Todo para Bebe: Guía de educación sexual para padres de niños pequeños

martes, 30 de noviembre de 2010 |

Todo para Bebe: Guía de educación sexual para padres de niños pequeños


Guía de educación sexual para padres de niños pequeños

Posted: 30 Nov 2010 07:00 AM PST

ed-sexual

Muchas veces los padres nos sentimos desorientados sobre cómo hablar de sexualidad con nuestros hijos. El Ministerio de Educación ha editado una guía de educación sexual para padres de niños pequeños, aunque también para maestros y personas al cuidado de niños, que puede resultar muy útil para saber como abordar este tema.

La guía ‘La educación sexual en la primera infancia’ es un documento que se puede descargar gratuitamente en pdf. Contiene 122 páginas con toda clase de información relacionada con la educación afectivo-sexual de los niños, desde cómo debemos actuar ante estos temas (de forma natural, sin teatros), pasando por la afectividad, la sociabilidad, cómo viven los niños el sexo y los juegos sexuales en la infancia.

Le he echado un vistazo y lo he guardado para imprimir porque me parece importantísimo que los padres estemos lo más preparados posible para orientar a nuestros hijos en el desarrollo de su sexualidad.

La sexualidad está desde el comienzo de nuestras vidas. Si sentamos las bases de una sexualidad sana desde la infancia, estaremos contribuyendo a que sus relaciones personales sean más felices tanto en el presente como en el futuro.

Si tenéis niños de más de seis años, también se han editado dos guías más sobre sexualidad en niños mayores.

Más información | Ministerio de Educación, Cultura y Deporte
Pablito y Virginia: dibujos animados sobre educación sexual para niños




Blogs de papás y mamás (XLIII)

Posted: 30 Nov 2010 04:39 AM PST

blog-de-mamas-y-papas-19.jpg

Hoy, como cada martes, os traemos un repaso con algunos contenidos destacados que hemos podido leer esta semana en los blogs de mamás y papás, en un recorrido por otras miradas y experiencias con bebés y niños.

En Seguir creciendo estos días encontramos un tema que personalmente me apasiona y que intento trasladaros de cuando en cuando en el blog. Se trata del juego infantil, los juegos tradicionales y populares, su importancia en nuestro desarrollo… aportando un par de artículos interesantes al respecto.

De mamás y de papás se detiene sobre un tema que tratamos a menudo en nuestro blog, educar sin pegar. Un recorrido por diferentes visiones al respecto, la normalidad con que aún es visto el castigo físico en nuestro entorno y las evidencias que desaconsejan este maltrato.

¿Sois de esos que arrasaron con media tienda de puericultura al preparar la llegada del bebé? Felizmente atado nos cuenta en ¿Shopping? lo difícil que es hacer las compras para el bebé sin dejarse llevar por la emoción del momento, y enumera una serie de compras absurdas, de esos artículos que acaban olvidados y sin usar. Algunas me resultan familiares…

Mamá coqueta es el blog de una madre que comparte tanto las inquietudes de la maternidad como sus “caprichos cosmético-estéticos”, y estos días nos cuenta con humor cómo de un día para otro se vio con un bebé en brazos sin saber muy bien cómo interactuar. Aunque enseguida llegan ideas para estimular a la nena y pasarlo bien juntas.

Si hay una imagen que ha llamado mi atención en los posts leídos últimamente, sin duda es esta. Marsupina, mamá cangura, nos enseña una preciosa foto que formará parte del calendario 2011 de la Red Canguro. Una bella, cálida y tierna imagen que esconde una historia emotiva y que de alguna manera se ha transmitido a la fotografía.

En Cómo no ser una drama mamá encontramos divertidas reflexiones sobre los consejos de nuestras madres y su influencia en nuestro modo de ser, con reflexoines acerca de la conveniencia o no de seguir esos consejos en nuestra tarea como madres ahora. Con Tu cuarto está manga por hombro encontramos un divertido repaso por el desorden de nuestro cuarto infantil… y de nuestra casa.

Mi mami es logopeda es un blog con “Artículos y reflexiones sobre logopedia,educación y desarrollo infantil… con alguna pincelada propia”. Estos días reivindica los juegos de palmas para niños y niñas, con algunas canciones populares. Para que sigamos con ese bonito juego más allá de cuando son bebés…

Por último tenemos el blog para familias ahorradoras, Yo llego a fin de mes, que en esta ocasión nos da ideas para disfrazar a los niños en Navidad. ¿Existe alguna fecha en que no apetezca divertirse con un disfraz?

Esperemos que este repaso os haya resultado interesante. La semana que viene seguiremos visitando Blogs de papás y mamás para ofreceros una recopilación de lo que más nos llame la atención en la blogosfera dedicada a los pequeños de la casa.

Foto | Flickr – Inferis




Obesidad en niños pequeños: cómo se controla

Posted: 30 Nov 2010 02:00 AM PST

Obesidad en niños pequeños: cómo se controla

La obesidad infantil es un problema creciente y preocupante desde hace unos años. Sin embargo, lejos de solucionarse, los pediatras estamos observando cómo el problema se está haciendo mayor con el paso del tiempo.

En una serie de posts estamos comentando los principales aspectos de este cuadro, con el fin de acercar a cualquier padre y madre (ó persona interesada en este tema) toda la información necesaria que le permita afrontar (mejor prevenir) esta situación.

En este post por fin llegamos a la conclusión de la serie, comentando los principales aspectos relacionados con el control y tratamiento de este cuadro, con el fin de ofrecer una serie de principios que ayuden a enfocar el control de este cuadro, tan importante en los niños pequeños.

En las siguientes líneas comentamos la utilidad de las dietas en la edad infantil, los pilares del tratamiento de la obesidad, el papel de la cirugía, los fármacos.

¿Son útiles las dietas en la obesidad infantil?

El uso de dietas restrictivas (es decir, las que restringen el aporte de calorías) puede ser peligroso ya que los niños necesitan un adecuado aporte energético y nutricional para su desarrollo..

El mayor problema de las dietas es exactamente el mismo que en los adultos, el peso se recupera si no se cambian los hábitos de vida, y se corre el riesgo de que sean deficitarias.

Las dietas suelen reservarse sólo a los casos graves en los que ya existen complicaciones y el niño debe perder peso con cierta rapidez, para reducir el riesgo de dichas complicaciones. En estos casos y de forma más intensa, debe ser el pediatra el que controle todo el proceso.

Cómo controlar la obesidad infantil

El niño debe seguir una dieta normal, completa y variada pero acorde a su edad, junto a la realización de ejercicio moderado. Lo ideal sería conseguir un cambio de hábitos (comer alimentos con más valor nutricional y con más fibra y promover el ejercicio suave, sobre todo basado en la práctica de juegos en equipo o con grupos de niños).

Los niños tienen la ventaja de que al estar creciendo, por lo que su índice de masa corporal (IMC) tiende a normalizarse con el simple hecho de mantener el peso o incluso aumentarlo muy lentamente. Es decir, en muchos casos basta con que el niño juegue más con amigos, de forma que mantenga un adecuado nivel de actividad.

La pérdida de peso debe ser siempre lenta (0,5Kg a la semana como máximo) y se recomiendan objetivos de pérdida de alrededor de un 10% del peso inicial. Con esa pérdida el niño nota una clara mejoría y se puede intentar mantener un tiempo hasta proponer una nueva pérdida.

Es muy importante que el niño entienda que debe comer una cantidad adecuada a su edad y talla, con alimentos ricos en nutrientes (frutas, verduras, carnes y pescados variados y huir de los alimentos preparados y la bollería) y hacer ejercicio acorde con su edad (lo ideal son los deportes en equipo, donde el niño se divierta jugando con sus compañeros).

Esos son los dos pilares del tratamiento de la obesidad. Sin este planteamiento cualquier dieta o abordaje está condenado al fracaso.

Medicamentos y cirugía para la obesidad infantil

La cirugía y los medicamentos anti-obesidad no deberían usarse en general en la edad pediátrica. En casos extremos y en adolescentes se pueden plantear tratamientos farmacológicos con sibutramina ó el orlistat, fármacos con un elevado número de efectos adversos peligrosos y que, en el caso de la sibutramina, además no se recomiendan antes de los 16 años de edad. Otros tratamientos farmacológicos también son de riesgo, y nunca deberían considerarse en niños pequeños.

La cirugía bariátrica sólo se puede plantear en adolescentes y sus riesgos son muy elevados y desconocidos a largo plazo, por lo que nunca es una opción en niños pequeños.

En los casos en los que el origen de la obesidad es un proceso de fondo como un síndrome, el tratamiento será algo más específico, aunque por lo general las recomendaciones nutricionales se aplican igualmente.

Foto | Strocchi | Flicker Licencia CC

En Bebés y Más | Obesidad en niños pequeños: más importante de lo que creemos, Vídeo: obesidad infantil en España




Seis ideas falsas acerca de las vacunas

Posted: 30 Nov 2010 12:00 AM PST

pinchazo

Podríamos sumar a las diez cosas que debemos saber sobre las vacunas las seis ideas falsas extendidas sobre la vacunación, señaladas por los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de los Estados Unidos y que la Organización Mundial de la Salud reproduce en sus páginas para informar a profesionales y padres preocupados por el tema.

Es habitual escuchar opiniones en contra de la vacunación, más o menos argumentadas, y es que cuando los padres sentimos que nos “imponen” algo para la salud de nuestros hijos consideramos que se está produciendo una intromisión.

Y no está mal que los padres no informemos al respecto, y no creamos a ciegas todo lo que nos proponen (en ningún ámbito), aunque tampoco deberíamos caer en ideas falsas que, como vemos, están bastante extendidas en una especie de “rumorología” sin fundamento real.

Por lo que conozco a algunos profesionales de la salud, se produce cierto choque cuando unos padres acuden a la consulta del Pediatra y se oponen a vacunar a su bebé. La confianza entre el médico y la familia se ve menoscabada, creo que en parte porque, en ocasiones, unos y otros se niegan a escuchar sus argumentos.

Esto lo he vivido en mi propia experiencia cuando no hemos puesto ciertas dosis de vacunas no incluidas en el calendario de nuestra Comunidad, y eso que no eran de las “obligatorias”. Afortunadamente, el pediatra es bastante respetuoso aunque eso no me impedía notar su desacuerdo con nuestra decisión.

El objetivo de uno y otro, pediatras y padres, no debería ser convencerse mutuamente, pero sí el especialista está en la obligación de ofrecer una información veraz y completa para que los progenitores puedan adoptar una decisión informada.

También sería sumamente positivo que el pediatra escuchara y tratara de comprender las preocupaciones, temores y creencias de cada paciente acerca de la vacunación y tenerlas en cuenta cuando se disponen a vacunar al paciente.

Sin embargo, parece que hay ciertos argumentos a favor de la vacunación difíciles de rebatir, o, enfocando la cuestión desde el otro ángulo, ciertas ideas en contra de la vacunación fácilmente rebatibles porque se han demostrado que son falsas. Estas ideas suelen ser esgrimidas frecuentemente por quienes están en contra de vacunar a sus hijos o a sí mismos.

efectos adversos vacunas

Seis ideas falsas acerca de las vacunas

  • “Las enfermedades ya habían comenzado a desaparecer” antes de la introducción de las vacunas debido a la mejora de las condiciones higiénico-sanitarias. Si bien es evidente que los avances en dichos ámbitos hicieron que en muchos lugares la incidencia de las enfermedades contra las que hoy nos vacunamos descendiera, ni mucho menos estaban erradicadas ni controladas, un control que sólo llegó tras las campañas de vacunación masivas.
  • “La mayoría de las personas que enferman han sido vacunadas”. Esto puede ser explicado por dos factores. En primer lugar, ninguna vacuna tiene una eficacia del 100%, y por razones relacionadas con las características propias de cada individuo, no todas las personas vacunadas desarrollan inmunidad. En segundo lugar, en muchos países las personas vacunadas son muchas más que las que no han sido vacunadas, por lo que cuando hay una epidemia es fácil que el número de personas enfermas que sí recibieron la vacuna sea mayor. Pero mientras que seguramente la totalidad de no vacunados sí enferma, un número muy bajo de vacunados lo hará.
  • “Existen “lotes defectuosos” de vacunas asociados con un número mayor de incidentes adversos y defunciones que otros”. Los progenitores deben averiguar los números de estos lotes e impedir que sus hijos reciban vacunas pertenecientes a los mismos. Según el Centro de Prevención de Enfermedades, la existencia de un informe de un incidente adverso tras la vacunación no implica que el acontecimiento haya sido causado por la vacuna, sino que puede haber muchos factores relacionados.
  • “Las vacunas ocasionan numerosos efectos secundarios perjudiciales, enfermedades e incluso la muerte, por no mencionar los posibles efectos a largo plazo que ni siquiera se conocen aún”. Ya hemos hablado de los efectos adversos de las vacunas, la mayoría de ellos leves. Antes de administrarlas a nuestros hijos, es conveniente que nos informemos sobre cada vacuna en cuestión, especialmente de los posibles efectos adversos y cómo actuar ante ellos. Pero existen muy pocas pruebas que vinculen la vacunación con problemas de salud permanentes o con fallecimientos. Los acontecimientos más graves son muy poco frecuentes, tanto, que de algunos no es posible evaluar el riesgo de forma exacta. En cuanto a las defunciones que se pueden atribuir de forma plausible a las vacunas son también tan escasas que es difícil evaluar estadísticamente el riesgo. Los expertos en salud aseguran que es mucho más probable que la salud de un niño se vea gravemente afectada por alguna de las enfermedades contra las que previenen que por cualquier vacuna.
  • “En mi país, las enfermedades evitables por vacunación se han eliminado virtualmente, luego no es necesario que vacune a mi hijo”. Ya vimos que la globalización actual, la facilidad para viajar, es otra razón que haría que las enfermedades que sí están presentes en otras partes del mundo se trasladaran con facilidad a nuevos ámbitos si la población no está vacunada. A pesar de que las vacunas hayan reducido la incidencia de la mayoría de las enfermedades evitables por vacunación a niveles muy bajos en la mayoría de los países, algunas de estas enfermedades aún son frecuentes (incluso epidémicas) en otras partes del mundo. Cuantas menos personas vacunadas haya contra la enfermedad,más fácil será que se produzcan contagios.
  • “La administración simultánea a un niño de varias vacunas para enfermedades diferentes aumenta el riesgo de efectos secundarios perjudiciales y puede sobrecargar el sistema inmunitario”. Pero los datos científicos disponibles indican que la vacunación simultánea con vacunas múltiples no ocasiona ningún efecto perjudicial para el sistema inmunitario normal del niño. Se han realizado estudios para analizar los efectos de la administración simultánea de diversas combinaciones de vacunas y éstos han mostrado que las vacunas recomendadas son tan eficaces en combinación como de forma individual y que las combinaciones no aumentan el riesgo de incidentes secundarios adversos.

Volveremos sobre estos puntos más adelante, ideas falsas extendidas acerca de la vacunación que se dan por válidas en muchos ámbitos como argumentos contrarios a las vacunas pero que, como tampoco las ideas que hablan de los beneficios de las vacunas, no deberían aceptarse sin cuestionárselos como verdades absolutas.

Más información | OMS
Fotos | stevendepolo en Flickr-CC y Wikimedia Commons
En Bebés y más | ¿Qué pasaría si dejamos de vacunar a nuestros hijos?, ¿Es obligatorio vacunar a los hijos?




El número ideal de hijos en la actualidad es dos

Posted: 29 Nov 2010 10:00 PM PST

familia-de-dos-hijos.jpg

En alguna ocasión hemos comentado que flota en el ambiente la sensación de que dos es el número de hijos que la gente considera ideal. Cuando tienes un hijo y pasa el tiempo empiezas a recibir mensajes tipo “¿para cuando el segundo?” y, cuando ya lo tienes, los mensajes cambian a “ahora ya está”, “ya habéis cumplido” o incluso “ahora el gato y la familia completa”, que nos dijeron a nosotros una vez.

Esta sensación se confirma con el estudio “Infancia y futuro: nuevas realidades, nuevos retos” de La Caixa, del que ya hablamos hace un par de días, en el que las parejas encuestadas consideraban que lo ideal era tener en torno a 2,13 hijos por pareja.

Esta cifra queda, sin embargo, bastante alejada de lo que sucede en la realidad, puesto que en 2008 la tasa de fertilidad se situó en 1,5 hijos por pareja, dato que nos deja en muy mala situación si pensamos en la importancia de que se produzca un correcto relevo generacional. De hecho, se calcula que, si todo sigue igual, el 35% de nuestra población será mayor de 65 años en 2050 (y yo seré uno de ellos).

El número ideal de hijos años atrás

Volviendo al tema que nos atañe, en 1966 el número ideal de hijos para las parejas españolas era de 3,3 y de 3,1 en 1970. Comparando las cifras que decían cuántos hijos eran lo ideal con las cifras de nacimiento reales se observaba que las mujeres tenían aún más hijos de lo que se consideraba ideal.

En 1975, sin embargo, la tendencia empezaba a cambiar y el ideal de hijos para las mujeres era de 2,83 hijos por pareja (2,66 para los hombres).

Poco a poco la cifra fue descendiendo hasta llegar, en el año 2000, a 2,15 hijos. En la actualidad esta cifra ha aumentado un poco hasta 2,3, sin embargo, contrariamente a lo que sucedía en los años 60, el número de hijos ideal, 2,3 hijos por pareja, es muy superior a las tasas de fertilidad actuales, como hemos comentado antes.

Por qué dos y no tres

En lo personal puedo decir que casi siempre que he hablado acerca del número ideal de hijos la gente ha comentado que 3 era el número ideal (“así no se están todo el día peleando” en caso de ser dos). Esto es bastante lógico ya que, hablar de un ideal no es expresar cuáles son las intenciones reales. Seguro que muchas personas expresan que lo ideal son 3 hijos, pero que probablemente sólo tendrá 1 ó 2 por cuestiones económicas o laborales, o por las dudas de un futuro incierto.

Otra de las razones de no tener un número mayor de hijos y de estar más cerca de los dos que de los tres es que la maternidad es un proyecto de vida que con el salto de generaciones se ha ido atrasando a edades cercanas a la treintena (la mayoría de nosotros podemos decir sin mentir que nuestros padres tuvieron a su primer hijo a la edad en que nosotros aún estábamos acabando una carrera o empezando a trabajar).

Así que, resumiendo, ya lo sabéis, si tenéis intención de tener 3 hijos, es muy probable que recibáis miradas y mensajes de extrañeza (“uff, estáis locos”) así que si queréis formar parte de la mayoría tened dos hijos, dos hijas, o la parejita.

Más información | Obra Social de La Caixa
Foto | Steve Polyak en Flickr
En Bebés y más | ¿Cuántos hijos hay que tener hoy en día?, ¿Cuántos hijos tendríais si tuvierais más dinero?, Encuesta: ¿Cuántos hijos tienes y cuántos desearías tener?