manera a lo que comemos, y cómo “alimentamos” al cerebro. Un nuevo estudio ha revelado que los niños con mayor grado de consumo de alimentos altos en grasas, azúcares y procesados presentan cocientes intelectuales más bajos.

El estudio, realizado por científicos de la Universidad de Bristol, en el Reino Unido, revela así mismo que los efectos cognitivos derivados de los hábitos de alimentación presentes en los tres primeros años del niño persisten posteriormente, aunque dichos hábitos hayan sido modificados más tarde.

Para el estudio se utilizaron datos del Avon Longitudinal Study of Parents and Children (ALSPAC), en el que se registró información sobre la salud y el bienestar de 14.000 niños nacidos entre 1991 y 1992, y también la Escala de Inteligencia de Wechsler para Niños, con la que se midió el CI de los niños analizados cuando éstos tenían ocho años y medio.

Los resultados obtenidos demostraron que los niños que, hasta los tres años, habían seguido una dieta con predominio de alimentos procesados, presentaban una reducción de 1,6 puntos en el CI. Por el contrario, una dieta saludable a los tres años supuso hasta 1,2 puntos de ascenso en el cociente intelectual de los pequeños.

En la investigación se constató que unos buenos hábitos alimenticios de los niños pequeños (arroz, pasta, pescado, fruta, verdura…) estaban relacionados con un mayor CI.

La explicación radica en que el cerebro crece rápidamente durante los tres primeros años de vida, por lo que es posible que una buena nutrición durante este periodo resulte crucial para el óptimo desarrollo del cerebro.

Por todo ello, pero sobre todo porque queremos que nuestros hijos crezcan sanos, os recordamos el decálogo para una alimentación infantil sana.

De modo que la denominada “comida basura” o “comida chatarra”, los alimentos procesados, altos en grasas y azúcares podrían influir en la inteligencia de los niños, impidiendo un mejor desarrollo, aunque es evidente que otros muchos aspectos influyen en este ámbito.

Vía | Tendencias 21
Más información | Journal of Epidemiol and Community Health
Foto | Joe_13, Flicker Licencia CC
En Bebés y más | Errores comunes en la alimentación de niños “mal comedores”, Educa el sentido del gusto de tu hijo, Si no le gusta la verdura es por instinto




Fin de semana y a las 7:00 arriba‏

Posted: 11 Feb 2011 10:00 PM PST

no-me-despiertesss.jpg

Dormir toda la noche o dormir hasta que uno quiera es algo que los padres recordamos sólo de épocas pasadas. Pronto, al tener un hijo, te das cuenta de que los horarios ya no los marcas tú y que da igual que sea lunes o sábado. Si toca levantarse, toca levantarse.

Durante el tiempo en que ninguno de nuestros hijos iba al colegio no había demasiado problema, porque nos acostábamos todos cerca de las once de la noche y los niños se despertaban hacia las nueve o diez de la mañana (con sus despertares nocturnos, claro), fuera día laboral o festivo. Sin embargo, al empezar el cole el mayor se produjo un ajuste de horario que hizo que la hora de ir a dormir se adelantara y, en consecuencia, la hora de despertarse.

Sin embargo, los adultos, tendemos a relajarnos cuando llega el fin de semana y aprovechamos para ir a dormir un poco más tarde, pensando (ilusos) que luego dormiremos más por la mañana. Como esto no sucede, es para fotografía la cara que se nos queda cuando nuestro hijo se levanta, pregunta si ya es de día y, al mirar el reloj, nos damos cuenta de que son poco más de las siete de la mañana.

Así que no queda más remedio, te levantas con la sábana casi pegada, los ojos llorosos, el equilibrio desequilibrado y el deseo de que pasen diez años y puedas dormir a pierna suelta. “Tonto”, te dices después, de aquí a diez años te despertarán antes aún, a las cinco o las seis de la mañana, porque será cuando lleguen de la calle, eso si has dormido.

La opinión de mis amigos

La opinión de mis amigos al respecto (o dicho de otro modo, cómo cambia la película según tengas hijos o no) es dispar. Un amigo me dijo un día, con un enfado considerable mientras lo recordaba, lo harto que estaba de que los hijos de su vecino de arriba se levantaran a las siete de la mañana los sábados y los domingos: “Que se levanten a esa hora entre semana vale, pero coño, el fin de semana que se estén en la cama más rato, que nos despiertan a nosotros“. Mi cara, claro, la de un poema sin rima. ¿Cómo le explico yo a este que los niños no saben de fines de semana?, pensé, y como no vi manera de hacerlo, pues no lo hice. Ya se enterará, ya, cuando sea padre.

Otro de mis amigos me dijo algo similar: “No veas el ruido que hace el niño de los de arriba por la mañana, me tiene harto“. Lo del primero es grave, por no saber entender el mundo de los horarios infantiles, pero lo del segundo es de juzgado de guardia porque él es padre, de una niña, que hasta el momento no hacía demasiado ruido pero que, al crecer, se está destapando (y seguro que iguala ya a su vecino de arriba).

Al menos que hagan poco ruido

De todas maneras, en algo les doy la razón, hay gente que no tiene en cuenta la hora que es y, si sus hijos se han levantado, ancha es Castilla.

Yo, que en cada entrada de las que escribo acabo metiendo la palabra “respeto”, aunque vaya con calzador (creíais que esta vez no la diría, ¿eh?). En fin, a lo que iba: Yo, que tengo muy presente que a las siete de la mañana de un sábado hay gente durmiendo y que trato siempre de no hacer lo que no me gustaría que alguien me hiciera, intento inculcar a mis hijos ese respeto por los vecinos.

“Shhh! Silencio, que los vecinos duermen… si hacéis ruido se van a despertar asustados diciendo ‘¿¡Qué pasa!?, ¿¡Qué pasa!?’, así que mejor no hagáis ruido” y se me quedan los dos (sobretodo Jon, que me entiende más) preocupados tratando de no hacer demasiado ruido. Entonces buscamos algo que hacer que no suponga tirar, romper, lanzar, chillar, saltar, correr, caer, reír, llorar, etc. tan simple como desayunar o ver la tele (todo es poco con el fin de procurar el descanso a los vecinos de esa nuestra comunidad, aunque a ellos les importe menos nuestro descanso a veces).

En fin, el caso es el que comento: Sábado, Domingo, esos días que se inventaron para descansar y tus hijos no perdonan.

Foto | Me and the sisop en Flickr
En Bebés y más | Las madres primerizas duermen suficiente, pero mal, Dar el pecho no supone dormir menos