Todo para Bebe: Afianzamiento espontáneo: otra oportunidad al lactante que se agarra mal al pecho

miércoles, 2 de febrero de 2011 |

Todo para Bebe: Afianzamiento espontáneo: otra oportunidad al lactante que se agarra mal al pecho


Afianzamiento espontáneo: otra oportunidad al lactante que se agarra mal al pecho

Posted: 02 Feb 2011 08:35 PM PST

bebe-al-pecho.jpg

Hace unas semanas explicamos por qué algunos bebés no logran un buen agarre al pecho, siendo las causas más comunes la falta de contacto piel con piel nada más nacer, que permitiría que se llevara a cabo la primera toma antes de separar al bebé de su madre, la sedación en el bebé secundaria a la administración de medicación en la madre durante el parto y la administración de algún biberón o chupete los primeros días que podría originar confusión en el bebé.

Sea cual sea la causa, una vez que el bebé se agarra mal puede ser difícil corregir la posición y suele suceder que a la madre se le hacen grietas, que normalmente son muy dolorosas, que el bebé no mame bien y que no saque suficiente leche, que llegue incluso a llorar de hambre y que la madre acabe llorando también de dolor, por ver llorar a su hijo y por darse cuenta de que no está disfrutando de algo que debería ser precioso (me he puesto en el peor de los casos, que no siempre sucede, pero que es común… algunos bebés engordan perfectamente sin quejarse demasiado y sin embargo la madre sufre dolor por una mala posición).

Cuando esto sucede hay una técnica que se utiliza mucho y que me encanta, porque no la lleva a cabo ni el profesional, ni la madre, sino el bebé, que se conoce como afianzamiento espontáneo y que viene a ser la manera de decirle al bebé: "mama tranquilo, poco a poco, con calma, y hazlo como sólo tú sabes".

Los bebés nacen sabiendo mamar

Los bebés nacen sabiendo mamar perfectamente. Tanto es así que no sólo son capaces de abrir la boca y succionar para conseguir su alimento, sino que tienen la capacidad de reptar y moverse sobre el abdomen y el pecho de su madre para llegar al pezón, guiados sobretodo por el olor y un poco por el color oscuro que contrasta con el resto de la piel (para eso se oscurecen los pezones durante el embarazo).

Una imagen vale más que mil palabras, así que mirad este vídeo y lo comprenderéis:

Bien, pues ese instinto de succión con el que vienen equipados les dura unos 3 ó 4 meses, tiempo que puede ser aprovechado si en algún momento algo se ha hecho mal y el bebé ha aprendido a mamar de otra manera por la razón que sea.

Aparecen los problemas con la lactancia

Digamos que alguien le puso un chupete o un biberón, o una sonda por la boquita y el bebé aprendió que lo que entra por la boca no es como esperaba, cambiando su manera de succionar. Digamos que simplemente estuvo tanto tiempo separado de su madre que se quedó dormido y tardó en mamar el tiempo suficiente como para hacer un agarre diferente al esperado, aprendiendo a hacerlo mal desde el principio.

Llegan las grietas, el dolor, el malestar físico y emocional, la falta de confianza en una misma, las dudas, los consejos de todo el mundo que lejos de ayudar se convierten en lanzas irritables que la madre no quiere escuchar e incluso llega ese momento en que la madre empieza a odiar el reloj porque ve que se acerca el momento de darle el pecho a su hijo.

Aparecen las soluciones

Entonces empiezan a aparecer soluciones como suplementos, pezoneras, leche artificial o destete y junto a ellas los comentarios de apoyo y de rechazo ante cada nueva decisión.

En esa oleada de ideas que pueden o no funcionar aparece una poco utilizada (cada vez más, sobretodo en los grupos de apoyo) que sorprende porque, como he dicho, no la lleva a cabo el profesional o la asesora, ni siquiera la madre. Es el bebé el que da la solución: el afianzamiento espontáneo.

La técnica de la no técnica (TNT)

Hace tres años, cuando hice el curso de asesoras de lactancia nos explicaron la técnica del afianzamiento espontáneo con mucha ilusión, ya que se trataba de algo muy desconocido en nuestro país que se estaba empezando a utilizar en los grupos de apoyo.

criticas-med1.jpg

Nos mostraron vídeos y nos explicaron de qué se trataba y todos los que ahí estábamos nos quedamos ojipláticos (o ojillorosos), al ver a bebés cuyas madres ya habían casi tirado la toalla (o que ya la habían tirado) cogiéndose de repente al pecho y mamando como si lo hubieran hecho siempre.

En ese momento le llamaron la técnica de la no técnica (TNT), porque era un método en el que, por primera vez, nadie tenía que hacer nada. Fuera manos, nada de tocar al bebé, ni su cabeza, ni sus labios para que los abra, ni ponlo así ni ponlo asá. El bebé sólo ante el pecho de su madre invitado a mamar. ¿Lo más sorprendente? Que funciona.

Tiempo después el nombre cambió a afianzamiento espontáneo, más técnico y definitorio que el anterior y así se sigue conociendo hoy en día.

En qué consiste el afianzamiento espontáneo

El afianzamiento espontáneo consiste en decirle al bebé, con nuestros actos, que puede volver a sus orígenes. Que olvide lo que ha aprendido el tiempo que ha estado afuera y que lo sentimos mucho, pero no hemos sido capaces de enseñarle bien, así que debe ser él quien tome las riendas y se coja al pecho tal y como ya sabía al nacer. Yo suelo decir a las madres que es como hacer un "Reset" a lo que el bebé ha aprendido con respecto a la lactancia para decirle "empieza de nuevo".

Para volver a los instintos más mamíferos del bebé es necesario actuar como tal, así que lo ideal es que la mamá se quite la ropa de cintura para arriba y que se la quite también a su bebé (dejando el pañal, que tampoco es plan que correr riesgos innecesarios).

La mamá se sienta cómoda inclinada unos 45º (posición de semisentada) y se pone al bebé encima bocabajo, del mismo modo que las madres de los prematuros realizan el Método Madre Canguro.

Debe hacerse en un momento en que el bebé no tenga hambre, porque de ser así no funcionará.

En esa posición la madre debe olvidar casi el objetivo y dedicarse, simplemente, a disfrutar del contacto con su bebé. Acariciarle, susurrarle… amarle.

Pasado un rato, quizás diez minutos, quizás una hora, el bebé empieza a notar hambre y conocedor de la posición en que se encuentra empezará a moverse en busca del pecho. Estando en el centro tiene dos donde elegir, así que él mismo se dejará caer hacia uno de ellos. Este es el único momento en el que la madre debe intervenir activamente, no para guiarlo, sino simplemente para evitar que el bebé se caiga, parándolo con los brazos.

Entonces el bebé empezará a hacer movimientos con su cuerpo y sus piernas para deslizarse a través del cuerpo de su madre en busca del pezón.

criticas-med2.jpg

Poco a poco llegará a él y será entonces cuando empiece a mover la cabeza para acercar su boca al pecho de su madre. Cabeceará, fallará, abrirá la boca y tratará de succionar zonas que no son. Incluso puede ser que utilice sus manos para tratar de preparar el pecho en la dirección adecuada. Finalmente, orientará la boca hacia el pezón y ¡flas! (no sabía qué onomatopeya utilizar), el bebé estará mamando bien ante la perplejidad de su madre.

No es matemático, no tiene un éxito asegurado, pero sí funciona en muchas ocasiones. Gracias a esta toma concreta en que el bebé vuelve a aprender a mamar, el resto de tomas serán más satisfactorias.

Por supuesto no tiene que hacerse en cada toma, pues el bebé aprende a mamar bien de nuevo, pero sí puede ser útil para la mamá colocarlo más o menos del mismo modo: sentada en 45º, el bebé encima de la barriga ya orientado al pecho y dejarle unos minutos o segundos para que sea él quien se coja.

Una vez la toma está siendo correcta, pueden utilizarse cojines para "fijar" al bebé, pero no antes, pues limitan la libertad de posiciones.

¿Mamará siempre bien?

Pues a saber. Lo bueno que tiene esta técnica es que puede hacerse tantas veces como se quiera. Hay madres que explican que pasado un tiempo el bebé empieza a coger algunos vicios y a mamar un poco peor. En estos casos se recomienda realizar la técnica del afianzamiento espontáneo de nuevo (de igual modo que pulsamos el "reset" del ordenador cada vez que creemos que es necesario).

¿Hasta qué edad puede realizarse?

Como ya hemos comentado, los bebés tienen un fuerte instinto de succión al nacer que poco a poco van perdiendo. Es difícil poner cifras a algo así, pero parece que existe algo de consenso en afirmar que hacia los 3-4 meses los bebés van perdiendo esa capacidad de mamar bien.

Existen casos de madres que dan biberón a bebés de dos y tres meses, casi desde el nacimiento, que han conseguido un agarre correcto gracias a esta técnica, pero no puede afirmarse que vaya a suceder siempre, ni mucho menos.

Ante casos así sólo hay una recomendación: inténtalo. No se pierde nada y lo peor que puede pasar es que pases un buen rato disfrutando del contacto con tu bebé, que no es poco.

Fotos | Raphael Goetter, moppet65535, Daquella manera en Flickr
Vídeo | YouTube
En Bebés y más | Por qué muchos niños no se cogen bien al pecho, Gatear para mamar, un vídeo sobre el poder del instinto humano, El V Congreso Español de Lactancia Materna al detalle




¿Yoga para niños?

Posted: 02 Feb 2011 03:25 PM PST

yoga-para-ninos-o-maltrato.jpg

Parece que para hacerse notar y conseguir llamar la atención de la gente se está empezando a utilizar el maltrato físico y psicológico a los niños de manera pública.

Tras ver cómo depilan las cejas a una niña de cinco años y leer a una madre explicar las excelencias de su modo de criar con continuas vejaciones hacia sus hijas se le suma ahora una profesora rusa de yoga que explica y muestra lo beneficioso que es para los bebés hacerlos casi volar por los aires, girarlos, menearlos, vapulearlos y no sé cuántos verbos más que no suelen estar relacionados con la vida de un bebé.

La profesora se llama Lena Fokina y ante los comentarios negativos que ha recibido al hacerse públicas las imágenes de sus terapias se defiende explicando que se trata de un sistema de yoga para niños utilizado en Rusia desde hace más de treinta años:

¿Acaso no se dan cuenta de que los bebés no lloran, que incluso en ocasiones ríen? Este sistema fue utilizado en Rusia durante más de treinta años y los niños están vivitos y coleando. Si quiere más pruebas, vengan a visitarnos.

Al parecer sí es cierto que algunos maestros de yoga utilizan estas técnicas en bebés. Lena explica que las articulaciones o extremidades de los bebés no están expuestas a riesgos y añade que no hay peligro porque “tengo manos fuertes“. Según explica sus métodos son recomendables porque gracias a este tipo de yoga “los bebés terminan aprendiendo mucho más rápido a leer, escribir, hablar y nadar“.

Personalmente me parece muy bien que tenga las manos más fuertes del mundo y que el niño no tenga peligro de salir volando, pero no es eso lo que más preocupa (sólo faltaba que de vez en cuando se le cayera algún niño), sino el riesgo de que un bebé sufra el llamado síndrome del bebé zarandeado, en que un bebé puede sufrir lesiones cerebrales (hemorragias) al ser sacudido con violencia. No es que crea que haya un riesgo elevado, pues no es lo mismo sacudir a un bebé repetidamente, que moverlo velozmente con diversos giros y cabriolas, pero a estas maniobras no les veo beneficio alguno y sí demasiados riesgos.

Si queréis ver cómo lleva a cabo sus artes podéis hacerlo en el siguiente vídeo:

Como dice una amiga mía: “cada vez me dan más ganas de irme a vivir al campo y desaparecer…”.

Vía | Me crecen los enanos
Foto | Telecinco
En Bebés y más | Revisión bibliográfica sobre el Síndrome del bebé zarandeado o sacudido, Nunca sacudas a un bebé, Fotos de niños volando en flickr, Ser papá: “coge bien al niño que se te va a caer”




"Llegué de...", libros infantiles sobre la adopción

Posted: 02 Feb 2011 10:28 AM PST

llegue de... adopcion

Cada vez es más frecuente la adopción de niños y niñas de otros países, y muchos padres se apoyan en textos infantiles para explicar su origen a los pequeños. Precisamente estos libros infantiles sobre la adopción nacen con el objetivo de orientar y acompañar a los padres en el momento de explicar a un hijo que es adoptado.

Se trata de una colección titulada “Llegué de…”, dedicada a varios países y que tiene como subtítulo “Cuéntame mi historia”.

En cada cuento, los padres van explicando en primera persona el proceso de adopción, desde los momentos en que deseaban tener un hijo y finalmente saben que lo han conseguido, hasta el viaje al país de origen del niño o niña y la vuelta a casa todos juntos.

Son libros recomendados a partir de los cinco años, y de momento se han publicado las historias de “Llegué de…” China, Colombia, Etiopía, Nepal, Rusia, Ucrania.

Éste es un fragmento del libro dedicado a Rusia:

Cuando tú aún no habias nacido, tu madre y yo ya pensábamos en tener un segundo hijo: lo tendríamos e iríamos a buscarlo a Rusia. Ya nos sentíamos encintos de ti. Ya estabas en nuestro interior.

Además de la emotiva explicación del amor que se siente por los hijos incluso antes de conocerlos, cada libro incluye información adicional sobre costumbres, geografía y vocabulario de los países en cuestión, con el objetivo de dar a los niños una primera aproximación a sus orígenes.

Los libros infantiles sobre la adopción “Llegué de…” están editados por La Galera, y cuesta 6’20 euros cada ejemplar de 32 páginas, con las bonitas ilustraciones de Luci Gutiérrez.

Vía | Aula intercultural
Sitio Oficial | La Galera
En Bebés y más | "Hijos de colores", bonito libro ilustrado sobre adopción, La orientación sexual de los padres adoptivos no influye en el desarrollo emocional de los hijos, La adopción: una tendencia que enriquece la población española




La mayoría de los niños empiezan la escuela infantil antes del año

Posted: 02 Feb 2011 08:00 AM PST

escuela

La semana pasada lanzábamos una encuesta entre nuestros lectores para conocer la edad a la que vuestros hijos empezaron la escuela infantil y el motivo principal por el cual decidisteis que asistiera.

Según los resultados de la encuesta, la mayoría de los niños empiezan la escuela infantil antes del año de edad y el principal motivo es la incorporación de la madre al trabajo.

Un 36 por ciento de los pequeños empiezan antes del año. Concretamente lo hacen un 19 por ciento entre los 4 y los 6 meses, período en el que finaliza la baja por maternidad, un 16 por ciento entre los 7 y los 11 meses, mientras que el 1 por ciento restante ha empezado antes de los cuatro meses.

Un 32 por ciento empiezan entre el año y los dos años de edad, sin grandes diferencias dentro de este período. Vemos que un 12 por ciento empezó entre los 12 y los 15 meses, un 11 por ciento entre los 16 y los 20 meses, mientras que un 9 por ciento entre los 21 y los 24 meses.

Un 16 por ciento de los niños empezaron la escuela infantil recién en el último año del primer ciclo de infantil, entre los 2 y 3 años. El motivo principal por el que los padres consideraron que empezaran en esta etapa fue para que estén con otros niños de su edad.

Por cierto, la segunda razón más importante por la que los niños empiezan la escuela infantil (30 por ciento) detrás de la incorporación de mamá al trabajo (34 por ciento). Sin embargo, sólo en un 2 por ciento de los casos el motivo fue la incorporación de papá al trabajo con lo que podemos ver lo desequilibrada que está la balanza en este sentido.

Otros de los motivos fueron que no hay ninguna otra persona, aparte de mamá y papá, que pudiera cuidarlo (13 por ciento), mientras que otros (4 por ciento) lo hicieron para preparar al niño para la escuela "de mayores" y muy pocos (sólo el 1 por ciento) porque trabajan en casa pero no pueden cuidar al bebé.

De todos los encuestados, un 16 por ciento ha respondido que su bebé no ha ido a la escuela infantil. Consideran preferible que el niño esté al cuidado de sus padres, abuelos, familiares o cuidadores sin asistir a la guardería.

Los resultados han sido lo esperable, un reflejo de lo que vemos en nuestro entorno. Que la mayoría de los niños empiece la escuela infantil antes del año es consecuencia de la pésima política de conciliación laboral que impide que quienes lo deseen puedan estar más tiempo en casa con sus hijos durante los primeros tres años.

Aprovechamos para agradecer una vez más vuestra participación en nuestras encuestas que nos permiten tener una visión más real de vuestros hábitos y opiniones.

Foto | Scott & Elaine van der Chijs en Flickr
En Bebés y más | Resultados de la encuesta: la mayoría de los bebés van a la escuela infantil, ¿En la guardería o en casa?




Calendarios infantiles para imprimir

Posted: 02 Feb 2011 07:00 AM PST

calendario

Ayer he encontrado por casualidad un recurso muy entretenido que a mis hijas les ha encantado, especialmente ahora que están aprendiendo los meses, las semanas y las estaciones del año.

Son calendarios infantiles para imprimir, que al igual que los dibujos para imprimir se pueden colorear y decorar a gusto de cada uno, pero tienen la ventaja que al ser calendarios podemos exponerlos durante un mes entero en algún sitio especial de la casa.

Hay diferentes motivos con los personajes infantiles preferidos por los niños como Bob Esponja, Pat el Cartero, Ben 10 o los infaltables de Disney como Mickey Mouse, Pato Donald o Toy Story.

Ayer hemos decorado el del mes de febrero y han decidido ir marcando con un sellito los días que pasan. Así, saben el día en que estamos, qué día es mañana, el próximo, y empiezan poco a poco de una forma lúdica a comprender la noción del tiempo.

Más información | Calendarios para imprimir




Situaciones que pueden favorecer la obesidad

Posted: 02 Feb 2011 06:45 AM PST

viendo tv

Una de las preocupaciones de la sociedad actual es el creciente número de personas de todas las edades que presentan obesidad. Desde la infancia, podemos procurar que nuestros hijos lleven unos hábitos de vida saludables para prevenir el exceso de peso, ya que la obesidad a edades tempranas puede arrastrarse hasta la edad adulta.

Existen ciertas situaciones que pueden favorecer comer más de lo necesario, sumando calorías poco a poco y haciendo que nuestros hijos (y la familia al completo) tengan más riesgo de desarrollar obesidad, con las complicaciones para la salud que ello podría acarrear.

Estas son algunas de estas situaciones cotidianas que deberíamos cuidar o limitar para que no se produzcan habitualmente:

  • Comer mientras se hace otra cosa (ver la televisión, pasear, estudiar). En estas situaciones es más fácil no darnos cuenta de que ya estamos saciados. Además, es recomendable comer en familia charlando, sin distracciones más allá de nuestra conversación, un momento para disfrutar con nuestros hijos.
  • Tomar por norma un postre lácteo o un pastel después de una comida normal, incluida la fruta de postre.
  • Cuando empezamos a ir al cine en familia, habrá que evitar que "lo habitual" sea entrar al cine con un montón de palomitas, refrescos y chucherías.
  • Comer fuera de casa los fines de semana cediendo a la tentación de comer más de lo habitual, pidiendo más menús…

obesidad-infantil

  • Hacer varios viajes a la nevera por aburrimiento o ansiedad, picoteando chocolate, golosinas o cualquier alimento.
  • Picotear en lugar de comer cuando se tiene hambre.
  • Elegir un postre lácteo en lugar de fruta, que puede estar muy bien de vez en cuando, pero que elimina una pieza de fruta al día (o dos, si se incluye la cena…) si se hace siempre.
  • Abusar del pan de molde y bollería en las meriendas o almuerzos de media mañana.

Está claro que porque de vez en cuando nos veamos en alguna de estas situaciones nuestros hijos no van a ser obesos, pero sí son situaciones que vividas de manera habitual como norma, y más si se acumulan varias de ellas, podrían favorecer el sobrepeso.

Previniendo la obesidad desde la infancia prevenimos también diversas enfermedades asociadas al exceso de peso y nuestros hijos crecerán más sanos y evitando estas situaciones que pueden favorecer la obesidad.

Vía | Perseo
Fotos | jerine y colros en Flickr
En Bebés y más | El 10% de los niños de 3 a 12 años son obesos, Las frutas en la alimentación infantil, Campaña europea para una dieta sana: “¡Come, bebe, muévete!”




Conocer el sexo del bebé en la primera ecografía

Posted: 02 Feb 2011 04:30 AM PST

ecografía

Recién nos pueden confirmar si tendremos niño o niña cuando la imagen del ultrasonido permite identificar los genitales del bebé, normalmente en el segundo trimestre de embarazo, pero aunque no lo sabíamos hasta ahora, también se podría conocer el sexo del bebé en la primera ecografía.

Lo más frecuente es que se realicen tres ecografías a lo largo del embarazo: en el primer trimestre alrededor de la semana 12, en el segundo trimestre en la semana 20, y en el tercer trimestre alrededor de la semana 36. En algunos casos, también se realiza una primera ecografía para confirmar el embarazo en las primeras semanas de gestación, en la cual se observa la implantación, los latidos cardíacos y el número de embriones.

Sin embargo, una investigación realizada en Canadá por el ginecólogo Saad Ramzi asegura que en la primera ecografía puede encontrarse un marcador que determine el sexo del bebé con un 97% de fiabilidad aunque no se vean sus genitales. La clave está en la posición de la placenta respecto del feto.

Analizó las ecografías realizadas a más de 5.376 embarazadas, de las cuales a un 22 por ciento se le practicó una ecografía transvaginal a las 6 semanas de gestación.

Encontró que el 97,2 por ciento de los niños presentaba la placenta o las vellosidades coriónicas (tejido que colabora en la formación de la placenta) en el lado derecho del útero, mientras que el 97,5 por ciento de las niñas la tenían a la izquierda.

Más tarde, entre las semanas 18 y 20 de gestación, mediante ecografía transabdominal se confirmó el sexo de los bebés un 98-99 por ciento de los casos, ratificando lo que había observado semanas antes.

No se sabe por qué los embriones de sexo masculino podrían implantarse en un lado del útero y los femeninos en otro, y aunque hay mujeres que prefieren no conocer el sexo del bebé hasta el momento del parto, el método Ramzi, según el propio investigador, se puede considerar “altamente efectivo” para conocer el sexo del bebé en las primeras semanas de embarazo.

Vía | Obgyn
Foto | jessica.diamond en Flickr
En Bebés y más | Análisis de sangre para saber el sexo del bebé a la 8va semana de embarazo, Test para saber el sexo del bebé a las 10 semanas




Resumen de la semana del 26 de enero al 1 de febrero en Peques y Más

Posted: 02 Feb 2011 02:30 AM PST

kid shoelace

Esta semana en Peques y Más, el blog que se dedica a los niños con edades entre los cinco y los doce años, os hemos presentado un estudio que muestra que los niños dominan la tecnología pero no saben hacer algunas cosas básicas. Se acerca la Primera Comunión y hay que prepararse para el evento una vez que los comercios despliegan sus catálogos. También hemos presentado cómo el Gobierno mantiene su apuesta por las TIC en los colegios y os recordamos a KicoNico, la creación más versátil de Imaginarium.

Un reciente estudio llevado a cabo entre más de 2.000 niños, de entre 2 y 5 años de edad y que proceden de 10 países, muestra que los peques se sienten más cómodos con el uso de Internet y conocen mejor las nuevas tecnologías y el uso de éstas, que otras cosas más típicas y básicas como montar en bicicleta, nadar o atarse los cordones de los zapatos.

La Primera Comunión en El Corte Inglés se lanza con un catálogo lleno de trajes de comunión para niñas y niños. El objetivo es salir del Centro Comercial con toda la solución completa: desde el traje, hasta los complementos, pasando por la peluquería, los álbumes, los libros personalizados y los reportajes fotográficos.

En el cine hemos recuperado una película ideal para niños, Como perros y gatos, la venganza de Kitty Galore que les hará pasar más de una hora de diversión y con unos efectos especiales muy logrados.

Os presentamos Fecyt que incluye en sus páginas web conocimientos y contenidos interesantes sobre ciencia y tecnología al alcance de todos. También recordamos que el gobierno mantiene su compromiso para seguir impulsando el desarrollo de servicios y contenidos digitales educativos con la inversión de 13 millones de euros para el 2011. Aunque ya sabemos que en el colegio, las TIC son un reto para los profesores.

Los cohetes son muy atractivos y a los niños les encantan porque tienen mucho de aventura, de magia, de desconocido, de aventuras y de viajes a lugares remotos. En casa hemos jugado a las imitaciones de los personajes que salen por la televisión. La mascota KicoNico de Imaginarium es más que un muñeco porque desde el primer día puede acompañar al bebé para desarrollarle valores humanos positivos.

Nos preparamos para las profesiones del futuro con la sesión de Desarrollador de aplicaciones en el móvil en la Fundación Telefónica. Para eso hay que aprender muchas matemáticas y practicar mucho su lenguaje.

Y eso es todo lo que dio la semana en Peques y Más. Esperamos que os paséis por nuestro blog para descubrir qué novedades se presentan a diario para los mayores de la casa hasta que nos volvamos a ver la próxima semana.




Vigilabebés: saber cuál escoger

Posted: 02 Feb 2011 12:30 AM PST

cyber-bee.jpg

Una vez que ya tenemos claro los tipos de intercomunicadores para bebés que podemos encontrar en el mercado, es inevitable que surjan dudas sobre en qué debemos fijarnos a la hora de comprar el nuestro.

La experiencia previa de otros padres nos puede servir de mucha ayuda, pero siempre debemos tener en cuenta que nuestras necesidades no serán siempre las mismas ni que la experiencia de otros nos puede servir a nosotros.

Así que nada mejor que unas indicaciones sencillas pero claras para saber qué vigilabebés comprar para nosotros.

Aspectos a tener en cuenta sobre el tipo de transmisión

Como ya hemos indicado, en el mercado, aunque los nuevos intercomunicadores ya son de tipo DECT, podemos encontrar todavía modelos analógicos. En ellos es especialmente interesante revisar el número de canales de transmisión con los que cuentan y el alcance de los mismos.

Si tenemos una casa bastante grande o con varios pisos, es vital que el alcance de nuestro modelo cubra con creces la distancia entre habitaciones, y para ello hay que tener en cuenta que la distancia que suele indicar el fabricante es en línea recta y sin obstáculos, así que en caso de necesidad, optemos por el que mayor alcance nos de. Si vivimos en un piso de pocos metros cuadrados habrá otros aspectos en los que fijarse.

vigilabebes_babycall-300x300.jpg

Sobre los canales de transmisión disponibles, cuantos más tengamos en nuestro modelo, más probable es que evitemos las interferencias de otros equipos de casa como la red WiFi o incluso otros vigilabebés de vecinos. Si los canales de transmisión son codificados, muchos mejor pues se reduce el riesgo de interferencias o aumentamos la privacidad.

El sistema de sujección y uso de baterías

Aunque seguramente ya lo habrás pensado, no será la primera vez que unos padres acuden a una tienda a comprar un vigilabebés y cuando llegan a casa han obviado el sistema de enganche del intercomunicador.

89039_4.jpg

Debemos buscar en lo posible un modelo que sea inalámbrico para evitar la instalación de cables por la casa, y que además sea sencillo de instalar en la cuna o una ventana. Hay modelos que vienen con sistema de anclaje bastante estricto sobre dónde poder colocarlo y otros con sistemas más flexibles que serán los ideales. Incluso quedan disimulados como juguetes. Si el que compremos solo se puede colocar sobre una superficie plana poco uso le vamos a dar.

Importante también es conocer la alimentación que podemos usar para el vigilabebés, tanto en el emisor como en el receptor. Actualmente la inmensa mayoría pueden funcionar con alimentación normal (conectados a la red eléctrica) y también con baterías. Esa sería la situación ideal.

Muy relacionado con la forma de alimentación está el aviso luminoso de encendido y apagado. Si podemos, deberemos escoger un modelo en el que una luz nos pueda indicar de forma fehaciente y clara que el intercomunicador está en funcionamiento para no estar continuamente comprobándolo.

Un tipo especial de vigilabebés son aquellos que permiten que con un solo receptor, se puedan usar varias cámaras emisoras, por ejemplo, cuando son varias las habitaciones que queremos tener controladas o accesibles a distancia. Si pensamos que más adelante podríamos tener que usar varios vigilabebés en casa al mismo tiempo, debemos asegurarnos de que el nuestro permitirá añadir solo emisores y recibir todo el sonido y vídeo de los mismos en un solo receptor.

20091231-chicco-baby-control-video-digital-plus.jpg

Precisamente ese receptor debe incorporar algún tipo de ayuda para tenerlo bien asentado en una mesa.

De los más básicos a los más complejos

En la primera clasificación de vigilabebés que hicimos hablamos de los que transmiten solo voz o también vídeos. Esa es una separación muy general, ya que dentro de cada una de estas categorías podemos encontrar modelos con muchas más opciones.

De las más interesantes destacamos la que nos permite que el intercomunicador no esté todo el tiempo activo (algunas marcas los llaman Scan). Así, hay modelos que se activan por la voz, el movimiento o porque nosotros se lo indicamos. Su funcionamiento es muy útil pues estará en silencio hasta que el sistema detecte un movimiento o sonido y entonces comenzará a retransmitir lo que ocurre en la estancia.

baby-cam-pack.jpg

Relacionado con esta opción podemos encontrar modelos que permiten que regulemos el umbral de trabajo del intercomunicador, e incluso indicarle que nos avise con una alarma de que algo ocurre en la habitación que estamos controlando en caso de que nuestro sueño sea muy profundo.

También hay modelos unidireccionales que solo permiten escuchar lo que ocurre en el emisor, frente a los modelos más completos con los que podemos incluso hablarle al bebé o niño.

Los accesorios que acompañan a los vigilabebés, integrados o como extras, es muy valioso tenerlos en cuenta. Por ejemplo, poder activar una luz a distancia o que incorpore una quitamiedos programable puede hacer que tengamos que comprar un accesorio menos para la habitación. Hay modelos hasta con proyector integrado.

Vigilabebés con modo de vídeo

Si hemos optado por un modelo de vigilabebés con vídeo, casi seguro que será un modelo con sistema infrarrojos que nos permite ver en la oscuridad. Si la pantalla del receptor no es de mucha calidad, apenas apreciaremos ruido sobre un fondo negro, así que debemos asegurarnos que la misma es suficientemente grande y de calidad.

En estos modelos con vídeo resulta interesante que podamos recibir esa señal en el televisor o que la pantalla se active solo cuando hay movimiento y así ahorrar batería.

mama-vigilabebes.jpg

Ya casi lo tenemos. El próximo día empezaremos a recomendaros vigilabebés básicos.