Todo para Bebe: Juegos y cuentos interactivos de la vaca Connie

jueves, 13 de octubre de 2011 |

Todo para Bebe: Juegos y cuentos interactivos de la vaca Connie


Juegos y cuentos interactivos de la vaca Connie

Posted: 13 Oct 2011 03:00 AM PDT

Vaca Connie

La serie “La vaca Connie” es una de las favoritas de los niños pequeños, y a todos nos sorprende por la curiosa composición de sus dibujos animados, a modo de “retales” o mosaicos muy coloridos e infantiles, que van formando sobre todo los fondos y personajes. El sitio oficial de La vaca Connie tiene juegos, cuentos y actividades divertidas para los niños.

No sé si seguirán haciendo estos dibujos animados en los que la simpática vaca Connie vive distintas aventuras junto a sus amigos de la granja y del campo (en Youtube podemos ver algún capítulo). Pero su web es una buena oportunidad para que los peques pasen un buen rato.

La página de la vaca Connie se divide en tres apartados: cuentos, juegos y “Aprender con los padres”. Podemos acceder a ella en castellano, catalán o gallego, y esto es lo que encontramos en cada parte:

  • Los juegos son sencillos y divertidos, y un sonido indicará a los pequeños cuándo lo hacen bien. Para los más grandes (de tres a cinco años) está el juego de las parejas o rompecabezas con imágenes de la tele. Para los más pequeños, a partir de dos años, está el juego de las coincidencias, donde hay que encontrar el mismo personaje en dos sitios diferentes; o la granja, en la que escogiendo a los animales vamos a escuchar su sonido.
  • El cuento interactivo está dividido en seis partes, empezando por la explicación del motivo de la aventura: encontrar un animal que brilla por la noche. En la última pantalla encontraremos la solución. Todos los animales que aparecen, del bosque, de la montaña… explican algún detalle de su vida.
  • La sección de “Aprender con los padres” cuenta con un apartado de manualidades para pintar, recortar y pegar, para los que se necesita la impresora. A mi hija de cuatro años le ha encantado la actividad de reconocer letras y números. Algo más complicada es la actividad para formar palabras, donde los peques escriben nombres de animales y frutas.

Esperamos que paséis un rato divertido junto a vuestros hijos explorando los juegos y los cuentos interactivos de la vaca Connie, un personaje infantil entrañable con una estética que me encanta para los dibujos animados.

Sitio Oficial | La vaca Connie
En Bebés y más | Juegos online de Bob Esponja, Portal educativo Enredarte, arte para todos, Vuelve Caillou




La foto de tu bebé: Almas gemelas

Posted: 13 Oct 2011 01:00 AM PDT

Almas gemelas

Como cada jueves, llegó el momento de publicar las fotos que nos enviais a través de nuestro grupo de flickr en nuestra sección de la foto de tu bebé.

Hoy vemos a Iraia, que el pasado 13 de septiembre cumplía dos añitos, junto a Duque, un perro vecino de Ampuero (Cantabria). A la pequeña encantan los perros, por ello no es de extrañar que esté tan a gusto junto al perrito.

Es una foto que, al estar en blanco y negro, me sugiere cierta sensación de nostalgia, a la vez que curiosidad por saber qué es lo que están mirando los dos pequeños. ¿A vosotros no?

Recordad que podeis enviarnos vuestras fotos a nuestro grupo de flickr y, tras darnos consentimiento, publicar la foto de tu bebé para que le conozcamos todos un poco más.

Foto | andoni3 en Flickr




En España hay y habrá cada vez menos niños

Posted: 12 Oct 2011 11:00 PM PDT

niños futuros

Apareció el viernes de la semana pasada el último estudio del INE (Instituto Nacional de Estadística) titulado Proyección de la Población Española a corto plazo (2011-2021) que nos alerta de la crisis demográfica de nuestro país en la próxima década. Algunos de los datos más contundentes son que a partir del 2019 los fallecimientos superarán a los nacimientos, y que, a partir del año que viene empezará un declive demográfico que conducirá a que en 2021 la población española sea menor que ahora, pasando de los casi 46 millones a los 45,6 millones.

Podemos pensar que en un mundo tan sobrecargado y con tantos recursos explotados al máximo, ver una reducción de población es positivo. Pero hay que analizar a fondo que supone realmente este decrecimiento. En España habrá cada vez menos gente, pero sobre todo, va a haber cada vez menos niños.

Primero, esto es un indicio claro de que la profunda crisis económica ha calado en la sociedad hasta hacerle perder la confianza y la posibilidad de aumentar las familias. Además, la pérdida de muchos trabajadores que llegaron a España en los tiempos de bonanza económica y retornan a sus países al haberse quedado sin posibilidades aqui. Lógico, y sin embargo, estas personas son jóvenes, contribuyeron a la recuperación de la natalidad y sin duda, suponían una fuerza productiva que soportaría las cargas económicas de un Estado cada vez con mayores gastos médicos y sociales derivados, precisamente, del alto porcentaje de personas ancianas.

Y, en segundo lugar y seriamente preocupante, la causa de esta previsión de decrecimiento demográfico, es que cada vez nacen menos niños y cada vez van a nacer menos niños. Una sociedad sin niños, en la que cada vez hay más personas mayores, tiene un problema, pues cada vez habrá menos gente quien produzca, y por tanto, sostenga económicamente y cuide de la población dependiente.

En 2021 habrá casi medio millón de niños menores de cinco años menos que ahora. También habrá muchas menos personas de entre 20 y 40 años, pues ese tramo de edad comprende a los que nacieron en la crisis de natalidad de los 80. Por el contrario, la tasa de dependencia subirá del 48% del 2000 al 57% debido, sobre todo, a que habrá aproximadamente un incremento notable de la población mayor de 64 años, que pasará de un 20 a un 34%.

Nuestros jóvenes actuales tendrán que sostener a cada vez más personas mayores, y producir lo suficiente para que ese 57% de la población dependiente pueda mantener una vida digna. Y cada vez los niños serán menos comunes en nuestras, en el futuro, si la tendencia no cambiase, podríamos llegara un panorama nada feliz, pues, considerémoslo, si cada vez hay y nacen menos niños, si no se implementan medidas que nos hagan salir de la crisis económica y, a la vez, incentiven la natalidad: ¿que pasará dentro de 30 años, cuando los niños que nazcan ahora sean adultos?

Justamente esta semana he estado dando clase sobre las causas de la caida del Imperio Romano y una fundamental era su fragilidad demográfica. Por otro lado, un crecimiento malthusiano solo nos llevaría a agotar los recursos si no cambiamos los métodos para conseguirlos. ¿Qué futuro espera a nuestros niños?

Una cosa parece evidente, si la tendencia no cambia de forma radical, cada vez hay y habrá menos niños en España. ¿Eso es bueno o malo para ellos?

Via | INE
En Bebés y más | Baja la natalidad y aumenta la edad de ser madre, La tasa de natalidad de 2010 bajó igualándose con las cifras de 2003




¿Qué tipo de parto te tranquiliza más?

Posted: 12 Oct 2011 09:00 PM PDT

tras-parir.jpg

Una de mis compañeras de trabajo me dijo una vez: "si algún día me quedo embarazada, que me duerman y me lo saquen", del miedo absoluto que tenía (y supongo que sigue teniendo) a dar a luz.

De un tiempo a esta parte los protocolos de los hospitales están cambiando en pro de ofrecer a las mujeres más poder de decisión, más protagonismo en el parto, más libertad de movimientos, más intimidad, un ambiente más relajado y más tiempo para que ella vaya haciendo, sin tanto control como antaño.

Esto es por lo que se ha luchado durante muchos años con los planes de parto y con los profesionales que se rebelaban contra el sistema. Sin embargo, al cambiar los protocolos, algunas mujeres, como mi amiga, quedan en una situación complicada: "¿no decías que te daba miedo el parto? Pues venga, que lo vas a hacer tú solita".

Y es que hay mujeres cuyo tipo de parto tranquilo no es aquel en el que ella lo hace todo, sino aquel en el que los profesionales están encima controlándolo todo (si puede ser).

“A mí es que me tranquiliza más el parto medicalizado”

Es posible (y es lógico y normal) que haya mujeres a las que les tranquilizaría que alguien les dijera: "no se preocupe, que aquí atendemos los partos como se ha hecho siempre: usted se tumba y nosotros la monitorizamos y controlamos todo el proceso". Algo así como "bienvenida, déjenoslo a nosotros, que nos encargamos de todo".

Con un parto de este tipo se intentan controlar todas las variables, que no quiere decir que se tengan bajo control, porque como sabemos una excesiva instrumentalización puede generar algunos problemas en el proceso del parto, y se suele conseguir un parto sin dolor (por la epidural), pero con mayor riesgo de episiotomía y cesárea.

“A mí es que me tranquiliza más un parto poco intervenido”

La otra opción, la "moderna" (entrecomillo porque no es que sea moderna, sino que es echar un pasito atrás necesario en la evolución de la atención al parto), es la que tranquiliza a todas aquellas mujeres que quieren vivir su parto, que quieren un mayor protagonismo y que buscan una atención que provoque menos riesgos tanto para ella como para el bebé.

Este tipo de partos son más dolorosos (si no se utiliza la epidural), se vive el embarazo con esa incertidumbre de si dolerá mucho o no y con la duda de "si podré con ello". Sin embargo las probabilidades de dar a luz de manera espontánea son mayores y las sensaciones tras dar a luz suelen ser diferentes: no es lo mismo conseguir algo con el esfuerzo que conseguirlo por manos de otro.

Cada madre que elija el tipo de parto que más le conviene

Ahora mismo estamos en un momento en el que una mujer puede elegir (bien, no es del todo cierto, porque todavía hay muchos hospitales más cerca del intervencionismo que del parto menos controlado), así que, si quiere un tipo de parto, sea cual sea, que lo diga.

Hace ya unos años que algunas madres utilizan el llamado plan de parto para definir, de inicio, qué tipo de parto quieren vivir. Lo usual es que se redacte un plan de parto para solicitar cosas que no se suelen hacer en un hospital, pese a que se recomiendan por la OMS y otros organismos oficiales: no quiero que me rasuren, no quiero que me pongan un enema, quiero libertad de movimientos, quiero parir en la posición en que me encuentre más cómoda, etc.

Sin embargo un plan de parto puede ser perfectamente uno en el que se pida todo lo contrario: quiero que me pongan la epidural en cuanto sea posible, quiero que me pongan un enema, quiero parir tumbada, etc., y considero que tanto el uno como el otro es muy útil para los profesionales que deben atender el parto, porque así saben de antemano cuáles son los deseos de cada madre.

Es como cuando vas al pediatra y, si eres madre de las que prefiere no medicar, le dices: "mire, si no es necesario, prefiero no darle nada". Digo “le dices” porque si no lo haces los pediatras actúan por inercia: dando a casi todos los niños algo de medicación aunque no sea del todo necesaria, simplemente para no tener que andar dando explicaciones porque no tienen ni tiempo, ni muchas veces ganas de darlas (los pediatras de mi CAP se van a casa a veces habiendo visto más de 45 niños).

Pues eso, si un profesional que tiene que atenderte sabe cuáles son tus inquietudes, se posicionará en base a ellas a la hora de atenderte y ello puede ayudar a que te sientas mejor. Ahora bien, la elección es ahora más o menos posible porque nos encontramos en un momento de cambio.

Muchos profesionales están asumiendo ya los nuevos protocolos e intentan, por el bien de la madre y el niño, que el parto sea poco intervenido y muchos profesionales siguen aún aplicando el modelo de parto controlado, dando lugar a la opción de escoger. Dentro de unos años, cuando los protocolos estén totalmente instaurados, es posible que los profesionales no den tanta libertad de decisión y simplemente digan: “señora, usted es capaz de hacerlo. Nosotros estaremos con usted, por si acaso, pero parir es cosa suya”.

Volviendo al tema: ¿qué parto te tranquiliza más?

Foto | Raphael Goetter en Flickr
En Bebés y más | Parto natural frente a parto “preparado”, El 70% de las embarazadas que piden un parto natural acaban cambiando de opinión, El parto natural ya es una tendencia en los hospitales españoles